Un Ecologista Quiere Ser Concejal


Publicado el 01/Mayo/1992 | 00:00

UN ECOLOGISTA QUIERE SER CONCEJAL

Quito. 01.05.92. Un economista con inquietudes sobre la
responsabilidad comunitaria que tiene toda persona es Roque
Sevilla, candidato a primer concejal por la Democracia Popular.
Sevilla, de 44 años, quien creó en 1976 la fundación Natura, se
definió a HOY como un político y un administrador. "Por eso la
concejalía municipal, pues creo que es el prototipo de cargo
público de elección popular que uno puede aspirar para servir".
-¿Su aspiración de llegar a la concejalía sería la defensa
ambiental?
-No, también tengo una preocupación por el mejoramiento de la
calidad administrativa. Evidentemente me preocupan los temas de
los barrios marginales, la inseguridad en muchos barrios, el
problema de agua potable y del transporte.
-¿Cuáles serán sus propuestas sobre el problema de la
contaminación del aire?
-Quito tiene un problema de estructura idéntico al de México y
muy parecido al de Santiago de Chile, de tal manera que nuestro
futuro es desastroso. La ciudad es un chorizo de 55 kilómetros
de largo por siete de ancho, con un viento predominante de sur a
norte. El viento choca primero contra el Panecillo y forma un
estancamiento de aire. Otro disturbio que estanca la
contaminación produce el aire que sube desde Conocoto y San
Rafael. Finalmente el hundimiento entre el aeropuerto y el
noroccidente produce otro estancamiento.
El segundo problema es que a esta altura se produce, por razones
meteorológicas, la inversión térmica es decir que el aire
caliente se queda arriba y el aire frío se queda abajo, por lo
que no se produce el movimiento natural del aire y el aire de
abajo (el que respiramos) se vuelve altamente contaminado.
-¿La contaminación del aire es solo por este problema?
-Bueno, el otro problema es que Quito tiene una cantidad de buses
impresionante. Y en los últimos cinco años los buses y busetas
han cambiado sus motores de gasolina por otros de diésel que no
son técnicamente diseñados. Son incluso motores estacionarios,
para industria.
-¿Cuál es el problema con estos motores?
-Producen un descargue de potencia que los altera y regulan de
forma inadecuada la bomba de inyección. Por eso se ve unos
chorros de humo negro que son inaceptables. Ningún carro tiene
control de calibración de la bomba de inyección de diésel. Esto
produce que todas las paredes se ennegrezcan y que la gente ya no
pueda respirar.
-¿Cuántos vehículos existen en Quito?
-Hay 130 mil vehículos matriculados, pero en los próximos tres o
cuatro años tendremos 150 mil vehículos. Yo no sé donde vamos a
meter esos 20 mil vehículos más.
-¿Cómo se puede desde el Municipio o el Concejo controlar esto?
- Puede haber un programa de control de la contaminación que
establecería mecánicas que puedan hacer la calibración de estas
bombas de inyección. Yo me propongo conseguir esos fondos para
financiar la instalación de estas mecánicas.
-¿Para esto se precisaría la ayuda de la Policía de Tránsito?
-Yo quiero promover la participación ciudadana, es decir que los
ciudadanos, los jóvenes quieran ayudar a la Policía en este
control. Pero hay que darle al busero la oportunidad de que
llegue a una mecánica con los equipos y atención efectivos.
-¿Qué contaminación producen los vehículos a diésel?
-Uno de los problemas gravísimos es la contaminación producida
por nitrógeno. La gasolina combustiona más o menos a los 200
grados centígrados, el diésel a los 600 grados centígrados.
Entonces cuando aumenta la temperatura de la combustión se
combustiona no solo el oxígeno sino el nitrógeno que está en el
aire, y se produce óxido de nitrógeno que es un elemento
cancerígeno. Otro problema es por la mala combustión que se
produce a esta altura de 2.800 metros. Los motores diésel
funcionan con 28 por ciento menos de eficiencia porque hay una
cantidad de partículas que por falta de oxígeno no se
combustionan. Aparte de ello está la gasolina con plomo.
-¿Cómo se financiaría esto?
-Son proyectos financiables con fondos para reducir el efecto
invernadero a nivel planetario. Pero también no podemos esperar
que Quito tenga aire limpio sin pagar por ello. Entonces
mientras sigamos con un pasaje de 50 sucres no podrá mejorar el
transporte privado. Los estudios hablan de 200 y pico de sucres
como el costo real del pasaje.
-¿Respecto del plomo?
-Tenemos que invertir de cien a 150 millones de dólares en las
refinerías para eliminar el plomo de la gasolina. Yo voy a
proponer en el Concejo que resuelva que en esta ciudad dentro de
tres años no se venderá gasolina con plomo.
-¿Ayudarían en este problema los filtros en los vehículos?
- Los filtros son necesarios para reducir el esmog y la emisión
de anhidrido sulfuroso. Cuando va al centro le pican los ojos,
la nariz ¿no es cierto? Eso es porque nuestra gasolina tiene
gran cantidad de azufre. Al momento de quemar azufre se produce
anhidrido sulfuroso que si se mezcla con el agua se transforma en
ácido sulfúrico. Este ácido es lo que pica los ojos y la nariz.
-¿Sobre la contaminación del agua?
-En el caso del agua tenemos que toda la descarga química y
biológica de la ciudad va al Machángara y al Monjas. El
Machángara no es un problema tan grave porque las aguas de este
río destinadas para riego van a un área relativamente pequeña,
que tiende a dejar de ser agrícola. Otro es el caso del Monjas,
cuyas aguas son usadas para riego masivo. En el caso específico
del Machángara hay que resolver la contaminación química con
detergentes que no son biodegradables y eliminar la contaminación
por los aceites quemados y grasas. Afortunadamente Petroecuador
ha resuelto comprar estas grasas y aceites quemados. Cuando los
detergentes se mezclan con los aceites se produce una emulsión
que no puede ser atacada por bacterias. En cuanto a la
contaminación biológica las aguas del Monjas son las responsables
de que el 80 por ciento de la población de Quito tenga amebiasis
crónica. 6c

MISION SUECA ESTUDIARA CASO DEL MACHANGARA

QUITO
"Está por venir otra vez la misión sueca para estudiar el caso
del río Machángara, informó el alcalde de Quito, Rodrigo Paz. "El
Machángara no solo que es un río muerto sino que lleva los
efectos nocivos de la contaminación hasta su desembocadura en
Esmeraldas".
El alcalde dijo que el Municipio ha tomado contacto con el Banco
Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo para la
financiación de las obras necesarias.
"Las recomendaciones, que son en definitiva plantas de
tratamiento, son muy costosas: cerca de 300 millones de dólares.
Además las industrias tienen un plazo de seis meses, desde la
promulgación de la ley de control ambiental, para eliminar la
contaminación residual que va por las alcantarillas y por las
chimeneas".
Paz dijo que el Municipio ha catastrado 381 industrias "falta
todavía un buen número de industrias que no se han acercado a dar
la información, pero estamos insistiendo con las cámaras pues el
plazo inicial no será prolongado, aunque obviamente eso
corresponderá a la próxima administración".
Solo con estas medidas en las industrias se calcula que la
contaminación al Machángara rebajará en el 29 por ciento.
El alcalde dijo que hay más de 250 accesos al río Machángara por
alcantarillas, donde son arrojados los residuos de las industrias
de pintura, cuero, textiles... 6C


Ciudad N/D



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990