Un AÑo Y Medio Mas Para Modernizar Al Sector Petrolero


Publicado el 29/Noviembre/1999 | 00:00

Quito. 29 nov 99. El cambio de autoridades petroleras apunta a
acelerar la modernización del sector. ¿Cómo se hará esta
apertura?

Para este proceso requerimos de gente, técnicos, consultoras
internacionales y asesorías. Ellos se encargarán de escribir
bases legales, reglamentos y demás especificaciones que regirán
en este proceso.

¿Con qué recursos?

Solicitamos apoyo al Banco Mundial por USD 850 mil para cinco
proyectos. Internamente también se necesitará cubrir gastos. De
ahí que se habla de "costos de proceso" por USD 1,5 millones. El
proceso tomará alrededor de un año y medio, aunque en el caso del
Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) se necesitará un poco más,
porque la ley obliga a mantener la fiscalización tanto a las
obras como al medio ambiente. Esto ya está planteado al Banco
Mundial y fue aceptado.

¿Cuáles son los proyectos que definieron como prioritarios?

Cuando llegué al cargo vi que se contrataría una banca de
inversión internacional para cinco proyectos: la construcción del
OCP, la reactivación de la producción de los campos de
Petroecuador, la exploración y explotación del
Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT), la exploración del suroriente
del país (X Ronda Petrolera) y la incorporación del capital
privado a la Refinería La Libertad. También estamos estudiando
alternativas para la planta de Esmeraldas.

En esto ha dado prioridad a la incorporación de técnicos locales.
¿Por qué no lo maneja un banco de inversión extranjero?

Ecuador es petrolero desde 1965. Hay cientos de profesionales que
conocen el sector y lo han demostrado, tienen amplia y suficiente
capacidad para llevar adelante este proceso. La presencia
internacional se dará en otros ámbitos.

¿Cómo se garantizará la transparencia del proceso?

En el país se realizaron ocho rondas de licitación y se firmaron
17 contratos. Todos con el mismo procedimiento, en ninguno
existió reclamo. El sistema de evaluación de las ofertas será
público y los resultados se conocerán ese mismo momento. Hubo
agrupaciones que impugnaron los sistemas de contratación, es
verdad, pero eso es otra cosa. Los contratos se firmaron de
acuerdo a las leyes vigentes de la época.

¿Estos cinco proyectos apuntan a la privatización del sector
petrolero?

Estos proyectos no implican venta de activos del sector público
en ningún caso. La modalidad que se aplicará dependerá de cada
caso. En la construcción del OCP se trata de una delegación del
Estado a un consorcio de compañías para que inviertan,
construyan, operen y, luego de un tiempo, se revierta al Estado.
En la reactivación de los campos de Petroecuador, las firmas
invierten dinero y tecnología para mejorar la producción, una vez
que terminen los plazos del contrato, el Estado mantendrá la
propiedad de los campos. Los proyectos ITT y la X Ronda se harán
bajo la figura de contratos de participación, como existen
actualmente. La Refinería La Libertad será concesionada: el
inversionista mejora las condiciones de la planta, la explota
durante un tiempo y luego regresa al Estado.

El ex presidente de Petroecuador, Jorge Pareja, dijo al renunciar
que hay la intención de entregar a dedo varios proyectos a
empresas predeterminadas...

Los procesos mencionados se harán con licitaciones públicas e
internacionales.

Un segundo paso de la reforma petrolera será la reestructuración
de Petroecuador. Allí hay muchos intereses en juego. ¿Cuál es su
plan para vender esta idea en la que otras personas han fallado?

Parto de una realidad: de 1994 a la fecha, la caída de la
producción fue de 73 mil barriles diarios, volumen que equivale
a una reducción de ingresos por USD 400 millones este año,
considerando un precio de USD 15 por barril. Las reservas de
petróleo se triplicaron desde 1979 hasta la fecha, pero la
producción quedó estática. Lo grave es que fue de la petrolera
estatal, por falta de recursos y tecnología.

Ese análisis lo han hecho autoridades anteriores, pero no
tuvieron resultados, ¿Cómo pretende logralo usted?

Aplicando la razón. He visitado varios foros, como el Petrolero
y el Congreso. Con ambos discutimos el plan del 2000 y se
evidenciaron los beneficios para el país, tanto en ingresos por
inversión, rentas para el Estado, crecimiento económico, etc. El
impacto en la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto será
de 1,5 por ciento anual en los próximos cinco años, solo por
efecto del sector petrolero.

¿Cuál será la reforma en Petroecuador?

Lo primero es obtener rentas, creando una base económica solvente
a través de los cinco proyectos señalados. La segunda prioridad
es redefinir la presencia de Petroecuador, donde se pretende
conseguir una empresa pública, estatal, eficiente, que abarque
lo que pueda trabajar con eficiencia económica y técnica y que
sirva como referente con el resto de empresas, además de
competir. No será un proceso fácil, porque los conceptos de
privatización, modernización o capitalización aún no están claros
en el país.

¿Las filiales tendrán otro tratamiento?

No necesariamente. Una reestructuración podría ser una
integración vertical de la empresa, que abarque desde la
exploración de campos petroleros hasta la venta de combustibles.
Esta puede estar bajo una sola empresa sin necesidad de
atomizarla. Personalmente, preferiría el sistema de la
Corporación Estatal (Cepe).

¿Apoya la tesis del Ministro de Energía de fortalecer el área de
producción y vender lo que son refinerías, poliductos y tanques
de almacenamiento de crudo?

El área de producción es básica: es la fortaleza de toda empresa.
Las otras áreas son derivadas de la primera, donde pienso que
tienen que ser objeto de concesiones. No creo que debemos avanzar
más en el país por el momento. (Texto tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.