Se exige cumplimiento


Publicado el 21/Junio/2011 | 00:14

Plan Ecuador en la frontera

Población fronteriza pide obras básicas, proyectos productivos y seguridad. Gobierno hace nuevos ofrecimientos

Al parecer, no surtió efecto la advertencia efectuada a mediados de 2010 por el presidente Rafael Correa con la que pedía resultados al Plan Ecuador, creado hace cuatro años para garantizar la soberanía alimentaria, la inclusión económica y social, una cultura de paz, integración, conectividad y un buen manejo ambiental en la frontera norte.

Por ello, según reveló ayer BLANCO Y NEGRO, basándose en un trabajo investigativo y tras recorrer las comunidades, barrios y caseríos, continúan galopantes muchos problemas graves.

Tal cosa se evidencia en los altos índices de desempleo y subempleo; bajos índices de cobertura y calidad de servicios básicos; alto índice de analfabetismo; desconfianza en el sistema de administración de justicia; falta de ordenamiento territorial; población que siente los impactos del conflicto colombiano en salud, comercio, economía, inseguridad y violencia; desplazamiento de la población ecuatoriana; incursión de grupos armados irregulares; incremento de actividades delictivas a causa de la proliferación de redes de economía ilegal que incitan al contrabando de derivados del petróleo y precursores químicos, de armas, víveres, etc.

A ello, se suma la contaminación y efectos negativos por la explotación petrolera, de madera, de palma y minería.

Ante esto, habitantes exigen cumplimientos y resultados de la supuesta inversión que está realizando el Gobierno en la frontera, pues el Ejecutivo destinó en la proforma presupuestaria 2011 $6,3 millones, $2 millones más respecto a 2010. Sin embargo, habitantes coinciden en que no ven resultados en la dotación de alcantarillado, agua potable, vialidad, infraestructura escolar y sanitaria, planes productivos (ver entrevista a dirigente social).

La semana anterior, posiblemente ante el malestar y la exigencia de resultados por parte de habitantes de la frontera norte, el Gobierno anunció que destinará $351 millones este año a proyectos sociales en la Amazonía, resultado de la ley que reserva el 12% de las rentas petroleras para las comunidades de donde se extrae el crudo.

Los fondos se usarán para financiar proyectos de salud, educación, transporte y producción.

Tal anuncio lo efectuó el pasado 17 de junio Carlos Viteri, secretario ejecutivo del Instituto para el Ecodesarrollo Regional Amazónico (Ecorae), en declaraciones a la agencia EFE.

Tal agencia recogió el viernes último que, pese a contar con la gran mayoría de las reservas de hidrocarburos del país, la Amazonía ecuatoriana en la frontera con Colombia es la región con más índices de pobreza y que muchas comunidades sufren los efectos de la contaminación generada por las explotaciones.

Viteri admitió que "el Ecuador tiene una deuda social con la comunidad amazónica". Recalcó que los principales beneficiarios de la explotación petrolera deben ser los pueblos que están habitando en las áreas de influencia de los campos petroleros.

'Con o sin Plan Ecuador, que nos atiendan'

Entrevista

Leonor Romero. Presidenta del barrio El Cisne y de la Junta Parroquial Pacayacu, en Sucumbíos

¿Cómo han sido atendidos por Plan Ecuador en esta parte de la frontera con Colombia?, ¿cree o no que se está cumpliendo aquello?
Como todo morador de la parroquia Pacayacu (en el cantón Lago Agrio, provincia de Sucumbíos) y de la frontera con Colombia en general, seguimos anhelando tener al menos los servicios básicos, los primordiales, esto es alcantarillado, agua potable, calles asfaltadas.
Quizá, lo que más nos preocupa en las comunidades y barrios asentados a lo largo del cordón fronterizo es tener los pozos sépticos y pozos de agua en los mismos terrenos.

En todo caso, que se revierta en obras en los sectores fronterizos la explotación petrolera y los efectos que ello genera.
Eso es lo que pedimos las comunidades, recintos y barrios. Es injusto que no tengamos ni obras básicas, pese a que Sucumbíos y Orellana son las más contaminadas por la explotación petrolera.
Lo único que pedimos, con o sin Plan Ecuador, es que nos atiendan, que nos abran las puertas, especialmente el Gobierno.
Nos gustaría que el presidente Rafael Correa camine acá a la frontera y no llegue sólo a Nueva Loja (ex Lago Agrio), para que vea cómo estamos viviendo: no hay ni siquiera letrinas, sino que tenemos en el mismo solar o terreno el pozo de agua y el pozo séptico, lo cual contamina y afecta la salud.

Ese problema es grave y, sin embargo, ¿no han sido escuchados?
Sí, es muy grave y grande, por eso, queremos que el presidente Correa lo vea con sus propios ojos, para que no le mientan diciendo que en la frontera ya hay obras.
El mandatario Correa no conoce esta realidad porque sólo ha llegado máximo hasta Lago Agrio y Shushufindi, en Sucumbíos, y al Coca y Sacha, en Orellana. Jamás ha recorrido las parroquias.

Pero se supone que funcionarios o personal de Plan Ecuador están haciendo proyectos para elevar la calidad de vida de los habitantes de frontera, atender las necesidades básicas de ustedes. ¿Qué puede decir al respecto?
No he estado presente en ninguna reunión con gente de Plan Ecuador. Aunque soy dirigente de esta parroquia, por lo menos a mí no me han invitado o convocado para exponer y mostrarle lo que es el sentir de miles de personas que vivimos en la frontera.
Sé que han llegado a una que otra comunidad, pero no a todas las zonas de frontera, por lo menos a Pacayacu, no.



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990