Las Pasantias Funcionan A Medias


Publicado el 25/Noviembre/1999 | 00:00

Guayaquil. 25 nov 99. Los alumnos de la Universidad Católica de
Guayaquil y los de la Espol son los que más confianza generan.
En el país no se sabe cuántos están haciendo prácticas.

Hasta agosto 1999 en el local de la Fundación Banco Popular, lo
único que a Katty Mendieta, alumna de gestión empresarial de 22
años, la diferenciaba de las empleadas era el uniforme. Aún así
era una más de ellas.

En diciembre de 1998 fue contratada como pasante por un periodo
de tres meses para que elabore un proyecto de investigación de
mercado en el sector microempresarial. Los resultados de su
trabajo fueron satisfactorios y el contrato fue prorrogado por
otros cinco meses. Es más le asignaron nuevas responsabilidades
como supervisora de investigación, con otras tres personas a su
cargo.

Esta experiencia la ayudó a ampliar y ejecutar sus conocimientos
que estaba aprendiendo en el aula, en la Facultad de Ingeniería
en Gestión Empresarial de la Universidad Católica. Lo pudo hacer
gracias a un convenio entre su Facultad y el Grupo Financiero
Popular, en base a la Ley de Pasantías que rige en Ecuador desde
mayo de 1995.

Pero no para todos los estudiantes llegar a una empresa antes de
salir de las aulas universitarias es fácil, pues no siempre están
abiertas para recibirlos como pasantes. Dos son las razones
principales, según los catedráticos universitarios: la
desconfianza del empresario por sus conocimientos académicos y
el no querer afiliarlos al Seguro Social como lo exige la ley.
Por eso no todas las facultades han logrado establecer los
convenios para llevar adelante las pasantías.

La Universidad de Guayaquil, por ejemplo, ha avanzado poco en el
régimen de pasantías, solo el área de postgrado en Medicina tiene
convenios con instituciones. La Universidad Laica Vicente
Rocafuerte no ha firmado nada con nadie y apenas el próximo año
gestionará para aplicarlo en las áreas de Jurisprudencia y
Ciencias Administrativas. Solo en la Escuela Superior Politécnica
(Espol) y en la Universidad Católica el sistema funciona con
resultados alentadores. Los pasantes son los estudiantes
matriculados en el segundo año o en años superiores.

El objetivo de la pasantía, según la ley, es brindar a los
alumnos las condiciones necesarias para un eficiente ejercicio
profesional en la rama en la que se forman. Omar Maluk,
catedrático y director del Instituto de Ciencias Humanísticas y
Económicas de la Espol, considera imprescindible que el
estudiante se incorpore al proceso productivo, porque "la
pasantía es el momento ideal para consolidar los conocimientos
teóricos en la práctica". Como profesor descubrió que los jóvenes
que están haciendo sus pasantías son muchos más receptivos en
clases, quieren aprender todo y aplicarlo en su trabajo.

Solo en la Espol el sistema de pasantías es institucionalizado,
lleva 25 años y se mantiene como un requisito previo para la
graduación de los estudiantes de las 13 facultades. Según Robert
Toledo, vicerrector de asuntos estudiantiles y bienestar, en la
actualidad tienen 300 futuros profesionales ubicados como
pasantes en 60 empresas que mantienen convenios con la
Universidad.

Las empresas, generalmente, exigen que los alumnos tengan buen
nivel académico (de 8 a 10); mientras que la Espol pone como
requisito que hagan sus pasantías en tres empresas como mínimo
por un período de 3 meses (uno por empresa). El mayor obstáculo
que deben sortear los estudiantes, según Toledo, es la negativa
de las empresas para afiliarlos al Seguro Social; pero luego de
enviarles una carta donde la universidad aclara que los alumnos
cuentan con seguro de vida, acceden sin contratiempos.

Los datos de este Departamento demuestran que el alumno
politécnico tiene el 80 por ciento de posibilidades de quedarse
trabajando de planta en la empresa, una vez que concluya su
pasantía.

La Universidad de Guayaquil, que acoge en sus aulas a más de 45
mil estudiantes en las 23 facultades, logró que le abran las
puertas para los de Ingeniería Industrial, Ciencias Médicas y
Economía tienen acceso a las prácticas estudiantiles en empresas
y hospitales. Este mecanismo se diferencia de las pasantías
porque las compañías no están obligadas a pagarles, según los
convenios establecidos con el centro de Educación Superior.

"Si bien existe la Ley de Pasantías, aún no tenemos estos
convenios. El asunto es la desconfianza de las empresas por
nuestros alumnos. Por eso estamos trabajando en mejorar la imagen
de la Universidad", dijo Salomón Quintero, vicerrector académico
de ese centro.

Sin embargo, sí tienen acuerdos para los profesionales médicos
del Consejo de Postgrado con el Instituto de Higiene Leopoldo
Izquieta Pérez. Inclusive existen intercambios de profesionales
con el Centro de Investigaciones Médicas de La Habana (Cimec),
en Cuba.

Este convenio se firmó en 1996 y consiste en llevar profesionales
a prepararse en un área específica (traumatología, ginecología,
etc.) y luego de un mes regresan al país, comentó Rodolfo
Rodríguez , coordinador ejecutivo del Consejo de Postgrado. En
el año viajan 10 médicos ecuatorianos a Cuba para actualizar sus
conocimientos.

La Universidad Católica, en el área de Ingeniería en Gestión
Empresarial Internacional, mantiene convenios con 50 empresas.
En ellas los alumnos elaboran proyectos de beneficio para las
empresas, luego son evaluados y supervisados por un profesor
guía. Ese fue el caso de Ketty Mendieta, quien ahora se siente
más segura de sus conocimientos.

Según el Departamento de Planificación del Consejo de
Universidades y Escuelas Politécnicas (Conuep), se está
trabajando en la recolección de información sobre los pasantes
a fin de contar con una base de datos que permita establecer el
número de practicantes de todas las universidades. Hasta ahora
no hay precisión sobre cuántos jóvenes estudiantes y cuántas
empresas se benefician de las pasantías.

Un banco para el empleo

El Instituto de Ciencias Humanísticas y Económicas de la Espol
(Iche), que agrupa a carreras como ingeniería comercial y
economía, viene trabajando desde 1997 en el Centro de Prácticas
Vacacionales y Empleos (Cepravem) donde a los alumnos se los
ubica en las empresas para sus pasantías y se los coloca en un
trabajo más a largo plazo.

Un ejemplo de las colocaciones de Cepravem, son los fedatarios
que laboran en el Servicio de Rentas Internas (SRI). Según Martha
Pinos, directora del Cepravem, de los 20 fedatarios que escogió
el SRI, cinco son de la Espol y de ellos dos son supervisores.

Desde 1997 a la fecha han pasado por esta oficina 225 pasantes;
los convenios con las empresas son 12, aunque existe la
colaboración de 25 empresas que brindan la apertura a los
estudiantes.

Según Pinos, los alumnos son evaluados por interés, iniciativa,
comunicación y capacidad de análisis en parámetros que van de la
letra A a la C. De ellos el 90 por ciento de los estudiantes está
en la categoría A.

¿Qué hacen los pasantes?

Mariella Avilés

DEPARTAMENTO DE ENTRENAMIENTO CEMENTO NACIONAL

Los pasantes no vienen a pasar papeles, sino que se les da la
oportunidad de poner en práctica, los conocimientos teóricos
adquiridos en la universidad. Anualmente recibimos sesenta
pasantes. Dependiendo de la carrera que sigan, se los ubica en
las diferentes áreas técnicas.

Siempre tienen un supervisor que los ayuda y revisa un proyecto
que se les encarga a los estudiantes. Los requisitos que exigimos
es que tengan un promedio mínimo de ocho de calificación. El
muchacho firma un contrato con la empresa, que incluye el pago
del seguro. El tiempo de la pasantía es de dos meses y deben
cumplir con ocho horas diarias y reciben una remuneración de un
millón de sucres mensuales. Si son muy buenos se los puede
contratar por seis meses y hay casos que cuando terminan de
estudiar se los ubica a tiempo completo.

Darío Hernández Balladares

PRODEFARM, PROYECTO CFN DIRIGIDO MICROEMPRESARIOS

En el programa de Desarrollo del Sector de las Farmacias
(Prodefarm) se utilizó la ayuda de veinte pasantes. Este Programa
se enmarca dentro de la visión de la Corporación Financiera
Nacional (CFN) como banca de desarrollo. En este proyecto se
juntan los sectores productivos, las universidades y la CFN para,
en conjunto, aumentar los niveles de productividad del sector.

Amplios estamentos del sector son beneficiados y están
agradecidos por la labor de los estudiantes de la Católica y la
Espol. Los pasantes, en cambio, tuvieron su primera oportunidad
de implementar todo lo que aprendieron en sus universidades y lo
hicieron llegar hacia los sectores que, por diferentes razones,
se mantuvieron con una mala gestión administrativa y que
resolvieron gran cantidad de sus problemas con este programa,
gracias al apoyo que dieron los universitarios.

Gina Toro

RECURSOS HUMANOS, PRODUBANCO

Hemos tenido buenas experiencias con los pasantes, pues han
servido de soporte en los departamentos en que se los ubica.
Produbanco recibe pasantes de la Espol y la Universidad Católica,
que estudien, específicamente, ingeniería comercial, economía y
gestión empresarial.

A los pasantes se los ubica, generalmente en produfondos y
produvalores, donde aprenden de todo. El rendimiento y el nivel
académico de los chicos es bastante satisfactorio. Alrededor del
10 por ciento de los alumnos es contratado más adelante para que
trabaje en la institución. No les hacemos firmar contrato, ni los
aseguramos y dependiendo del presupuesto del departamento en el
que estén ubicados, se les paga una remuneración. Pero en la
mayoría de los casos, se les da un sueldo promedio de ocho
salarios mínimos vitales.

Mario Marín

GERENTE ADMINISTRATIVO DE ASTINAVE

Astilleros del Ecuador tiene un convenio con la Espol desde hace
5 años y recibe entre 8 y 10 pasantes al año. Los resultados han
sido satisfactorios especialmente por el buen nivel académico.
También con la Universidad Politécnica de Chimborazo.

Los alumnos realizan sus pasantías en áreas como ingeniería naval
y metalmecánica e inclusive una vez que concluyen pasan al banco
de datos de la empresa para las posibles colocaciones. En la
actualidad tengo 15 carpetas con buenos perfiles. Cuando se
presente una vacante no dudaré en llamar a un pasante de
cualquiera de esas dos universidades. Los alumnos son evaluados
por desenvolvimiento, comportamiento, desempeño laboral y
asistencia. Los resultados, generalmente, son excelentes. (Texto
tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.