Sociedad Y Estado Se Desconocen


Publicado el 28/Noviembre/1997 | 00:00

Quito. 28 nov 97. Presos que se crucifican. Ataúdes que
deambulan por las calles en busca de justicia. Indígenas que
bloquean las carreteras. Maestros y médicos que paralizan su
trabajo diario para protestar por un mejor salario. En fin,
parece que en el Ecuador no hay manera de llamar la atención
del Gobierno de otra manera que no sea la protesta radical y
violenta.

Es el último tema de la serie en torno a la Asamblea,
presentados por HOY, y es tal vez, el tema que quedará
pendiente en la nueva Constitución: el reencuentro del Estado
con la gente, de la política con la fuente de su legitimidad.

El presidente de la Fundación Esquel, Cornelio Merchán,
explica que la toma de decisiones está concentrada en el
Estado y los partidos políticos. El problema está en que el
Estado y los partidos ya no representan a la gente.

Por eso, continúa, si se desea ampliar la participación en la
democracia, es necesario reformar el Estado y el régimen de
partidos. Esto implica que el Estado reconozca las formas
populares de organización y que la nueva Constitución las
integre a los municipios.

Además, la Constitución debería garantizar el derecho de la
gente a entregar proyectos de leyes. Debería autorizar la
revocatoria del mandato a los alcaldes. Y fomentar la
autogestión, para que los ecuatorianos sean protagonistas de
su propio desarrollo.

Asimismo, Elsie Monge, de la Comisión Ecuménica de Derechos
Humanos, considera que, al ampliar la participación, le hará
más fácil y útil la famosa descentralización estatal.

¡Pero se trata de una meta larga y difícil! Por eso, Monge
piensa que es necesario que la nueva Constitución incluya un
artículo que obligue al Congreso a tramitar, en un año, las
leyes secundarias y reglamentos que demandará la ampliación de
la participación ciudadana.

Mientras tanto ¿qué puertas abiertas puede dejar la
Constitución? Qué esperan de ella sectores que están
participando en la contienda desde el lugar de la sociedad
civil: los jóvenes o las mujeres, por ejemplo?

HEMOS ECHADO TODA LA LEÑA AL FUEGO

La próxima instalación de una Asamblea Nacional que reformará
la Constitución, será una gran oportunidad para que los
movimientos de mujeres concreten viejas y nuevas aspiraciones.

'Las mujeres, como en ningún otro proceso, tendremos una gran
presencia' en la Asamblea, pues 'hemos echado toda la leña
al fuego', dijo a IPS Magdalena Adoum, una respetada
dirigente ecuatoriana.

Mujeres de todas las regiones, 'de todas las tendencias
ideológicas y edades, participarán como candidatas, ya sea en
movimientos independientes o incluidas en las listas de los
distintos partidos políticos', comentó Adoum, una periodista
que desde hace 55 años encabeza organizaciones de mujeres.

La participación de las mujeres en este proceso electoral
'demuestra que la política ha cambiado gracias a la presión
que hemos generado a lo largo de muchos años', dijo Adoum,
quien fue designada representante del Ejecutivo ante el
recientemente creado Consejo Nacional de la Mujer (Conamu).
Esta alta presencia se debe en gran parte 'al cumplimiento de
la ley de elecciones, que establece que las listas de
candidatos deben tener el 20 por ciento de mujeres como
mínimo', consideró Alexandra Vela, candidata a la Asamblea
por la democracia cristiana en la provincia de Pichincha.
Vela, ex vicepresidenta del parlamento ecuatoriano, considera
que muchas de las candidatas 'serán elegidas y esto
contribuirá a tener un organismo equitativo que podrá
presentar un documento constitucional que tenga una
perspectiva de género'.

'En los últimos años, se nota un mayor protagonismo de los
movimientos de mujeres', señaló Lourdes Rodríguez, también
candidata por Pachakutik y dirigente de la Coordinadora
Política de Mujeres, 'Nosotras luchamos por la Asamblea y por
participar activamente en ella', dijo Rodríguez.

SOCIEDAD DE GOBERNANTES

Patricio Moncayo, candidato de la Izquierda Democrática en
Pichincha, piensa que es posible dictar en la Constitución una
forma de participación ciudadana: conformar una sociedad de
gobernantes, establecer un sistema de gobiernos que vayan
desde nivel macro hasta el nivel de las organizaciones
barriales, en la perspectiva de distribuir conciencia y poder
en la población.

Hasta el momento - sostiene Moncayo- podrôamos clasificar en
dos categorías los actores del proceso político: los oferentes
de soluciones, que seríamos los "candidatos"; y por otro, la
mayoría que es la demandante de soluciones, los oferentes como
milagrosos portadores de soluciones para todo tipo de
problemas, los demandantes pasivos y quejumbrosos. Esto hace
que cuando son electos los primeros, los problemas de la
comunidad organizada son marginados, dejados de lado porque a
los ojos de la autoridad ese tipo de problemas representan
cuestiones secundarias que, sin embargo, para la comunidad
organizada son del más alto valor. ¿Por qué no transferir
poder?

Moncayo plantea impulsar una reforma que permita fortalecer a
las juntas parroquiales como entes decisorios que afronten
problemas locales, competencia que hoy no tienen . Se trata de
ampliar la base social del ejercicio del poder. Si la
comunidad organizada asume sus responsabilidades, eso va
generando conciencia de poder y de gobierno.

LUIS CORRAL POR LA 21
CONSCRIPCION ECOLOGICA

Luis Corral es, quizá, el más joven de los candidatos, con sus
veinte y pico de años. Se presenta en Pichincha por la lista
21, "el equipo de Ehlers", ecologista, piensa que un país
donde los jóvenes no tienen esperanza, está clínicamente
muerto.

"Quiero que los jóvenes tengan el poder para construir su
destino. Con una nueva Constitución hecha con la participación
de todos, vamos a iniciar una aventura ecológica como
alternativa a la conscripción militar. Los jóvenes, hombres y
mujeres, de 18 años serán los brigadistas que defiendan
nuestro medio ambiente. Vamos a ser la generación de fin de
milenio que salvó a nuestro ecosistema de la destrucción.
Dejaremos de herencia a nuestros hijos: aire limpio, ríos
cristalinos, selvas mágicas y cielos azules para soñar y
seguir volando cometas."

"Los partidos políticos nos han quitado la voz, agrega Corral.
Vamos a romper los monopolios de decisión política a través de
asambleas ciudadanas a nivel barrial, parroquial, cantonal y
provincial. Apoyamos la descentralización con una activa
participación ciudadana: de lo local a lo nacional. Con una
nueva Constitución hecha con la participación de todos,
trendremos el poder directo para el control de la gestión
pública, nominaremos nuestros candidatos y candidatas para las
funciones públicas y recuperaremos nuestra capacidad para
decidir el tipo de país que queremos."

Corral propone una revolución educativa, enraizada "en nuestra
identidad diversa multiétnica".

JENNY ESTRADA POR LAS MUJERES
CONCIENCIA POLITICA DESDE NIÑOS

Jenny Estrada, candidata de Guayas por el Movimiento de
Mujeres, considera necesario introducir en la Constitución
reformas que impulsen una educación electoral desde la
infancia.

Desde las aulas, es necesario enseñarles a los niños a tomar
decisiones electorales, introduciendo, para ello, ejercicios
prácticos y didácticos en la materia de cívica. Piensa que si
al niño se le exige cédula de ciudadanía, este debe saber qué
significa una ciudadanía. Hay que introducir a los niños en
el mundo de sus deberes y derechos.

Otra vía para fortalecer la participación ciudadana es
extender la tarea del Tribunal Supremo Electoral, más allá de
los períodos pre y post electorales. El TSE debe educar
constantemente al electorado, explicar por qué existen los
padrones electorales y mucha más información que la gente
desconoce.

En cuanto a la estimulación a la participación del pueblo en
la acción barrial, ésta, luego de alcanzar logros para todos,
tomaría fuerza e impulsaría a los líderes a postularse para
las elecciones seccionales. Así, es posible que los ciudadanos
obtengan poder como un medio para ayudar a solucionar los
problemas comunitarios.

Finalmente, estima necesaria la introducción en la reforma, de
leyes que obliguen a los medios de comunicación a colaborar
permanentemente con la difusión de los derechos que todo
ciudadano tiene y debe conocer, como aquellos que constan en
la constitución o en el código del trabajador.

Jenny Estrada concluye que "se trata de educar políticamente
a la población, para que trate de desarrollar su conciencia
política y pueda decidir por sí misma."(DIARIO HOY) (P. 2-A)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.