Un Telefono Para 15 Servicios


Publicado el 21/Noviembre/1999 | 00:00

Quito. 21 nov 99. La Central de Llamadas (Call Center) de
Andinatel no para de sonar desde el 1í de septiembre de 1999,
fecha en que la telefónica lanzó su campaña publicitaria para
promocionar un paquete de 15 modernos productos y servicios.

La llamada tripartita, que permite a tres personas hablar al
mismo tiempo desde un teléfono diferente; la llamada en espera
que, mediante un sonido de alerta, le advierte que otra persona
está intentando comunicarse con usted y a la que puede atender
sin perder la primera; la posibilidad de rastrear una
comunicación, mediante un código que registra el número desde
donde le están llamando son algunos de ellos.

Carlos Sáenz, vicepresidente de Negocios de Andinatel, asegura
que cada día se recepta un promedio de 5 000 llamadas. "Algunos
días hemos atendido hasta 10 000".

El resultado en ventas es alentador. Según cálculos de Sáenz,
cada mes, no menos de 30 000 abonados deciden adquirir los
servicios. La cifra representa un crecimiento de casi 3000%
frente a los 1000 que se vendían sin propaganda.

Hasta la fecha, más de 60 000 clientes de Andinatel cuentan con
uno, dos o más de estos servicios.

Esta campaña es la columna vertebral del Plan Estratégico de
Modernización diseñado el 15 de diciembre de 1998, cuando el
Estado entregó la administración de la empresa a un grupo de
expertos en el negocio.

Los ideólogos de los comerciales que se ven, escuchan o leen en
los medios de comunicación son estrategas de Delta Publicidad y
funcionarios de los departamentos de negocios, ventas y marketing
de Andinatel.

Este plan, además de elevar el rubro de ingresos de la telefónica
por concepto de inscripciones y mantenimiento, incrementa el
consumo mensual de telefonía y permite planificar la
modernización de la empresa a mediano y largo palzo.

Existe un solo objetivo, advierten los representantes de la
telefónica: elevar el valor de la entidad para permitir que el
Estado, como su mayor accionista, pueda venderla a un buen precio
y fortalecer su política de desarrollo social, a la que por Ley
deberán destinarse los recursos que genere su privatización.

Sin embargo, Sáenz dice que la tarea no ha sido fácil pues deben
"cambiar la deteriorada imagen que un ineficiente servicio
ofrecido durante más de 30 años" le ha dejado como herencia.

Otros servicios

Líneas temporales locales, regionales, nacionales e
internacionales por períodos de uno a 30 días. El costo es de 120
000 sucres por la inscripción y 6 170 por cada día de consumo.

Teléfonos remotos: transmisión por medio de radio con número
telefónico (unión de un canal y la línea). Permite la
comunicación con sectores en los que no existe infraestructura
telefónica.

Costo: 1 000 000 de sucres por inscripción y 239 956 por cada mes
de uso.

Cambios de número a petición del cliente: 54 000 sucres por
cada ocasión.

Números reservados, que no se registran en la guía telefónica;
no se da información del nuevo. Cuesta 5 000 sucres mensuales.

Suspensión temporal, de uno a 12 meses. El costo es de 36 000
por mes o fracción.

Bloqueo y desbloqueo: restricción o reactivación de llamadas
a celulares, nacionales o internacionales.

En el 2000

El 15 de diciembre, los directivos de Andinatel presentarán un
informe sobre los resultados del Plan Estratégico aplicado
durante este año, y presentarán uno nuevo para el año 2000.

Entre los nuevos productos que prevén poner a disposición de
los clientes, Carlos Sáenz menciona la tarjeta prepago, el
servicio de Internet, sistemas de casilleros de mensajes y
telefonía inalámbrica.

También se concretará la adquisición de una red de anillos
ópticos: una autopista de información que permite llevar voz,
video y datos a grandes velocidades.

La RED TAM es tecnología de transmisión que se adapta a las
necesidades del usuario.

Otro proyecto para el 2000 es la inversión de 15 millones de
dólares en centrales, transmisión y software.

Cerca de 60 millones de dólares se prevé invertir en la compra
de fibra óptica para la conexión Quito-Guayaquil y Quito-Tulcán.

También se trabaja en la ampliación de la cobertura del servico
convencional para llegar al nivel promedio de América Latina, es
decir, 12 líneas por cada cien habitantes.

En este año, con la venta de 80 000 nuevas líneas este rubro
subió de 8% a 10%. Sáenz está convencido de que a fines del 2000
se cumplirá la meta.

Llamada maliciosa

La central telefónica registra y graba en cinta magnética el
número, hora y duración de todas las llamadas que recibe el
usuario de una línea. El servicio cuesta 36 200 sucres por
semana.

Clip

Sirve para verificar el número que llama mediante un equipo
especial que será conectado al aparato telefónico del abonado.
En la pantalla aparecerá el número de quien origina la llamada,
antes de contestar. El servicio tiene un costo de 18 000 sucres
al mes.

Facsimil

Este servicio le permite al cliente la reproducción de imágenes
fijas, documentos manuscritos, impresos, fotografías y otros, de
forma permanente y a distancia, mediante una línea telefónica,
a escala nacional e internacional.

Videoconferencia

Permite establecer reuniones de trabajo interactivas con
participantes ubicados en diferentes partes del país o del mundo
y establecer conferencias audiovisuales privadas en directo
dentro y fuera del país. El servicio se enfoca, sobre todo, al
sector corporativo.

Canales telegráficos

Permite el envío de mensajes escritos y su transmisión de punto
a punto, a escala local, nacional e internacional.
La disponibildad de esta facilidad es permanente y cuesta 71 829
por cada extremo del circuito nacional.

Llamada en espera

Si está hablando por teléfono y otra persona lo llama escuchará
una señal y podrá dejar en espera la primera, atender la segunda
y, luego, recuperar la llamada inicial. El servicio está
disponible las 24 horas. El costo: 12 000 sucres mensuales.

Transferencia

Si un usuario pasa todo el día fuera de su oficina o el fin de
semana fuera de casa y espera una llamada importante, puede pagar
12 000 sucres y solicitar este servicio. Le permite transferir
una llamada desde su línea original a un número preregistrado.

Código Secreto (CD)

Sirve para controlar las llamadas internacionales directas,
originadas desde la línea telefónica, mediante la utilización de
un CD asignado por Andinatel. No tiene costo la primera vez y 12
000 sucres cada vez que se cambie el código. (DIARIO HOY) (P.
5-A)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.