Alicia Yánez Cossío: los hombres también lloran también es un asunto de hombres


Publicado el 07/Marzo/2004 | 00:00

Los personajes femeninos que construye en algunas de sus novelas son sufrientes, pero aguerridos. En Bruna, soroche y los tíos, la mujer escapa de la ciudad. Se constituye en una especie de metáfora del olvido social. ¿Apoya usted a las feministas?
Me fastidian las feministas. El acabose de la familia es obra de ellas. Hablo de las mujeres que salen a ganar dinero sin necesidad. Que hagan lo que les dé la gana, pero que no tengan hijos. No admito que se los posponga.
Pero la necesidad económica empuja a que las mujeres trabajen fuera del hogar…
Eso es diferente. Allí creo que son heroicas porque salen a laborar para dar de comer a sus hijos. Hacen un doble trabajo. Pero en una sociedad bien estructurada la madre debería tener una re- tribución económica por parte del Estado. Para ello se requiere de una sociedad más humana.
Usted en principio era feminista...
Ya no. Este movimiento nació para reivindicar a la mujer y encontrar el apoyo de los intelectuales. ¿Sucederá algo similar con los hombres de hoy por los cambios que se están dando? Me parecería trágico que se invitieron los papeles.
¿Está planteando que se mantengan los roles tradicionales?
No. Lo ideal es que exista la participación de los dos. El trabajo tiene que ser compartido. El hombre debe ayudar a la mujer y viceversa. Debe desprenderse de su coraza y demostrar su ternura, aunque las sociedades machistas cuestionen su masculinidad. Masculinidad que, por cierto, no pasa por allí.
¿Cómo ve la masculinidad?
La masculinidad es protección en el sentido más primario. No la veo tan claramente como la feminidad asociada con la maternidad. La masculinidad radicaba hasta hace poco en que el hombre era el proveedor de los genes reproductores, pero vemos que la ciencia ha cambiado las concepciones sobre aspectos como la reproducción. En todo caso, el hombre debe mostrar su delicadeza, su sensibilidad. Su humanidad.
¿Cómo debería catalogarse a lo masculino y a lo femenino?
Lo ideal sería que cada sexo fuera 50% masculino y 50% femenino. La mujer debe llegar a dominar situaciones violentas y tener fuerza para aceptar los dolores físicos. Se dice que el dolor más fuerte es el del parto, pero creo que más bien las mujeres han estado predispuestas históricamente a este dolor. La Biblia dice. “Parirás a tus hijos con dolor”. Pienso que más bien se trata de un desplazamiento de la angustia de no saber si va a educar bien o mal a su hijo. Ahí radica gran parte del dolor.
¿Está planteando una ambigüedad en el ser humano?
Sí. Hombres y mujeres son seres ambiguos, andróginos.
Esta ambigüedad puede llevar a la conformación de parejas del mismo sexo, entonces. Ahora se debate en varios lugares sobre los matrimonios entre homosexuales...
La homosexualidad y el lesbianismo deben ser un asunto personal en una sociedad civilizada. Hay que tener una apertura mental para vivir en armonía.
¿Se puede hablar de la conformación de nuevos tipos de familia? ¿Usted defiende la crianza de los hijos?
Las parejas homosexuales sí pueden tener hijos, adoptarlos. Tiene que haber un cambio en la mentalidad. Esto no hace daño a nadie. Cualquier ley que favorezca la convivencia pacífica está bien. Convivencia en favor de nuevas familias. A lo mejor allí está la solución al problema para que no haya abandono de la niñez. Esto ayudaría muchísimo.
¿Ha cambiado mucho desde su juventud hasta hoy, convertida en una mujer madura y en un referente en las letras hispanas?
No he cambiado mucho. Nací con un sentido de rebeldía. Hay que estar de acuerdo con las nuevas ideas.
¿Tiene una nueva historia para
contar?
Sí. Estoy escribiendo algo que tiene que ver con mis vivencias infantiles, una muestra de lo que yo viví frente a lo que ahora viven mis nietos. Se trata de una nostalgia de lo que fue mi niñez.

ALGUNOS PREMIOS GANADOS POR LA AUTORA

Alicia Yánez nació en Quito en 1928. Desde 1994 es miembro de Número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, correspondiente a la Real Academia Española. Ha ganado varios premios. En 1995 obtuvo el Primer Premio Joaquín Gallegos Lara, por la novela El Cristo feo. En 1996 ganó el Premio Indigo Coté Femmes de París, por la novela El Cristo feo. En julio de 2002 recibió la condecoración Gabriela Mistral, impuesta por el presidente de Chile.

TODOS LOS GENEROS ABORDADOS EN 55 AñOS

Su primera publicación fue en poesía, Luciolas (1949). Luego escribió cuento, teatro, pedagogía y novela, entre los cuales se encuentran Bruna, soroche y los tíos (1972), Yo vendo unos ojos negros (1979), Más allá de las islas (1980), La cofradía del mullo del vestido de la virgen pipona (1985), La casa del sano placer (1989), El Cristo feo (1995), Aprendiendo a morir (1997), Y amarle pude (2000). Su última obra es Sé que vienen a matarme, editada en 2001.


EL ECO DE LA PALABRA

Zapata: la poesía del cuerpo

Por Jorge Dávila Vázquez

Cristóbal Zapata es el nombre más trascendente del grupo de los nuevos escritores cuencanos. Su título inicial, Corona de cuerpos, revela lo esencial de la obra de Zapata: la sustitución de lo estético por lo erótico. El encuentro amoroso se transforma en combate sexual.
Esta tendencia se acentúa en su estupendo Te perderá la carne (1999), despliegue de imaginación en torno a las infinitas variaciones del cuerpo.
Octavio Paz señala que en la historia del amor, el erotismo y la sexualidad, a través del tiempo: "Algunas ideas y convenciones han desaparecido, como la de ser casada la dama y pertenecer a la nobleza o la de ser de sexo distinto los enamorados". Si sustituir lo estético por lo erótico significa una ruptura notable en nuestras letras, lo es más cuando el deseo no busca un cuerpo con sexo definido, sino un cuerpo por su capacidad de producir, lo que María Augusta Vintimilla, llama "una epifanía profana".
Te perderá la carne, dice nuestra excelente crítica, es "una incitante travesía por el cuerpo, la imaginación, el deseo...".
Sí, desde el Pórtico, en que las manos de los amantes buscan ávidas el sexo, "hasta que los labios musiten la primera vocal/ la que inicia el gozo".
Las muchachas de un cuadro de Courbet sueñan si "¿Llegarán los mejor dotados...?".
La pareja de Degas II, luego del encuentro feroz, solo espera volver a empezar; en la Noche de Bruselas, Verlaine y Rimbaud, desolados se interrogan, ante la desnudez de sus carnes; la versión del desfloramiento de Oriana por Amadís es llena de minucias; visiones de mujeres maltratadas dan lugar al placer solitario de Onán; algún rastro de Sade hallamos en El último retorcimiento del cuchillo; la imagen mitológica de ninfas y centauros se transforma en una lluvia de semen; el poeta muerto lleva en su viaje final imágenes de muchachos amados: Sharon Stone en Bajos instintos es recordada en su momento de audaz revelación.
En Zapata es patente un vuelco hacia otras sensibilidades y otros modos de aprehender el mundo, ligados fundamentalmente al eros y a su imperio.

foto

La escritora ecuatoriana es un referente en las letras hispanoamericanas. Por el 8, Día de la mujer, habla de los varones


RECOMENDADOS


Una novela sobre la fragilidad de la vida

Editada en agosto de 2003 por Alfaguara, Amiga Mía es una vibrante y entretenida novela escrita por la reconocida poeta chilena Teresa Calderón. Vibrante, porque tejer la historia de dos amigas a partir de la fragilidad de vivir, siempre es una búsqueda sobre los misterios del ser humano.
Entretenida, porque cuando Isabel y Catalina, las dos protagonistas de la historia, ya creían estar de vuelta de la vida, descubren que lo único que permanece intacto es la amistad.
La amistad por encima de los amores esquivos, los excesos de alcohol, los intentos de suicidio y la soledad. (AQ)

Amiga mía, Teresa Calderón Alfaguara 208 páginas


La tradición oral impresa en un libro

Que Ecuador es multicultural todos lo sabemos -o, al menos, lo hemos escuchado- y que esa gama de culturas lo hacen un país rico en cosmovisiones: tradiciones, costumbres, expresión oral, lenguaje, etc.
Pero ¿cuántos de los ecuatorianos nos hemos esforzado en constatarlo? Tal vez muy pocos. Cuentos populares y mitos indígenas del Ecuador (Librimundi, introducción, selección versiones y notas de María Aveiga del Pino) nos da, en cierta medida, esa posibilidad, a través de la literatura oral de algunos pueblos autóctonos ecuatorianos trasladados a la escritura. (BG)

Cuentos populares y mitos indígenas del Ecuador, María Aveiga

El pasillo puede revelar lo que somos

Dicen los posmodernos globalizados que los habitantes andinos somos ensimismados, casi impenetrables, amargados hasta el llanto cuando se trata de expresar nuestros sentimientos a través de la música; pasilleros que esperamos a la mujer amada, la que se ha ido o la que nunca llega.
Posiblemente somos eso y más. El largo recorrido del pasillo insertado en nuestra cultura desde el vals, llegado a nuestra geografía hacia el baile de salón, de la guitarra bohemia, del llanto de acordeón, del reclamo a las injusticias, hasta la protesta ante el creador se encuentra en El pasillo, identidad sonora. (EV)

El pasillo, identidad sonora Wilma Granda CCE





Los mas vendidos

Quito en Mrs. Books

1. El Evangelio según Cristo, José Saramago,

2. Ensayo sobre la ceguera, José Saramago.

3. Recovecos de la Historia, Rodrigo Borja.

4. El Reino del dragón de oro, Isabel Allende.

5. Secuestro del Ticán, Milagros Aguirre.

6. Maestro de Petersburgo, Coetzee.

7. Tras las huellas de Rumiñahui, Tamara Estupiñán.

8. Ama y no sufras, Walter Risso.

9. La loca de la casa, Rosa Montero.

10. Libro Récord Guinness 2004, Editorial planeta


Guayaquil en la Librería

1. Tratado de derecho procesal penal, Dr Jorge Zavala.

2. El hombre Duplicado, Jose Saramago.

3. Certezas Provisionales Bernard Fougeres

4.Harry Potter y el Prisionero de Azkabán, JK Rowling.

5. Guayaquil Siglo XXI, Carlos Julio González.

6. Sara y el dragón, Rocio Madriñan

7. Puro Fútbol, Fontanarrosa.

8. Biografia de Alvaro Uribe, Joseph Contreras.

9. Contraveneno, Carlos Cuauhtemoc.

Cuenca en ASG

1. El Alquimista, Paulo Coelho.

2. Esperando a los Bárbaros, John Coetzee.

3. El reino del Dragón de Oro, Isabel Allende.

4.Ensayo sobre la ceguera, José Saramago.

5. Recovecos de la Historia, Rodrigo Borja.

6. Calzado es cómodo te olvidas del pie, Osho.

7. 5to. tomo de Harry Potter, Jk.Rowling.

8. El baile de la victoria, Antonio Skármeta.

9. El perfume, Patrick Suskind.

10. El Universo en una cáscara de nuez, Stephen Hawking.

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990