Salarios No Se Definen Por Causas Legales


Publicado el 15/Marzo/2000 | 00:00

Guayaquil. 15 mar 2000. Los sindicalistas solicitan un incremento
de la masa salarial de hasta 200 dólares. Algunos empresarios se
oponen

El Consejo Nacional de Salarios (Conades) se reunió ayer, pero no
se lograron resultados, hasta ajustar su organización de acuerdo
con la nueva reforma laboral.

El Conades se reunirá nuevamente el martes 22 de marzo, para
iniciar de lleno la discusión sobre el tema del alza salarial.

Se reunió por 2 horas

Presidido por el subsecretario de Trabajo, Eduardo Molina, el
Conades se instaló en sesión a las 09:00 y terminó a las 11:00. En
ese lapso se analizó la capacidad legal de los delegados, que
actualmente suman seis, cuatro de los cuales representan a las
instituciones del Estado y los dos restantes a los trabajadores y
empresarios.

La reforma laboral habla de una comisión tripartida: gobierno,
trabajadores y empresarios, uno por cada sector.

Pese a que la disposición transitoria 8 de la ley habla de que el
Conades podrá seguir actuando con el reglamento y los mismos
vocales, éstos pidieron que el organismo se rija a los cánones
pertinentes.

Los seis representantes que asistieron a la reunión pidieron, por
unanimidad, que el departamento de Asesoría Jurídica del
Ministerio de Trabajo emita su criterio sobre la ley y los
reglamentos.

Además, tanto la representación de los trabajadores como de las
cámaras de la producción deben renovarse en este mes.

Molina explicó que el próximo 22 de marzo se inician las
discusiones de las propuestas tanto del gobierno como de los
empresarios y trabajadores, sobre los salarios que deben regir con
el nuevo sistema de dolarización.

El Conades podría decidir

Las reformas a la ley laboral señalan que las remuneraciones deben
ser aprobadas por consenso. De no ponerse de acuerdo las partes,
el Conades se autoconvocará para, dentro de cinco días, proceder.
Caso contrario, el ministro de Trabajo será el que tome la
decisión final.

Esta fue la primera reunión del Consejo Nacional de Salarios,
luego de que el lunes anterior fue promulgada en el Registro
Oficial la Ley de Transformación Económica, que contiene las
reformas laborales.

El representante de los trabajadores, Angel Vacacela, informó que
el sector laboral ha presentado ya una propuesta sobre el nuevo
salario, cuyo objetivo es recuperar el ingreso de unos 140 dólares
mensuales que tenían los trabajadores en diciembre de 1998 y enero
de 1999.

Pero, tomando en cuenta la inflación que en diciembre del año
anterior cerró en el 60% y el sistema económico de la
dolarización, el monto debería subir a 200 dólares.

Con la devaluación, el salario se ha reducido a 43 dólares, lo que
impide que más del 82% de la población ecuatoriana no tenga acceso
a la canasta básica familiar.

Vacacela dijo que los trabajadores han visto con buenos ojos el
ofrecimiento de los empleadores de incrementar los salarios en el
50%. La primera persona que hizo la propuesta fue la presidenta de
la Cámara de la Pequeña Industria del Guayas, Joyce de Ginatta.

"Saludamos esa posición y esperamos que los empresarios mantengan
su propuesta, todos somos testigos de los anuncios que hicieron",
manifestó Vacacela.

No obstante, indicó que se espera que en el interior del Conades
se encuentre un punto intermedio entre la oferta laboral y de los
empresarios. (TH)

Los patronos opinan

Como un "sueño de opio" califica Andrés Pérez, presidente de la
Cámara de Comercio de Quito, a la propuesta del Conades (Consejo
Nacional de Salarios) de elevar los sueldos.

"Lo absurdo es que esta organización no toma en cuenta la realidad
del sector empresarial y de la situación económica por la que se
atraviesa", indica.

Pérez alega que los patrimonios de las compañías están deprimidos,
las ventas rezagadas y, sobre todo, los empresarios tienen deudas
que no se pueden cancelar.

"Si se llegase a incrementar los salarios, se atentará contra la
supervivencia de las empresas y esto generaría mayor desempleo,
pues muchas instituciones quebrarán por la presión que ejerce ese
organismo".

Pero, lo que sugiere el dirigente empresarial es incrementar el
sueldo mínimo en 20 dólares por mes, lo que equivaldría a 500.00
sucres.

En mesas anteriores varios empresarios informaron públicamente que
estarían dispuestos a incrementar el salario de sus empleados
hasta en el 50% del total.

A pesar de que Pérez considera que el incremento de los sueldos y
salarios no debe ser muy elevado, la presidenta de la Cámara de la
Pequeña Industria del Guayas, Joyce de Ginatta, dice estar de
acuerdo con el incremento de los salarios que exige el Conades.

"El pago de sueldos en dólares se debe iniciar desde esta quincena
y no el próximo mes", expresó la empresaria.

Así mismo, destacó que a sus empleados ya les subió el 50% de sus
sueldos y que además ya les está cancelando los haberes en dólares
y no en sucres.

Adicionalmente, Ginatta hace un llamado urgente a las autoridades
correspondientes para reactivar la economía. De esta forma, se
lograría una pronta recuperación de la confianza y las inversiones
se harían presentes. (FCO)

Jubilados piden más pensiones

Los jubilados están decididos a emprender un plan de lucha para
conseguir una revisión de sus pensiones, a las que califican de
humillantes, por el reducido monto que reciben.

"El Gobierno discute los nuevos sueldos y salarios para los
trabajadores activos, pero de los jubilados nadie se acuerda",
dijo el presidente de la Federación de Jubilados del Ecuador,
Oswaldo Briones.

Briones, conjuntamente con otros miembros de la federación,
concurrieron ayer al Ministerio de Trabajo, donde estaba reunido
el Consejo Nacional de Salarios (Conades), para hacer la petición
formal.

"No podemos vivir con pensiones paupérrimas, humillantes; los
300.000, 400.000 y 500.000 sucres mensuales que recibimos no nos
alcanzan sino solo para pagar la luz, el agua y el teléfono",
enfatizó Briones. "Es precaria nuestra situación. Si antes fuimos
pobres, ahora somos miserables".

Los jubilados plantearon al Conades que se analice el modelo que
está aplicando Bolivia, donde el régimen toma los rendimientos de
las entidades públicas para financiar el aporte a los jubilados.

El jubilado dice que sus compañeros de lucha se sienten
maltratados, humillados y olvidados. Indicó que el gobierno de
Jamil Mahuad les ofreció dar un bono por derecho a la vida de
100.000 sucres mensuales desde 1999, pero hasta la fecha no se ha
hecho efectivo.

Por su parte, el subsecretario de Trabajo, Eduardo Molina, ofreció
analizar el tema. (Texto tomado de El Expreso)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.