El sicariato deja sus huellas en el cantón El Carmen


Publicado el 16/Diciembre/2012 | 00:07

La policía registra 31 asesinatos en este año

Empresarios manabitas contrataron al consultor en seguridad internacional, Mario Falcones para que realice un curso de capacitación a 40 custodios o guardaespaldas de Manabí

El sicariato toma fuerza en Manabí. Las cifras ya no solo determinan a Manta, con 47 muertos en este año, como la urbe más atacada por este tipo de crímenes.

Hoy es El Carmen. Jurisdicción que termina el año con más de 31 asesinatos. En ninguno de ellos con denuncias formales de familiares o amigos y peor con detenciones de sus responsables.

El temor a represalias o actos vengativos merma la decisión final de presentar una denuncia ante fiscales.

La población de este cantón ubicado al norte de Manabí, está conmocionada por el alto grado de violencia que se vive en esta localidad, cuyas muertes amenazan con quedarse en la impunidad.

Wilfrido Vera, periodista local y quien ha documentado los casos, señaló que la mayoría de los crímenes han sido del tipo sicariato. El más común, explicó es cuando dos tipos llegan en moto y disparan a la víctima sin darle tiempo a nada. Generalmente huyen sin problemas, lamentó.

Los crímenes más conocidos por la policía se cometieron contra Santo Arquímides Murillo Cagua, Erli Leonardo Nevares Vera, Diego Chica, Benedicto Córdova, Julio Vite, Wilmer Moreira, José Miguel Miranda, Enrique Ricardo Zambrano Barén y otros más. Algunos de ellos empleados en actividades de compra de ganado, terrenos o de bienes de exportación.

Habitantes como Víctor Segovia y Efrén Zambrano señalaron que a eso se suma el alto nivel de extorsión que sufren muchos ganaderos y comerciantes a quienes les solicitan dinero a cambio de no hacerles daño. José Santana, señaló que este viernes 14 de diciembre en su barrio se escucharon detonaciones de metralleta "seguramente los hicieron para asustar a alguna familia que no quiere pagar por la extorsión".

Otros habitantes afirman que un factor que ha incidido en la escalada de violencia es la presencia de integrantes de reconocidas bandas delictivas que llegaron a la ciudad para seguir en sus fechorías, huyendo de operativos en Chone, Manta y Portoviejo.

Ciudadanos como Isidro Delgado en cambio lamentan que algunos de esos delincuentes fueron "contratados" por comerciantes y funcionarios para que les den protección, pero cuando son despedidos y se quedan sin sueldo empiezan a delinquir.

Víctor Tapia, jefe policial de El Carmen, señaló que el más reciente crimen sucedió el martes anterior cuando Luber Vélez Ayala, de 44 años fue asesinado en un karaoke. Dos tipos llegaron y le dispararon en la cabeza hasta asegurarse que estaba muerto.

Otros asesinatos han sido similares bajo la misma modalidad, aunque los criminales no tienen problemas en cometerlos en cualquier lugar de la población incluso en la zona céntrica y comercial, calles principales o sectores rurales.

El jefe policial señaló que investigan cada caso, pero señaló que muchas veces los procesos avanzan lentos porque los familiares no realizan denuncias formales y menos colaboran con los agentes que recopilan los datos.

En este año, en esa provincia , habitantes de Bahía de Caráquez, Pedernales, Chone, Tosagua Manta y Portoviejo, protagonizaron movilizaciones para reclamar al Gobierno por la inseguridad generada por la delincuencia, el sicariato y el narcotráfico.

La aparente ineficacia policial para detener a los sicarios llevó a los empresarios manabitas a contratar al consultor en seguridad internacional, el mexicano Mario Falcones para que realice un curso de capacitación en práctica de disparos y técnicas de protección a los custodios o guardaespaldas. La práctica estuvo centrada en prevenir el sicariato y la emboscada. Más de 40 personas se capacitaron. (GM)

Colombianos dedicados al negocio del chulco alteran tranquilidad ciudadana

El Carmen es uno de los cantones más productivos de Manabí.

Sus habitantes se dedican principalmente a la producción de plátano para la exportación, así como a la ganadería.

Además, recibe la visita de extranjeros, especialmente de colombianos que se dedican al negocio del chulco, es decir a realizar préstamos a altos intereses.

Cuando falla el pago de los intereses, empieza el hostigamiento para que pague la deuda. En muchas ocasiones aquello termina con la muerte del moroso.

El Carmen generalmente ha sido un pueblo tranquilo aunque de hombres que arreglan las cosas a su ley.

Sin embargo, ahora el sicariato y la extorsión alteran la tranquilidad de sus ciudadanos.

Así hasta este 12 de diciembre se contabilizaron 31 crímenes, una cifra que supera los 27 del año 2011 y que incluso todavía se pueden incrementar, señalan sus asustados habitantes.

Además de El Carmen, en el vecino cantón Pedernales también se registran hechos de sangre. El más reciente fue el doble crimen de dos hermanos que fueron acribillados y nadie supo quiénes fueron.

Otros señalaron que en el Carmen y Pedernales, siempre las cosas se han arreglado con la ley del monte (bala contra bala), lo cual sumado a la venta de droga generó la violencia que hoy afecta a las familias. En 2001 fueron detenidas 9 personas involucradas en actos de sicariato. En este año a nadie se ha apresado. (GM)

 



Actualizado por

1

jesalazar - en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990