Nueva Amenaza En Central Paute


Publicado el 11/Enero/1993 | 00:00


Cuenca. 11.01.94 El ministro de Energía, Francisco Acosta
sería llamado a juicio político, en tanto que el gerente del INECEL,
deberá responder en el Congreso por fallas en el manejo de la
cuenca del Paute, que ha provocado que el BID amenace retirar
el financiamiento internacional dedicado a la preservación de esa
cuenca hidrográfica.

Convocados por el diputado azuayo Juan Tama, ayer las
autoridades de Azuay y Cañar, conocieron la seria situación por la que
atraviesa la central hidroeléctrica Paute, que genera el 60 por
ciento del total de energía que consume el país, y que debido
a la sedimentación que se ha acumulado, a raíz del problema de
La Josefina, reduciría 10 años su vida útil.

Se calcula que unos 10 millones de metros cúbicos de sedimento
entre materiales finos, arena y piedras, habría arrastrado la
correntada el 1 de mayo, cuando se produjo el desfogue
violento de las aguas de La Josefina.

Pero esta tragedia misma, ocurrida el 29 de marzo del 93,
cuando el cerro Tamuga se vino al suelo, es una prueba de la
negligencia de quienes dirigían la Unidad de Manejo de la cuenca del
Paute, UMAGPA, que lejos de cuidar y reforestar las cuencas del río,
permitieron la explotación de las minas y la deforestación,
causas para la tragedia.

"No se cuidó el recurso agua, materia prima para generación
hidroeléctrica", afirmó Juan Tama, al tiempo de informar que
en los años de existencia de la UMACPA, más de 10, se cumplió
solamente el uno por ciento de los trabajos previsto, según da
cuenta un informe del director de la Unidad que acaba de
renunciar aunque se sabe se invirtió 1.500 millones de sucres,
en "la obra".

Amenaza del BID

La renuncia, Florencio Calle, responsable de la UMACPA es
reveladora: Señala el funcionario que durante los últimos 4
años, ha buscado por todos los medios y en todos loe niveles, el
apoyo en la ejecución de acciones en el campo pero que
lamentablemente no se ha logrado disponer de los mecanismos
administrativos y económicos para el proyecto. Más dramática es la carta
que el representante del BID en el Ecuador, Ronald Brusseau, envía, a
finales de diciembre, a los ministros de Finanzas y Energía y
al gerente del INECEL, en la que señala que "no se puede seguir
con la situación de indefiniciones, trabas e incertidumbres por la
que a traviesa el proyecto, -la preservación de las cuenca-,
que le impiden su normal desarrollo, por lo cual en caso de que
hasta finales de enero de 1994 no se haya encontrado una solución
satisfactoria a esta situación, nos veremos en la penosa
necesidad de tener que poner término al contrato de préstamos,
con las implicaciones negativas que este hecho tendría tanto
para la conservación y manejo de la cuenca del río Paute..". El
crédito es por 14.6 millones de dólares.

Origen es en las pequeñas rencillas

Pero aunque parezca increíbles serían pequeñas rencillas, por
protagonismo en la responsabilidad de los trabajos y el manejo
de los recursos lo que ha desembocado en este peligroso problema
para el país. El INECEL siempre fue celoso de que sea el CREA
el responsable de los trabajos, por lo que hace unos 4 años,
marginó al organismo regional. No obstante, ni el MAG ni el INEHRI
integrantes de la Unidad han hecho trabajo concreto alguno.

"Si la central Paute estaría en Chillogallo, o en la Mitad del
Mundo", sería otra la suerte de este proyecto, porque allí si
habría procupación", dijo Tama, reiterando que los poderes
centrales han descuidado la mayor obra de ingeniería del país
y la principal fuente de energía hidroeléctrica. En todo caso la
reunión de ayer, a la que no concurrió ni el alcalde de Cuenca
ni el prefecto del Azuay, acordó hacer todas las gestiones para
"salvar a Paute". Por eso al gerente de INECEL, a través del
Congreso se lo invitará a una reunión a Cuenca y al ministro
de Energía se lo interpelaría, como responsables legales de la
central Paute.

Fase C tiene falla

La fase C de la central hidroeléctrica Paute nunca fue
recibida y tiene una falla, pero no hay peligro alguno, aseguró el
gerente general de INECEL, Iván Rodríguez.

"Se está previendo la recepción de esa fase y para el efecto
se está comunicando al contratista que debe entregarla, pero para
ello es importante que él esté presente", señaló.

Para proceder a la entrega-recepción es indispensable revisar
la fase mencionada, lo que implica desalojar toda el agua del
sector. Ello equivale a suspender el funcionamiento de cinco
unidades de las 10 que conforman todo el sistema Paute,
afirmó.

Esas cinco unidades producen "aproximadamente 500 megavatios.
Si suspendemos el funcionamiento de la fase referida tendríamos
que contar únicamente con los restantes 500 megavatios de las
fases A y B.

Rodríguez anunció que se ha considerado hacer el mantenimiento
de la fase C a partir del 18 de enero, pero antes de tomar la
decisión final se analiza la posibilidad de cubrir esos 500
megavatios con unidades térmicas de INECEL, EMELEC,
Electroquil y Electroquito".

Pero reiteró que el problema real es la recepción de la fase
mencionada, aunque, de ninguna manera, está en peligro el
Paute, ni va a haber racionamientos.

"Nuestra intención no es racionar la energía y tomaré la
decisión una vez que esté convencido de que voy a poder suministrar esa
potencia, a través del resto de unidades del país ", sostuvo
Rodríguez. (7A)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad N/D



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.