Ecuador Las Marchas Sin Convocatoria


Publicado el 06/Febrero/1998 | 00:00

Quito. 6 feb 98. Con marchas de escasa convocatoria en Quito,
Cuenca, Guayaquil e Ibarra se festejó el aniversario para
recordar la caída de Bucaram y también para protestar en
contra del Gobierno interino.

Los trabajadores y estudiantes agrupados en el FUT, UGTE, MPD
y FESE insistieron en estos puntos: sanción a los involucrados
en los actos de corrupción por el ingresos de contenedores de
ropa usada; la eliminación de las cuentas de Gastos Reservados
de la Presidencia y un balance auditado de la utilización de
las cuentas en la administración del ministro de Gobierno,
César Verduga; la eliminación de medidas de ajuste económico
progresivas como es la indexación de los precios de los
combustibles en relación al dólar; la vigencia de los
subsidios del gas y la electricidad. El dirigente Wilson
Becerra, presidente de turno del Frente Unitario de
Trabajadores (FUT), calificó de exitosa la campaña de protesta
y no descartó que se intensifiquen las marchas en los
siguientes días.

Mientras tanto, en el Palacio Nacional Fabián Alarcón mantenía
una reunión de Gabinete con el fin de analizar las acciones
que se cumplen para enfrentar las graves consecuencias que
ocasiona el fenómeno de El Niño. Pero, además, también se
dieron tiempo para hacer una evaluación de lo que aconteció
este 5 de febrero en el país.

La reunión de Gabinete se inició a las 12h30. A las 15h45
hicieron una pausa para almorzar y luego reanudaron el
trabajo. El ministro de Comunicación, Pedro Saad, reconoció
que las marchas no solo fueron para recordar el fin del
régimen bucaramista sino que también protestan por las
acciones del actual Gobierno. El Presidente de la República
agradeció a los ecuatorianos por "su respaldo" y pidió por el
bien del país seguir en la misma línea. Wilson Merino,
secretario de la Administración, reconoció que el día de ayer
fue pacífico, "a momentos alterado por pequeños grupos
sindicales que intentaron cambiar el orden".

Pero los partidarios del Gobierno también protagonizaron su
propia marcha: alrededor de 1.500 personas apoyaron a Alarcón.
Partieron desde el Congreso hasta el viejo parque de El
Arbolito, El Ejido, portando banderas y pancartas del
FRA-2-14. Esta marcha se organizó pasadas las 17h00.

Los partidos y movimientos agrupados en la Convergencia
Democrática asimismo rechazaron los supuestos actos de
corrupción del actual Gobierno y señalaron que la Asamblea no
puede dar la espalda a los problemas más graves del país. El
comunicado de Convergencia estuvo firmado por la ID, Partido
Socialista, Ciudadanos Nuevo País, Pachakutik, Cedoc-Cut,
Conaie, Mujeres por la Democracia. En Quito se registraron dos
marchas grandes: la una se realizó al mediodía. El centro de
las protestas -la mayor parte pacíficas- fue el entorno de la
Plaza Grande y el Palacio de Carondelet. La 10 de agosto y
calle Guayaquil se convirtieron en el eje de las
manifestaciones en un "aniversario combativo y contra la
corrupción", las consignas más escuchadas. Se calcula que
alrededor de 5 mil personas estuvieron en las calles desde las
10h00 hasta las 14h00. A partir de las 16h30 cerca de 2 mil
sindicalistas agrupados en el FUT, el MPD y UGTE salieron
desde el local de la Ceols, El Ejido, hacia el Parque de la
Independencia que estaba resguardado.

En Cuenca, 7.000 personas de las organizaciones de
trabajadores, municipales, mujeres y campesinos marcharon en
la ciudad. El transporte interprovincial y urbano fue
suspendido, aunque las vías estaba habilitadas.

La protesta en Guayaquil fue de menor escala y la
protagonizaron 300 manifestantes, en su mayoría integrantes
del Movimiento Popular Democrático.

La marcha culminó frente a la Gobernación donde explotó una
bomba llamada "tumba casa", que destrozó un parabrisas de un
automotor.

En Ibarra hubo dos detenidos, dos de ellos menores de edad,
quienes se infiltraron en una manifestación estudiantil. En
Chimborazo, los indígenas cerraron las carreteras. En el
cantón El Empalme, provincia del Guayas, la Fuerza Pública
acordonó la Municipalidad para impedir una protesta que estaba
prevista por la mañana.

El balance policial: hasta el momento se han reportado 26
detenidos en todo el país: 8 en Pichincha, 6 en Loja, 3 en
Imbabura, 9 en Guayas. Dos heridos: Dayra Sánchez, en Quito, y
el policía Segundo Viteri. A las 17h50 explotó un taco de
dinamita que destrozó los ventanales del Banco la Previsora,
que está localizado en el centro de Quito.

GUAYAQUIL * El PRE convocó a su militancia para respaldar a
Bucaram, pero no tuvo respuesta en la sede del Puerto
principal.

La protesta fue a medio gas. 300 manifestantes, en su mayoría
integrantes del Movimiento Popular Democrático, recurrieron a
la violencia. La Policía estuvo ausente.

Marcha: los parabrisas fueron el blanco

Redacción Guayaquil

La manifestación simbólica del "5 de Febrero" se convirtió en
una oportunidad para la violencia en las calles de Guayaquil.

Puertas de vidrio destrozadas en almacenes, automóviles
maltratados, parabrisas rotos, fueron los sucesos más
importantes del recorrido de más de dos horas de unas 300
personas que se agruparon rechazando la administración de
Fabián Alarcón.

Lo repudiable fue que ocho miembros del grupo de protestantes
pertenecientes en su mayoría al Movimiento Popular Democrático
(MPD), armados con piedras, palos y fierros, amenazaron con
romper las puertas de vidrio y las vitrinas de los locales
comerciales ubicados a lo largo de las calles Santa Elena y
Clemente Ballén.

El método de los protestantes se basó en un anuncio de que
cierren las puertas o de lo contrario las rompían. Una de los
perjudicadas fue la sucursal del Banco del Pacífico.

La violencia de los protestantes originó que más de 300
locales comerciales -pequeños y grandes- acaten el pedido. Sin
embargo, los manifestantes recurrieron a la violencia y
rompieron más de seis parabrisas de otros tantos vehículos.

La marcha fue liderada por los dirigentes del MPD, Jaime
Hurtado y Aracely Moreno, y culminó frente a la Gobernación.
Ahí explotó una bomba llamada "tumba casa", que originó la
explosión de un parabrisas de un automotor de placas JLP-125.

Durante el trayecto no hubo miembros de la Policía Nacional.

En otro sector del escenario se reunieron militantes del
Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) recordando la -para
ellos- ilegal destitución del ex mandatario Abdalá Bucaram,
según sus versiones.

Pero esa convocatoria no alcanzó la dimensión que le
pretendieron dar a través de la estación radial Guayaquil
-propiedad de Bucaram y Alfredo Adum- con mensajes de rechazo
a la administración actual desde las primeras horas del día de
ayer.

La radio abrió sus micrófonos para sus oyentes hasta las 23h00
-según el anuncio de uno de sus locutores- en señal de
protesta por la destitución de Bucaram en 1997.

En los bajos de la sede del PRE se reunieron más de 200
personas lanzando vivas a su líder, pero luego se dispersaron
por las calles Urdaneta, Escobedo y Baquerizo Moreno.

Mientras tanto, el gobernador, Rafael Guerrero Valenzuela, se
negó a dialogar con los periodistas. En eso fue enérgico, pero
dubitativo a la hora de explicar sus razones.

A periodistas de varios medios que esperaban un balance
oficial de las primeras horas de las manifestaciones
callejeras, les dijo: "yo no hablo con ustedes... me han
tratado mal, estoy resentido".

A la pregunta de cuáles eran las razones, a eso de las 12h45,
dijo que tenía que ver con una marcha que llegó hasta las
puertas de la Gobernación y que lanzó injurias contra su
persona. La organizaba el Colegio de Periodistas del Guayas.

Comentario

La izquierda reaccionaria

Los sindicatos, la UNE, el MPD... volvieron a medirse ayer
ante la opinión. Y volvieron a sufrir un revés. Su capacidad
de movilización no solo es escasa: es nacionalmente escasa. Lo
cual les envía a los dirigentes sociales -otra vez- un mensaje
de reprobación sobre su visión, sus métodos y sus consignas.

Esos dirigentes siguen pensando que basta con que haya pobres
para tener la razón. No admiten que si la realidad (no la de
los pobres sino las dinámicas nacionales y mundiales) ha
cambiado, las rejillas de análisis y de lectura deben cambiar.
Así como las estrategias para poder incidir favorablemente en
el mejoramiento de la calidad de vida; la de los más pobres
sobre todo.

Esa izquierda se comporta como guardiana del templo donde
reposan las verdades absolutas. Su única defensa es satanizar
todo aquello que se sale del marco de sus referencias. El
liberalismo, en un caso; el neoliberalismo en el otro; la
modernización o la globalización últimamente... Es como si esa
izquierda hubiera decidido que para existir solo hay un
método: atrincherarse. En el fondo, la izquierda sigue
teniendo una relación teológica con la realidad. Es decir,
teñida de maniqueísmo (bueno-malo; blanco-negro), de
excomuniones, de lecturas primarias y fidelidades absurdas.

Así la izquierda niega lo que reclama como base de su
identidad: las ideas progresistas, la innovación, la alianza
modernización-justicia social... Si esa izquierda no moviliza
es porque le ha dado la espalda al futuro y se ha convertido
en adoradora de pesos muertos y de utopías que se han revelado
imposibles. Es porque ha desertado el terreno de la
imaginación para refugiarse en tesis que, además de vetustas,
lucen agotadas.

La izquierda ha perdido su eco no porque haya menos pobres: es
porque hasta los más pobres intuyen que con esos discursos ya
no se puede enfrentar una cotidianidad que les es adversa. Esa
izquierda ignora el Internet porque cree que la alta
tecnología es un truco del "imperialismo". En el fondo, siguen
ignorando el impacto de la caída del muro de Berlín y creen
que basta con satanizar el fenómeno de la globalización para
que desaparezca.

Esa izquierda tampoco ha sido valiente. Tampoco ella ha
preparado las mentalidades para vivir en un mundo tan mutante
que no cabe en una visión tan lapidaria como la del MPD. Y ha
sido tan demagógica como los populistas y tan irresponsable
como esas elites de derecha que han cultivado con esmero la
desidia. Así, esa famosa izquierda que acarician algunos
intelectuales con anhelos presidenciales, perdió el aliento:
es una fuerza reaccionaria. Pero esa izquierda seguirá
diciendo que las manifestaciones de ayer fueron exitosas...

en breve

* 8 ESTUDIANTES DETENIDOS EN QUITO *

Ellos fueron detenidos en distintas partes. También se reportó
dos heridos: el policía Segundo Viteri y la estudiante Daira
Sánchez, por una bomba lacrimógena, en las calles Tarqui y
Estrada. Además explotó un taco de dinamita en el centro de la
ciudad. Solo hubo destrozos materiales.

* PACHAKUTIK CONTRA MAHUAD *

Los dirigentes del FUT criticaron al alcalde Jamil Mahuad por
haber llamado -según ellos- día festivo al 5 de febrero, "eso
solo aleja la atención de los problemas de corrupción
creciente".

* OBSTRUCCION VIAL EN EL NORTE *

Los trabajadores de la zona industrial de El Inca cerraron la
vía en las avenidas 6 de Diciembre y Granados. El MPD y la UNE
escogieron las afueras del IESS para su concentración, sin
disturbios.

* EL TROLE PARO EL SERVICIO *

Las manifestaciones alteraron el tránsito en las principales
vías quiteñas: Avdas. 10 de Agosto y Maldonado, calles
Guayaquil y Montúfar. El Trole suspendió el servicio a las
09h30 y se reactivó a las 16h00. El transporte urbano funcionó
bien en la mañana, a partir de las 13h00 bajó notoriamente.

* LOS EMPLEADOS PUBLICOS TRABAJARON *

Las oficinas estatales funcionaron con normalidad en Quito. La
Dirección de Educación trabajó a puerta cerrada, pero
normalmente. Las dependencias del Ministerio de Salud, así
como del IESS también abrieron sus puertas. No hubo mayores
dificultades para la asistencia del personal.

* PRISION PARA UN REPORTERO EN GUAYAS *

El Gobernador acusó a los comunicadores del Puerto de
malinterpretarlo y atacarle. La marcha de un grupo del Colegio
de Periodistas, encabezado por el Presidente del gremio, le
molestó, tanto que ordenó la prisión del reportero de radio
Caravana, Franklin Morán, a quien lo acusó de proferir
insultos: gritaba "abajo Rafael...". Reporteros que cubrían el
acto aseguraron que la frase era "intégrate Rafael". Hay 8
detenidos más.

* SEIS APRESADOS EN LOJA *

Así como en Quito, en el resto del país las medidas de
protesta anunciadas por los diferentes sectores sociales no
tuvieron mucho eco. Sin embargo, en la ciudad de Loja, cuatro
estudiantes fueron detenidos por tratar de atentar en contra
de la propiedad privada y pública. La Policía no dio mayores
detalles del hecho.

* IBARRA: DELINCUENTES EN LAS CALLES *

La Policía se mantuvo cerca de los manifestantes, solo actuó
para detener a tres jóvenes -dos menores de edad- que pedían
dinero a los vehículos en el sector de El Ejido de Ibarra.
Según informe de la Policía, se trataba de delincuentes, el
mayor de edad tiene ficha en la OID de Imbabura.

* TRABAJADORES EN CUATRO SITIOS *

Los trabajadores de la fábrica Alejandrina protestaron contra
del Gobierno: unos 30 en la Panamericana, cerca de Guajaló y
otros en el local de las calles Cap. Ramos y Camacho, al norte
de Quito. En la Avda. 10 de Agosto y Riofrío unos 50 de la
CEOLS se apoderaron del sector; y, en la Avda. 6 de Diciembre
y Veintimilla 80 trabajadores del Ministerio de Obras Públicas
también salieron.

QUITO * El Centro Histórico fue el principal lugar de
conflicto. El Gabinete sesionó en un Palacio cercado de
policías y en medio de gas.

Los cercos policiales, gases lacrimógenos y gritos contra los
escándalos de corrupción del Interinazgo marcaron las
protestas. Salvo en el centro, la ciudad estuvo en paz.

El Gabinete desestimó la movilización

Con el Palacio Nacional acordonado, Fabián Alarcón se reunió
ayer con su Consejo de Ministros.

El paso hacia la Plaza Grande fue permitido únicamente a
quienes tienen negocios en los alrededores de Palacio o viven
cerca. Los policías tenían la disposición de permitir el
ingreso solo de los ministros y su equipo de seguridad porque
el Primer Mandatario convocó a una reunión de Gabinete para
las 12h00. A las 12h30, cuando se había iniciado la sesión, un
grupo de manifestantes encabezados por Pachakutik, los
movimientos sociales y el ex Presidente de la Corte Suprema,
Carlos Solórzano, intentó entrar a la Plaza Grande. Fueron
recibidos con gran cantidad de bombas lacrimógenas, lo que
recordó las escenas de hace un año. No obstante, a empujones
lograron pasar Solórzano, Alberto Acosta y Napoleón Saltos.
Los tres hicieron declaraciones, cuya tónica fue la
recordatoria de la caída del gobierno de Abdalá Bucaram y las
criticas al incumplimiento del mandato popular que se
comprometió a ejecutar Fabián Alarcón.

Los manifestantes se alejaron hacia la Plaza de Santo Domingo
para seguir con la protesta.

A partir de las 16h30 alrededor de 2 mil personas se reunieron
en las inmediaciones del local de la Ceols, en El Ejido, para
dirigirse al centro de la ciudad. La mayoría portaba pancartas
alusivas a la huelga del FUT. También se vio a grupos de
jóvenes encapuchados y a militantes del MPD.

En la mañana, el destino de las protestas -la mayor parte
pacíficas- fue el entorno de la Plaza Grande y Carondelet. Y
la 10 de agosto y calle Guayaquil se convirtieron en el eje de
las manifestaciones en un "aniversario combativo y contra la
corrupción". El humo de la quema de neumáticos advirtió desde
temprano las concentraciones en la Politécnica Nacional, el
IESS, las cercanías del Congreso y la sede del Frente Unitario
de Trabajadores (FUT) junto al edificio Benalcázar Mil. Hasta
las 14h00 se calcula que 5 mil personas estuvieron en las
calles.

Los conatos de incidentes se repitieron desde las 10h00, en
las cercanías de la Plaza de la Independencia. Cien policías
apostados en los accesos a Carondelet controlaron la zona. El
trole se paralizó hasta pasado el mediodía. En la Guayaquil,
entre Chile, Espejo, Sucre y Bolívar, se dieron
enfrentamientos. El gas lacrimógeno cubrió la zona. A ratos el
comercio se interrumpió y los manifestantes se confundían
entre los informales que solo paraban sus actividades por los
gases.

Un letrero que decía "Alarcón traidor... la corrupción mal de
la nación", destacó en todo el itinerario que realizó un
centena de integrantes del Movimiento de la Microempresa. Y a
la voz de "aserrín, aserrán, donaciones dónde están", marcaban
el paso los seguidores y dirigentes de la Conaie, Ecurunari,
Pachakutik, ID, FUT, Nuevo País... Un grupo encabezado por
asambleístas, diputados y dirigentes de Pachakutik esquivó el
cerco a Carondelet e intentó dialogar con el Ministro de
Gobierno. Abandonaron el lugar escoltados por policías al
grito repetido de "¡Alarcón, fuera, Alarcón fuera...!" .

CUENCA * 15 organizaciones sociales marcharon por las calles.
Las siete cooperativas de buses guardaron por precaución sus
unidades.

El transporte urbano e interprovincial fue suspendido, aunque
las calles estuvieron habilitadas.

7.000 marcharon contra Alarcón y Bucaram

Cuenca amaneció radiante. Los rayos del sol se intensificaron
y la temperatura subió casi a 21 grados centígrados.

Mientras la mayoría de ciudadanos se movilizaba a prisa para
llegar a sus lugares de trabajo o a sus negocios, en la Plaza
San Blas, organizaciones populares se concentraban con
carteles y pancartas. La razón: conmemorar el 5 de febrero, un
año de la caída del gobierno de Abdalá Bucaram.

El anuncio de masivas marchas y protestas trajo consecuencias.
En el terminal terrestre la ciudadanía se abstuvo de salir de
la ciudad o ingresar. Los viajes hacia Quito y Guayaquil se
suspendieron en su totalidad. Para Loja, Cañar y el Oriente la
situación fue diferente: los choferes trabajaron. Lo mismo
ocurrió con los buses intercantonales.

Las carreteras no fueron bloqueadas. Las vías El Descanso, El
Cabo y la Cuenca-Molleturo, sector Balsay, estuvieron
totalmente habilitadas.

En el interior de la ciudad, las 7 cooperativas de buses
urbanos guardaron sus unidades. Los usuarios se trasladaron en
camionetas y taxis que cobraban entre 1.500 y 5.000 sucres.
Otros caminaron.

A las 10h00, 15 organizaciones populares, alrededor de 7.000
personas (trabajadores, sectores sociales, laborales,
municipales, mujeres y campesinos) iniciaron el recorrido.
Desde San Blas marcharon por las calles Bolívar, Aguirre, Luis
Cordero, Gran Colombia y retornaron a la Bolívar para
concentrarse en los bajos de la Gobernación.

La tónica de la protesta fue en contra de las medidas
económicas del Gobierno de Fabián Alarcón. La medida fue
pacífica, salvo un incidente entre los trabajadores eléctricos
y el alcalde Fernando Cordero que intentó integrarse a los
manifestantes. No pasó a mayores y continuó el recorrido. Otro
grupo se apoderó simbólicamente de la Subsecretaría de
Trabajo: su bandera fue un monigote de Alarcón.

La Policía no se presentó, pero 15 agentes se mantuvieron
alertas en el interior de esta dependencia.

Casi a las 12h00, una vez que culminó la caminata, Monseñor
Luna Tobar, que encabezó las organizaciones indígenas, envió
un mensaje en el parque Calderón. "Hemos decidido afianzar la
fe en nosotros mismos y esperar que no nos fallen en lo que
nos han prometido a los sectores populares". Inmediatamente
los discursos continuaron con los representantes del Seguro
Social, campesinos, mujeres.

PAIS * Marchas de protestas con poca participación popular se
registraron ayer en las diferentes provincias. No hubo mayores
incidentes.

Así se mueve el país

Ambato: las marchas se desarrollaron en dos jornadas

Las marchas se dividieron en Ambato. En la primera, alrededor
de 200 trabajadores iniciaron la marcha en la avenida Unidad
Nacional y Cevallos. La segunda se realizó a las 15h00, en la
que participaron la UNE, la Federación de Barrios y el Frente
Popular. Sus protagonistas pidieron que deje de ser un secreto
el destino de los gastos reservados, que no se elimine el
subsidio a la energía eléctrica y se criticó el caso Sierra.
Redacción Ambato

Chimborazo: las vías fueron bloqueadas por los indígenas

Varias vías de Chimborazo fueron bloqueadas en las
manifestaciones de ayer. En San Andrés, a la altura de la
entrada a Riobamba por la Pana Norte, un grupo de personas
obstaculizó el tráfico. En el sector de Pungal, en la vía
Riobamba-Baños, 40 personas la cerraron hasta las 13h00. En la
ciudad trabajadores de la Empresa Eléctrica de Riobamba y del
Municipio quemaron chamiza y llantas. Redacción Ambato

En Carchi e Imbabura las actividades fueron normales

En Tulcán, las organizaciones clasistas de artesanos,
trabajadores y maestros marcharon por la ciudad. Exigían la
derogatoria de las medidas económicas, el mantenimiento de los
subsidios al gas y tarifas eléctricas, el pago de la deuda del
Estado al IESS, y que la Asamblea acoja las propuestas
planteadas por las organizaciones populares.

En Imbabura, el transporte interprovincial no salió a
trabajar. Por la tarde, hubo manifestaciones en Ibarra. Un
grupo de indígenas llegó a la Gobernación y presentó un
"mandato" exigiendo la atención del Gobierno. El mayor número
de manifestantes se reunió a las 16h00 en el Coliseo Luis
Leoro Franco.

La Coordinadora de Movimientos Sociales y otros sectores se
concentraron en la plazoleta Calderón. Allí se realizó un acto
simbólico "de enjuiciamiento a la corrupción y a la traición
del mandato de febrero". Redacción Ibarra

En Machala la movilización se desarrolló sin incidentes

La convocatoria del Frente Patriótico tuvo eco. Unas 2.000
personas desfilaron por las calles de Machala. La marcha no
fue solo para celebrar la caída de Bucaram, sino contra el
actual Gobierno. Las oficinas públicas, gasolineras y bancos
permanecieron resguardados de la Fuerza Pública. No se dieron
actos de violencia y solo se quemaron tres llantas cerca del
Municipio. El Gobernador Errol Cartwright dijo que era un día
de fiesta. Mario Minuche, alcalde y líder del PRE, indicó que
"los que tumbaron a Bucaram prometieron bajar los índices de
pobreza y corrupción, pero nada de eso se ha cumplido".
Redacción Machala

Manabí: solo en Portoviejo se registraron manifestaciones

El paro cívico nacional apenas tuvo eco en Portoviejo y en los
18 cantones restantes las actividades se desarrollaron con
normalidad. 500 manifestantes agrupados en el FUT, Frente
Popular y la UNE marcharon por las calles hasta llegar a los
bajos de la Gobernación. Pancartas con leyendas fuera Alarcón
eran exhibidas por estudiantes y dirigentes sindicales.

Pequeños brotes de violencia fueron sofocados por la Policía.
Redacción Manta

En Pastaza los trabajadores no salieron a las calles

Las anunciadas movilizaciones de los trabajadores no se
realizaron. La Federación de Trabajadores de Pastaza resolvió
no hacer ningún tipo de manifestación. Sin embargo, el
Sindicato de Trabajadores de Obras Públicas paralizó sus
actividades por 24 horas. Las clases se suspendieron
parcialmente. Solo los establecimientos bilingües trabajaron.
Redacción Puyo

En El Empalme la Fuerza Pública rodeó el Municipio

Desde las 02h00 un centenar de militares y policías rodearon
la Municipalidad de El Empalme, provincia del Guayas.

El alcalde Zenón Chica, informó que a las 9h00 cuando se
procedía a mover la maquinaria municipal, los uniformados
lanzaron gases lacrimógenos. Luego se realizó una marcha
pacífica de trabajadores coordinada por el Municipio. (Texto
tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.