Moscú (Rusia). 28 oct 95. No se presentan a las elecciones, no
conceden entrevistas y permanecen a la sombra del "líder",
pero siempre tienen acceso directo al jefe del Kremlin y ahora
se encuentran, con motivo de la hospitalización de Boris
Yeltsin, en la cúspide de la pirámide del poder en Rusia.

"Los hommes fuertes" del presidente ruso se situan alrededor
del jefe de la guardia presidencial Alexander Korjakov,
llamado a veces por la prensa "el Rasputin del Kremlin"
-alusión al monje favorito de la emperadora Alejandra, esposa
de Nicolás II-, que sigue a Yeltsin desde su llegada a Moscú
en 1985 y lo acompaña por todas partes, cuando va de caza o
efectua visitas oficiales.

El general Korjakov, de 45 años de edad, proveniente de la IX
Dirección del KGB y "mejor amigo" del presidente, es un hombre
con un papel político creciente, que los medios de
comunicación rusos evocan cada vez con más frecuencia. Se
inmiscuye en las decisiones del gobierno para "defender los
intereses nacionales del país" y, según los observadores
rusos, "da a Boris Yeltsin consejos sobre muchos temas
cruciales", en particular la política petrolera y la de los
ejecutivos.

En el tablero figuran también los fieles de Boris Yeltsin
desde sus comienzos dentro del Partido comunista en su región
de Sverdlovsk (Ural): su primer adjunto Viktor Iliuchin, 48
años, acompaña a Boris Yeltsin desde los años 70 y se ha
convertido en "un filtro de toda información, de los
encuentros y decisiones del Kremlin", según la prensa rusa.

Primero en conocer la disolución del Soviet supremo
(parlamento), decidida por Yeltsin en septiembre de 1993,
"permaneció calmo, como si le hubiera pedido que preparara un
expediente ordinario".

Viktor Iliuchin asumió ayer jueves la responsabilidad de
anunciar al personal del Kremlin y a la prensa el último
ataque cardíaco del presidente. Incluso provocó un principio
de pánico al destacar que el estado de Yeltsin "no suscitaba
demasiado optimismo". Consecuencia o no de esta iniciativa,
este viernes el médico del presidente recomendó a Iliuchin que
no fuera al hospital.

Entre los hombres más allegados al presidente figura el
poderoso jefe del Servicio federal de la seguridad (FSB,
ex-KGB), el general Mijail Barsukov. Ex jefe de los servicios
de seguridad del Kremlin, Barsukov se ganó la confianza del
jefe de Estado y forma parte igualmente del "círculo estrecho"
del presidente y lo acompaña a pescar o en sus vacaciones.

Aguda lucha por el poder en Rusia

La isquemia coronaria que padece el presidente ruso, Borís
Yeltsin, ha agudizado la lucha entre quienes desean mantenerle
en el Kremlin a toda costa y los que preferirían su retirada
para mantener el rumbo político del país.

La hospitalización de Yeltsin causó sorpresa en su entorno y
su principal asesor, Víctor Iliushin, dijo que el estado del
paciente "infunde poco optimismo" a los médicos.

Sin embargo, todos los dirigentes rusos entrevistados y hasta
el mismo Iliushin insistieron desde el primer momento en que
el presidente "sigue manteniendo en sus manos el timón" del
país.

Estas afirmaciones chocan con las escuetas noticias que llegan
del Hospital Clínico Central de Moscú, donde el jefe del
servicio médico presidencial, Serguei Mirónov, manifestó que
Yeltsin, por el momento, no puede reunirse ni siquiera con
Iliushin.

Al parecer, la única persona tiene acceso al presidente es el
jefe de su servicio de seguridad, general Alexánder Korzakov,
que le acompañó en el helicóptero al hospital.

Korzakov, considerado por muchos comentaristas políticos el
Rasputin de la Rusia postsoviética y el más interesado en que
Yeltsin siga en el Kremlin, es quien invariablemente figura
entre los primeros en la lista de las personas más influyentes
de Rusia.

En caso de que Yeltsin no repita mandato, el secretario del
Consejo de Seguridad y representante de Rusia en Chechenia,
Oleg Lóbov, junto con Korzakov, tendría que abandonar su
despacho, pues ambos deben sus cargos a su fidelidad al
presidente, igual que el titular de Defensa, general Pável
Grachov.

El contrapeso de este grupo, que tiene en sus manos casi la
totalidad de las Fuerzas Armadas del Estado, son el primer
ministro, Víctor Chernomirdin, y varios prebostes de la
economía rusa.

Lo importante para ellos es mantener el actual rumbo político
y económico y garantizar la estabilidad del país para evitar
imprevistos a medida que Yeltsin se vaya convirtiendo en una
figura simbólica.

Los conflictos entre estos dos grupos aumentaron durante el
último año, pues se enfrentaron abiertamente por el reparto de
las esferas de influencia, como el asalto por efectivos del
servicio de Korzakov a la sede del consorcio financiero "Most"
el otoño pasado.

La guerra en Chechenia les separó aún más, especialmente
después de que Chernomirdin impulsara personalmente el proceso
de paz en esa república separatista y decidiera encabezar el
bloque Nuestra Casa Rusia en las elecciones parlamentarias del
próximo 17 de diciembre.

Por el momento, los intentos de sus contrincantes de hacerle
frente en el futuro Parlamento parecen condenados al fracaso,
y las fuerzas políticas creadas con su apoyo, como el
movimiento Por la Patria -al parecer ideado por Korzakov-, es
casi seguro que no superarán la barrera del 5 por ciento de
votos requerido para acceder a la Cámara.

Además, carecen de una figura lo suficientemente carismática
como para presentarse a las presidenciales de junio próximo
con mínimas posibilidades de éxito, por lo que su futuro
depende directamente de si Yeltsin se presenta o no a ellas.

El nerviosismo que reina entre ambos grupos quedó patente en
declaraciones como la de que el Servicio de Seguridad del
presidente "dispone de todos los medios necesarios" para
frustrar posibles "intentos de usurpar el poder de algunos
funcionarios del Estado del más alto rango".

El único que, teóricamente, puede aprovechar la enfermedad de
Yeltsin para ocupar su puesto es Chernomirdin, pues, según
estipula la Constitución, asumiría las funciones de jefe de
Estado en "caso de incapacidad persistente" del presidente.

"Los criminales al asalto de la Duma"

"Los criminales al asalto de la Duma", advertía hace un mes el
presidente ruso Boris Yeltsin, proyectando una sombra sobre el
futuro parlamento. Pero la lista de los "delincuentes"
candidatos a las legislativas publicada el miércoles mezcla de
forma extraña a ex disidentes, acusados amnistiados o truhanes
reconocidos.

"Nos podemos imaginar qué leyes aprobarán estos diputados",
destacaba últimamente el fiscal general provisional Oleg
Gaidanov, al informar que 87 candidatos de diferentes partidos
habían estado en prisión o tenían antecedentes penales, cosa
que manchaba de antemano la reputación de la futura cámara.

Pero la "lista negra" de la comisión electoral no hace
distinciones entre el código penal soviético y el nuevo código
ruso, e incluye a ciudadanos íntegros confundidos con
embarazosos homónimos y señala tanto a alguno que olvidó pagar
la pensión alimenticia a su ex esposa, como a delincuentes
notorios.

Entre los "mafiosos de todas las edades y todos los tipos que
intentan llegar al poder" figuran el defensor de los derechos
humanos Serguei Kovalev, condenado a siete años de gulag en
1974, el sacerdote que ha colgado los hábitos Gleb Yakunin,
que estuvo internado en campos durante tres años por haber
publicado biblias en la URSS, o Lev Uboshko, que pasó 17 años
de cárcel y hospital psiquiátrico por "insulto al sistema
soviético".

Otros, como Lev Weinberg, son citados por "crímenes
económicos" que datan de antes de 1990, cuando la reventa de
un "blue jean" o el cambio de divisas estaban castigados con
la prisión.

Los ex golpistas de 1991 o 1993, como Valentin Varennikov,
Alexandre Rutskoi o Viktor Anpilov, todos amnistiados o
absueltos, también están en la lista de criminales.

"Es una provocación que apunta a manipular a la opinión
pública", acusó Rutskoi, iniciador de la insurrección
parlamentaria de 1993.

Por ejemplo, un candidato de Yabloko habría cumplido diez años
de cárcel por violación. "Este hombre nunca estuvo en la
cárcel y nunca violó a nadie", se trata de un homónimo, reveló
Evgueni Sobashkin, portavoz del partido reformador. (AFP-EFE)
(Política) (Diario HOY) (12A)
EXPLORED
en Ciudad Mosc (Rusia)

Otras Noticias del día 28/Octubre/1995

Revisar otros años 2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002 - 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997 - 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990
  Más en el