Prevenir Es Bueno... Y En El Caso De Los Ojos: Mejor


Publicado el 11/Enero/1993 | 00:00



Quito.11.01.94. Más de una vez hemos oído decir, que los "ojos
son el reflejo del alma", por lo tanto es importante cuidarlos y
mucho mejor si lo hacemos a tiempo de tal forma que evitemos
trastornos mayores.

Lizardo Moncayo Salazar, con estudios en la Universidad de
Barcelona, destacó para Domingo la importancia de la oftalmología
preventiva, poco tratada en el país.

Esta subespecialidad es una rama de la oftalmología; mediante
pruebas y exámenes permite diagnosticar a tiempo toda alteración
en el funcionamiento normal de los ojos.

El determinar precozmente cualquier patología dará mejores
resultados que si fuera tratado un problema ya presentado, señaló
Moncayo.

La oftalmología preventiva, es útil tanto en adultos como en
niños, tomando en cuenta las variantes en cada caso. Si bien los
ojos cumplen una misma función en los diferentes tiempos de la
vida, los problemas y las alternativas difieren en los niños y en
los adultos, por su nivel de desarrollo, señaló este
especialista.

Ampliopía y estrabismo

Moncayo indicó que en el caso de los niños, la aplicación de la
oftalmología preventiva permite tratar dos tipos de problemas.
Ellos son la ambliopía, es decir la deficiencia visual que se
presenta cuando el ojo no trabaja como debería. Puede darse en
uno o en los dos ojos. Si es detectada a tiempo en el niño se
podrá solucionar el problema mediante el uso de lentes o un
tratamiento, de tal forma que cuando el niño tenga cinco o seis
años no presente problemas de aprendizaje. Moncayo dijo al
respecto que la mayoría de los problemas de aprendizaje en los
niños se debe a que uno o los dos ojos no están funcionando bien.

El segundo problema que se puede detectar a tiempo es el
estrabismo. Este se demuestra cuando los niños tuercen los ojos,
ya sea en sentido horizontal o vertical. En el estrabismo,
recurrir al oftalmólogo no debe ser solo por motivos estáticos,
sino porque esta alteración visual puede complicarse con la
ambliopía. Junto a ella podría producirse una alteración de la
visión estereoscópica y si no es atendido adecuadamente el niño
afectado tendrá serios problemas para efectuar trabajos de
precisión.

Por tanto, el valor de la oftalmología preventiva en los niños
radica en conseguir un buen funcionamiento visual.

EN LOS ADULTOS


En el caso de los adultos, en cuyo caso la visión ya ha alcanzado
una agudeza visual ya sea con lentes o sin lentes, la
oftalmología preventiva tiene otros objetivos.

Para esta etapa de la vida son recomendables chequeos
oftalmológicos cada dos años para vigilar las visiones de
graduación o alteraciones visuales.

A partir de los 40 años estas medidas van a permitir prevenir
alteraciones que a la larga podrían degenerar en cuadros de
invalidez en la persona. Esto se refiere principalmente a la
presión intraocular, la cual debe ser chequeada, ya que el ojo
secreta una sustancia que es drenada por una zona que se denomina
clavícula, que es como una rejilla. Pero que a partir de los 40,
a pesar de seguir elaborando dichas sustancias ya no puede drenar
porque dicha rejilla se puede taponar. Esta es la causa del
glaucoma, una la enfermedad caracterizada por la presión alta en
el ojo. Por lo general no es detectada por el paciente debido a
que no le provoca molestias y por tanto cuando es diagnosticada
el proceso esta avanzado y puede terminar en la ceguera.

En los mayores de 40 años, también la prevención oftálmica
examina el fondo de ojo, que revela como está la circulación en
general o como se encuentra el organismo.

A través de este examen el médico puede detectar si el paciente
sufre alteraciones como presión arterial alta, diabetes,
infecciones como el sida y cualquier otra patología.

Por último, la oftalmología preventiva es útil para detectar la
presbicia.

Cuidados oculares

Los órganos visuales humanos están estructurados con tal
perfección, que por sí solos poseen los mecanismos necesarios
para tener a los ojos protegidos y cuidados. Si en un determinado
momento los ojos muestran enrojecimiento, picazón, lagañas, si
duelen o proveen de vista borrosa, el ojo está indicando un
problema, ante el cual debemos responder adecuadamente.

Lizardo Moncayo, especialista en oftalmología preventiva, señaló
algunas precauciones y cuidados para tener presente:

- No se debe abusar del uso del colirio, es decir no se debe usar
todos los días, ya que podría estar ocultando un problema o, a su
vez, agravando una enfermedad.

- Con los colirios hay que tener cuidado porque a pesar de que
solo coloque una gota, esa gota tiene medicamento, y en el caso
de sufrir una determinada patología podría llegar a alterar el
sistema inmunológico del ojo, y al extremo de producir una
perforación ocular, con consecuencias nefastas.

- Los ojos no deben ser tocados con las manos sucias.

- El uso de pañuelos desechables es recomendado, ya que usar el
pañuelo de bolsillo para los ojos es una mala costumbre por el
riesgo de contaminación.

- Es aconsejable usar gafas de sol, pero de calidad, para cuidar
los ojos de los rayos solares. El uso de cualesquier gafas es
perjudicial.

- Tampoco conviene prestar los pinceles de maquillaje porque por
ellos se pueden trasmitir enfermedades.

- Al menos dos veces a la semana conviene mantener los párpados
sin maquillaje para que los poros puedan respirar.

- La vigilancia de la visión es aconsejable a partir de los tres
años, si es que antes no se ha detectado alguna patología.

- A partir de los 40 años todas las personas deben usen lentes
para la lectura, los cuales deben ser vigilados cada dos años.

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad N/D



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.