Juan José Rodríguez hace gritar al silencio


Publicado el 17/Septiembre/2005 | 00:00

Es arriesgado pronosticar la persistencia de los autores literarios. Nadie recuerda ya el nombre del escritor de los best seller del tiempo de Gustave Flaubert, y si nos enteramos de su existencia es por su fugaz aparición en las actas del juicio contra el gran autor.
Por eso, hablar sobre autores aún no consagrados siempre implica un ejercicio de riesgo. Sin embargo, los poemas de Juan José Rodríguez (Ambato, 1979) parecen abrirse, poco a poco, espacios dentro de la crítica, además de poderse leer cada vez con mayor frecuencia en las revistas especializadas.
La obra de Rodríguez se inscribe dentro de un nuevo movimiento de la lírica ecuatoriana, una poesía que concentra sus mayores esfuerzos en la reflexión sobre sí misma, en la profundización que, a un tiempo, conduce al borde del silencio y al deslumbramiento.
La poesía de su segundo libro, Grabados sobre una columna derribada, se encuentra próxima al no decir, está poblada por estancias cortas, que apenas ocupan espacio sobre el papel. Esta presentación va acorde con la reflexión en su interior, donde se nota una preocupación extrema por la imposibilidad de la palabra para comunicar, pero también la plena consciencia de que es el único vehículo para la eternidad.
Los espejos y las ruinas son motivos reiterados en la poesía de Rodríguez, no como espacios reales, sino más bien como límites de la realidad, que solamente se pueden trascender mediante la palabra.
En la búsqueda de eternidad y su inmediata imposibilidad, la voz poética penetra en una extrema angustia cuyo vehículo expresivo es siempre el mismo: una poesía que reduce sus recursos al máximo para lograr la contundencia de su acción.
Como ya se anotó, Juan José Rodríguez no se encuentra solo en su búsqueda, sino que comparte lugar con otros poetas de su generación que comparten sus inquietudes. Solo por nombrar a algunos, cabría anotar a Ernesto Carrión, Carlos Garzón, César Carrión o Javier Cevallos, la mayoría con al menos un libro publicado.
Una generación que cuya obra empieza a concretarse, y que, seguramente, dará sus mejores frutos en los próximos años, aunque este tipo de afirmación es siempre un salto al vacío. (YM)

EL POETA

Juan José Rodríguez nació en Ambato en 1979. Poeta, editor y traductor, ha publicado Intención de sombra (CCE, 2001) y Grabados sobre una columna derribada (Arcanos, 2004). Poemas suyos han aparecido en varias revistas especializadas del Ecuador.

"La mujer siempre ha sido el gran tema de mi literatura"

La escritora guayaquileña Sonia Manzano habla sobre su nueva novela, Eses fatales

"No te llame al asombro si en cualquier momento llegas a descubrir las eses fatales de la vida -suicidio, soledad, sadismo, sinsabores, sinfinales-". Con este epígrafe, la guayaquileña Sonia Manzano abre las puertas de su nueva novela, Eses fatales, texto donde la figura femenina y el amor entre mujeres evaden lo prohibido y se entregan, en soledad, a la intimidad con el lector.
En los textos de la autora, es reiterativo el protagonismo de la mujer. Esta vez aborda el lesbianismo. "El gran tema de mi literatura es la mujer, la adolescente, la intelectual, la intensa. El lesbianismo me apasionó por nuevo, porque tuve oportunidad de establecer amistad con mujeres lesbianas. Además, observé lo poco que se ha escrito sobre este tema en el Ecuador".
¿Las amistades surgen de la obra o la obra de la amistad? "La amistad nació primero. Pero antes había tenido un gran contacto literario; por ejemplo, soy una gran admiradora de Cristina Peri Rossi, Frida Kahlo, Safo de Lesbos...".
Safo protagoniza la novela... "En Safo están concentradas las "eses fatales": el suicidio, los sinsabores... Safo, la mujer, me pareció una figura inmensa y no solo por su poesía, sino por su espíritu confrontador".
Y eso es lo que pretende resaltar Manzano. "Estoy hablando de la mujer diferente que, en cierta forma, es discriminada por la sociedad prejuiciosa, porque hasta ahora no se comprende que la condición humana está sobre la preferencia sexual.
Sea en lírica o narrativa, Sonia Manzano siempre está marcando rupturas. (MVB)

La narradora

Sonia Manzano nació en Guayaquil en 1947. Poeta y narradora, en 1989 se hizo acreedora al Primer Premio del I Concurso de Cuento Feminista Ecuatoriano convocado por el Centro de Información y Apoyo de la Mujer; en 1993 obtuvo el Primer Premio en la III Bienal de Novela Ecuatoriana.
Entre sus obras destacan: Y no abras la ventana todavía -zarzuela ligera sin divisiones aparentes- , El flujo escarlata, El nudo y el trino, Casi siempre las tardes, La gota en el cráneo.

Palabra en el tiempo

De la incandescencia a la fiebre

Por Jorge Dávila

Ulises Estrella (Quito, 1940), figura descollante del grupo Tzántzico, realizó todos los contactos internacionales, que lanzaron a ese núcleo de la iconoclastia artística hacia ámbitos mayores que los puramente locales.
Quien mejor podía dar testimonio de ese fenómeno era, precisamente, él, y lo hizo en 2003, con Memoria incandescente, libro vigorosamente evocativo, sin falsas nostalgias ni modestias. Alguna vez creo que es bueno que la gente de cultura diga: "Esto hemos hecho, júzguennos". Sin llegar a la exageración de creer que los tzántzicos fueron el "non plus ultra" de la literatura de los sesenta, necesario es reconocer que sin ellos, no hubiésemos tenido hoy la producción de Ubidia, Proaño Arandi, Moreano o Carvajal, herederos del movimiento.
Complemento de ese quemante recordatorio es Los años de la fiebre (Libresa, 2005, Editor: U. Estrella), recopilación de textos que logra "ampliar la memoria personal" del libro anterior y nos da una interesante panorámica de opiniones en torno a la ebullición intelectual de la época.
Los ecuatorianos, todos cercanos al tzantzismo, cuyos criterios se recogen son: Fernando Tinajero, que amplía su presentación de Memoria incandescente; Agustín Cueva, parte de cuyo prólogo a Entre la ira y la esperanza, veinte años después, data de 1987; Marco Placencia, que efectuó, en 2001, una apreciación de Digo, mundo; Alfonso Murriagui, compañero de afanes rebeldes de Estrella, que escribe especialmente para el volumen, como lo hacen Raúl Pérez Torres y Francisco Proaño; Marco Antonio Rodríguez, con un fragmento de uno de sus libros sobre arte, y Edmundo Ribadeneira, de quien se reproduce un discurso del 1987.
Los autores extranjeros Margareth Randall, Claudio Willer, Miguel Grinberg y Rodolfo Izaguirre estuvieron ligados a grupos semejantes al nuestro o fueron corresponsales de Estrella y la revista Pucuna.
Se incluye, además, la carta del nadaísta colombiano Gonzalo Arango, a su colega de sueños y afanes por cambiar el mundo, Ulises, a quien debemos una enhorabuena desde estas líneas, por seguir, sin cansarse, en el duro combate cultural.

Los Más vendidos

QUITO Científica

1. El zahir Paulo Colelho

2. El Zorro, Isabel Allende

3. Las traigo muertas Alejandro Rivadeneira

4. 8vo hábito, Stephen Covey

5. El buitrre soy yo, Alejandro Rivadeneira

6. La culpa es de la vaca, Jaime Lopera

7. La Biblia de barro, Julia Navarro

8. Historia general del terrorismo, Kepa Aulestia

9. Dinero y Poder en el mundo, Jonhn Ferguson

10. Libro de ego, Osho

GUAYAQUIL El librero

1. El mánager al minuto, Blanchard y Spencer Jonhson

2. Esposa no esposada, Anne Kingston

3. La voz del conocimiento, Miguel Ruiz

4. Elemental, querido Chaplin, Rafael Marín

5. El verdadero Pablo: sangre..., Astrid Legarda

6. El legado de un ángel, Emilio Ortega Vaca

7. TLCAN, diez años después, René Villarreal

8. El siglo de China, Oded Shenkar

9. Harry Potter: El príncipe..., JR Rowling

10. Mostrando Ecuador al mundo, Varios autores

Cuenca Sodirolibros

1. Ángeles y demonios, Dan Brown

2. Padre rico, padre pobre, Robert Kiyosaki

3. Los hijos del suelo, Francisco febres Cordero

4. Santa Ana de las Aguas, Varios autores

5. Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes

6. Confieso que he vivido, Pablo Neruda

7. Caballero de la armadura..., Robert Fisher

8. El éxito secreto para triunfar..., John Samala

9. El Che desde la memoria, Varios autores

10. El Gran Ausente, Robert Norris

RECOMENDADOS

Poemas de Liset Lantigua

El jueves pasado, en la libreria Pomaire, con las intervenciones de Iván Oñate y Pablo Salgado, se presentó el segundo poemario de la escritora cubana Liset Lantigua: Mi amada Istar, una edición de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

Nuevo ensayo de Osvaldo Hurtado

Por encargo del BID, Osvaldo Hurtado Larrea escribe el ensayo Elementos para una reforma política en América Latina, que ahora se publica como parte de la serie de informes técnicos del Departamento de Desarrollo Sostenible.

Reflexiones sobre ciencias sociales

Editado por el Centro Andino de Acción Popular, aparece el libro Capital social y etnodesarrollo en los Andes, de Víctor Bretón, una reflexión sobre las implicaciones de la ética, y la política y la etnicidad en las ciencias sociales.

La ciudad y el desarrollo

Fruto de la cooperación de la Flacso, el WWICS y la Usaid, se publica el libro Regeneración y revitalización urbana en las Américas: hacia un Estado estable, cuyos editores son el catedrático Fernando Carrión y Lisa Hanley.

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990