Azuay: Desierto Politico Para Comicios Del 96


Publicado el 06/Diciembre/1995 | 00:00

Cuenca. 12.06.95. Como no había ocurrido en los últimos tiempos,
cuando falta un poco más de un año para las elecciones generales
de mayo del 96, la globalidad de los partidos políticos en Azuay,
afrontan la falta de figuras con ascendiente popular para que les
representen con éxito, en esos comicios.

Una generalizada crisis de nombres se siente en la provincia en
la que, por tradición, siempre hubo personajes "listos para
cualquier opción electoral".

Pero si bien es cierto que una amplia gama de partidos como
Liberación Nacional, (LN); Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE);
Frente Radical Alfarista, (FRA); Frente Amplio de Izquierda,
(FADI), nunca lograron una curul en el Congreso, ni han estado en
la alcaldía o prefectura del Azuay, la crisis afecta hoy a
partidos como la Izquierda Democrática, (ID) y Democracia
Popular, (DP), que contaban con enormes estructuras políticas que
los llevó a ocupar las más altas dignidades, y que hoy no cuentan
con nombres seguros, ni figuras populares, capaces de despertar
"inquietud" en las otras tiendas.

Pero tampoco el Social Cristianismo, (PSC), que en el 94 dio la
sorpresa al poner dos de los cuatro diputados, tiene ahora más de
un nombre fuerte para participar en las próximas elecciones.

Se trata de la diputada Susana González, de quien, en su reciente
visita, el candidato presidencial Jaime Nebot, dio por hecho su
nominación, "porque así lo han manifestado amplios sectores
sociales".

No obstante, el PSC que ha experimentado un amplio crecimiento,
(dicen que ha conquistado un gran segmento de los afiliados de la
ID), tampoco tiene otra figura. Nadie menciona algún nombre para
la prefectura y aunque se comenta que el concejal Juan Tama
podría correr, otra vez, para diputado, en verdad no tiene más de
una opción cierta.

El caso de la ID es más triste. Por más de 12 años este partido
fue una suerte de "dueño" de la provincia, al punto que la máxima
aspiración de los oponentes, incluso los candidatos
presidenciales, era quedar después de la ID y sentirse ganadores.

El ejercicio del poder y las equivocaciones de sus dirigentes
que, poco a poco, se desentendieron del partido, terminó por,
prácticamente, liquidar esa otrora enorme estructura que abarcó
todos los segmentos sociales. Hoy está a "fojas cero". No se
menciona un nombre seguro aunque los que quedan de la militancia
hacen esfuerzos por señalar que aún tienen al diputado Italo
Ordóñez, al ex ministro Juan Neira y al ex alcalde Jorge Piedra,
que podrían "sacrificarse".

La Democracia Popular anda por igual camino, pues a pesar que
tiene alcalde y prefecto y, por ende, una estructura importante,
no cuenta con nuevas figuras. Una suerte de letargo los ha
afectado, a pesar que la presencia de Rodrigo Paz, la semana
pasada, habría despertado a algunos de ellos. Sin embargo, hasta
hoy, solamente el nombre de Xavier Muñoz, es mencionado como
candidato a la reelección de la alcaldía de Cuenca, pero no
tienen a nadie para la diputación y prefectura, aunque entre sus
militantes hay figuras como el ex ministro Claudio Malo, y hay el
rumor de que estarían "conquistando" al socialista Ernesto
Cañizares.

Mientras tanto el PRE que ha tenido un sostenido crecimiento en
Azuay no tiene un nombre relevante. Lo más probable es que vuelva
a candidatizar a René Aray a la diputación, pero no hay más.
Igual suerte padece el Partido Socialista Ecuatoriano, (PSE), que
tuvo una "época de oro", gracias al trabajo de la militancia que
hoy se ha desperdigado. Desafiliado Diego Delgado, y sin rumbo
cierto, (la unión con el APRE no se daría), quizá recurrirá al ex
diputado Oswaldo Larriva o al sociólogo Marco Salamea, pero no
tiene mucho "chance".

En la misma línea está el partido Conservador que pese a un
importante crecimiento no tiene candidato a la vista, aunque se
habla que el jefe político, Paúl Sánchez, podría terciar para la
diputación.

RENOVARSE O MORIR

Pero la crisis de los partidos no es más que la crisis de sus
relaciones con la sociedad. Como en el resto del país, en Azuay
los dirigentes han perdido la mística de trabajo y contacto con
su militancia. Eso ha afectado a todas las tiendas, más en el
caso de la ID y la DP, donde las "heridas" de su paso por el
poder no han logrado cicatrizarse, y al no haber tenido
respuestas claras a las posiciones neoliberales vigentes, han ido
agotado su influencia en los sectores populares que los
respaldaban.

Otro elemento en contra de los partidos es la falta de
renovación. Con alguna excepción, que confirma la regla, en cada
elección todos recurren a sus viejas figuras o "convencen" a las
de otros partidos. Gente que muchas veces se ha "paseado" por
varios partidos, y que por más que asuman nuevos discursos no
logran convencer a nadie. Incluso partidos como el Movimiento
Popular Democrático, (MPD), que mantiene un trabajo sostenido, no
ha incorporado a nuevos miembros. Los nombres se repiten desde la
universidad, turnándose ahora en los organismos seccionales.

Desde hace más de una década, en Azuay son los mismos los nombres
de quienes representan a las diversas organizaciones y eso "cae
mal a la gente".

Quizá por eso en las elecciones del 94, en Azuay el primer puesto
obtuvieron los votos nulos, que alcanzaron con 43.309, el 21.47%,
porcentaje superior al total de los votos de 10 partidos juntos,
y más que la ID (20.06%), y la DP (11.64%), que pusieron un
diputado cada uno, y apenas tres puntos menos que el PSC que
logró 24.31% y eligió dos diputados. A lo que hay que sumar
10.843, (5.37%) de votos blancos.

NADA ALTERA EL PANORAMA

Pero si muchos pensaban que la presencia de movimientos nuevos
como "Alternativa Nacional" del general José Gallardo, o el
"Movimiento Noboa 96, Independiente" de Ricardo Noboa, podrían
remozar el panorama político en Azuay, se han equivocado.

De lo que se sabe, los dos sectores han "conquistado" a viejas
figuras desafiliadas de otros partidos, lo que significa que, con
alguna excepción, como el caso de Ernesto Toral, ligado a la
banca, que apoya a Noboa, y podría correr para diputado, los
nombres serán los mismos, aunque ahora se llamarán
"independientes", como el caso de Luis Ortiz que apoya a
Gallardo.

Así, cuando falta más de un año para los comicios, en Azuay los
partidos políticos carecen de figuras relevantes. A nuevas y
viejas estructuras la crisis afecta por igual. (5A)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad N/D



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.