Los tableros digitales quieren remplazar a las pizarras


Publicado el 21/Septiembre/2013 | 00:48

Una nueva visión de enseñanza fue la premisa de Juan Manuel Lopera para crear una plataforma pedagógica llamada Aulas Amigas.

La idea nació hace 10 años, cuando él tenía 17 años. Luego de experimentos nació Tomi, un dispositivo que proyecta una imagen táctil, que permite dibujar, compartir datos y descubrir contenido educativo. Para su funcionamiento se necesita estar conectado a un proyector o un televisor. Lopera dijo que “el objetivo es que, de manera fácil, los estudiantes puedan acercarse más al conocimiento” .

Él pretende que su creación ponga a Latinoamérica a la par de los países desarrollados. El software ya rebasó fronteras. Escuelas y Colegios de Argentina, Brasil, Panamá, Colombia y Ecuador usan este sistema.

El tablero interactivo trabaja en áreas de matemática, física, ingles, química y ciencias naturales. Para el proceso de adaptación en los diferentes establecimientos educativos hay tres pasos fundamentales: el tecnológico, formación del maestro y de contenido interactivo.

El primero se refiere a tener herramientas tecnológicas dentro de la sala de estudio. Su propuesta es bastante similar a los dispositivos utilizados en las Escuelas del Milenio. El emprendedor colombiano construyó en seis meses a Tomi. Contiene más de 2 000 temas educativos, entre videos, audio, juegos, imágenes y contenidos descargados de Internet. Almacena 4 GB de memoria interna. Las primeras ventas superaron los $150 mil.

El segundo radica en educar y adaptar la tecnología a los profesores. Se realizan estrategias como afiches, charlas y mensajes publicitarios que permitan al maestro adaptarse al nuevo modelo. El paso final del aprendizaje de los docentes es un diagnóstico y seguimiento. Lo más importante es saber si el docente está aplicando las herramientas con los estudiantes.

El último implica realizar un banco de datos. Permite a los maestros y estudiantes interactuar. La nube de datos de almacenamiento se actualiza de manera automática. Pondera qué datos e información es más importante para la pedagogía del estudiante.

Uno de los problemas fundamentales del proyecto de Aulas Amigas es el poco interés de los padres de familia. Se creó un método que los involucre. Por medio de mensajes de texto, reciben los resultados de las pruebas académicas de sus hijos de manera instantánea.

Establecimientos de Machala, Quito, Guayaquil, Cuenca, Loja y Santa Elena ya reciben el servicio de Aulas Amigas.

En Colombia hay 7 000 aulas instaladas. Se trabaja más en escuelas públicas. Alrededor de $2 500 es la inversión básica en Tomi, Pantalla, laptop y un proyector. (WTP)

Propuesta: realizar empresas fáciles

En la apertura del Campus Party, el colombiano mencionó algunos consejos para la creación de empresas innovadoras en la nube de Internet.

La creación de Aulas Amigas y del tablero digital Toni ha llevado a Lopera a convertirse en un emprendedor fundamental para los procesos de educación.

A pesar de que no pudo ir a la universidad, se enfocó en diseñar herramientas que se adapten al contenido de las aulas tradicionales.

Los artefactos son conocidos en Colombia, Ecuador, Brasil, Panamá y Argentina. Pretende buscar más apertura en el país.

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

wtorres - en EXPLORED - Noticias de Ecuador.