Santos y Zuluaga en pie de guerra por la paz y los votos


Publicado el 01/Junio/2014 | 00:58

Faltan 14 días para la segunda vuelta de las presidenciales en Colombia

Clara López y Enrique Peñalosa apoyan la reelección de Juan M. Santos. Marta Lucía Ramírez a Óscar Iván Zuluaga. Los tres tienen tanto poder como los 20 millones (60% del electorado), que se abstuvieron de votar.

Los cambios en las estrategias de campaña y la búsqueda de alianzas dominaron esta semana en Colombia con miras a la segunda vuelta después de que el candidato uribista, Óscar Iván Zuluaga, ganara la primera vuelta con el 29,25% de los votos frente al 25,69% del presidente-candidato Juan Manuel Santos.

Por lo pronto, esta semana se definieron algunas posturas clave. El Partido Conservador (PC) repartió los votos entre Zuluaga y Santos. El miércoles, un sector de la bancada conservadora se decantó por él. Ese mismo día, el ala de 38 parlamentarios que lidera la excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez optó por Zuluaga, candidato del movimiento Centro Democrático (CD), fundado y liderado por el expresidente y senador electo Álvaro Uribe..

Ese anuncio vino acompañado de un giro radical de Zuluaga respecto al diálogo de paz con la guerrilla de las FARC, bajo tres condiciones: que dejen de reclutar niños, de usar minas antipersonales y que se sometan a la justicia colombiana.

Esto provocó una furibunda reacción de Santos. “Por circunstancias puramente electorales, viendo ellos que la paz es el tema fundamental en esta elección y que la gente esta cada vez más visualizado como la gran diferencia entre las dos candidaturas, ahora quieren acomodarse”.

Agregó que Zuluaga “y su jefe”, en alusión a Uribe, le han acusado de legitimar el terrorismo al promover el diálogo con la guerrilla. “Pero en el fondo los colombianos saben que el verdadero jefe de esa extrema derecha no va a permitir que llegue la paz porque para él no es aceptable desde ningún punto de vista, porque se le termina su razón de ser, y a Zuluaga también”.

Por su lado, otros 47 congresistas conservadores firmaron una carta de apoyo a Santos en una apuesta por la paz.

Tras esos anuncios, Santos vaticinó que el 15 de junio obtendrá una victoria contundente.

El PC ha sido parte de la coalición oficialista de la Unidad Nacional en los cuatro años de Gobierno de Santos pero en la convención de enero decidió no respaldar su reelección sino presentar candidata propia: Marta Lucía Ramírez. Pero ella tuvo que hacer una campaña a medias porque sus compañeros congresistas impugnaron su candidatura ante el Consejo Electoral, que tardó tres meses en confirmarla y darle luz verde.

No obstante, el resultado fue positivo pues resultó tercera con 199 millones de votos (15,52 %). Los otros dos candidatos, Enrique Peñalosa, de la Alianza Verde, y la izquierdista Clara López, obtuvieron alrededor del 15%.

El viernes, Peñalosa dio libertad a los verdes, aunque veladamente apoyó a Santos al decir: “Es esencial la culminación de las conversaciones de paz. No hacerlo sería un error histórico”. .

Clara López, la presidenciable por el Polo Democrático Alternativo (PDA) dijo que aliarse con Santos o con Zuluaga es una decisión compleja. Para ella, ambos representan un modelo económico injusto.

En cambio, la Unión Patriótica, el partido de su compañera de fórmula Aída Avella, y Marcha Patriótica (MP), los movimientos más izquierdistas de Colombia, tomaron partido por el candidato-presidente. Ese inédito apoyo a Santos, político de corte neoliberal, lo hicieron como un espaldarazo al diálogo de paz, según dijo Avella.

No conforme con eso, el candidato-presidente sigue moviéndose para sumar más votos.

Según la revista Semana, en línea con este objetivo, ha logrado lo inimaginable: poner en la misma orilla al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, y a Rafael Pardo, viejos amigos distanciados luego de que Santos pusiera al segundo al frente del Palacio Liévano tras la destitución momentánea de Petro.

Así están las cosas a 14 días de la segunda vuelta. Los tres candidatos derrotados tienen tanto poder como los 20 millones de colombianos (60% del electorado), que se abstuvieron de votar. Ellos pueden inclinar la balanza hacia uno otro lado. Eso eleva la expectativa en momentos en que hay un empate técnico: Santos se apunta 37% de la intención de voto y Zuluaga 36%. (MEVO)

Los colombianos saben que el verdadero jefe de esa extrema derecha (Uribe) no permitirá que llegue la paz porque porque se le termina su razón de ser, y a Zuluaga también’.

Juan Manuel Santos

He decidido incorporar la defensa que ella (Marta Lucía Ramírez) tuvo de buscar una paz negociada pero con justicia, y que no signifique impunidad...’.

Óscar Iván Zuluaga

La expectativa es alta en Colombia en momentos en que hay un empate técnico: Santos tiene 37% de la intención de voto y Zuluaga 36%.



 



Actualizado por

1

jyautibug - en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990