Mahuad Y Fujimori Anunciaron Que Aceptan La Propuesta De Los


Publicado el 23/Octubre/1998 | 00:00

GARANTES
Oporto. 23 oct 98. En la Cumbre Iberoamericana de Portugal,
ambos mandatarios comunicaron la noticia. Los congresos de
ambos países habían aprobado la propuesta vinculante de los
garantes del Protocolo de Río. Se espera que muy pronto se
llegue a un acuerdo definitivo.

OPORTO, QUITO y LIMA. Los presidentes de Ecuador Jamil Mahuad
y de Perú, Alberto Fujimori, anunciaron durante la Cumbre de
Jefes de Estado Iberoamericanos que fue aceptada la propuesta
arbitral vinculante (obligatoria) planteada por los Garantes
del Protocolo de Río para poner término al antiguo contencioso
territorial entre ambos países.

En Quito, luego de un debate que tuvo características
históricas, el Congreso Nacional aprobó una resolución que dio
luz verde a la propuesta arbitral vinculante planteada por los
países Garantes para poner término al antiguo contencioso
territorial entre Ecuador y Perú.

Esta intervención había sido requerida por los presidentes
Mahuad y Fujimori como única fórmula para superar el bloqueo
de las negociaciones, al cabo de tres años y medio de diálogo,
y, además, de seis reuniones sucesivas mantenidas por ambos
mandatarios desde agosto pasado.

En la señalada resolución, que fue aprobada por 96 votos a
favor, 21 en contra y dos abstenciones, se destaca que: "(Los
Garantes) deberán revisar con arreglo al derecho y a la
equidad, todos los instrumentos hasta la fecha suscritos por
los gobiernos de Ecuador y Perú, las impugnaciones presentadas
por el Ecuador y las argumentaciones formuladas por las partes
en el curso del proceso de negociación iniciado a partir de la
Declaración de Paz de Itamaraty (de febrero de 1995),
considerando todos los aspectos políticos, jurídicos y
geográficos".

De cualquier forma, no resultó una victoria política fácil
para el gobierno del presidente Mahuad, que controla apenas 35
votos en la legislatura unicameral de 121 miembros. La
discusión parlamentaria estuvo jalonada por duras críticas al
manejo de la negociación territorial, también por suspicacias
referidas al pronunciamiento del flamante canciller peruano
Fernando de Trazegnies, en el sentido de que el arbitraje "no
significará la cesión de un sólo milímetro de territorio
peruano," y que la demarcación en la zona en disputa se hará
siguiendo las altas cumbres de la cordillera de El Cóndor.

A fin de darle una mayor garantía a la actuación de los
Garantes, algunos diputados, como el ex presidente Sixto Durán
Ballén, llegaron a proponer que la bendición que ha ofrecido
el Vaticano al acuerdo de paz, se traduzca en la participación
de un representante del Papa Juan Pablo II en la elaboración
de la fórmula arbitral, aunque la sugerencia quedó descartada.


Jaime Nebot, líder del PSC, denunció una mala conducción de
las negociaciones advirtiendo el riesgo de que el enclave de
Tiwintza y la zona del Alto Cenepa podrían pasar a manos del
Perú. "La paz puede ser costosa y dolorosa," sentenció.

En semejante línea, Paco Moncayo, jefe del bloque de Izquierda
Democrática (socialdemócrata) --y ex-jefe del Comando Conjunto
de las FF.AA.-- alertó sobre el posible riesgo "de una nueva
desmembración territorial".

Beneplácito general

La opinión pública reaccionó positivamente ante la decisión
del Congreso de avalar la fórmula de los Garantes.

Después de tres años y medio de negociaciones hay un deseo de
paz generalizado. Se podría decir que el tema recurrente de un
diálogo infructuoso y siempre complicado, ha terminado por
enervar a la ciudadanía, que con cierto espíritu de
agotamiento espera que el proceso llegue pronto a feliz
término.

Las manifestaciones de complacencia ante la histórica
resolución del parlamento han sido múltiples.

La poderosa Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos,
AEDEP, expresó en un comunicado: "El conflicto fronterizo
habría seguido vigente, con su secuela de gastos de
armamentos, riesgo de guerra y desvío de recursos que podrían
ser empleados en la lucha contra la pobreza, alejamiento de
las inversiones y estancamiento económico".

En semejante línea, el diario "Hoy" de la capital
editorializó: "El próximo objetivo nacional no será ya la
dignidad territorial, que habrá quedado definida, sino de
dignidad de cada uno de los habitantes y familias de este
país."

Previo a la decisión adoptada, más de un centenar de
personalidades dirigieron una carta abierta al Congreso,
manifestando: "Como ciudadanos ajenos a todo cálculo e interés
político creemos que esta generación no puede soslayar
irresponsablemente la necesidad de poner fin a un problema
territorial que ha mantenido indefinida nuestra línea
fronteriza desde los albores de la República."

Votación del congreso peruano

En Lima, fuentes diplomáticas señalaron que en unos días se
dará la solución al problema fronterizo peruano-ecuatoriano,
luego de que los presidentes de ambas naciones entregaran los
acuerdos de sus Congresos al mandatario de Brasil Fernando
Henrique Cardoso, aceptando el procedimiento propuesto por los
países garantes del Protocolo.

Agregaron que la propuesta que presentarán los garantes "se
encuentra lista en un 90% y lo único que falta es la palabra
de sus presidentes, después de eso se puede firmar el acuerdo
global y definitivo. Toda la arquitectura diplomática está
lista, ha sido un trabajo intenso."

Luego de un debate de dos días, el Parlamento peruano aprobó
por 86 votos a favor, 26 en contra y una abstención, la
resolución legislativa que autoriza el planteamiento de los
garantes. Pero la polémica continuó, dentro y fuera del
hemiciclo.

El vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, el
oficialista Carlos Ferrero Costa insistió en que la propuesta
de los garantes debe ser sometida al veredicto popular, otros
como Enrique Chirinos Soto afirma que "se está dando un salto
al vacío" o la opinión del ex presidente Fernando Belaunde
Terry que dijo "que no hay garantía total de que garantes
respeten el Protocolo."

Por otra parte, el ex secretario general de las Naciones
Unidas, Javier Pérez de Cuéllar, al comentar la resolución del
parlamento ecuatoriano manifestó "no está de acuerdo ni con el
espíritu ni con la letra del procedimiento solicitado por los
presidentes. Es insólito la posibilidad de someter a
referéndum la solución de los países garantes al problema
fronterizo con el Perú."

El presidente Fujimori dijo en Oporto, que Perú y Ecuador han
dado el penúltimo paso en el largo proceso que iniciaron hace
más de tres años para resolver en forma pacífica, las
diferencias fronterizas que a lo largo de sus respectivas
historias los han llevado a muchas guerras.

"Hemos dado el penúltimo, porque falta uno más. El siguiente
es la firma del acuerdo global y definitivo. Así de avanzado
tenemos este proceso. Esperemos que esta semana los países
garantes presenten la propuesta para terminar de demarcar la
frontera entre el Perú y el Ecuador, la cual tendrá carácter
obligatoria para las partes."

Fujimori dijo sentirse satisfecho con la diplomacia directa
con el presidente Mahuad para concluir el proceso de paz con
Ecuador y reconoció que esta acción le puede acarrear un costo
político.

Agregó que los garantes deben presentar su propuesta enmarcada
dentro del Protocolo de Río de Janeiro y los instrumentos
complementarios. Además "puede haber una propuesta que
represente un símbolo de amistad entre los 2 pueblos. Se ha
hablado de monumentos a los soldados ecuatorianos y soldados
peruanos fallecidos o parques ecológicos", dijo.

Adelantó que la ceremonia de la firma entre los 2 presidentes
se llevaría a cabo en Brasilia, no descartando una visita al
Papa Juan Pablo II.

Respecto de los elementos "equidad" y "consulta popular"
introducidos por el Congreso ecuatoriano en la aceptación del
procedimiento --y frente a la preocupación que existe en el
Perú de que ello tenga la intención de desconocer la solución
de los garantes-- Fujimori comentó: "en lo esencial se da
respuesta al pedido de los garantes aceptando el procedimiento
para que la propuesta tenga un carácter vinculante. Si bien se
hacen una serie de argumentaciones que pueden ser
cuestionables, la respuesta es contundente: aprueba el
procedimiento y acepta que la propuesta sea obligatoria y
vinculante."

Indicó que la mayor garantía de que no suceda un
desconocimiento del Protocolo de Río de Janeiro es la alta
votación alcanzada en el Congreso ecuatoriano la propuesta de
los garantes (97 de 121 parlamentarios). (Texto tomado de El
Tiempos del Mundo)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad GARANTES Oporto



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.