Maduro y Santos cara a cara tras lío diplomático


Publicado el 23/Julio/2013 | 00:02

Ayer se encontraron en la zona fronteriza y limaron asperezas

El mes pasado, el presidente de Venezuela acusó a su par colombiano de ser parte de un plan para derrocarlo por haber recibido la visita del líder opositor Henrique Capriles.

Tras casi dos meses de la crisis diplomática desatada por la reunión del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, con el líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, ayer empezó a normalizarse la relación bilateral.

El primer paso lo dieron Santos y su par Nicolás Maduro, quienes mantuvieron ayer un encuentro en el fronterizo Puerto Ayacucho, a orillas del río Orinoco.

Esa cita se produjo en momentos en los que Capriles retomó su campaña internacional. El último fin de semana estuvo en Chile y Perú, en donde fue recibido por el presidente Sebastián Piñera. El mandatario peruano Ollanta Humala no se reunió con él.

Antes de la cita, Maduro dijo que tiene la mejor buena fe y voluntad para restablecer las reglas de juego. Santos dijo que confía en que se consolidará una relación respetuosa y fructífera entre los dos países vecinos.

El conflicto estalló cuando Santos recibió, el 29 de mayo, en la sede de la Presidencia a Capriles, ex candidato presidencial que desconoce la victoria de Maduro en las elecciones del 14 de abril, realizadas tras la muerte de su antecesor Hugo Chávez.

El líder opositor inició en Bogotá una ofensiva regional para denunciar que las elecciones, que perdió por 220 mil votos, representan apenas el 1,45%, fueron fraudulentas.

El encuentro en Bogotá provocó la furiosa reacción de Maduro, quien acusó a Santos de meter una puñalada a Venezuela por la espalda y prestarse a la conspiración contra su país.

Venezuela anunció incluso que analizaría su papel como acompañante del proceso de paz que el Gobierno de Santos adelanta con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba; aunque no cumplió la amenaza.

En la cita de ayer, Santos y Maduro tenían previsto tocar otros aspectos de la agenda bilateral como la persecución a las mafias del contrabando, del narcotráfico y el auge de secuestros en la frontera común, de más de 2 200 kilómetros. (AFP)

Repotenciar el comercio, un objetivo común

Desde la llegada de Juan Manuel Santos al poder, en 2010, Colombia y Venezuela se acercaron tras años de tensión entre el fallecido Hugo Chávez y Álvaro Uribe (2002-2010).

Bajo la Presidencia de éste último, Bogotá acusó constantemente a Caracas de amparar a las FARC, lo que produjo la ruptura de relaciones en julio de 2010. Eso afectó el intercambio comercial. Mientras en 2008 alcanzó la cifra récord de $7 000 millones, dos años después cayó a $1 700 millones. Actualmente ronda los $2 200 millones.

A un mes después de asumir el cargo, Santos, quien fue ministro de Defensa de Uribe, priorizó su enfoque pragmático y promovió el restablecimiento de los nexos diplomáticos y comerciales con Venezuela. Uribe no ha parado de criticar a su sucesor por su acercamiento con Caracas.

Él considera que Santos valida el resultado electoral fraudulento de Venezuela, a fin de que Maduro mantenga su apoyo al diálogo de paz y a las FARC sentadas en la mesa de negociación.



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990