Las Prioridades Del Nuevo Presidente


Publicado el 31/Mayo/1998 | 00:00

Guayaquil. 31 may 98. Reconstruir la costa, cubrir el déficit
fiscal, rehabilitar la economía, enfrentar la coyuntura que se
presente en las relaciones Ecuador-Perú, en el marco del
proceso de paz, y lograr la estabilidad política, son las
prioridades de quien, a partir del 10 de Agosto, ejercerá las
funciones de Presidente del Ecuador. Los seis candidatos las
han incluido a todas, en unos casos, o a algunas de ellas, en
otros, en sus agendas de gobierno, unos con planes más
ambiciosos que otros.

Son los temas que el nuevo mandatario deberá atender casi tan
pronto como se coloque la banda presidencial, debido a las
presiones internas y externas que hay alrededor de estos.

Presiones internas pues son la respuesta que se requiere para
solucionar los problemas que mantienen a la población en la
pobreza (57%), y en la indigencia a miles de familias
damnificadas, padeciendo la desatención de los servicios
públicos, ante la crisis fiscal, el incremento del desempleo
por la disminución de las actividades productivas y los
efectos de la recesión económica.

Presiones externas porque el desprestigio internacional, por
la actual inestabilidad política y económica, impide el
desarrollo del país y aleja las inversiones y los créditos de
organismos internacionales que se requieren, precisamente,
para atender las necesidades descritas anteriormente.

Las relaciones Ecuador-Perú tienen los dos componentes,
presiones internas y externas, se haya o no logrado firmar un
acuerdo de Paz. En el caso afirmativo se requerirán acciones
para mantenerla y aprovechar lo que esto representa. Si la
situación es opuesta, el nuevo mandatario tendría a sus
espaldas un problema, para el que, por las largas
negociaciones precedentes, se requiere concluir con la
inestabilidad e inseguridad, que representa este conflicto de
límites.

¿Quién cumplirá con la atención a todas estas prioridades o
quién lo hará con eficiencia -planificación adecuada y
resultados reales- y sin agregar nuevos problemas -corrupción,
por ejemplo-? Usted lo decide con su voto.

RECONTRUIR LA COSTA

En una evaluación efectuada por la Defensa Civil en la primera
quincena de mayo, sobre los desastres producidos por el
fenómeno de El Niño, se informó que existen 20.783
damnificados, 7.546 viviendas seriamente afectadas y 1.644
casas totalmente destruidas. El nuevo gobierno deberá tener en
cuenta estas cifras.

Aunque los daños producidos por El Niño no solo se produjeron
en la Costa, sino también en áreas rurales de Galápagos,
Pichincha, Chimborazo, Bolívar, Loja, Azuay y Cañar.

Las lluvias han destruido 2.500 kilómetros de la red vial del
Litoral. Para cumplir con su reconstrucción total se requiere
una inversión de aproximadamente 2.000 millones de dólares,
según un estudio técnico de la Cámara de la Construcción de
Quito. Si el gobierno no cuenta con el financiamiento puede
entregarlas a un operador privado.

Previo a la reconstrucción de la Costa se deberán realizar
estudios para que los asentamientos poblacionales que se
construyan sean en zonas seguras, así como para la
infraestructura vial, para evitar que posteriormente se
produzcan desastres por falta de previsión.

Todas las provincias, particularmente las afectadas, demandan
facilidades para obtener una vivienda. Promover planes de
vivienda únicamente en las ciudades principales producirá
deserción en el agro, asentamientos desordenados en las
ciudades, problemas de infraestructura básica, desempleo y
consecuentemente el incremento de los índices delictivos.

La reconstrucción de la Costa incluye la rehabilitación de la
infraestructura escolar, destruida al haber sido utilizada
como albergue para damnificados.

La forma cómo administre el nuevo gobierno este proceso de
reconstrucción, incidirá en la efectividad de las obras. Se
realizarán muchas contrataciones, por lo que los procesos
requieren transparencia y manejo técnico adecuados.

DEFICIT FISCAL

El Fisco está en una situación económica complicada y el
próximo Presidente será quien deba resolverla. La caída del
precio internacional del petróleo, que ha generado una
reducción de los ingresos presupuestarios, los impactos por el
fenómeno de El Niño, que ha obligado al Estado a dedicar
recursos para atender parte de la emergencia y que ha
destruido muchos de sus activos, así como la no menos
complicada situación económica de la población que pone entre
la espada y la pared al gobierno a la hora de adoptar medidas
económicas para paliar el déficit y obtener ingresos, son los
antecedentes del problema.

El gobierno calculó los ingresos presupuestarios por la venta
de petróleo a un precio promedio de 16 dólares el barril. Los
ingresos petroleros del presupuesto general del Estado se
ajustaron a un precio promedio anual de venta de 8 dólares por
cada barril.

Actualmente el déficit presupuestario ha provocado que se
retrasen los pagos en los sueldos y que buena parte del
personal contratado por el Estado esté semiparalizado, pues no
hay dinero para inversiones ni gastos de operación.

``La mala interpretación de los hechos económicos puede llevar
a una presión de la opinión pública en direcciones erradas y
en consecuencia, la implementación de políticas económicas
negativas', escribe el analista económico Pablo Lucio Paredes
en una revista de la Espol. El piensa que para financiar el
enorme déficit es mejor disminuir el gasto público o cobrar
mejor los impuestos existentes y no buscar aumentar los
ingresos por la vía de nuevos tributos.

Esa decisión agradaría a la población pero no a la burocracia
en lo relacionado a disminuir el gasto público, pues esto
implicaría reducir el personal. Las huelgas y los paros,
esperarían a la vuelta de la esquina al nuevo mandatario.

RELACIONES CON PERU

Tal como avanza el proceso de negociaciones de paz con Perú
parece que este se encuentra en su última etapa. La
posibilidad de concretar la firma de un acuerdo de paz en
junio no se descarta, por lo que aunque el próximo presidente
no tendría que resolver el antiguo problema fronterizo, la
ejecución del tratado que se firme no dejará de estar en su
agenda.

El inicio de la administración del nuevo mandatario podría
coincidir con la puesta en vigencia de los puntos establecidos
en el Acuerdo de Paz. Cumplir y vigilar que estos se cumplan
será su misión.

Paralela o posteriormente deberá emprender acciones para
aprovechar las nuevas condiciones. Desde ya hay planes para
después de que se firme la paz. La Comisión Binacional de
Integración Fronteriza redactó en Washington el documento
Ecuador y Perú, construyendo un nuevo futuro, en el cual se
propone a los dos gobiernos la creación de una Comisión de
Vecindad, el fortalecimiento de la Cooperación Bilateral,
establecer un Régimen fronterizo y un Plan Binacional de
Desarrollo de la Región y sus mecanismos financieros.

Por ejemplo, las líneas de acción para la cooperación
bilateral tienen el propósito de fortalecer las relaciones
entre Ecuador y Perú en el campo científico y técnico,
transporte, inmigración, turismo, agricultura, agroindustria,
minería y energía.

También se impulsaría la cooperación en el campo pesquero y se
establecería un régimen de pesca artesanal e industrial para
regular las operaciones pesqueras en la zona de frontera.

Si el panorama es diferente y hasta la posesión del nuevo
mandatario no se ha logrado firmar la paz, es probable que el
nuevo gobernante enfrente un clima de tensión, luego de un
largo proceso de negociaciones en el que no se habrían
alcanzado resolver los impasses. Ante ello debería estar en
capacidad de concluir el proceso de negociaciones con la firma
de un acuerdo de paz digno entre Ecuador y Perú.

SITUACION POLITICA

Hay la posibilidad de no obtener préstamos internacionales
para la reconstrucción vial en la Costa, si es que no se
mejora la imagen política del país, según se informó durante
las últimas semanas. Las pugnas partidistas por las que
enfrentaron a la Asamblea Nacional con los poderes Ejecutivo y
Legislativo, hace un mes, fueron recibidas en el exterior como
señales de inestabilidad.

Una actitud de reconociliación nacional es lo que se requiere
del nuevo Congreso. Todo dependerá de cómo queden conformados
los bloques partidistas y de independientes, a partir de las
elecciones de hoy, en las que se elegirán a 121 diputados -20
nacionales y 101 provinciales-, entre un abanico de
posibilidades entre partidos y movimientos que se postulan en
unos casos solos y en otros en alianzas.

Los congresistas deberán proporcionar con sus acciones un
perfil más elevado al Congreso Nacional. Según las normas
establecidas en la nueva Constitución, los legisladores serán
juzgados por las normas de un Código de Etica y hay la
posibilidad de revocarlos por acción popular.

Por un lado un partido advirtió que gobernará desde el
Congreso, mientras que un candidato anunció en campaña que
disolverá este organismo, si es necesario.

De la habilidad del nuevo presidente y del número de diputados
de los partidos o movimientos que lo apoyan que logren ser
elegidos hoy, dependerá que la mayoría parlamentaria esté a su
favor o en su contra. Las alianzas, acuerdos o pactos
políticos no solo dependerán de las afinidades partidistas.

REHABILITACION DE LA ECONOMIA

La economía atraviesa una profunda recesión económica y el
nuevo mandatario tendrá que establecer un esquema que permita
revertir o por lo menos disminuir el siguiente panorama:

Hasta el 8 de mayo las pérdidas ocasionadas en el agro por el
fenómeno de El Niño ascendieron a más de cinco billones de
sucres. Esta cifra no considera todos los rubros y solo se
refiere a producción. Hay que sumar los costos por la
destrucción de la red vial.

Progresivo aumento de la inflación y del déficit fiscal
producido por la baja del precio internacional del petróleo.

Inestabilidad en la política cambiaria.

Inestabilidad política.

Inestabilidad administrativa en organismos como el Consejo
Nacional de Modernización (Conam) y las aduanas. La telefonía
y otros servicios públicos continúan en crisis.

Disminución de las exportaciones, principalmente de banano y
cacao.

Constantes incrementos en la cotización del dólar y en las
tasas de interés.

Incremento de los índices de desempleo, pobreza e indigencia.

Negativa imagen internacional por la que están rezagadas las
inversiones de capitales extranjeros (la inversión societaria
foránea disminuyó en el 17% con relación al año anterior) y
paralizados las de origen nacional (disminución del 27% en
relación al año anterior).

Después de El Niño hay la posibilidad de que crezca la cartera
vencida en las instituciones financieras, por la incapacidad
de los clientes de cancelar sus deudas, ante sus limitaciones
de desarrollo.

Las operaciones en el mercado bursátil son tan escasas que
podría decirse que el mercado está muerto, según dijo hace
cuatro días el representante de una casa de valores. (Texto
tomado de El Universo)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.