Los Problemas Del Ecuador


Publicado el 30/Noviembre/1999 | 00:00

Quito. 30 nov 99. Aunque la popularidad del Presidente Jamil
Mahuad ha caído hasta el 14% en 15 meses de Gobierno, su manera
de manejar los problemas no ha cambiado; y, ayer en una
entrevista repitió parte de su discurso de posesión en el que
indicó que hay un momento para cada cosa. El mandatario descartó
que vaya a renunciar.

Una pequeña fuente de agua de donde se eleva un fino vapor y un
repertorio de música clásica que sale tenuemente de un pequeño
equipo de sonido componen un ambiente de tranquilidad en el
despacho del Presidente Jamil Mahuad. La bulla de las ventas
ambulantes casi no se escucha, parece parte de un mundo irreal.

Usted trabaja en medio de una gran tranquilidad ¿Cómo se comunica
con la realidad?

Primero los medios de comunicación. No hay forma de que un
presidente moderno no se entere de lo que pasa: tiene radios,
prensa, televisión, encuestas. En segundo lugar la gran cantidad
de gente que me visita, en tercero los propios ministros y
colaboradores, en cuarto la correspondencia. Uno está muy
conectado con el país. Al Ecuador le sirve más un presidente que
mantenga la cabeza fría y que piense en los problemas, en lugar
de uno que se aloque con cada dificultad.

A veces comparo al país con un avión y no solo con el barco
(sonríe) y digo: si voy en un avión de pasajeros que entra en
emergencia prefiero un piloto que mantenga la tranquilidad. No
quiero que salga y venga a desesperarse conmigo. Lo prefiero
adelante manejando los controles.

¿Usted mantiene la calma?

Me duele mucho lo que pasa con el país, me duele que suba el
dólar y la inflación, porque vine a trabajar para la gente pobre,
pero tengo que admitir que mientras no ponga las bases para una
nueva economía todo esfuerzo va a hacer estéril.

¿Siente desencanto del poder?

No. Yo sabía que iba a ser duro pero debo reconocer que fue mucho
más de lo que pensé. No porque haya problemas nuevos sino porque
los problemas fueron mucho más hondos de lo que pensé. Sabía que
había un déficit pero no me imaginé que me iba a caer tanto
problema junto: la mancha blanca, la crisis internacional, en
fin. Sabía que iba a haber dificultades en el Congreso pero no
pensé que iba a ser tan confrontacional la actitud de los
ecuatorianos. Nunca pensé que iba a existir tanto negativismo.

¿No será que el país en lugar de un piloto necesita entonces un
sicólogo?

(Se queda pensativo y sonríe) Claro, pero imaginémonos una
película: el piloto tiene que escoger entre manejar el avión o
calmar a los pasajeros y tiene que hacer ambas cosas. A los
pasajeros les dice que mantengan un poco de calma que lo primero
que hace es salvar el avión

¿Cuáles son los temas que le quitan el sueño?

Entiendo que la pregunta es metafórica, trabajo muy fuerte y
duermo muy bien. Los problemas que me preocupan son: el
económico, por el brutal impacto que eso tiene en la gente. Uno
tiene que sembrar en la económico para cosechar en lo social.
Tenemos proyectos importantes por financiar: el bono de la
pobreza, el bono de la vivienda, el desayuno escolar...

¿Lo político no le preocupa?

Todos los presidentes han tenido problemas con el Congreso. He
sido absolutamente respetuoso, tengo ya casi 15 meses aquí y no
he insultado a nadie.

¿Las buenas noticias siempre están relacionadas con los avances
con el Fondo Monetario Internacional?

Recibí al Ecuador con una situación dramática y ¿quién nos puede
dar la mano en este momento? Nadie que no sean ellos.

¿A dónde apunta el gobierno ahora?

Primero a los desembolsos. Luego tenemos temas importantes como
Seguridad Social y reformas para modernizar el Estado.

Hidrocarburos, una muy corta sobre los joint ventures (inversión
con riesgo compartido). La ley dice que las empresas extranjeras
pagarán el 40%, ahora tenemos que definir a qué refiere ese 40%
para que cuando convoquemos al concurso todos los oferentes
tengan las reglas claras. En el sector eléctrico propondremos un
cambio para poder vender el 51% de las acciones y no el 35% como
rige hoy. Luego telecomunicaciones. Como fracasó el plan de
Conam, la ley se volvió inaplicable y hay que hacer un nuevo
marco jurídico. Estos tres sectores representan el 80% de lo que
se puede modernizar. Eso sumado a una economía estable completa
el plan de reactivación.

¿Qué hay sobre la venta del sector bancario?

Hay que hacerlo bien y lo más rápido. Nunca ha sido intención del
gobierno hacerse cargo de los bancos.

Por el tema de las autonomías ¿se tiene la impresión que el
gobierno llegó de último de la descentralización.

El Conam tiene cuatro áreas y pasamos a Guayaquil
descentralización e infraestructura. Nombramos a Roberto Hanze,
él se excusó, pero toda la estructura del Conam es más costeña
que serrana. El gobierno está manejando simultáneamente reforma
tributaria, presupuesto, renegociación de deuda externa más
acuerdo con el FMI y buscar dinero para reactivar al sector
productivo. Cada uno de esos temas es para ocupar el tiempo
completo.

¿Qué actitud va a tener el Gobierno frente a la consulta del
Guayas?

La consulta es un hecho. Tendrá que producirse la votación y
estimo que será favorable. Eso irá al Congreso y esperemos que
esos hechos se produzcan y mientras tanto trabajaremos con el
Comité de Descentralización.

¿Qué tipo de Estado aspira para el país?

Vamos a encontrar una fórmula bastante mejor que la actual. En
países realmente descentralizados, los gastos de las autoridades
locales representan el 40% del presupuesto. En Ecuador no
llegamos ni al 10%. Eso demuestra que es un país muy centralista.


Una maraña financiera y productiva

Reactivar la producción, devolverle la credibilidad y fortalecer
la banca, firmar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional
y reducir las tasas de interés, son los temas pendientes de
solución que tiene el Primer Mandatario en materia económica.

A criterio de representantes de los sectores productivos, en esta
administración gubernamental, la reactivación económica ha sido
relegada.

Su espera por la reactivación de la producción ha sido prolongada
y data desde 1995, han sostenido en varias oportunidades los
empresarios de la Costa.

Las elevadas tasas de interés se han constituido en la piedra de
toque de las actividades productivas.

Esa situación empeoró la última semana como consecuencia de la
decisión del Banco Central de elevar sus tasas de interés, lo que
a corto plazo repercutirá en las tasas de la banca privada.

Como si fuera poco, indicaron que las deudas que mantienen con
el sistema financiero, los tienen con la soga al cuello.

Esos compromisos financieros se han más que duplicado en sucres,
como consecuencia de la depreciación del sucre respecto al dólar.


A ese aspecto se suma que las exportaciones han caído
significativamente.

De acuerdo a datos del Banco Central, las ventas al exterior
descendieron en alrededor de 200 millones de dólares.

Ese factor, sostienen los analistas, es una de las causas del
repunte del precio del dólar. Al haber disminuido la oferta de
divisas y conservarse su demanda, como consecuencia de la
incertidumbre, resulta lógico que el precio suba, opinaron.

Uno de los problemas más difíciles de enfrentar es el de
devolverle la credibilidad a la banca.

Inclusive piensan que pasarán más de cinco años antes de que los
ahorristas vuelvan a depositar su fe en el sistema financiero.

Para fortalecer al sistema financiero, el gobierno espera los
recursos que otorgarán los organismos multilaterales de crédito,
como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y
la Corporación Andina de Fomento.

Para el efecto se requiere la firma del acuerdo con el Fondo
Monetario.

Desde el punto de vista de los analistas, la suscripción del
acuerdo se diferirá a marzo del año 2000.

Los pedidos de renuncia están a la orden del día

Los últimos dos meses, la agitación política en el país no ha
traspasado la confrontación del discurso y la amenaza. Después
de la conmoción de julio pasado, los sectores sociales, gremios
de la producción, partidos políticos, entre otros grupos
organizados, han concentrado sus esfuerzos para advertir al
gobierno que si no se materializan cambios en el manejo en
especial económico y social, el país se desestabilizaría. Los
pedidos de renuncia al Presidente de la República se pusieron a
la orden del día.

También en estas peticiones han abonado las denuncias del ex
banquero Fernando Aspiazu, sobre un supuesto manejo doloso de los
fondos de la campaña presidencial de Jamil Mahuad. Por este caso
han sido sindicados el secretario de la presidencia, Ramón Yulee
que está prófugo y el hermano del Primer Mandatario, Eduardo
Mahuad. La participación de la jueza Isabel Segarra, al sindicar
en primera instancia al Presidente, ha dejado pendiente el
proceso.

Pero del lado de las movilizaciones sociales, uno de los sectores
más recalcitrantes ha sido el llamado Frente Patriótico, que
mantiene vigente un estado de movilización a nivel nacional.
Después de llamados en ese sentido, el movimiento indígena
también ha dejado en suspenso su relación con el Gobierno.

La discusión de la pro forma marcó además un distanciamiento
entre el gobierno y los sectores de oposición: un desencuentro
matizado con el acercamiento, en cambio, entre el Gobierno y el
Partido Roldosista Ecuatoriano, que abre expectativas en el
futuro político y electoral de esas dos fuerzas políticas con el
Partido Social Cristiano.

Precisamente, el PRE y la DP, partido de gobierno, tienen casi
una coincidencia con respecto a un tema polémico que ha copado
el debate nacional: las autonomías provinciales. La discusión ha
tomado ribetes electorales y la disputa ya se lleva cabo, al
menos entre roldosistas y socialcristianos, en dos escenarios.

El PSC, a través del Consejo Provincial del Guayas, retomó el
planteamiento del Movimiento Fuerza Ecuador y convocó a una
consulta popular para el 23 de noviembre, para decidir un régimen
de autonomía provincial. Este proceso está en marcha. El PRE
adelantó un proyecto de reforma constitucional.

Desempleo, delincuencia y la naturaleza

Los problemas sociales agobian al Ecuador, que tiene un desempleo
de 17% y una pobreza de 62,5%. Arrastra desde 1998 aprietos tras
los embates del fenómeno climático de El Niño y como si eso fuera
poco este año se suma la erupción del volcán Tungurahua y el
Pichincha,

Por el Tungurahua 27.000 personas han dejado sus hogares y se
encuentran en refugios o donde familiares.

Los dos volcanes están ocasionando grandes pérdidas económicas,
pues han destruido sembríos en los sectores cercanos, y
ocasionaron el cierre de la terminal aérea de Quito.

Los pobladores de Lloa, a los pies del Pichincha, también han
sido evacuados.

La situación de quienes habitan cerca de los dos volcanes es
desesperante, pues hace dos meses viven en constante zozobra.

Delincuencia

La delincuencia común y organizada mantiene sitiada a la
provincia del Guayas, en especial a Guayaquil, donde como
promedio ocurren 20 asaltos y robos diarios a negocios, bancos,
viviendas y a peatones.

Ante la proximidad de la Navidad y el aumento del comercio, la
Policía no puede incrementar sus controles por la falta de
personal y medios para movilizarse. Las autoridades policiales
atribuyeron la escalada delictiva a la crisis social y económica
que vive el país, más que nada en este año.

Ante esto el Gobernador del Guayas, Benjamín Rosales, oficializó
ayer al Presidente de la República el pedido para que se declare
el estado de emergencia en la provincia, con el propósito de
combatir la delincuencia. Rosales señaló que la petición se
realiza en concordancia a las observaciones realizadas durante
la reunión del viernes pasado con diversos sectores. Para el caso
del sector turístico, dijo, se realizará la coordinación de los
horarios.

El Valm. Fernando Donoso, Comandante de la Primera Zona Naval,
dijo que las Fuerzas Armadas están listas para combatir la
delincuencia en Guayas, sea mediante el estado de emergencia o
reforzando los operativos de la Policía.

Todos estos problemas sociales han llevado a que miles de
ecuatorianos emigren hacia Estados Unidos y Europa, producto de
lo cual centenares han muerto en el intento.

Con la mirada atenta fuera de las fronteras
La tensión en el Putumayo, zona fronteriza con Colombia, el
narcotráfico y el narcolavado son los principales problemas que
se presentaron para el país a nivel internacional, desde
principios de año.

La agudización de la violencia en Colombia y la confrontación
entre el ejército, la guerrilla y los paramilitares reactivó la
alerta sobre una regionalización del conflicto. El asesinato del
diputado Jaime Hurtado le dio un matiz especial al tema, cuando
involucraron en diversas versiones la posible participación en
el hecho de las fuerzas en conflicto del vecino país.

En tanto, el narcotráfico y el narcolavado se han convertido en
fuente de elevados ingresos para muchas personas. Según la
Policía, Ecuador es país de paso de los cargamentos de droga y
es usado para reciclar los dineros obtenidos del narcotráfico.

Con la aprehensión de seis involucrados en el caso de
narcotráfico Río Grande y la captura de 128 kilos de clorhidrato
de cocaína, la Policía desbarató una organización dedicada al
tráfico ilícito de estupefacientes, los días 2 y 3 de noviembre
pasado. Fueron incautados además 145 mil dólares, vehículos y
varias viviendas. Este es uno de los casos en que aparecen
involucrados ecuatorianos, colombianos y de otras nacionalidades.

El blanqueo o lavado de dinero proveniente del narcotráfico
también ha tomado fuerza en Ecuador, como se demostró en el
último caso Torre Azul, en que se apresó a varios involucrados
y se aprehendieron diversos bienes y títulos fiduciarios por
varios miles de millones de sucres.

Los problemas políticos internos del país también rebotaron a
nivel internacional. Los días 2 y 3 de noviembre, el ex
presidente del Banco del Progreso, Fernando Aspiazu, involucró
al Ministro de Defensa, José Gallardo, en supuesto negociado con
la compra a Argentina de armas inservibles, con sobreprecio,
realizada durante el conflicto de 1995 en el alto Cenepa.

Este hecho destapó la presencia en el Puerto Marítimo de
Guayaquil de once contenedores con material bélico, listo para
ser enviado a Estados Unidos como una operación de venta de
chatarra, por parte de las Fuerzas Armadas.

Conocedores de antigüedades señalaron que se pretende enviar
armas de colección como chatarra. (Texto tomado de El Universo)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.