Recorrido por donde se amontona chatarra


Publicado el 04/Mayo/2002 | 00:00

A la entrada de la ciudad de Babahoyo se encuentra el taller de mantenimiento de maquinarias del gobierno Provincial de Los Ríos. En un canchón, donde el terreno se mezcla con el aceite y el diésel derramado, se observan volquetas, motoniveladoras, tractores y tanqueros amontonados como chatarra.
El Consejo Provincial de los Ríos, según la información proporcionada en el Ministerio de Obras Públicas (MOP), es uno de los organismos que más equipo caminero ha recibido desde 1984: 24 volquetas, siete motoniveladoras, cinco cargadoras, tres rodillos, entre otros, para que se encargue del mantenimiento vial.
Mientras cae la lluvia en Babahoyo, dos técnicos reparan un tractor, el cual servirá para realizar trabajos en el recinto de la parroquia Febres Cordero, del cantón Babahoyo, según comentaron. Unas pocas máquinas (que tienen más de quince años) reciben mantenimiento preventivo.
El Ministerio de Obras Públicas entregó $9 409 200 en equipos camineros a los diversos Municipios y Consejos Provinciales del país, mediante la firma de más de 500 convenios de comodato (la parte solicitante se compromete a restituir la maquinaria en iguales o mejores condiciones de las que la recibió), pero la mayor parte de esta maquinaria es abandonada hasta en los camales. "El organismo de Los Ríos no posee los recursos suficientes para arreglar los equipos. Nos hemos dedicado a trabajar con lo que tenemos", dice el jefe de talleres del Consejo, Edgar Macías, mientras indica, en un costado de su oficina, repuestos deterioradas por la corrosión.
Motoniveladoras, blazers, jeeps, volquetas, cargadoras, tractores, rodillos, excavadoras, plantas asfálticas, concreteras, rodillos, son solo algunos de los equipos camineros del MOP que fueron prácticamente "deshuesados", en Municipios como los de Alausí, Mocha, Riobamba, etcétera. Los equipos, por lo general, se han utilizado antes para trabajos pesados como el traslado de material pétreo y el mantenimiento de carreteras.
Edgar Macías, del Consejo de Los Ríos, dice desconocer cuánta maquinaria que está en condición de chatarra pertenece al MOP. "Esa inquietud la tiene que responder el director del departamento de Obras Públicas, quien se encuentra supervisando trabajos en Quevedo", afirma. Aunque en el Ministerio aseguran que en la actual administración solo han entregado equipos a Napo, no se explica cómo dejaron que se transformaran en chatarra todos los que pasaron a los organismos seccionales y que supuestamente tenían como objetivo descentralizar el mantenimiento de las vías.
El MOP aún no es estable el monto de las pérdidas, y piensa "sacarse el muerto de encima" con el Reglamento a la Ley de Descentralización, publicada en el Registro Oficial del 18 de junio de 2001. En ese documento se definen las condiciones en las que el Estado debe trasladar a los Municipios y Consejos Provinciales recursos humanos y técnicos. Y lo que el MOP analiza es cómo entregar a perpetuidad los millones de dólares que se transformaron en chatarra, en tanto que las autoridades locales reclaman maquinaria nueva. (JCC-CHM)

Las máquinas

l "El Ministerio debería dejar la maquinaría en los Municipios, ya que es de mucha ayuda", dijo Iván Sánchez, del Municipio de Cuenca.
l Cada director provincial del Ministerio de Obras Públicas debe verificar que el convenio firmado con algún Municipio o Consejo Provincial se cumpla.
l En las Direcciones Provinciales del Ministerio de Obras Públicas existen administradores que inspeccionan las vías y supervisan los equipos.

La fiscalización se limita a saber en qué se usa

El proceso de solicitud de comodato de maquinaria con el Ministerio de Obras Públicas empieza cuando los alcaldes, prefectos o directores de entidades solicitan el equipo caminero para ser utilizado en las calles y vías. Para ello, se establece un convenio jurídico de comodato. El acuerdo se firma entre los representantes de las dos instituciones y un procurador síndico delegado por el Municipio o el Consejo Provincial.
De los 583 convenios de comodato que ha firmado el MOP con los organismos seccionales, 492 están vencidos y solo 91 continúan vigentes, según informó Arturo Calderón, jefe de Equipos del Ministerio. En la actualidad, de acuerdo con el funcionario, esta maquinaria estaría valorada en más de $9 millones.
El tiempo de duración del convenio varía según las necesidades de la entidad que pida el comodato, pero, generalmente, es por un lapso de tres a cinco años. "Son convenios que se pueden renovar", dijo Alarcón. Cuando el interesado recibe la maquinaria en mal estado, este debe repararla para su uso. Según el convenio, el solicitante debe devolver la maquinaria mejorada o acondicionada, siempre que estas instituciones tengan fondos.
"Raras veces los organismos seccionales reparan la maquinaria, porque, por lo general, los equipos son demasiado viejos y las entidades solicitantes no tienen recursos para repararla; sin embargo, no quieren quedarse sin ella y tratan de arreglarlas de alguna manera. Hay inversiones en esas instituciones en reparación de maquinaria, que pueden ir de $100 a $12 000", sostuvo Calderón.
El MOP fiscaliza el equipo caminero comprobando que sea utilizado en las labores para las que lo solicitaron. Las Direcciones Provinciales presentan informes cada tres meses. (JCC)

No quieren volquetas viejas, sino nuevas

Hasta el momento, el Ministerio de Obras Públicas ha entregado en comodato 568 máquinas a los Municipios, Consejos Provinciales y otros organismos estatales. Entre los equipos automotores se cuentan 262 volquetas, 79 motoniveladoras y 59 cargadoras. Toda la maquinaria tiene un valor actual calculado en $9 409 200, aunque se carece de un inventario del estado real de las máquinas.
El MOP piensa dejar a perpetuidad en manos de los Municipios y Consejos Provinciales los equipos, utilizando la Ley de Transferencias y Responsabilidades.
Marco Escalante, director de Planificación del Ministerio de Obras Públicas, dijo que la Ley se creó en noviembre del año pasado, luego de una intensa negociación. "Primero se firmó un convenio con el Consejo Nacional de Modernización del Estado, en donde se establecieron compromisos con la Confederación de Consejos Provinciales del Ecuador (Concope) y se analizó el mecanismo para la transferencia de competencias", aseguró.
De acuerdo con esta Ley, los Consejos Provinciales deben encargarse de las carreteras de la red provincial. Para cumplir ese objetivo, Obras Públicas entregaría de por vida la maquinaria que se halla en comodato en los organismos seccionales; esta sería una donación final.
Esta entrega definitiva sería parte de la negociación que ha emprendido el Ejecutivo para transferir competencias a los organismos seccionales. Negociaciones que no concluyen, según Escalante, porque los alcaldes y prefectos no quieren hacerse cargo de las máquinas obsoletas y reclaman equipos nuevos para cumplir con lo estipulado en los artículos 9 y 10 de la Ley de Modernización: las redes viales provinciales deben ser atendidas por los Consejos Provinciales.
"Este es un proceso largo, precisamente porque faltan recursos", aseguró. (JCC)

¿Se utiliza la máquina estatal o la particular?

Betty Montalván, jefa del departamento de fiscalización de la prefectura, dijo que con la maquinaria con que cuenta el Gobierno Provincial de Los Ríos (62 en total) han podido ejecutar un 20% de trabajos dentro de Babahoyo, en los cantones de Baba, Quevedo, Vinces, Montalvo, Urdaneta y hasta en parroquias rurales y recintos.
No obstante, según pudo conocer BLANCO y NEGRO, las obras públicas planificadas en la gestión del prefecto, Jorge Marún, se ejecutan por medio de contratos con constructoras privadas (entre las que se destacan Odorisio y Cartoubasa), las cuales prestarían sus servicios y tecnología de punta especializada en el lastrado de caminos, asfaltado y rehabilitación de carreteras, entre otras cosas.
"Si los contratistas no cumplen, se cancela solo lo que hicieron. Hay volquetas que solo han servido para cubrir los inconvenientes de la crudeza invernal", sostuvo Montalván, y dijo que para planificar (fiscalizar) los trabajos cuentan con ocho ingenieros, que no pueden disponer de la maquinaria estatal porque está dañada. (CHM).

Los malabares para trabajar en las carreteras

La mayoría de Municipios y Consejos Provinciales no lleva un registro de los equipos que pertenecen al MOP ni de las condiciones en las que llegaron. No hay inventarios, solo chatarra

Una volqueta inservible, llena con sacos de basura para reciclar, permanece abandonada en los talleres de Obras Públicas del Municipio de Alausí, esta maquinaria no consta en el listado del equipo caminero entregado en comodato por el Ministerio de Obras Públicas a esa Municipalidad.
A un costado se ve un asno amarrado a un rodillo obsoleto; esa máquina se consiguió luego de la firma de un convenio de comodato entre el Municipio de Alausí y el Ministerio de Obras Públicas; además, esa Secretaría de Estado le entregó al Cabildo local una motoniveladora, una cargadora y un tractor.
"La administración municipal anterior no hizo una entrega formal de los equipos, ni nos entregó documentos para informarnos del estado de la maquinaria", dijo Manuel Yulán, actual director de Obras Públicas del Municipio de Alausí.
En las instalaciones del Camal Municipal, el tractor entregado en comodato está deteriorado y oxidado; no funciona porque sus piezas fueron retiradas por funcionarios de Obras Públicas, según los empleados del Municipio. De esa forma se obtendrían repuestos. La cargadora es la única que aún se mantiene activa.
Eduardo Romero, operador de la máquina, cuenta que los equipos llegaron de Santo Domingo de los Colorados. "La cargadora estaba arrumada en los talleres de esa ciudad, luego se consiguió el comodato; el equipo no vino en condiciones para trabajar, tenía las llantas desgastadas; sin embargo, la administración actual puso neumáticos nuevos para hacerla operativa. Pero a veces la cargadora falla porque los cables de la pala se rompen constantemente, y hay que reponerlos de inmediato", afirmó Yulán.
El sistema hidráulico de la cargadora y la reposición de las llantas le costó al Municipio local $8 000.
"La cargadora es útil para el mantenimiento vial; vamos a adquirir una motoniveladora, con el fin de armar dos frentes de trabajo, cada uno tendría una cargadora, un tractor, dos volquetas y una motoniveladora, pero si entregamos la cargadora, se desarmaría todo el paquete", aseguró Yulán.
El resto de la maquinaria entregada en comodato, como el rodillo, casi no sirve, la reparación sería muy costosa, pues el sistema hidráulico y la dirección están dañados, por ello piensan comprar una bomba nueva. (JCC)

El alcalde únicamente quiere la cargadora que aún funciona

Varios funcionarios del Ministerio de Obras Públicas llegaron al Municipio de Alausí para hacer un peritaje de las máquinas y equipos.
"La inversión es demasiado fuerte como para reparar la maquinaria y que luego nos digan que debemos devolverla", confesó Manuel Yulán, director de Obras Públicas del Municipio de Alausí. Esta maquinaria reposa en el Taller Municipal y en el Camal, llena de óxido e incluso de maleza. "La motoniveladora estaba desarmada, nunca funcionó; se la armó para que se la lleven, hace más de seis meses; el tractor será retirado próximamente", explicó.
Las autoridades del Municipio de Alausí tomaron la decisión de no renovar el comodato con el MOP porque creen que los equipos requieren una fuerte inversión. "El MOP nos hizo la solicitud de devolución y la acataremos, pero queremos renovar el convenio de la cargadora para recuperar en algo la inversión que hicimos", insistió Yulán. (JCC)

Todo lo que llega ya está obsoleto

Miembros del Departamento de Obras Públicas del Municipio de La Maná, explicaron que dos volquetas entregadas en comodato por el MOP están en reparación; mientras que una camioneta no sirve y una motoniveladora les daría constantes problemas.
En Obras Públicas de Salcedo, Cotopaxi, se indicó que habían recibido dos volquetas, un rodillo y una cargadora en comodato. Las volquetas y el rodillo están en regular estado y estarían arreglando el cucharón de la cargadora.
Oswaldo Vásquez, director de Obras Públicas del Municipio de Sigchos (Cotopaxi), dijo que de la motoniveladora, la volqueta y la cargadora entregadas en comodato por el MOP, solo funciona la primera, y que el resto de maquinaria que llegó es obsoleta. (JCC)

Solo latas se ven en los patios municipales de Riobamba

En 1995, el Municipio de Riobamba adquirió, mediante la firma de un convenio de comodato con el Ministerio de Obras Públicas, un rodillo, una planta asfáltica, una cargadora y una motoniveladora. Carlos Carpio, director de Obras Públicas de ese Cabildo, dijo que la maquinaria automotriz ya ha cumplido más de 18 años de vida útil, por lo que los repuestos son difíciles de conseguir.
La planta asfáltica está arrimada en los talleres de este Municipio; su estructura presenta restos de material pétreo. La planta casi nunca trabajó, además "producía mucha contaminación", dijo Carpio. "Tuvimos quejas de los vecinos y se optó por no hacerla trabajar más", explicó un trabajador de los talleres.
"La motoniveladora no está en las mejores condiciones, per funciona, aunque el sistema de transmisión está averiado, y el rodillo casi no sirve. "La trajeron en malas condiciones, a cada momento tiene problemas en su sistema", enfatizó un trabajador de la Dirección de Obras Públicas del Municipio de Riobamba. "Vino sin motor, le arreglaron las cucharas, pero trabaja lento. Estas máquinas pasan más tiempo dañadas que funcionando", insiste.
Por otro lado, William Pico, director de Obras Públicas del Municipio de Patate, Tungurahua, dijo que de las dos volquetas que constan en la lista de la maquinaria entregada por el MOP, solo recibieron una.
En el cantón Guano, el director de Obras Públicas del Municipio local, Tito Castillo, señaló que receptaron en comodato una cargadora y una motoniveladora. De las cuatro volquetas que aparecen en la lista de la maquinaria entregada por el MOP a ese Cabildo solo tienen una; además, un tractor que también consta en esa lista, al parecer, no existe. (JCC)

Recuerdos de un conductor de maquinaria pesada

Galo Díaz, chofer de maquinaria pesada, recuerda que en 1984, durante el régimen de León Febres Cordero, llegó maquinaria al Gobierno Provincial de Los Ríos (en buenas condiciones), y que, desde aquel entonces, no han recibido ningún equipo en calidad de comodato.
"Tenemos 28 volquetas, una escoba mecánica, cinco motoniveladoras y tractores. Con eso ambicionamos asfaltar y rehabilitar lo más pronto posible caminos que fueron destruidos por el crudo invierno", dijo. Hasta el momento, con una parte de la maquinaria hábil han asfaltado tres caminos principales que conducen a las poblaciones de Guare, Baba, Montalvo, La Julia, Caracol y Quinsaloma.
"El parque automotor es pequeño para todos los caminos que tienen los 12 cantones de la provincia. Es increíble, trabajamos ocho mecánicos para mantener las máquinas y gastamos a diario de $35 a $40 en combustible", sostuvo. (CHM)

Organismos del Azuay dan buen uso a las herramientas

Ni el Consejo Provincial del Azuay, ni el Municipio de Cuenca pretenden devolver la maquinaria que les fue entregada en comodato por el Ministerio de Obras Públicas. Los funcionarios de las instituciones comenzaron con los trámites para renovar los contratos en algunos casos, y en otros, para solicitar el traspaso definitivo.
El Consejo Provincial dispone de un semirremolque y dos trituradoras, estas últimas se encuentran en La Josefina desde 2000.
Las trituradoras dan servicio a los Municipios de la provincia y son usadas por el Ministerio de Obras Públicas, según dijo el prefecto del Azuay, Marcelo Cabrera.
El remolque sirve para transportar cemento, tubería y material de construcción a las comunidades del Azuay. "Es un elemento con plataforma, chasis, ejes y llantas, pero no es autopropulsable, por lo que necesitamos acoplarlo a un cabezal para darle mejor uso", dijo Santiago López, director del departamento de Obras Públicas del Consejo Provincial.
El Municipio de Cuenca también ha pedido al MOP la renovación del comodato para seguir utilizando un semirremolque y dos plantas asfálticas. El comodato comenzó hace cinco años y la maquinaría se encuentra "en buenas condiciones", según el director de Obras Públicas del Cabildo, Iván Sánchez. (RMT)

ANALISIS
El despilfarro del dinero del Estado

Aunque las autoridades no lo consideran de ese modo, la actitud negligente de los organismos seccionales es parte de la corrupción que carcome al país.
El presente informe de BLANCO y NEGRO muestra cómo la mayoría de los Consejos Provinciales y algunos Municipios del Ecuador han desperdiciado ingentes cantidades de recursos, solamente por no dar el mantenimiento adecuado a la maquinaria que les fue entregada por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), después de intensas gestiones ante el Gobierno.
Lo que ocurre, sobre todo en el Consejo de Los Ríos, es la muestra de que la irresponsabilidad le cuesta caro al pueblo ecuatoriano.
La mayoría de las volquetas, tractores y otras herramientas se han transformado en chatarra inservible, mientras las vías de la provincia están descuidadas.
Eso también sucede en el Municipio de Alausí, donde las autoridades dicen no tener el dinero suficiente para reparar el equipo que se dañó, por lo que la maquinaria forma parte de los despojos de la institución, sin que nadie se responsabilice por la pérdida.
Pero la responsabilidad no parece ser solamente de las autoridades seccionales, sino del propio Ministerio que hizo las auditorías cuando ya todo estaba perdido.
El buen uso que han dado a la maquinaria recibida tanto el Consejo Provincial del Azuay cuanto el Municipio de Otavalo, asoma, por lo tanto, como la excepción que confirma la regla de que en el Ecuador nadie aprecia el dinero o, en este caso, las maquinarias, cuando llega sin entregar nada a cambio, con la sola presión a las autoridades.
Por eso no se han respetado las cláusulas de los convenios que determinan que el mantenimiento de las herramientas corresponde a las instituciones beneficiarias.
Simplemente, la maquinaria donada por el MOP está perdida, y quizá ya no haya nada que hacer. No obstante, la Contraloría y las instituciones de control están llamadas a pedir cuentas a los responsables del perjuicio para crear un precedente. (TFF).
(BLANCO Y NEGRO 04 DE MAYO DE 2002)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.