Cuando El Mal Entra Por La Boca


Publicado el 20/Marzo/1997 | 00:00

Quito. 20 mar 97. Obviamente, este no es un caso aislado. Entre
el 3 de febrero y el 11 de marzo pasados, la Comisaría de Higiene
sancionó a 504 locales de expendio de comidas, solo en el norte
de Quito, por incumplir las normas elementales de seguridad
alimentaria.

Pero los índices de alimentos contaminados siguen siendo altos.
El último dato proporcionado por la Dirección de Higiene y
Promoción de Salud (DHPS) del Municipio de Quito señala que el
64 por ciento de los alimentos que se expenden en Quito son aptos
para el consumo humano, es decir, hay un 36 por ciento de comida
que es peligrosísima.

¿Qué ha hecho la Dirección de Higiene frente a este problema? LA
DHPS realiza, semanalmente, controles bromatológicos con
distintos tipos de muestras y en distintas cantidades.

Pero, los análisis no son suficientes. Con ligeras variaciones,
desde hace por lo menos dos años, los altos índices de comida
contaminada se han mantenido en la capital. Funcionarios de la
DHPS explican este hecho señalando que esta institución no tiene
la potestad de sancionar a quienes infringen las normas
sanitarias. Esa tarea está a cargo de las comisarías de higiene
de cada una de las tres zonas del Distrito Metropolitano.

Según Oscar Gómez, jefe de control sanitario de la DHPS, el mal
estado de los alimentos obedece a una falta de educación tanto
del vendedor como del consumidor, a la desocupación y al
incremento del comercio informal, entre otras. El funcionario
afirma que "la población que se dedica al comercio informal de
alimentos, por lo general, lo hace por un afán de sobrevivencia,
mas no por un conocimiento profundo de lo que significa la
preparación y el tratamiento adecuado de las comidas. Es decir,
se trata de una mano de obra no calificada". Gómez reconoce que
el porcentaje de alimentos aptos (64 por ciento) no es
suficiente, pero asegura que la DHPS se ha propuesto elevar ese
porcentaje al 75 por ciento a finales de 1997, a través del
control y, sobre todo, las multas -que van de 95 mil a 120 mil
sucres- y las preclausuras y clausuras definitivas de locales.

Y LOS DERECHOS DEL CONSUMIDOR

Tatiana Cisneros, directora de Tribuna Ecuatoriana de
Consumidores y Usuarios, asegura que, según información difundida
por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en 1995, el
Ecuador aportó con el 99 por ciento del total de casos reportados
por enfermedades de transmisión alimentaria (ETA), en varias
ciudades de América Latina.

Cisneros sostiene que el consumo de alimentos en malas
condiciones no solo afecta al organismo que lo ingiere. Más que
eso, en el aspecto cultural, va en contra de un principio
elemental de defensa del consumidor, mientras que en lo económico
atenta contra el desarrollo de los países afectados por esta
práctica alimentaria.

En 1992, el Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y
la Alimentación (FAO) reconoció el derecho de los consumidores
a contar con alimentos seguros. Según la experta, no solo es
importante contar con una producción alimenticia oportuna,
accesible y suficiente, sino, sobre todo, sana. "El 60 por ciento
de las enfermedades que se producen en el Ecuador son ocasionadas
por alimentos contaminados", dice Cisneros.

De acuerdo a investigaciones realizadas por la OPS, en Quito
existen 208 mil consumidores expuestos a contaminarse con
staphylococo aureus; 78 mil con B. Cereus y 91.000 con C.
Perfring, que son tipos de microbios presentes, principalmente,
en los alimentos que se expenden en la vía pública. A esto se
deben agregar las enfermedades ocasionadas directa o
indirectamente por el consumo de alimentos, como las enfermedades
cardiovasculares, cólera, tifoidea, cisticercosis, entre otras.

En conclusión, de nada sirve tener el estómago lleno, cuando lo
que consumimos nos puede llevar a la muerte.


SECTORES CRITICOS

- El problema de los alimentos no aptos es común a todas las
zonas de la ciudad y a todos los locales ya sean formales o
informales. Aquí, los sectores críticos:

- Sur: 25, 27, 31, 33 (Chimbacalle), 35, 37, 43 (La Magdalena),
45, 53, 55, 59 (La Villaflora), 61 (Chillogallo).

- Norte:14 (La Mariscal), 22 (La Colón), 30 (La Carolina), 44 (El
Inca), 48 (La Kennedy), 52 (Cotocollao), 60 (El Condado), 58
(Comité del Pueblo).

- Centro: 11 (La Marín), 5 (Larrea), 6 (El Belén).

- Los alimentos más peligrosos por orden de perecibilidad en su
orden son: mariscos (concha, camarón, pescado, etc), lácteos
(leche, queso, yogur, cremas, etc), cárnicos, alimentos cocidos,
refrescos, mayonesas y salsas .

- Para reconocer un alimento en posible mal estado, hay que tomar
en cuenta varios aspectos, principalmente: olor, condiciones
higiénicas del lugar de expendio, presentación personal del
expendedor.

- La DHPS ha puesto a disposición un teléfono para quejas y
denuncias sobre el estado de los alimentos en Quito: 503-508.

Indice comparativo de alimentos no aptos para consumo humano en
Quito durante los dos primeros meses de 1996 y 1997

ENERO 1996

Aptos No aptos Total muestras
Cárnicos y
derivados 8 17 25

Refrescos 24 18 42

Platos típicos
y cocidos 61 53 114

Lácteos 1 1 2
--------------------------------------------------------
TOTAL EN
PORCENTAJE 51% 49% 100%



FEBRERO 1996

Aptos No aptos Total muestras
Cárnicos y
derivados 1 1 2

Refrescos 1 3 4

Platos típicos
y cocidos 80 21 101

Lácteos 15 25 40

TOTAL EN
PORCENTAJE 65% 35% 100%



ENERO 1997

Aptos No aptos Total muestras

Cárnicos y
derivados - - -

Refrescos 29 41 70

Platos típicos
y cocidos 93 29 122

Lácteos 1 0 1

TOTAL EN
PORCENTAJE 64% 36% 100%




FEBRERO 1997

Aptos No aptos Total muestras

Cárnicos y
derivados 13 19 32

Refrescos 3 0 3

Platos típicos
y cocidos 109 47 156

Lácteos 12 11 23

TOTAL EN
PORCENTAJE 64% 36% 100%

FUENTE: Dirección de Higiene y Promoción de Salud del Municipio
de Quito. (DIARIO HOY) (P. 1-B)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.