Guayaquil Sale De Su Limite Fisico


Publicado el 21/Julio/2000 | 00:00

Guayaquil. 21 jul 2000. El desarrollo del Puerto se expande hacia
los dos cantones vecinos por el este. Los campos urbanístico e
industrial son los ejes básicos.

La tarde del 21 de mayo Samborondón se entusiasmó con la llegada
de uno de sus electores. Los vecinos aplaudieron orgullosos al
presidente Gustavo Noboa que fue a votar en este cantón.

Él, como otros guayaquileños, recorrió los 40 km desde su
residencia, en La Puntilla hasta Samborondón, donde está el
desarrollo urbanístico.

Menos distancia recorrió casi el 30 por ciento de la población de
Durán, al este de Guayaquil cruzando el río Guayas. Se calcula que
este cantón tiene 500 mil habitantes, pero solo 63 mil se quedaron
para elegir alcalde y dignidades seccionales. El resto, como dice
Oswaldo Peñaherrera, el alcalde saliente, se fue a elegir a Jaime
Nebot, para luego venir a exigir obras a la Municipalidad de
Durán.

Guayaquil mira al río Guayas, pero también a Durán y Samborondón.
Dos cantones que se enganchan a su dinámica, indispensables para
desahogar parte de su ritmo de crecimiento. El sociólogo Gaitán
Villavicencio, del Centro de Estudios Regionales (CER), estima que
Guayaquil representa la ciudad deseada de muchos ecuatorianos,
aunque este fenómeno tiene que ver precisamente con la
interrelación con estos dos cantones y viceversa.

Guayaquil requiere de Durán para atenuar la demanda de vivienda,
pero también para abrir espacio a la actividad industrial y
empresarial. Es uno de los mejores parámetros de ingreso
tributario del Cabildo del otro lado del río, al este del Puerto.

Samborondón obtiene el 50 por ciento de sus ingresos gracias al
desarrollo urbanístico en los últimos diez años, a lo largo de los
ocho km desde La Puntilla. Ayuda a Guayaquil a desembarazarse del
requerimiento de nuevos espacios para urbanizar. Las estadísticas
del Departamento Municipal de Planificación y Desarrollo Urbano de
Guayaquil demuestran que en 1998 había, por lo menos, 300 mil
personas que diariamente o cada semana llegaban a esta ciudad por
una actividad permanente: trabajo o estudios. El 70 por ciento
desde Durán; 40 por ciento de Daule; 30 por ciento de la península
de Santa Elena; 30 por ciento de Milagro, y 10 por ciento de
Babahoyo.

En estas proyecciones no se tomó en cuenta a quienes viven en la
vía a Samborondón, porque se supone que residen guayaquileños que
hacen su actividad diaria en el Puerto, aunque esos ocho km por
dos de ancho en su franja más ancha, no pertenezca
territorialmente al cantón Guayaquil.

Es seguro que si se hace una encuesta en esta vía sobre ¿dónde
viven?, entre el 70 y 80 por ciento responderá: en Guayaquil, dice
Máximo Júnez, alcalde reelecto de Samborondón.

Durán es el dormitorio de por los menos 440 000 guayaquileños,
según Peñaherrera, quien culmina su administración municipal con
la certeza de que mientras no se imponga una actitud de
pertenencia en quienes viven en esta ciudad, no se logrará gran
cosa en favor de ella. "Esa es una tarea pendiente que debe ser
tomada en cuenta por el próximo alcalde".

La cuestión tiene que ver con el presupuesto municipal: 21 mil
millones de sucres, calculado de acuerdo al número de electores de
la ciudad. Es decir, explica Peñaherrera, para una ciudad de 61
mil personas, cuando en ella viven 500 000. "Ahí es cuando se
deben hacer milagros y, encima, hay descontento y te exigen
obras".

El caso de Durán, según Peñaherrera, es muy crítico, el Cabildo
deberá promover una campaña de civismo que permita que todos
quienes vivan en esta ciudad no solo se decidan a engrosar el
total de electores, sino que alienten a la productividad. "Ni
siquiera utilizan los supermercados o las agencias bancarias en la
medida que debieran hacerlo, porque por lo común viajan hasta
Guayaquil, allá compran en los mercados y se distraen los fines de
semana. En otras palabras, hacen el gasto, mientras acá hay
ausencia de demanda".

Peñaherrera habla de que sus habitantes hacen una vida en común
con Guayaquil, pero no es tan positiva , en especial en el área de
la producción.

47 urbanizaciones en el sector La Puntilla

El área más próspera de Samborondón, está a 40 km de su cabecera
cantonal, La Puntilla: 47 urbanizaciones han logrado un desarrollo
urbanístico con más de seis mil viviendas y una población de cinco
mil personas que viven y otras 3 000 que se vinculan diariamente
por cuestiones de trabajo. Del presupuesto municipal de 3 000
millones de sucres, el 30 por ciento proviene del cobro de
impuestos a las urbanizaciones a lo largo de los 10 km de la
avenida Samborondón, desde La Puntilla hacia el norte.

Un sector que, además de tres centros comerciales, hasta 1997
contaba con cinco agencias bancarias.

Ahora la actividad comercial cuenta con tres cadenas de
comisariatos, dos nacionales, Mi Comisariato y Super Maxi, y otra
de inversión chilena, la Santa Isabel.

En el campo educativo, funcionan diez colegios e institutos de
primer nivel adonde acuden estudiantes de clase media alta y alta
guayaquileñas.

Samborondón tiene 43 243 habitantes en 389 km2. El área urbana son
252 y el resto se divide entre la parroquia Tarifa, que incluye a
La Puntilla, y 108 recintos. El padrón electoral reconoció a 23
149 personas.

El 50 por cientodel presupuesto es propio

Desde la construcción del puente Rafael Mendoza Avilés, los
guayaquileños miraron a Durán como un nuevo espacio para vivir. De
35 mil habitantes en la década de los 70, antes de su
construcción, la población de este cantón separado del Puerto
Principal por el río Guayas, subió a los 500 mil actuales. Sin
embargo, es una población que no se siente.

Es que, como dice su alcalde, Oswaldo Peñaherrera, solo llega a
dormir. El 60 por ciento hace su vida diaria en Guayaquil.

De los 300 km2 de superficie, el 80 por ciento es considerada zona
rural, pero que se integra al área urbana con más de 150
asentamientos humanos informales, no catastrados, entre
cooperativas, pre cooperativas, lotizaciones y urbanizaciones.

De ese conjunto, solo diez asentamientos cuentan con los servicios
básicos, por haber sido urbanizados. Al momento, la Municipalidad
tiene inscritos 60 mil predios, pero solo por 25 mil cobra
impuestos, el resto está pendiente. De los 20 000 millones de
sucres (USD 800 000) del presupuesto municipal, el 50 por ciento
proviene del Estado, el resto de generación propia.

Más del 70 por ciento de este último rubro, genera el desarrollo
del parque industrial en el cantón, en los costados de las tres
vías que salen hacia las provincias de El Oro y Los Ríos, y de la
Sierra. (Texto tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.