Gobernador fue asesinado


Publicado el 23/Diciembre/2009 | 00:04

Colombia



BOGOTÁ. Las autoridades colombianas hallaron ayer sin vida a Luis Francisco Cuéllar, gobernador del departamento suroccidental del Caquetá que fue secuestrado el lunes por presuntos rebeldes de las FARC, informaron las autoridades regionales.

El cadáver, tiroteado y rodeado de explosivos, fue encontrado en Sebastopol, zona rural cercana a Florencia, la capital del Caquetá, precisó el secretario de Gobierno de la región, Edilberto Ramón Endo, a la radio RCN.

"Efectivamente, corresponde al señor gobernador", declaró Endo, quien atribuyó el informe sobre el trágico desenlace a una "fuente primaria" en la zona de los hechos. El funcionario eludió informar de las circunstancias de la muerte y de las condiciones en las que fue hallado el cadáver de Cuéllar.

"Simplemente, se me ha confirmado la muerte del mandatario", puntualizó Endo, quien indicó que las autoridades correspondientes avanzan en las diligencias legales de levantamiento del cadáver.

El hallazgo del cadáver "fue reportado por campesinos del sector, cerca del lugar donde fue hallado el vehículo incinerado en el que fue secuestrado Cuéllar", refirió el diario El Tiempo en su página de internet.

Cuéllar, ganadero y que ayer cumplía 69 años, fue secuestrado anoche por presuntos rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que irrumpieron en su domicilio de Florencia, distante unos 562 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Un policía del servicio de escoltas del gobernador murió en el asalto de los guerrilleros, que sacaron a Cuéllar a la fuerza de su casa y lo subieron a una camioneta, en la que huyeron hacia la zona montañosa cercana a la ciudad.

El vehículo fue encontrado a primera hora de ayer incendiado en la zona rural por la que se internaron los insurgentes con el cautivo.

El secuestro fue el quinto de Cuéllar a manos de la misma guerrilla desde 1987, según recordaron hoy sus familiares en Florencia.

El desenlace de este caso se confirmó horas después de que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, ordenara a la Fuerzas Militares que rescataran a Cuéllar y a los otros ciudadanos hechos cautivos por las FARC.

Este es el secuestro más grave ocurrido desde que Uribe asumió la presidencia en agosto de 2002 y lanzó su política de mano dura contra las guerrillas, informaron los medios. (EFE-AFP)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.