Ozono: Los Esfuerzos Por Protegerlo No Alcanzan


Publicado el 20/Mayo/1997 | 00:00

Quito. 20 may 97. La supresión de aerosoles no dio los
resultados esperados. Nuevas medidas buscan eliminar la
presencia de gases que causan el efecto invernadero.

Pedro Artieda
CORRESPONSAL EN WASHINGTON

La atención sobre las consecuencias del agujero de ozono se
propaga en varios continentes. La Secretaría General de las
Naciones Unidas y los países firmantes del convenio Marco
sobre cambio climático preparan nuevas estrategias sobre esta
emergencia.

Actualmente, según un informe de la ONU, se desarrollan más de
una docena de estudios científicos sobre la Antártica con el
objetivo de medir el incremento de la radiación ultravioleta.

Estas radiaciones son perjudiciales no solo para los
habitantes terrestres primarios, sino también para bacterias,
algas, líquenes, musgos, plantas superiores y algunos
animales.

La pérdida de ozono da lugar a la disminución de la capacidad
de bloquear la radiación a nivel mundial. El crecimiento
prosigue a pesar de la casi total supresión de sustancias
caseras e industriales que lo destruyen, como los aerosoles.

En este sentido, se puede afirmar que los resultados del
acuerdo de Montreal firmado en 1987 han sido bastante
auspiciosos.

Pero el futuro del manto de hielo de la Antártica, la zona más
afectada, es incierto. Proyecciones de la ONU indican que, si
el clima se tornara más cálido, habría precipitaciones mayores
sobre el manto de hielo, lo que a su vez produciría una
acumulación más intensa de agua.

Y si la temperatura atmosférica llegara a elevarse más de 5
grados centígrados por encima de la actual, el manto de hielo
de la Antártica comenzaría a disminuir. De suceder el
fenómeno, las consecuencias serían impredecibles.

¿Qué hacer? Las modificaciones presentadas por Estados Unidos
al acuerdo Marco tienden a ser una salida a largo plazo. Los
160 países firmantes se encuentran actualmente estudiando las
conveniencias de su aplicación. EE.UU. intenta que sus
reformas se apliquen. La autoridad que le brinda ser uno de
los cinco primeros países en ratificar la convención, y el
primero entre los países industrializados, es uno de sus
principales argumentos.

Varias son las modificaciones propuestas por el Gobierno
estadounidense en marzo a propósito de este tratado, luego del
esquema presentado en 1996 y la versión de enero de este año.

Las acotaciones surgieron a partir de las declaraciones del
presidente Bill Clinton, en Port Douglas Park, Australia el 22
de noviembre de 1996 .

Clinton hizo un llamado para intensificar los controles en
cuanto a las emisiones tóxicas. La idea es dirigir los
esfuerzos para la supresión total de las emisiones de los
gases de efecto invernadero después del año 2000.

El primer aporte es incluir la obligatoriedad de presupuestos
para el control de las emisiones de forma periódica. A cada
país desarrollado que sea parte del tratado, se le asignará un
presupuesto por un determinado espacio de tiempo. La magnitud
del mismo aún no se lo ha definido.

Otro aspecto tiene que ver con la medición, informes y
cumplimiento de controles, que son claves para la ejecución
legal del acuerdo.

El embajador Mark Hambley, representante de EE.UU. en las
negociaciones, afirmó que "nosotros y muchos otros creemos
firmemente que el instrumento de Kyoto (la reunión final del
tratado será en esta ciudad japonesa en diciembre próximo)
será vital para la aplicación del acuerdo".

El objetivo: que los países establezcan sistemas nacionales
para medir de forma exacta las emisiones. También se obliga a
que se proporcionen informes anuales sobre sus actividades de
control y aplicación de nuevas tecnologías. Los países que no
cumplan con estas normas pierden, por ejemplo, el derecho a
votar, dentro de las reuniones.

Rusia: una nueva amenaza

Dennis Rodríguez
CORRESPONSAL EN MOSCU

Aparte del peligro que generan las vetustas centrales
atómicas, una nueva amenaza de tipo ecológico se cierne sobre
gran parte del territorio de la Federación de Rusia.

Conforme a datos de los especialistas del departamento de
efectos externos del gubernamental Observatorio de Moscú
(Roskomguidromet), desde el 15 de abril un agujero en la capa
de ozono cubre más de 15 millones de kilómetros cuadrados de
Rusia.

La superficie total de este país, el más grande del planeta,
es de 17.075 millones de kilómetros cuadrados. El agujero
afecta al 80 por ciento del territorio nacional.

La zona de influencia de este fenómeno, que se prolongará
hasta fines de mayo, en los actuales momentos incluye las
regiones comprendidas entre los montes Urales y la costa del
Pacífico, al este, según el informe del grupo dirigido por el
director de Roskomguidromet, el académico Grigori
Kruchenitski.

Toda la región occidental de Siberia resulta la más afectada
por las consecuencias del enorme agujero en la estratosfera,
que permite el ingreso a la superficie terrestre de los
peligrosos rayos ultravioletas y otras emisiones.

En el punto geográfico de Tixi se registra una falta de 37 por
ciento en la capa de ozono. En Yakutia ese registro alcanza el
35 por ciento. Para un período prolongado, que en este caso es
equivalente a 45 días, la norma internacional solo prevé un 10
por ciento.

El avance del fenómeno también incluye a la ciudad de San
Petersburgo, la segunda más grande de Rusia y con 4.5 millones
de habitantes.

La prohibición de no salir durante los días soleados es una de
las recomendaciones de Roskomguidromet para la población de
las zonas afectadas por la anomalía atmosférica.

El vasto agujero en la capa de ozono que se desplaza sobre el
territorio ruso, fue detectado por primera vez en 1995, y se
lo asocia con las variaciones climáticas, así como con la
catastrófica situación ecológica que padece el país.

Su presencia se repitió en agosto del año anterior. En el
informe se destaca, asimismo, que la profundidad del agujero,
así como la intensidad de las filtraciones ultravioletas
crecen con el paso del tiempo. Y las consecuencias al momento
resultan difíciles de predecir. Los estudios, hasta el
momento, no precisan la dimensiones del problema.

Ecuador expondrá su situación climática interna...

El país eleva sus propuestas * Ecuador forma parte de todos
los acuerdos internacionales de control climático.

Hace una semana, varios organismos estatales y privados
organizaron un taller sobre este tema. La resolución final fue
conformar un "comité nacional sobre el clima". Las actividades
que se generen de este comité serán la base para la próxima
reunión de los firmantes del acuerdo Marco, que deberá
realizarse en Bonn (Alemania) en julio.

Una salida para recibir recursos * Los países que hayan
destinado un presupuesto específico para el control de las
radiaciones ultravioletas tendrán un tratamiento especial,
según los acuerdos de la convención.

Por un inventario * También se establece la obligación de
todas las partes de hacer un inventario e informes sobre sus
emisiones. La administración de EE.UU. sugirió que se haga
anualmente para proporcionar a la comunidad internacional
información de referencia para establecer el nivel total de
las mismas..

Para los países pobres * EE.UU. ha destacado que es esencial
la inclusión de los países subdesarrollados, en las próximas
etapas del proceso, porque la solución del problema climático
requerirá del esfuerzo concertado de todo el mundo. (El
Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.