El NiÑo Destruyo El Sistema Vial Del Litoral


Publicado el 29/Noviembre/1997 | 00:00

Quito. 29 nov 97. Más de 300 millones de dólares se requieren
para arreglar las carreteras. Siete puentes se fueron por la
correntada de los ríos. El Ministerio de Obras Públicas no
ofrece rehabilitar mientras no termine el invierno. El puente
sobre el río Chihuilpe de la vía Alóag-Santo Domingo se rompió
y dejó varados a miles de vehículos.

31 sectores afectados por la lluvia

El informe del Ministerio de Obras Públicas (MOP) sobre los
impactos del fenómeno de El Niño en la red vial del país es
calamitoso. Alcantarillas colapsadas, derrumbes, aguajes,
deslizamiento de taludes, puentes caídos, calzadas dañadas,
vías interrumpidas...

Son 31 sitios críticos identificados en 11 provincias. De
estas las más afectadas por las lluvias e inundaciones son
Esmeraldas, Manabí, Guayas, Los Ríos y El Oro. Según el
reporte que el MOP recibió esta semana, siete puentes están
dañados, de ellos cuatro fueron arrasados por las aguas de los
ríos Olón (Santa Elena-Guayas), Quindigua (La Maná-Cotopaxi),
Estero Medina (Santa Rosa-El Oro), y Baba (Km. 34
Quevedo-Pichincha).

Las carreteras también están dañadas: hay baches leves,
profundos y trizaduras en la mayor parte de la red vial
principal, sobre todo de las provincias costeras. Los
derrumbes también son la constante, al momento la vía más
deteriorada es la Paute-Guarumales, en el Azuay. Un enorme
deslizamiento de tierra en el kilometro 52 obligará a
suspender el tráfico vehicular a partir del 24 de noviembre.
Como alternativa la compañía Herdoíza-Crespo habilitará la vía
Namirín-Las Palmas.

Los daños en la vialidad del país son cuantiosos. La
rehabilitación -según Homero Torres, ministro de Obras
Públicas- podría costar entre 200 y 300 millones de dólares.
Sin embargo, las obras tendrán que esperar hasta que el
fenómeno haya terminado, esto es posiblemente después de marzo
del 98.

Mientras tanto, a lo único que se dedicará el MOP en esta
época de invierno será a despejar derrumbes, limpiar cunetas y
drenajes, reemplazar puentes, reforzar muros y realizar
bacheos necesarios. Para ello, cuenta con una asignación de 32
mil millones de sucres, de los cuales ya se gastaron 16.500
millones.

Torres, no obstante, reconoce las limitaciones económicas del
MOP y señala que la crisis vial no se la puede atribuir solo a
El Niño. Un ejemplo: en la proforma del 97, el MOP solicitó
130 mil millones de sucres, pero se aprobó menos de 30 mil
millones. "En esas circunstancias tampoco podemos en esta
administración atender el mantenimiento vial".

Para suplir las necesidades, Torres dice que en el presupuesto
del 98 se incluyó una proforma que sobrepasa los 100 mil
millones de sucres. El aspira a que sea aprobada. "En el
Conade y en Finanzas sé que no sufrió recortes". De
concretarse, esta cantidad solo será para mantenimiento vial.

El titular del MOP lamenta que durante el fenómeno de El Niño
no se pueda hacer programas de rehabilitación. "Haremos
bacheos emergentes que bajo ningún aspecto serán duraderos por
las condiciones climáticas existentes".

El principal problema que debe afrontar el país es la caída de
puentes. Para la emergencia, el MOP dispone de 300 metros
lineales de puentes bayley que se complementarán con otros 500
metros que llegarán al país en los próximos días.

El monto: 9.000 millones de sucres. Los puentes serán
trasladados urgentemente para reemplazar las estructuras
dañadas.

Santo Domingo en alerta

Los aguaceros ocurridos la noche del jueves y la madrugada de
ayer pusieron en emergencia a varios sitios de Santo Domingo
de los Colorados.

Además de los deslaves en la vía Alóag-Santo Domingo, los
deslizamientos de tierra dañaron la línea de conducción del
agua potable, entre la captación y la planta de tratamiento.
El Municipio confirmó la ruptura e un tramo de la línea y el
desabastecimiento del líquido en la urbe. Según el informe,
funcionarios y trabajadores de la Empresa Municipal de Agua
Potable y Alcantarillado comenzaron ayer la reparación y se
esperaba que hoy la ciudad vuelva a tener ese servicio.

En la Cooperativa de Vivienda Santa Martha , por lo menos 10
viviendas fueron destruidas totalmente por una inundación, al
desbordarse el río Pove en la etapa número dos.

Una alcantarilla que cruza por la avenida Juan Montalvo se
taponó con palos, troncos y basura y creó una inmensa laguna
de por lo menos cinco metros de profundidad. Las cañas y
tablas de las viviendas destruidas también en la invasión
Voluntad de Dios se confundían con el anegamiento, donde
flotaban animales muertos, ropa y enseres.

El Alcalde pidió la ayuda del Gobierno para afrontar la
crisis. También están en problemas los recintos de la
parroquia Alluriquín.

Vía a la Costa está cerrada

El paso vehicular por la principal vía a la Costa, la
Alóag-Santo Domingo está cerrado. Lo más grave son los daños
en el puente sobre el río Chiguilpe. Allí se fue la mesa de la
carretera en una extensión de dos metros. Lo demás está
trizado y con riesgo de que el puente se caiga, ya que las
bases de la construcción también están seriamente afectadas.

Según Hugo Calvopiña, jefe zonal, es preciso suspender el
tráfico durante tres días, porque hay que calzar al puente con
hormigón. El sitio está cerca de las instalaciones de
Petroecuador. 30 trabajadores del Consejo Provincial de
Pichincha laboran arduamente en la limpieza de la vía, sin
embargo las intensas lluvias y la ocupación de la carretera
por alrededor de 5.000 camiones pesados piden el tráfico.

La noche del jueves se produjeron tres derrumbes. El primero,
de 2.000 metros cúbicos de lodo y piedras, sucedió a las
19h00, a la altura del recinto Pampas Argentinas, en el
kilómetro 60. Después de ocho horas de trabajo la cuadrilla de
la Corporación Provincial logró despejar la vía. Pero fue a
las 03h00 del viernes, a la altura del sector de Chihuilpe,
que se produjeron dos nuevos derrumbes muy graves, no
ocasionaron víctimas, pero que han obligado al cierre
provisional de la vía.

Personal técnico, obreros y maquinaria pesada del Consejo
Provincial se encontraban laborando para habilitar la
carretera. Tres cuadrillas de 30 hombres trabajan con
retroexcavadoras, motoniveladoras y volquetes, a pesar de la
intensa lluvia.

Se informó que trabajarán durante toda la noche hasta limpiar
la vía, y que para la tarde de hoy, si el clima mejora, se
podrá transitar.

La Corporación dispuso que la ambulancia y el puesto de ayuda
ubicado en el sector de la Virgen, permanezcan alertas durante
las 24 horas.

También se informó que cualquier problema que se presente
puede ser notificado en la estación de la Virgen, en el Peaje
y en el campamento de Santo Domingo, donde el Consejo
Provincial tiene su equipo.

El Prefecto de Pichincha se reunió, en horas de la mañana con
el Ministro de Obras Públicas para coordinar acciones
conjuntas en previsión.

5 provincias en emergencia

Guayas: baches a granel

Un tramo de 20 kilómetros de la vía El Triunfo-Bucay es el de
mayor conflictividad. Desde hace 10 meses la carpeta asfáltica
ha ido desapareciendo y en su lugar quedaron enormes huecos
que impiden el libre tránsito vehicular hacia Riobamba y
Ambato. Desde el lunes pasado la vía que comunica Santa Elena
y Puerto López también se interrumpió. El puente bayley fue
arrastrado por la correntada del río Olón. ahora la conexión
se la hace a través de canos y botes. En la vía
Naranjal-Pallatanga no sólo los deslaves causan molestias a
los usuarios. Desde hace un año, cuando se desplomó el puente
sobre el río Charcayacu, los carros deben pasar por un angosto
tramo de tierra uno a uno. Para los choferes que recorren la
vía Guayaquil-Machala, el único tramo que vale es entre el Km.
26 y Puerto Inca, que recientemente fue reparado. Entre Puerto
Inca-Naranjal (30 Kms.) y Río Bonito-Ponce Enríquez (5 Kms.),
está destruido por la falta de mantenimiento y las lluvias. La
carpeta asfáltica está por desaparecer. En la ruta a
Guayaquil-Quevedo los mayores daños están entre Zapotal y
Babahoyo (3 Kms.) donde se perdió el asfalto. Roberto
Pumagualle, chofer de la cooperativa Zaracay, dijo que en
cualquier momento puede caerse el puente de Zapotal. Redacción
Guayaquil

Manabí: 10 mil aislados

La parte más critica está al norte, en la vía Flavio Alfaro,
Chone, El Carmen con 100 kilómetros de distancia. Numerosos
baches dificultan el tráfico. La vía Suma-Pedernales,
inaugurada hace 6 meses, se deteriora con rapidez debido a las
fuertes lluvias. La zona de Pueblo Nuevo es la más crítica en
el kilómetro 60, donde la mesa de la carretera presenta serios
problemas, el puente en el río Cabuya se cayó. 10 mil personas
de 20 recintos están aisladas. Los 25 kilómetros de la vía
Portoviejo, Santa Ana y Olmedo están deteriorados. La vía que
conduce desde Manta hacia Jipijapa y Paján también presenta
grandes baches. Hasta la fecha la Subsecretaria de Obras
Públicas en Manabí ha invertido 4.300 millones de sucres en
mantenimiento de las carreteras, ello dentro de la etapa de
prevención por los efectos de el fenómeno de El Niño.
Redacción Manta

Azuay con más deslaves

Las tres vías que comunican a Azuay con la Costa no se
salvaron de El Niño. Hasta el miércoles de esta semana solo en
la vía Cuenca-Molleturo-Naranjal se registraron 20 deslaves
medianos y 40 leves. Ver volquetes, palas y aplanadores es
común en la época invernal, pero la actividad de la maquinaria
se duplicó en las últimas dos semanas por la peligrosidad que
representan estos deslizamientos. De hecho, el sábado pasado
el camino hacia Guayaquil, por la vía Biblián-Zhud-Cochancay,
estuvo obstruido casi por 24 horas porque buena parte de un
cerro se vino abajo. La vía Biblián-Zhud-Cochancay y la
Cuenca-Girón-Pasaje, que lleva a Machala. en el kilómetro 70,
a la altura de la población de Tugula, es el que más problemas
tiene. Los deslizamientos son ocasionados por una filtración
de aguas del canal de riego San Francisco. Cada día hay uno,
no obstante, la circulación vehicular no se detiene, porque la
limpieza es constante. En la Paute-Guarumales los
deslizamientos son menos comunes pero por prevención a partir
del 24 de noviembre se suspenderá el tráfico por la misma.
Entre tanto se habilitará el camino de Ñamirín en el kilómetro
12. En la Cuenca-Loja hasta Oña no hay interrupción; el único
inconveniente es el agrandamiento de los baches, por la
erosión que provoca el agua. Redacción Cuenca

Esmeraldas sin recursos

Más de 360 kilómetros de vías asfaltadas experimentan un agudo
deterioro. La troncal La Concordia-Quinindé-Esmeraldas es la
que en mejor estado está, aunque hay una creciente destrucción
de protecciones laterales, en especial, de Quinindé a
Esmeraldas, el tramo crítico está a la altura del Mirador. La
carretera hacia el norte está en deplorables condiciones desde
hace cinco años. Con el aguaje de febrero y marzo quedó al
aire a la altura de la parroquia Camarones: esta población ha
hecho dos paros para lograr la reparación. Miles de baches se
observan desde Rioverde al recinto Vainilla, desde donde
empieza el tramo I (terminado) de la nueva vía Borbón-Mataje.
La Ibarra-San Lorenzo tiene humedecimiento. De Esmeraldas a
Súa hay un regular estado: el puente sobre el río Tonsupa
tiene desperfectos. En el tramo Súa-El Salto-Muisne, las
lluvias han afectado el último bacheo. Los caminos de segundo
orden y vecinales han sufrido las mayores consecuencias: la
vía a la parroquia Carlos Concha está semicortada. La
Rioverde-Chontaduro se ha vuelto intransitable por el lodo.
Redacción Esmeraldas

El Oro: vías rehabilitadas

Pérdidas en el orden de los 2.500 millones de sucres
ocasionaron las lluvias en el sistema vial orense. La
destrucción de un puente en el estero Medina y parte de un
tramo de la vía Zaruma-Piñas son los mayores daños. Todas las
carreteras son rehabilitadas y está por concluir la limpieza
de derrumbos de la vía Vega-Rivera-Paccha. En todas las vías,
consideradas de montaña, como Zaracay-Balsas-Santa
Rosa-Zaruma, Zaruma-Paccha, entre otras, el Ministerio está
trabajando en una limpieza de cunetas y alcantarillas. En la
vía Portovelo-Osorio se ejecutan dos alcantarillas grandes y
un muro. En la vía Portovelo-Curtincapac-Salatí se ha hecho
limpieza. En Santa Rosa se hizo un recapeo sobre el puente del
río Pital y bachado todo el sector. También se hizo muros de
hormigón en la carretera Zaracay-Balsas; la construcción de
cunetas en la carretera Balsas-Río-Pindo y la reconstrucción
de cunetas en la Balsas-Zaracay. (Texto tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.