Los Movimientos Sociales Piden Derogar Las Medidas


Publicado el 17/Septiembre/1998 | 00:00

Quito. 17 sep 98. Hoy se inician movilizaciones en todo el
país. Los sindicatos, los empleados petroleros y las
organizaciones campesinas criticaron la compensación de 100
mil sucres para los pobres.

L a Coordinadora de Movimientos Sociales rechazó ayer las
medidas económicas que las anunció la noche del lunes el
Presidente de la República, y anunció acciones inmediatas para
que el Ejecutivo dé marcha atrás y las derogue, que incluyen
movilizaciones a nivel nacional, la desobediencia civil y un
paro cívico para el próximo 1 de octubre.

En la mañana, a las 11h00, se ofreció una rueda de prensa en
el local de Federación de Trabajadores Petroleros (Fetrapec).

Estuvieron los representantes de este gremio, los dirigentes
de la Confederación Unica de Afiliados del Seguro Social
Campesino, varios delegados indígenas de la Conaie y la
Ecuarunari.

"El Gobierno de Jamil Mahuad ha declarado la guerra" fue el
lema que motivó la alocución, al afirmar que se ha comprobado
las "mentiras de la campaña electoral" y se "ha aplicado el
modelo neoliberal que está en decadencia en otras esferas".

Iván Narváez, dirigente petrolero, calificó de un "golpe
mortal" a las medidas así como de "utilización de símbolos de
religiosidad y civismo" al incluir a la Iglesia Católica
dentro del mecanismo del "subsidio a los pobres, cuando no
puede ser instrumento de utilización política".

Jorge Loor, dirigente de los afliados al Seguro Campesino,
también criticó el papel de la Iglesia Católica y alertó de la
imposibilidad de concretar la entrega de "la limosna de 100
mil sucres" que el Gobierno planteó como medida compensatoria.

En la tarde, se sumaron a estas organizaciones el Frente
Unitario de Trabajadores (con sus filiales Ceols, Cedocut y
CTE) y el Frente Popular. Tras el largo diálogo anunciaron en
conjunto las medidas definitivas.

Desde esta mañana se inician las movilizaciones en todo el
país, para culminar el próximo 1 de octubre en un paro cívico
nacional. El Seguro Campesino y la Ecuarunari estarían
comprometidos al cierre de las carreteras.

Los sindicatos públicos y privados tiene previsto realizar
paralizaciones para octubre, entre ellos los sindicatos de las
19 empresas eléctricas del país y petroleros.

Además se han comprometido en la movilización el Frente
Popular (maestros), la FEUE, la FESE, la Unión Nacional de
Trabajadores, la Federación de Pequeños Comerciantes
Minoristas, la Federación de Cámaras de Pequeños Comerciantes
y Transportistas Pesados, informó la sala de prensa de
Fetrapec.La duración del paro cívico será definida el sábado
en una asamblea nacional en Quito. Para hoy está prevista una
primera marcha y desde la próxima semana se prolongará a todos
los días. Hay algunas medidas que proponen los movimientos
sociales para exigir la inmediata derogatoria a la eliminación
de los subsidios decretada por el Gobierno.

Entre ellas está la no participación de la Iglesia Católica en
"un acto de discriminación social".

Las iglesias evangélicas y sus pastores también colaborarán
con el Régimen en la implementación de nuevas medidas.

Se llama a la desobediencia civil y al no pago de las
planillas eléctricas, respaldar el proyecto de Petrocomercial
sobre el sistema de comercialización de gas directo a los
sectores industriales y suntuarios sin subsidio, y a la
participación de ligas barriales para la entrega de gas de uso
doméstico. Los movimientos rechazan el proyecto del Conam de
privatización de Petroecuador.

Igualmente, se cuestiona la pretensión de privatizar los
fondos de pensiones del IESS, paralelamente a la exigencia que
se fortalezca el Seguro Campesino.

Pero los movimientos sociales no solo cuestionaron la
aplicación del ajuste. También presentaron algunas
alternativas para combatir la crisis. Entre las alternativas
que proponen están: el cobro del subsidio a empresas por
mezclar crudos (USD 90 millones), el cobro del impuesto a la
renta a los sectores hegemónicos, una moratoria al pago de la
deuda externa, créditos baratos a los pequeños y medianos
campesinos para revitalizar al agro afectado por el fenómeno
de El Niño, medidas para proteger a los productos nacionales
ante la apertura indiscriminada.

Ecuador * En mercados, tiendas, supermercados...

Las medidas ocasionan el aumento de los precios

Tras el anuncio del paquete económico, la escasez y
especulación de los productos se registra el algunas
provincias. Ayer comenzaron las protestas callejeras.

Aparte de las acciones de rechazo de diversas organizaciones
sociales y políticas, las decisiones económicas anunciadas el
lunes por el Gobierno han provocado que los costos de los
artículos de primera necesidad se disparen.

Desde anteayer, los usuarios requieren más dinero para hacer
las compras en los mercados, tiendas y supermercados, así como
para realizar consumos en los restaurantes y otros locales.

Un sondeo realizado por este Diario en seis provincias
permitió verificar que, en promedio, los productos se expenden
con un recargo del 15 por ciento. Y, en algunos casos, las
alzas fluctúan entre el 20 y el 70 por ciento. Ello determinó
que las familias tengan que modificar la denominada canasta
familiar.

Los distribuidores y comerciantes minoristas tienen su
explicación para el incremento de los precios: la subida de
las gasolinas y el diesel encareció el transporte y, por ende,
el valor de los comestibles.

En las provincias de Manabí y Esmeraldas, por otra parte, ya
se observa una marcada escasez y especulación de víveres. Los
propietarios de los locales de expendio prefieren guardar su
mercancía: esperan que se estabilicen los precios.

Y el gas de uso doméstico casi ha desaparecido del mercado,
debido a que las distribuidoras han cerrado de manera parcial.
En Manabí, este combustible se expende en 40 mil sucres. La
necesidad obliga a los moradores a adquirir el cilindro de 15
kilos.

El representante de la Federación nacional de distribuidores
de gas, Stalin Poveda, aseguró que exigen una utilidad de
20,38 por ciento, es decir 5 mil sucres por cada cilindro,

Tras el alza de la gasolina, el Gobierno deberá definir en los
próximos días la elevación de las tarifas en el transporte
público, intercantonal e interprovincial.

Entretanto, ayer empezaron las protestas callejeras en Quito,
Guayaquil y Esmeraldas. En las dos primeras, las
manifestaciones fueron protagonizadas por estudiantes de las
universidades Central y Estatal.

Conforme los anuncios de los dirigentes de las centrales
sindicales, las acciones de protesta seguirán hoy en esas y
otras ciudades. Incluso no descartan un paro a nivel nacional.

Reacciones en provincias

* Guayaquil: los víveres subieron de precio

Los efectos de las medidas económicas del Gobierno se
sintieron ayer en los mercados de Guayaquil. Los precios de
los víveres subieron entre el 20 y el 70 por ciento. El
argumento de los comerciantes minoristas es que los mayoristas
les entregaron a un costo más alto.

Por ello, el saco de papas que hasta el martes costó 98 mil
sucres, ayer se vendió en 130 mil; la caja de naranjillas pasó
de 80 mil sucres a 120 mil; el saco de limón de 120 mil sucres
a 200 mil; el saco de cebolla colorada de 95 mil a 115 mil; el
atado de cebolla blanca de 3.500 sucres a 5.000. Además, el
precio del quintal de arroz se incrementó de 125 mil a 143 mil
sucres y que la libra de azúcar pasó de 1.200 a 1.800.

Pero las medidas gubernamentales generaron en Guayaquil otras
reacciones. Estudiantes de la Universidad de Guayaquil y de
algunos colegios salieron a las calles para protestar. Lo
hicieron lanzando piedras y quemando llantas. Redacción
Guayaquil

* Cuenca: la carne y la harina son más caras

Las medidas económicas comienzan a modificar la canasta
familiar. En los mercados de Cuenca es común observar en estos
días la variedad de precios de los productos. Ayer en el
Mercado Diez de Agosto, ubicado en el centro de la ciudad, la
libra de carne se vendía hasta en 10 mil sucres, cuando el
lunes costaba entre 7.800 y 8.000. La libra de pollo subió 500
sucres más, es decir que ahora vale 5 mil sucres. El saco de
harina, por el que se pagaba 95 mil sucres, se lo encuentra en
110 mil, lo que implicará un alza en el costo del pan.

Según Mónica Arévalo, dueña de una tienda de abarrote, los
aumentos comenzaron con las medidas. Los distribuidores y
comerciantes señalan que cuesta más la gasolina y, por ende,
el transporte. Pero el arroz, azúcar y otros productos
mantienen los precios de antes. Aunque los vendedores
reconocen que en los últimos días no han renovado sus
existencias. Redacción Cuenca

* Los almuerzos cuestan más en Ambato

Los periódicos locales desplegaron los textos de las medidas
económicas en grandes titulares. Inmediatamente, los efectos
comenzaron. Por ejemplo, en los restaurantes el costo del
almuerzo aumentó de 5 mil a 7 mil sucres. Algunos
distribuidores optaron por cerrar sus negocios, hasta que se
confirme el nuevo precio del tanque de gas de 15 kilos. Los
ambateños dudaban entre pagar 5 mil o 25 mil sucres por un
cilindro.

Otros sectores aprovecharon la coyuntura para ofrecer
soluciones. La prefecta de Tungurahua, María Hortensia Albán,
mantendrá hoy, a las 16h00, una reunión con los prefectos de
la Sierra central y de la Amazonia, al igual que con los
diputados, alcaldes y presidentes de las cámaras. Uno de los
objetivos es presionar para que se active y modernice el
aeropuerto de Latacunga, en lugar de construir otro en Quito.
Redacción Ambato

* La especulación se siente en Esmeraldas

En Esmeraldas la especulación de los productos empezó: la
mayoría de las distribuidoras de gas cerraron sus puertas. En
otras distribuidoras se comenzó a vender los cilindros de gas
a 25 mil sucres. También se registró una elevación de los
productos en el Mercado Central, y los restaurantes subieron
los precios de la comida preparada. Mientras tanto, algunos
obreros, profesores y militantes del MPD protagonizaron una
marcha por las principales calles de la ciudad. La reacción
fue temporal, pero los dirigentes de ese partido anunciaron la
realización de una asamblea para convocar un paro provincial.
Redacción Esmeraldas

* Los alimentos escasean en Manabí

Ayer, los mercados de Manta y Portoviejo lucían semivacíos.
Los productos de primera necesidad empezaron a escasear. Por
otra parte, los propietarios de los transportes intercantonal,
agrupados en varias cooperativas, solicitaban comprensión a
los usuarios frente a una pronta elevación de los pasajes. Lo
hacían a través de letreros pegados al interior de las
unidades.

Las instalaciones de la envasadora Duragas estaban desoladas.
Pocos camiones y camionetas llegaban a comprar el combustible.
El producto se vende hasta en 40.000 sucres en las zonas
rurales de los cantones Chone, Paján y Tosagua. Redacción
Manta (Texto tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.