Una lupa en los vicepresidentes


Publicado el 15/Septiembre/2006 | 00:00

¿Sirve la Vicepresidencia más allá del reemplazo presidencial o de la latente conspiración? Ante la cercanía de una elección el país debe analizar al otro.

Hay que ver bien al vicepresidente, porque será el próximo presidente”.

Un chistecito que se propaga como el aire y no falta razón: quienes completaron los dos últimos mandatos fueron los electos vicepresidentes Gustavo Noboa y Alfredo Palacio.

Por eso, la frase del reiterativo mandatario del Ecuador José María Velasco Ibarra: “El vicepresidente es un conspirador a sueldo” es recurrente y se ha convertido en un lugar común.

Pero así es la política ecuatoriana. ¿Sirve para algo la Vicepresidencia más allá del reemplazo o de la latente conspiración? Es una pregunta constante y quizás por eso hubo muchos enredos en las campañas de los candidatos presidenciales con más opciones para escoger el compañero de binomio. Alrededor de este puesto existe mucha ambigüedad.

Por un lado, se trata de una figura anodina y complementaria. Por eso quienes han corrido en múltiples ocasiones por la Presidencia de la República (Sixto Durán Ballén, Rodrigo Borja, León Roldós, Álvaro Noboa), nunca repitieron al compañero de binomio.

Es decir prima la imagen del líder, no los dos. No obstante, en los cálculos electorales sí cuenta qué puede aportar o quitar el segundo de la fórmula.

Por eso en las últimas campañas se ha tratado de hacer todo tipo de balances: regionales, casi siempre se escoge al candidato de otra región; de edad: si se trata de una persona madura darle un complemento de juventud; o para estar a tono con los tiempos se intentó la fórmula de género, los binomios mixtos.

Caída y limpia

La incertidumbre es la tónica que está marcando esta campaña: el número de indecisos se mantiene, los porcentajes fluctúan, y cuando falta menos de tres meses se repite el “nada está dicho”.

La designación de los candidatos a la Vicepresidencia se vislumbró como un anuncio de esta búsqueda de rumbo.

Quizás la excepción en un principio estuvo en la conformación del binomio de León Roldós y Ramiro González, en la que con meses de anticipación se dieron las conversaciones entre la Red Ética y Democracia de Roldós y la Izquierda Democrática (ID).

En la evaluación interna de la Alianza la ventaja que tomaron con el anuncio anticipado fue buena. Sin embargo, aunque no se acepta en público, no tuvo el efecto positivo y disparador que se esperaba.

En todo caso, aunque la imagen de Ramiro González y de la ID puede causar resistencia en la Costa, el apoyo de una maquinaria electoral organizada es un buen puntal.

González fortalece a Roldós en su imagen de ecuanimidad y conocimiento. En el caso de la socialcristiana Cynthia Viteri la historia fue peliaguda.

Cuando finalmente se anunció que el empresario Ernesto Dávalos sería su compañero, se aseguró que las negociaciones venían desde semanas anteriores, pero la sensación fue que Viteri tuvo que buscar con palo de romero.

Según la candidata se sondeaba con calma y frescura, un complemento que diera empuje a su campaña.

El rechazo público que tuvo en la prolongada búsqueda, en la que saltaron las negativas de Mauricio Pozo, Alfonso Espinosa de los Monteros y Andrés Carrión, entre otros, dejó un sabor de debilidad.

La campaña la hacen Viteri y Dávalos juntos, como para mostrar la pareja del éxito, pero el sabor de la frustración que dejaron las negativas no fue un buen augurio para esta figura vicepresidencial.

En Alianza País el sentimiento al escoger a Lenín Moreno como el segundo de Rafael Correa es el de un triunfo por el efecto sorpresa.

Moreno asegura que era un planteamiento antiguo y que Correa le pidió que lo guardara en secreto. Es más, en un principio, cuando se lo propuso, pensó que era una broma.

En realidad sí fue un nombre que pocos mencionaron, pero la definición se hizo al último momento, después de muchos cálculos electorales en los que los nombres iban y venían, y porque no se pudo concretar la alianza con el sector indígena.

El que Moreno sea ajeno a la política y un líder diferente por su discurso de humor como una forma de sobrepasar sus problemas (fue herido de bala por lo que tiene que usar una silla de ruedas) puede ayudarlo en esa representación que mantiene Correa sobre su distancia con la política tradicional.

Álvaro Noboa es un caso aparte. El retiro de su candidatura,el vaivén de su frustrada alianza con Sociedad Patriótica, y el suspenso sobre quiénes serían los candidatos se mantuvieron hasta el final.

Al parecer no se trató de una estrategia. La decisión en los últimos momentos antes de la inscripción era que quien presidiría la campaña sería Vicente Taiano, pero pocas horas antes, Noboa cambió de opinión y así puso a su fiel seguidor como segundo.

En realidad sus campañas han sido tan personalistas que poco importa quién lo acompañe.

¿Sirve para algo?

En la Constitución se establece que: “En caso de falta definitiva del presidente de la República, le subrogará el vicepresidente por el tiempo que falte para completar el correspondiente periodo constitucional”.

Y cuando esto no sucede: “El vicepresidente, cuando no reemplace al presidente de la República, ejercerá las funciones que éste le asigne”.

La forma es relativamente reciente y ha sido corregida en varias ocasiones por las múltiples polémicas que ha causado este cargo.

Sin embargo, el vicepresidente viene a ser una copia de la Constitución estadounidense.

En ésta el vicepresidente es quien reemplaza al presidente y también un nexo con la Función Legislativa, ya que es el presidente natural del Senado. Cuando las dos cámaras se reúnen, el vicepresidente es quien las preside.

Una institución que funciona cuando hay estabilidad, por eso generalmente en ese país los vicepresidentes pasan a ser presidenciables.

Sin embargo, no es una regla imprescindible. Hay regímenes presidenciales, como el chileno, en los que no existe un vicepresidente.

En las 18 constituciones del Ecuador tampoco ha sido una institución permanente. En ocho sí se estableció la figura del vicepresidente, en las otras el reemplazo presidencial se lo realizaba con el presidente de otro poder del Estado.

Y en algunos casos se elegía al presidente y el vicepresidente en papeletas separadas, lo que provocó más inestabilidad, ya que pasó a ser el primer opositor.

Velasco Ibarra, en 1968, tuvo como vicepresidente a Jorge Zavala Baquerizo, ambos de partidos contrarios. Para evitar este riesgo, con la Constitución de 1978 que marcó el último retorno a la democracia, se instituyó la presentación de un binomio en una misma papeleta.

En un principio el vicepresidente tenía a su cargo la dirección del Conade, Consejo Nacional de Desarrollo. Desde entonces se comenzaron a dar los primeros malentendidos, porque el primer vicepresidente de la época, Osvaldo Hurtado, de cierta forma manejaba el frente económico y tuvo roces con León Roldós, quien dirigía la Junta Monetaria.

Más tarde esos roces se agudizarían cuando Roldós fue electo por el Congreso vicepresidente de la República.

El vicepresidente que más ha sobresalido en los últimos años es Alberto Dahik Garzozi, quien por encargo del presidente Sixto Durán-Ballén, se ocupaba de manejar la economía.

Otro caso fue lo sucedido con Rosalía Arteaga, quien reemplazó tres días al defenestrado Abdalá Bucaram y volvió a la vicepresidencia. Aunque polémico y cuestionado, el vicepresidente sí podría dar un freno a los apetitos de poder y en algo mantener la estabilidad de la frágil democracia ecuatoriana.

LOS CANDIDATOS

José Ramiro González Jaramillo
Candidato de RED-Izquierda Democrática
Binomio de León Roldós Aguilera
Fecha de nacimiento: 26 de agosto de 1958.
Lugar de nacimiento: Celica, Loja.
Profesión: economista.

Último cargo público: prefecto de Pichincha.
FORMACIÓN: primaria en Celica, secundaria en Cuenca, economista de la Universidad Católica de Quito, posgrado en Ciencias Políticas en la Facultad de Comunicación Social (Flacso), cursos en Boston, Atlanta y Roma.

AGRUPACIÓN POLÍTICA: solo ha militado en el partido Izquierda Democrática.

SU FAMILIA: está casado con Carmen Gaybor, quien es un pilar fundamental en lo personal y en lo político. Tiene tres hijos: Ramiro Andrés de 17, Carolina de 15 y Sebastián de 13.

SUS ORÍGENES: viene de una familia lojana, su padre se dedicaba a la ganadería.

CARRERA PROFESIONAL Y POLÍTICA: macroeconomista, consultor privado y profesor universitario. Fue subsecretario de Trabajo a los 29 años, cuando el ministro era César Verduga. Consejero de Pichincha, Prefecto reelecto de Pichincha, Presidente del Concope.

SU TRABAJO EN LA VICEPRESIDENCIA: “El segundo mandatario tiene que ser eso, un segundo abordo, no coger una parcelita de poder. Yo voy a ser un segundo abordo y un colaborador del presidente de la República.

En todas las administraciones modernas hay una secretaría de resolución de conflictos. Por haber sido presidente del Concope creo que puedo tener una visión más fresca.

Es decir un facilitador en la parte de la descentralización. Yo creo que el logro más grande de un vicepresidente es acabar su mandato siendo un hombre leal al presidente.

Ernesto Patricio Dávalos Salazar
Candidato del Partido Social Cristiano
Binomio de Cynthia Viteri Jiménez
Fecha de nacimiento: 12 de octubre de 1946.
Lugar de nacimiento: Quito, Pichincha.
Profesión: economista.

Último cargo público: ninguno.
AGRUPACIÓN: corre por el PSC pero es independiente. FORMACIÓN: primaria en el Borja 2, secundaria en la Academia Militar, se graduó de economista en la Universidad Católica, cursos en petróleos en Estados Unidos y Francia.

SUS ORÍGENES: su padre fue funcionario del Banco Central del Ecuador, le decían Neto y de él heredó el apodo, por eso lo llaman Netucho.

SU FAMILIA: divorciado, tiene tres hijos: Nora, Ernesto y Paola Dávalos Descalzi y una nieta, Casiana Sosa Dávalos.
CARRERA PROFESIONAL Y POLÍTICA: fue banquero, trabajó en multinacionales de Petróleo en las áreas de producción, refinación y exportación, también ha trabajado en mutualismo, y en empresas de producción de camarón y trucha.

Presidió la Fundación Cruzada de Solidaridad, un grupo de empresas que da apoyo material en caso de desastres naturales en el país, a la que renunció para dedicarse de lleno a la campaña electoral.

SU TRABAJO EN LA VICEPRESIDENCIA: “Voy a ser un complemento y estaré donde la Presidenta Cynthia Viteri me designe y donde ella necesite mi consejo y asistencia. Por mis conocimientos en vivienda y petróleo pienso que podría aportar sobre todo en esas áreas”.

Lenin Boltaire Moreno Garcés
Candidato de Alianza País
Binomio de Rafael Correa Delgado
Fecha de nacimiento: 19 de marzo de 1953.
Lugar de nacimiento: Nuevo Rocafuerte, Orellana.
Último cargo público: director nacional de discapacidades. Profesión: administrador,

AGRUPACIÓN: Alianza País.
FORMACIÓN: primaria con los hermanos cristianos, secundaria en el nacional Mejía y el municipal Benalcázar de Quito, estudios de medicina y psicología. Graduado en Administración Pública en la Universidad Central.

SUS ORÍGENES: su padre era un estudiante quiteño pobre que se graduó de maestro en el colegio Juan Montalvo. Como no tenía palancas cuando se graduó lo enviaron al Oriente y ahí nació el ahora candidato a la vicepresidencia.

SU FAMILIA: está casado con Rocío González, tiene tres hijas: Irina (24), Cristina (22) y Karina (19).

CARRERA PROFESIONAL Y POLÍTICA: editor de libros de comerciales y de turismo, director Ejecutivo de la Cámara de Turismo de Pichincha, director ejecutivo de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo.

Hace nueve años lo asaltaron y lo dejaron postrado, un día al darse cuenta que el dolor se fue a través del humor, comenzó a estudiar sobre la amabilidad y el humor. Escribió libros y conferencias sobre el humor. Se convirtió en un motivador.

Fue director nacional de discapacidades. En política participó activamente en la última campaña de Rodrigo Borja.

SU TRABAJO EN LA VICEPRESIDENCIA: reestructurar el sector público. Quiere motivar a que el servidor público sea amable. También dedicarse a la protección a los sectores más desamparados de la sociedad. Asegura que ante todo es leal y será leal con Rafael Correa y el pueblo ecuatoriano.


José Vicente Taiano Álvarez
Candidato del PRIAN
Binomio de Álvaro Noboa Pontón
Fecha de nacimiento: 5 de abril de 1956.
Lugar de nacimiento: Guayaquil, Guayas.
Último cargo público: diputado. Profesión: abogado.

AGRUPACIÓN: Partido Renovador Institucional (PRIAN), al cual se afilió desde su fundación. Antes estuvo afiliado a la ID.

FORMACIÓN: Es abogado y doctor en jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil.

SUS ORÍGENES: nieto de un inmigrante italiano. Su padre se casó con una manabita de Santa Ana que vivía en el suburbio de Guayaquil y, según él, fue desheredado por su familia. Por eso asegura que creció pobre.

SU FAMILIA: está casado con Lorena Cuesta. Son sus hijos: Vicente Giovanni Taiano Basante y Gustavo, Andrés y María José Taiano Cuesta.

CARRERA PROFESIONAL Y POLÍTICA: juez octavo y noveno de lo Penal del Guayas entre 1984 y 1989. En esa época tramitó el caso seguido por el Banco Central contra Omar Quintana, cuñado de Álvaro Noboa.

Desde 1994 empezó a manejar algunos procesos penales que involucraban a varias de las empresas de Álvaro Noboa.

Representante legal de Industrial Molinera, Bananera Noboa y de algunas empresas agrícolas. Las empresas las dejó para dedicarse a la diputación en 2003.

SU TRABAJO EN LA VICEPRESIDENCIA: está encargado de difundir el plan de trabajo del binomio a los medios de comunicación.

En la vicepresidencia seguirá siendo el fiel empleado de Álvaro Noboa y asegura que que si Álvaro Noboa no terminara su mandato aunque está seguro que eso no va a suceder esta vez, él se iría también.

Ana Karina López

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.