La Banca Externa Sera Bienvenida


Publicado el 23/Julio/1999 | 00:00

Quito. 23 jul 99. Las últimas informaciones sobre el Banco del
Progreso revelan cifras bastante disímiles de los informes de la
Superintendencia de Bancos y de los de Deloitte & Touche. ¿Cómo
interpretar esta dispariddad sobre una misma entidad y en la
misma situación?

La auditoría de Deloitte fue especial, y fue dispuesta por la
Junta Bancaria: tomó una muestra mayor que la que tomó la
auditoría realizada por la Intendencia de Bancos de Guayaquil,
esa es toda la diferencia. Si se extrapola, se llegará
exactamente a las mismas conclusiones.

¿No hay, en primera instancia, un serio problema de control?

No hay contradicción.

El patrimonio es positivo en el caso del informe de la
Superintendencia, y en el de Deloitte hay una alta deficiencia.

¿Esa gran diferencia es solo por la muestra?

Habría que mirar eso con más en detalle pero contradicciones no
existen, simple y llanamente Deloitte hace una auditoría más
completa. Obviamente, la auditoría hecha por la Superintendencia
confirma muchísimos aspectos que encontró Deloitte, tal es así
que en el proceso penal (en contra de Fernando Aspiazu) se
adjuntan las 2 auditorías.

¿La Superintendencia ha sido categórica en sus mensajes al
sistema, es el mismo esquema en que se va a manejar cuando
lleguemos al fin de mes y tengamos que conocer públicamente todos
los balances de los bancos?

Sin duda, obviamente, necesito la nueva ley, porque la actual no
me permite revelar las cifras. En el caso del Progreso lo
hicimos, porque entró en saneamiento, por lo que la información
no está sujeta a reserva. He dicho varias veces: quiero decirle
la verdad al país sobre la situación del sistema financiero. Es
la única manera de recuperar la credibilidad. Por supuesto, no
hacer revelaciones que escandalicen, no voy a prestarme para
ello, pero sí para la verdad fiel.

¿El pedido a los bancos, de que hagan fideicomisos en favor de
sus clientes está confirmado?

El Congreso me pidió que solicite a quienes tengan más de 6 por
ciento del capital de un banco, que establezcan fideicomisos para
garantizar a los depositantes y que ponga órdenes de arraigo.
Contesté que no tengo la facultad legal para hacerlo pero que me
parecía que la resolución del Congreso, si bien no tenía una
fuerza legal, tenía una fuerza moral, ética. Me permití trasladar
la resolución a todos los banqueros (el 14 de julio de 1999) y
decirles que habría que proceder con actitudes como esta. Si lo
hacen de forma, obviamente, voluntaria, significaría sentar un
precedente de que las cosas se hacen con absoluta transparencia.

¿Ha tenido respuestas?

Hasta el momento ninguna. Ahora, si bien el país demanda esa
resolución, también podría constituirse en un obstáculo a la
inversión extranjera en la banca. Ningún extranjero va a venir
al país a invertir más del 6 por ciento en capital del sistema
si tiene esa obligación. Hay que conciliar lo ético con lo
práctico y con la necesidad del país y la banca de fortalecerse
patrimonialmente vía inversión extrajera. Dentro de la
globalización también entra la banca y necesitamos esa inversión
porque los bancos locales no tienen la fortaleza como para
contribuir al desarrollo del país. Cuando hay que desarrollar un
proyecto de interés nacional hay que recurrir, generalmente, a
la banca extranjera, entonces hay que favorecer, estimular y
promover y lo vamos hacer, a la banca extranjera de primer nivel.

¿No podría reclamar la banca interna un trato discriminatorio?

Por eso hay que meditar mucho sobre ello. Podría aplicarse para
participaciones accionariales bastante mayores a 6 por ciento,
tratándose de bancos de un dueño, porque en bancos de capital
abierto hay muchos accionistas y, generalmente, tienen buenas
auditorías, buenos controles internos, no se genera fácilmente
el crédito vinculado. Es decir, el manejo de los recursos
públicos es mucho más celoso.

Se le atacó por ser beneficiario del sistema financiero con
créditos que bordean los 12 mil millones de sucres. ¿Usted ha
pedido que la Fiscal levante el sigilo de las cuentas bancarias?

Ayer le mandé una carta a la Fiscal autorizándola a que chequee
todas mis cuentas y, cuando me posesioné como Superintendente,
hice mi declaración de bienes ante la Contraloría, o sea que
quienquiera puede ir a la Contraloría y mirarlos. Cuando se hace
la declaración de bienes, por mandato constitucional, se autoriza
el levantamiento de todas las cuentas. Es decir, esa autorización
está dada desde que yo me posesioné. No obstante, reiteré a la
Fiscal a que lo haga.

¿Por qué cree que se le ataca justo cuando tiene que tomar
decisiones firmes y radicales?

No quiero entrar en esa consideración. Mi misión es el
saneamiento del sistema y no quiero que mi autoridad se vea
menoscabada en un debate político sin sentido. Soy deudor del
sistema financiero, debo más que eso desde hace un tiempo, no
ahora. y esa deuda está suficientemente garantizada. Nunca he
estado en mora, y no porque sea un mérito, pero en Ecuador, estar
en mora no se ve como delito. Soy bananero y tengo una plantación
de caña pero con todas las garantías. Decidí, desde que soy
Superintendente, no prestar un centavo más por un acto de
delicadeza, a pesar de que podría hacerlo con autorización del
Directorio del Central.

¿Pero no lo hará?

No. Solo, de ser necesario, renovaré alguna operación. Primero,
no me avergüenzo de mi deuda; segundo, mi conciencia no la vendo
por ningún valor; tercero, habría que poner en la
Superintendencia una persona que no entienda nada, que no sepa
nada, que no tenga vinculación con nadie, que nunca haya hecho
nada, y yo no soy esa persona. Así que, mi deuda no me inhabilita
ni impide nada.

¿Cuándo se presentan las auditorías de los banco extranjeros?

Mañana (hoy) se reciben los informes, entran a revisión y la idea
es hacer el anuncio simultáneamente con los resultados de la
auditoría de toda la banca.

¿Cumplieron la entrega de planes de capitalización los bancos con
problemas de patrimonio?

Sí. Estamos evaluándolos.

¿Qué se anunciará el 30?

Qué bancos siguen operativos, cuáles son sujetos a programas de
capitalización, cuáles no han superado la auditoría y que, por
tanto, pasarán al sector público. La idea es que a estos se los
venda lo más pronto posible.

¿También las fusiones?

La primera etapa define los bancos viables y no viables. Luego
viene el fortalecimiento del sector, promoviendo fusiones
consolidaciones y sobre todo, la inversión extranjera en el
sistema, con bancos de primera.

¿Qué papel juegan asesores como el argentino Eugenio Pendás?

Es jefe de los consultores internacionales. Revisa las auditorías
y los descargos que los bancos presentaron en 3 oportunidades.

¿Terminaron estas reuniones?

Están por concluir. El afán es que las decisiones sean justas,
que no haya situaciones inequitativas ni de discriminación.

Saneamiento con apertura al capital

Usted dice que una de las opciones para fortalecer a la banca
sería abriendo el sector al capital extranjero. ¿Cuál será la vía
para el ingreso de la banca extranjera: compras, fusiones,
absorciones?

Cualquiera que, el momento dado, sea necesaria. Las autoridades
daremos todas las ventajas y facilidades. Si la vía son las
fusiones o las compras de bancos, en la práctica será
virtualmente lo mismo; no pondremos barreras. Es más, formulo una
invitación a los inversionistas extranjeros y a la banca
extranjera de primer nivel para que vengan al país y confíe en
nosotros, pues necesitamos de su concurso.

¿Con la legislación ya es vigente es suficiente?

Sí, es suficiente, aunque reconozco que hace falta más seguridad
jurídica, que es otra cosa. Nosotros, como autoridades bancarias,
estamos dispuestos a hacer respetar las leyes y a tener una línea
muy clara y directa para que la gente sepa cuáles son las reglas
de juego. Pero no puedo negar que necesitamos un entorno
económico favorable.

¿Pero qué se hace, exactamente, en ese sentido?

En los próximos días la imagen del país cambiará, al igual que
la percepción de la gente, su estado de ánimo. Esto, una vez que
se firme la carta de intención con el FMI, que ojalá sea pronto.
Eso será importante, tanto como la presentación al país un plan
de reactivación económica, que está listo y que ojalá podamos
presentarlo el mismo día en que se anuncia las auditorías, es
decir, el próximo 30 de julio.

¿Sigue firme la propuesta del FMI por USD 500 millones para el
fortalecimiento bancario?

Claro. Y puedo anticipar que esos USD 500 millones -que serán
para capitalizar a las instituciones financieras, porque esa la
condición del FMI-, tienen que terminar en el sector productivo.
O sea, la banca los recibirá y luego los trasladará,
probablemente vía CFN, al aparato productivo del país.

¿Están creados los mecanismos para ese efecto?

Están totalmente terminados, es cuestión de ponerlo en práctica
y de anunciarlo, pero claro, para eso el Gobierno tiene que
firmar la carta con el FMI.Porque aunque no nos guste, es muy
difícil manejarse sin el apoyo del FMI; eso es muy difícil.

Un escenario hipotético: si, por cualquier motivo, no se firma
la carta de intención con el FMI, o se firma después de
anunciarse el saneamiento de la banca, ¿qué pasará con el proceso
en sí?

Tendremos que seguir adelante. Lo que ocurriría en ese caso es
que el proceso de fortalecimiento del sistema financiero tomaría
un tiempo más, pero no puedo asumir que no vayamos a encontrar
una solución al problema, porque este proceso no es una foto, es
una película que hay que mirarla. La crisis no es eterna,
terminará. Y si hay problemas al diferir el tema, algún momento
tendremos que concretar con el FMI. El que diga lo contrario está
perdido.

Entonces habría un problema de tiempos, ¿pero que pasaría con el
tema del financiamiento?

No habría aplazamiento en la definición del problema. Me refiero
es que quizá podría diferirse un poquito hasta que se concrete
las condiciones necesarias para que Ecuador reciba los recursos
que necesita para la reactivación del sector financiero, que a
la postre es la reactivación del sector productivo.

Respecto al Banco del Progreso, desde el punto de vista legal
Fernando Aspiazu está detenido por cuestiones tributarias. ¿La
Superintendencia de Bancos ejercerá alguna acción legal sobre él?

Claro, me presenté como parte en el proceso y he pedido la
sindicación y que se dicte su orden de prisión. Impulsamos el
proceso que tiene alrededor de 110 cuerpos. La jueza estudia para
decidir. Acusamos a Aspiazu de la comisión de algunos actos
irregulares, como el otorgamiento de créditos vinculados por
encima de los límites legales. Básicamente, esa es la figura y
corresponderá a los jueces tipificar en su momento cuál es el
delito que ha cometido. Mi deber es aportar al proceso elementos
de juicio, por eso adjunté al escrito el informe de Deloitte &
Touche y el informe de la Superintendencia de Bancos.

La Superintendencia de Bancos detectó que el B. del Progreso
registró en sus cuentas inversiones en bonos Brady superiores a
180 millones de dólares. ¿Es verdad que luego esas cuentas se
evaporaron?

Estamos investigando eso. En efecto, aparentemente había un
fideicomiso en donde había deuda externa -bonos Brady-, pero no
quiero afirmarlo hasta no tener el resultado completo de la
investigación. No quisiera ni siquiera mencionar el monto pero
se trata de un valor importante. En los próximos días, una vez
que tengamos detalles, lo daremos a conocer. (Texto tomado de El
Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.