Petroecuador está al borde del colapso


Publicado el 29/Marzo/2003 | 00:00

Ineficiencia en la ejecución del presupuesto de inversión

Cinco son los ejes del programa del Gobierno en materia hidrocarburífera, entre ellos, reformar la Ley de Hidrocarburos, la Ley de Petroecuador, los reglamentos operativos y administrativos de la matriz y filiales; modernizar los procesos técnicos y administrativos y elevar la calidad laboral. Los analistas advierten que cuando en la empresa privada no se cumplen los programas de inversiones y los objetivos propuestos, al gerente le cuesta el cargo, porque la mala administración causa serios perjuicios a la empresa, pérdidas e incluso la quiebra.
La incapacidad gerencial de Petroecuador ha debilitado a la más grande empresa de este país, según los expertos en el tema, ya que la estatal estaría a punto de ahogarse en la iliquidez. La razón: Shushufindi, Sacha, Libertador, Auca y Cononaco, campos que producen más de 100 mil barriles diarios, están al borde del colapso.

"La mala gestión administrativa, que venía desde la presidencia ejecutiva hasta los niveles bajos, es un factor coadyuvante para que Petroecuador llegue a esta situación", dice el ex ministro de Energía Jorge Pareja.
Los desafíos empresariales de cada administración, de acuerdo con este criterio, quedaron en el papel. Pareja habla de un privilegio en comprar automóviles, realizar agasajos y aprobar contratos colectivos onerosos, antes que ejecutar el presupuesto de inversiones, "cuyo cumplimiento es mediocre en los últimos tres años", dice. Según el presupuesto provisional de inversiones de Petroecuador de 2003, las colocaciones ascienden a $284,2 millones, de los cuales, $178,1 millones corresponden a proyectos de arrastre del año 2002, y apenas $57,6 millones a proyectos nuevos.
Datos de documentos oficiales, proporcionados por el consultor René Bucaram, revelan que el cumplimiento del presupuesto de la filial Petroproducción para 2001 fue de 54% y de 2002 alrededor de 58%. Bucaram afirma que esta es la principal razón de la debacle de la producción. El mismo fenómeno se registra en las otras filiales, donde el cumplimiento es menor a 60%. De ahí que cuestiona los requerimientos de Petroproducción de $57 millones para proyectos nuevos, "cuando lo primero que tenía que hacer era concluir los proyectos de arrastre, para que empiecen a rendirle frutos al país". Califica de cómico que a pesar de que Petroecuador tiene más de mil vehículos bajo su administración, en el presupuesto de este año se incluyen $5,3 millones para la compra de nuevos automotores.
Según sus cálculos, si se considera a $15 mil por vehículo, Petroecuador tendrá más de 330 carros flamantes. Esto quiere decir, un vehículo por cada tres empleados .
¿Por qué no se ejecutan los presupuestos? El ex presidente de Petroecuador, Wilson Pástor, lo atribuye a los engorrosos procesos de contratación y adjudicación.
El ex ministro de Energía Fernando Santos ve el fondo del problema en la prioridad que da la empresa al pago de sueldos y beneficios exorbitantes a los sindicalistas, sin que le "quede nada para el mantenimiento de los campos". Mientras el vicepresidente de Petroproducción, Patricio López, admite que no se ha invertido en la renovación de los equipos que tienen más de 30 años funcionando y terminaron su vida útil, debido a que cada año se presupuesta, pero los recursos no se entregan a tiempo, por lo que avanzarían poco en su concreción. Una verdad que obliga a la estatal a realizar mantenimiento más periódico y continuo de las unidades.
Walter Spurrier, de Análisis Semanal, da otra explicación, porque cree que si en todas las operaciones de refinación y distribución de combustibles, por ejemplo, hubiera gerentes dispuestos a mejorar la situación y obtener mejores resultados para el Estado, los réditos van al fisco y no a la empresa. Sin embargo, el consultor insiste en que existen decisiones erróneas, como la ampliación de la refinería Esmeraldas con tecnología española, cuando fue construida con tecnología japonesa. La ampliación va a cumplir 10 años y "no podemos hablar de un beneficio acorde con la inversión realizada por el país".
Spurrier no deja de hacerse eco de las denuncias oficiales sobre contratos colectivos "generosos", al tiempo de observar que Petroecuador no tiene balances auditados y que "recién ahora se plantea un estudio de cuales son las reales condiciones económicas de la empresa".
El penúltimo presidente de la estatal del gobierno de Gustavo Noboa, Rodolfo Barniol, dijo que en los últimos ocho años anteriores a 2000, el país había abandonado la sísmica que permite detectar posibles pozos productivos. "No se hizo un solo kilómetro de sísmica, ni perforaron pozos, ni se invirtió", asegura. Barniol defiende la gestión de la administración de Noboa, ya que asegura que en los tres años se contrató sísmica para los principales campos, entre ellos Shushufindi y Sacha "y ahora se cuenta con importante información sobre la capacidad y potencialidad de las estructuras".
En este escenario, el ministro de Energía, Carlos Arboleda, anuncia que la falta de ejecución del presupuesto de inversiones es cosa del pasado y promete que se gastará todo lo asignado para recuperar el tiempo perdido.
Entre los planes que anuncia el actual responsable de la política energética del país, estaría la continuación de los proyectos de arrastre en 2003, como el registro y procesamiento de sísmica tridimensional (3D) en Shushufindi, y dimensional (2D) en otras áreas. Además, dice que se perforarán 11 pozos verticales y 28 horizontales y/o direccionales. (TH)

Pablo Terán: "Estábamos ocupados en la prioridad de construir el OCP"

"Las actuales autoridades tienen que preocuparse por buscar los recursos"

Para el ministro de Energía del anterior régimen, Pablo Terán, el sector petrolero manejado por el Estado no escapa a la crisis. Textualmente dice:
"A principios de la administración en el año 2000, mencionaba que los campos de Petroproducción estaban a punto de colapsar y se requería de una inmensa inversión para reactivarlos.
"Lo grave de este problema es que la producción no solo está declinando, sino también que se encuentra en proceso de degradación y daño.
"El Ecuador tiene petróleo, existen reservas, pero por no haberse invertido a tiempo el suficiente dinero, jamás vamos a extraer esos volúmenes.
"Calculo que el país necesita de $1 500 millones para reactivar los campos, principalmente los cinco que dan mayor producción. Pero esos recursos no los tiene disponible ni el Estado ni Petroecuador.
"Lo preocupante es que en el pasado no hubo la ventana política para que la empresa privada participara en la rehabilitación de los campos porque estábamos ocupados en la construcción del OCP, que era la prioridad nacional. Ahora es cuando hay esa posibilidad y las autoridades tienen que preocuparse por buscar las inversiones.
"Desafortunadamente se ha advertido que la política de la actual administración energética, lejos de atraer el capital privado, es de entrega al sindicalismo público que tradicionalmente ha defendido el monopolio estatal y ahuyentado la inverisión privada.
"Si eso sigue así, los campos continuarán degradándose. Todos los ecuatorianos de esta generación debemos lamentarnos por no haber actuado a tiempo para que el crudo se extraiga racionalmente y beneficie a la sociedad.
"Petroecuador está en la obligación de ejecutar en el ciento por ciento el presupuesto de inversiones. Es conocido que en los últimos ocho años se ha cumplido solo el 56% . Hay varias razones; por ejemplo, que los presupuestos no eran aprobados a tiempo, ni tampoco las leyes que tienen que ver con el desarrollo del sector.
"Admito, en el anterior Gobierno fallaron las inversiones en perforación horizontal y ahora no nos queda más que permitir que los capitales privados nos ayuden a extraer esa riqueza". (TH)

"La situación sería grave desde el punto de vista macroeconómico"

El ex ministro de Finanzas y de Energía César Robalino advierte sobre los problemas que podría ocasionar en la economía ecuatoriana el hecho de que el país se convierta en importador de crudo.
Dice que los ingenieros de yacimientos están preocupados porque el punto de burbujeo ha comenzado a aparecer en los campos más importantes que tiene el país. El momento en que la producción se reduzca más -en los últimos años ya lo ha hecho entre 20% y 22%-, los volúmenes de producción bajarán, así como los de exportación de la estatal. "Ese momento, la caja fiscal entraría, dependiendo de las mermas, en una situación de déficit y crisis. Y el apuro de la hacienda fiscal provocará un problema general porque no solamente afectará al fisco, sino que también habrá déficit creciente en la balanza de pagos.

Esto, naturalmente, provocará presiones que podrían no ser sostenibles en la economía para el crecimiento y el sistema monetario. La situación será enormemente grave desde el punto de vista macroeconómico, fiscal, de la balanza de pagos y del nivel del empleo en el Ecuador".
"Si la economía entra en tensiones espantosas por estos efectos, aunque personalmente no creo que se vayan a presentar porque el Gobierno tomará previsiones frente a esta alerta, será grave".
"Cualquier sistema monetario, aquí o en otro país, entraría en tensiones realmente delicadas si se deja de producir y exportar más de $1 000 millones, que es la cifra con la que contribuyen las exportaciones petroleras a la balanza de pagos. Personalmente creo que una vez que el Gobierno tenga la información sobre lo que está pasando en los cinco campos más importantes del país, se afanará, y a través del ministro de Energía y aún del mismo presidente de la República, hará gestiones para atraer inversión extranjera y alta tecnología, que no la tienen ni el Estado ni los empresarios privados ecuatorianos. Hay tiempo para detener lo que está pasando".
El pronunciamiento de Robalino se genera en momentos en que el Gobierno ha hecho público los objetivos, políticas y programas para el sector hidrocarburífero, entre cuyas premisas básicas se ratifica el principio de la seguridad jurídica mutua con las compañías privadas. (TH)

OPINIONES

Masivas inversiones para recuperar las reservas

Durante 15 años se habló de inversiones masivas para rehabilitar los principales campos de Petroproducción.
o El ex ministro de Energía, Pablo Terán, calcula que se necesitan $1 500 millones.
Para el ex presidente de Petroecuador Wilson Pástor, el problema del país ya no es cuestión de perforar pozos y hacer trabajos de reacondicionamientos, sino de invertir en la recuperación mejorada de los yacimientos para incrementar las reservas.
El presidente del Colegio de Ingenieros de Minas y Petróleos, Stalin Salgado, dice que antes debe hacerse un análisis completo de toda la obsoleta infraestructura y un estudio técnico para priorizar las inversiones.
El empresario Javier Espinosa, ex ministro de Energía, comparte el criterio, porque eso permitiría tener parámetros para determinar si se aplica un plan de recuperación secundaria, hacer pozos de relleno y mirar cómo se encuentra su presión interna. Caso contrario, advierte que dentro de los próximos 12 o máximo 18 meses, los pozos reducirán su producción a niveles que ya no serán económicos ni rentables.
Así las cosas, el ex ministro de Energía Fernando Santos, no ve más salida que asociarse con el capital privado. El vicepresidente de Petroproducción no desestima esa opinión y anuncia la apertura al capital privado. "Seremos facilitadores para que las empresas vengan a invertir". A inicios de 2004 se convocarán las licitaciones internacionales que estrenarán el nuevo modelo contractual de asociación. (TH)

Trabajos sísmicos e interpretación

El plan quinquenal, en proceso de modificarse

El vicepresidente de Petroproducción, Patricio López, destaca que una nueva generación, nacida de la crisis petrolera, ha tomado las riendas del sector.
"No somos fruto del boom petrolero", manifiesta, al garantizar una gestión gerencial, administrativa y técnico-operativa, aunque le agobia la falta de liquidez de la empresa para cumplir con sus obligaciones contractuales.
Anuncia que el plan quinquenal 2000-2005 se modificará, con el objeto de aumentar la producción estatal. La meta de este año es cerrar con 226 mil barriles diarios frente a los actuales 216 mil.
Para el efecto, se realizarán trabajos sísmicos e interpretarán los resultados para saber los sitios en donde se puede perforar, e incrementar y sostener la producción. López enfatiza que no se cometerán los mismos errores, porque la administración se sustentará en parámetros técnicos para tomar las decisiones.
Con la sísmica se tiene programado hacer perforaciones direccionales con cambio en el diámetro del pozo para producir simultáneamente en varias arenas.
Sobre la iliquidez de la empresa, que le tiene al borde de la paralización por falta de pago de facturas a las compañías de servicios por unos $64 millones, el ejecutivo explica que Petroproducción recibe dinero en función de la exportación del crudo Oriente.
"Si vendemos una semana hay flujo de caja, caso contrario no. Además, el dinero no entra a la empresa, sino al Banco Central", explica el funcionario. (TH)

Un plan "con honestidad, eficiencia y respeto"

El ministro de Energía, Carlos Arboleda, anunció el plan petrolero del Gobierno, que se fundamenta en la honestidad, eficiencia técnica, el respeto irrestricto a las comunidades ancestrales y al medio ambiente. Las fichas claves del proceso: funcionarios y trabajadores, serán colocados en un numero óptimo bajo una sola forma de relación laboral.
Entre otros aspectos, se garantizará, en la contratación petrolera, la participación equitativa de los resultados entre el Estado y la compañía privada.
Para el asesor en política petrolera Luis Aráuz, el conflicto de Petroecuador se resume en la falta de modernización. "La empresa se ha quedado estacanda, dividida en cuatro pedazos (tres filiales y la matriz), cuando la tendencia del mundo es a globalizarse, fusionarse para incrementar la producción con aportes conjuntos".
El experto propone un cambio en la estructura empresarial, conforme el artículo 244 de la Constitución que señala un mismo régimen jurídico y económico para las empresas. Esto significa otro esquema en la conformación del directorio político para que Petroecuador se fortalezca y se maneje técnica y económicamente, con la presencia del único ministro, el de Energía, para que "relacione la política del Gobierno con la acción de Petroecuador; los demás miembros deben ser gente técnica, no más de cinco que se reúnan todos los días para resolver los problemas empresariales". (TH)


Otros aspectos también se conjugan en la crisis

CAUSAS OPERATIVAS

Producción

Declinación de la producción de petróleo estatal (6% y 7%), versus el incremento de la producción privada. Anualmente se explotan unos 150 millones de barriles, por lo que las reservas remanentes tienden a disminuir.

Pozos cerrados

Existe un elevado número (150) de pozos cerrados por falta de mantenimiento. Para este año se tiene previsto rehabilitar 90 pozos, pero casi al término del primer trimestre aún no se sabe con qué recursos se va a ejecutar el programa.

Falta de inversiones

Incumplimiento del plan de inversiones, que se trasduce en la débil política de exploración para descubrir nuevas reservas y compensar el consumo.

Operaciones

Deficiente mantenimiento de operaciones, obsolescencia de equipos e instalaciones en subsuelo y superficie, y altos porcentajes de agua de formación.

Combustibles

Elevada importación de combustibles por no haberse ejecutado en la refinería de Esmeraldas la segunda fase para evitar la alta producción de residuos.

FACTORES FINANCIEROS

Descapitalización

La Ley de Presupuestos del Sector Público quita a Petroecuador el 10% del Fondo de Inversión Petrolera, que administra el Ministerio de Economía.

Cartera vencida

Una elevada cartera vencida del sector eléctrico a Petrocomercial. Las generadoras térmicas le deben $99,5 millones por la compra de combustibles.

Flujo de caja

Flujo de caja insuficiente para el cumplimiento de los programas operativos y de inversión, lo que limita el cumplimiento de los objetivos de la empresa.

Proveedores

Los proveedores y contratistas reclaman por la falta de atención en el pago de planillas. Hay deudas pendientes en las tres filiales y en la matriz de Petroecuador.

ANALISIS

Los pendientes en el tema petrolero se suman y no hay salidas

Los campos de Petroecuador se secan ante la mirada impasible de las autoridades de la petrolera, que recién esta semana presentaron un plan para la reactivación del sector, que puede quedar otra vez en eso, en una propuesta. En iniciativas que se han repetido hasta el cansancio, que han llevado a la estatal a producir más gas que petróleo, que llevan al país al escenario de convertirse en un importador de combustibles, al igual que sucede con la energía, textiles, medicamentos, artículos cosméticos, entre otros productos, lo que sin duda pone en riesgo la provisión de divisas para el país.
La grave situación resulta paradójica si se observa que Petroecuador no utilizó los recursos presupuestados el año pasado. ¿Cómo trabajar bien, si faltan equipos, reparaciones y obras en los campos del Estado? "Estamos produciendo lo mismo que hace 21 años", dice un técnico. La frase no es nueva, solo cambia el número de años; es decir, en 2004 se podrá decir: estamos produciendo lo mismo que hace 22 años. Y eso es lo lamentable.
¿En dónde quedaron las iniciativas para atraer la inversión extranjera? ¿Qué pasó con los problemas legales que mantiene la estatal con las compañías privadas? ¿Cómo se justifica un Oleoducto de Crudos Pesados, si no hay suficiente petróleo para transportar? Estas son las preguntas que buscan respuestas. (BLANCO Y NEGRO)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.