La Esquizofrenia Bosnia


Publicado el 23/Noviembre/1995 | 00:00

Quito. 23 nov 95. De los tres locos que deambulaban por las
calles de Sarajevo: Pinjo, Nuria y Halid, este último no ha
llegado a ver la paz: un francotirador le apuntó al corazón
desde el monte Trebevic y apretó el gatillo.

Nadie sabe cómo se llamaba Halid. Tomó ese nombre de un famoso
cantante bosnio. Todos le conocían y era como esos
melancólicos que gustan de los días de lluvia; salía a cantar
cuando granizaba plomo. Murió como un cualquiera.

Siguen vivos Pinjo y Nuria, otros dos bufones de "su majestad"
la guerra. Pinjo -con su fama de esquizofrénico- ha conseguido
lo que muchos generales y diplomáticos no han logrado:
transitar entre las líneas serbias y gubernamentales
musulmanas.

En sus momentos de lucidez Pinjo decía cosas sensatas a
quienes le pagaban cafés y bocadillos de pan y margarina en
tardes de tedio, entre obuses y granadas: "se tienen que
juntar Alia (Izetbegovic, el líder musulmán), Milosevic (el
serbio) y Tudjman (el croata) y darse un beso.

Alia, Milosevic y Tudjman pretenden haber acabado el martes
con la guerra en Dayton, según una variación de la receta de
Pinjo: en vez de besarse se dieron la mano ante todas las
cámaras de televisión.

¿Por qué no lo hicieron antes? ¿Por qué no se evitó el absurdo
y la locura de 220 mil muertos, 2,7 millones los desplazados y
miles de millones de dólares las pérdidas económicas? ¿Por qué
tanta insensatez?

¿Qué fue lo que convirtió a la antigua Yugoslavia -y
particularmente la república de Bosnia Herzegovina- en tierra
de nadie, en escenario de una devastación incomprensible y tan
peligrosa internacional?

Todos los hechos que tuvieron lugar en Bosnia Herzegovina
deben ser analizados en tres niveles.

El primero es el seísmo político de la Europa del Este, que no
afectó a la república. Bosnia era considerada como el bastión
comunista de la ex Yugoslavia.

Luego, a nivel del viejo espacio de la ex Yugoslavia, por la
disputa de los dos grandes: Serbios y Croatas dividiéndose las
áreas de influencia en Bosnia. Y luego, a nivel de Bosnia
Herzegovina, lugar de confluencia desde hace siglos de tres
religiones, tres naciones y tres étnicas: los Serbios
ortodoxos, los croatas católicos y los musulmanes islamistas.
La guerra de Bosnia resolvió de la manera más perversa estos
nudos.

El perverso triunfo de todos

La mayor acusación que ha recibido la comunidad internacional
es la de haber tolerado la pesadilla. Ya en 1992 se
consideraba que sin una intervención militar, no habría
ninguna posibilidad de paz en los Balcanes. El tiempo ha dado
la razón a los partidarios de la fuerza. Los ataques aéreos de
la OTAN sobre los serbios, en septiembre de 1995, forzaron a
las partes a sentarse en la mesa de negociaciones.

¿Por qué tanta tolerancia? "Bosnia ha pagado los platos rotos
de la desintegración de Yugoslavia y de la pugna entre Europa
y los Estados Unidos, con Rusia en medio, convertida en un
espejismo", dijo recientemente el ex ministro bosnio de
Comercio Exterior y profesor de economía internacional,
Dragoljub Stojanov.

¿Por qué la vertiginosa resolución del conflicto? Según
Stojanov, "han permitido los horrores de esta pequeña guerra
mundial para mostrar la necesidad de que sobreviva la OTAN;
los Estados Unidos han conseguido una enorme afirmación
internacional, paralela a la humillación de Europa".

El segundo nudo gordiano en Bosnia Herzegovina ha quedado
también resuelto. Aunque serbios, croatas y musulmanes deberán
convivir en dos entidades dentro del mismo estado, Croacia y
la nueva Yugoslavia han

El presidente croata, con su discreta política de expansión,
aparece como el gran ganador del acuerdo de Dayton: ha
consagrado su influencia en la región y le permite parecer
como un interlocutor en el tablero internacional.

Por su parte, la nueva Yugoslavia ha renunciado al sueño de la
gran Serbia seducida por grandes inversionistas occidentales,
para quienes el bloqueo comercial que pesa sobre la república
es un obstáculo.

Por el momento, Bosnia se ha convertido en un naciente país
europeo, en ruina, devastado por la guerra, la intolerancia y
la "limpieza étnica".

Lo que antes era la federación con mayor diversidad étnica de
Europa, ha sido transformada en una colección de feudos. Los
planes de partición del territorio, tal como han sido
acordados en principio en el proyecto de paz dan por sí mismos
una dura prueba del éxito de la limpieza étnica: el uso del
terrorismo para limpiar de minorías étnicas un territorio en
disputa. La guerra en Bosnia era por la conquista territorial.

La pureza étnica ha puesto en entredicho los valores de la
civilización europea y los principios sobre los que reposa el
nuevo proyecto de orden internacional, basado en un Estado
moderno encima de las pasiones nacionalistas, el mercado
libre, las fronteras abiertas, la tolerancia y la
cohabitación.

El desinterés de la comunidad internacional y los intereses
mezquinos de los señores de la guerra llevaron a Bosnia a la
esquizofrenia... por supuesto más peligrosa que la de los
dementes de las calles de Sarajevo.

Temores

El acuerdo de paz sobre la Ex Yugoslavia alcanzado en Dayton
contiene algunos puntos delicados que serán difíciles de
resolver por los negociadores. En síntesis las principales
dificultades:

- La primera dificultad proviene de los extremistas
serbobosnios que se han negado a reconocer los acuerdos de paz
en Dayton porque no fueron avalados por los "representantes
legales" de la República Serbia.

- El acuerdo prevé la creación de una comisión de arbitraje
para tratar el estatuto del corredor de Posavina (norte de
Bosnia). Los serbios, reclamaban la ampliación de este
corredor que une los territorios que controlan en el este y el
oeste de Bosnia, lo que se les negó.

- Otro de los problemas más agudos es el estatuto de Sarajevo.
El plan norteamericano prevé que toda la ciudad deberá pasar
bajo control del gobierno bosnio (musulmán), pese a que los
barrios del norte y oeste están actualmente en poder de las
milicias serbias.

- El derecho al retorno de los 3,5 millones de refugiados o
personas desplazadas de sus regiones de origen, algunas de las
cuales fueron devastadas por cuatro años de guerra, amenaza
con ser una operación particularmente delicada y hasta
conflictiva.

- Otro punto delicado del compromiso, que prohibe "a los
criminales de guerra ejercer un puesto público en Bosnia",
dirigido contra los líderes político y militar de los serbios
de Bosnia, Radovan Karadzic y el general Ratko Mladic, provoca
descontento en ambos campos.

- Otra consecuencia sensible del acuerdo, es el reequilibrio
de las fuerzas militares presentes en los Balcanes. Fuentes
diplomáticas se interrogan sobre si es posible a medio plazo
en una Bosnia unificada un embrión de ejército común que
reagrupe a todas las fuerzas militares que se combatieron
duramente durante casi cuatro años.

- De otro lado, el gobierno de Clinton deberá hacer frente a
influyentes congresistas que se oponen al envío de tropas
estadounidenses a Bosnia, ya que consideran que Estados Unidos
podría verse envuelto en una 'pesadilla' militar, similar a
la que vivió en la primera y segunda guerra
mundial. (Sucesos)(Diario Hoy)(8A)(EFE-AFP-IPS-Courrier
International)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.