Desempleo Una Calamidad Social


Publicado el 29/Julio/1995 | 00:00

Buenos Aires. 29.07.95. Dos influyentes obispos argentinos
expresaron el viernes su inquietud por las consecuencias
sociales de la desocupación sin precedentes que se registra en
el país (18,6%), equivalente a 2,2 millones de personas.

El prelado de la ciudad bonarense de Quilmes, monseñor Jaime
Novak, convocó a los fieles a plegarse a una jornada de "ayuno
y oración", el próximo 4 de agosto, para el alivio de los
afectados por "la terrible prueba del desempleo".

En una carta difundida este viernes, Novak citó la encíclica
del Papa Juan Pablo II sobre el trabajo humano, donde afirma
que "la desocupación es en todo caso un mal y, cuando asume
ciertas dimensiones, puede convertirse en una verdadera
calamidad social".

Novak está a cargo de la popular diócesis de Quilmes, en el
cordón industrial que rodea a Buenos Aires, donde radican 1,1
millones de desempleados, la mitad del total del país, según
cifras oficiales.

A su vez, el obispo emérito de la sureña ciudad de Viedma,
monseñor Miguel Hesayne, atribuyó al modelo neoliberal en
vigencia en Argentina la causa del nivel de desempleo más alto
en la historia del país.

"Llamemos a las cosas por su nombre: la causa principal,
fundamental y originaria de la desocupación, es el sistema
neoliberal", aseguró Hesayne y agregó que "mientras estemos
dominados por ese modelo, el desempleo es su efecto social
lógico".

En diálogo con la prensa, el religioso dijo que el ministro de
Economía, Domingo Cavallo, a cuyo programa de libre
convertibilidad calificó de "perverso", le dio a los
argentinos "la aspirina de la estabilidad, pero está siendo un
remedio mortal porque (la contención de la inflación) se logró
sin equidad, sin justicia social".

Asimismo, acusó al presidente Carlos Menem -con quien mantiene
frecuentes polémicas públicas- de intentar vincular a la
Iglesia Católica con "el derrumbe social por culpa del
gobierno".

Opinó que una invitación de las autoridades para que esa
institución aporte en futuros planes oficiales para combatir
el desempleo "se parece una trampa".

"Menem, frente a la desocupación, quiere de alguna manera
escudarse en la Iglesia, tomarla de aliada y usarla", dijo el
influyente religioso, quien se desempeño durante dos décadas
al frente de la diócesis de Viedma (800 kilómetros al
sudoeste).

Protestas en las provincias

San Juan. 29.07.95. Medio millar de empleados estatales de
esta provincia del noroeste marchaban el mediodía del viernes
por las calles de la capital coreando consignas contra el
gobierno nacional y autoridades locales a raíz de la rebaja de
salarios que se impuso por decreto.

La sede del ministerio de Desarrollo Humano debió ser evacuada
esta mañana ante una amenaza anónima de bomba.

Asimismo, personal de vialidad y de la secretaría de Acción
Social ocupaba las instalaciones mientras que médicos y
empleados del hospital Guillermo Rawson habían tomado el
nosocomio.

La policía vigilaba las concentraciones y marchas, todavía sin
intervenir.

El pasado miércoles hubo duros enfrentamientos, con un herido
grave, a raíz de la reducción en los haberes de los
funcionarios estatales a quienes, además, les adeudan dinero
desde junio.

Anoche la legislatura provincial aprobó una ley que anuló el
decreto del gobernador Jorge Escobar, pero éste anunció ya que
vetará la disposición.

El ministro de Economía, Domingo Cavallo, anunció que enviará
30 millones de dólares para auxiliar a Escobar. El déficit de
esa economía provincial es de 23 millones de dólares
mensuales.

Por otro lado, en la ciudad capital de la provincia de Formosa
varios centenares de empleados municipales quemaron neumáticos
y corearon consignas para protestar por el atraso en el pago
de sus salarios.

También municipales de la ciudad de San Miguel (provincia de
Buenos Aires) reclamaron frente a la sede de la comuna e
instalaron una "olla popular", alimentada por comerciantes de
la zona.

En Córdoba (centro) los sindicatos del automóvil (privados)
convocaron para el próximo lunes a una marcha callejera para
protestar por suspensiones de casi dos mil obreros en las
fábricas terminales.

El déficit general de las provincias es estimado en dos mil
millones de dólares para 1995.

Dos millones de desempleados

Buenos Aires. 29.07.95. El gobierno argentino confirmó el
viernes que el número de desocupados en el país asciende a 2,2
millones de personas, equivalente a 18,6% de la Población
Económicamente Activa (PEA), un índice récord, al cuestionar
estudios de expertos que elevan a 2,6 millones la cifra.

Según un informe de la Secretaría de Programación Económica,
difundido hoy, la PEA en las áreas reveladas por los estudios
oficiales asciende 12,6 millones de personas, de las cuales
5,5 millones se concentran entre esta capital y las
localidades del conourbano bonaerense, donde radica la mayor
cantidad de industrias del país.

En las áreas que rodean a la capital argentina reside la mitad
de los desempleados (1,1 millones) del país, de acuerdo con el
relevamiento.

El trabajo añade que el resto de la PEA (7,1 millones)
corresponde a los centros urbanos del interior del país.

Sin embargo, especialistas notaron que la llamada Encuesta de
Hogares incluye sólo a la población urbana (30,7 millones en
total), quedando fuera de la medición de los habitantes
rurales, calculados en 3 millones de personas.

Asimismo, señalaron que se desconoce la situación laboral de
los residentes en el campo, pero el estudio oficial para medir
la desocupación global presupone que todos tienen empleo.

Tras divulgarse los índices oficiales de desempleo, el 19 de
julio pasado, varios economistas sostuvieron que la cantidad
de desempleados ascendía a 2,6 millones, basándose en una PEA
de 14 millones de personas.

Medidas de emergencia

El ministro de Trabajo, Armando Caro Figueroa, afirmó que la
inversión en capital humano, la reducción de costos laborales
accesorios y el refuerzo de las medidas en favor de
determinados trabajadores, son las principales estrategias del
gobierno para combatir la desocupación.

Explicó, en artículo con su firma en el matutino Clarín, que
en el caso de la rebaja de costos laborales accesorios, se
avanzará en "la reducción del impuesto al trabajo" para
"favorecer a la industria, a los servicios y a determinadas
zonas del país en función de su nivel de desarrollo".

En cuanto a favorecer a determinados trabajadores, Caro
Figueroa recordó que la ley de promoción del empleo
recientemente sancionada "define condiciones favorables para
la contratación de trabajadores mayores de 40 años, jóvenes,
mujeres, discapacitados, y ex combatientes de (la guerra por
las) Malvinas".

Además, extraoficialmente, se aseguró que se buscaría colocar
a unos 25.000 desempleados en tareas de mantenimiento en los
cuarteles del Ejército a cambio de una remuneración mensual de
200 pesos (igual dólares).

De paso se mitigaría cierto disconformismo castrense por la
supresión desde este año del servicio militar obligatorio que
quitó la masa de reclutas que se ocuparon por casi un siglo de
tales menesteres.

En la provincia de Buenos Aires (la más grande) su gobernador,
Eduardo Duhalde, anunció que utilizará a desempleados en
tareas de pavimentación manual de calles en diferentes
municipios.

También en la capital federal, el intendente Jorge Dominguez,
informó que proyecta poner en práctica un programa de limpieza
de calles y frentes de edificios con desempleados que
recibirán un sueldo de doscientos pesos mensuales.

Para este plan se piensa la utilización de entre mil y 1.200
personas.

Pero, el más ambicioso de todos los programas oficiales sería
el de construcción de 50.000 viviendas para ocupar a unos
300.000 desempleados, sobre un total oficial de 2,2 millones.

Por su lado, el gobernador Jorge Escobar (San Juan) comunicó
que vetará le ley que prohibe las rebajas salariales y
calificó de demagogos a los legisladores. Los gremios
estatales analizan medidas de lucha.

También en Córdoba los sindicatos de funcionarios prevén
protestas y movilizaciones para rechazar despidos y
reducciones de sueldos y de jornadas de trabajo. El gobernador
Ramón Mestre aseguró que si no aplica esas medidas, tendría
que despedir a 30.000 funcionarios.

Además, en el sector privado, hay casi dos millares de obreros
suspendidos y los gremios están en estado de alerta.(9A)
(Diario HOY. AFP)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.