La UNE pide que el sueldo sea de USD 60


Publicado el 15/Mayo/2003 | 00:00

Ángel Quishpe, Óscar Castillo y Luis Albuja son alumnos de tercer año del Colegio Mejía, ubicado en el centro de Quito. Ellos no están de acuerdo con el paro de sus maestros, "porque perdemos clases y el año se acaba". Pero lo entienden, porque "los profes ganan poco y no les pagan a tiempo".

Los tres adolescentes de 14 años el primero, y de 15 los otros dos, se encontraron a las 06:45 de ayer con las puertas cerradas. El tradicional Patrón Mejía se preparaba para una asamblea de la Unión Nacional de Educadores (UNE) que hizo pública "la paralización indefinida de actividades".

Los maestros suspendieron las clases para protestar porque el Gobierno no les paga el salario de abril, el decimocuarto sueldo en la Costa, y no reasigna los 165 millones que aprobó el Congreso Nacional.

En el Colegio Montúfar, al sur de la ciudad, contados alumnos fueron "a ver qué pasaba, por si acaso venimos", dijo Carlos N., de cuarto año, pero no pasó nada. A las 07:20 la institución estaba vacía. La imagen se repitió en el Colegio femenino 24 de Mayo (norte).

El Instituto Superior Quito también suspendió las clases pero no la inscripción y entrega de tiques para las aspirantes a primer año.

Desde las 10:00, los maestros sesionaron en el viejo estadio del Mejía. Sus dirigentes, a voz en cuello, declararon que el paro empezaba por la poca sensibilidad del Gobierno. Las reuniones del lunes y martes fracasaron y no quedaba otra medida que la paralización.

Álex Castillo, presidente de la UNE de Pichincha, hizo un anuncio sorpresivo: "renunciamos a la equiparación de enero a junio, y desde el primero de julio, el salario profesional básico del Magisterio será de 60 dólares". Con ello, el alza puede ser de 20 dólares, equivalente al 50 por ciento. Según Castro, la decisión "es una contribución al país". Pero los maestros gritaban desde sus asientos que el acuerdo era de 100 dólares; la respuesta que recibieron fue que ese es el objetivo a futuro. Luego, marcharon al Congreso.

El presidente de la República, Lucio Gutiérrez, respondió que el paro "es legítimo, pero no es la mejor decisión ante la crisis". Gutiérrez dijo que está dispuesto al diálogo y al pago de los 165 millones de dólares, pero ello tendrá que esperar hasta septiembre u octubre.

En Guayaquil, las clases también se suspendieron. Los maestros marcharon a la Gobernación del Guayas y en su intento por ingresar, forcejearon con los policías que custodiaban el acceso.

Los manifestantes lanzaron piedras cuando uno de los gendarmes disparó una bomba lacrimógena. Finalmente, al mediodía, fueron recibidos por el gobernador Carlos Pólit, quien se comprometió a plantear el problema al ministro de Gobierno, Mario Canessa.

La UNE de Cuenca, en cambio, sesionó desde las 08:30 en la Casa de la Cultura. Discutió el pliego de peticiones que se resume en el incumplimiento de la entrega de 165 millones de dólares y en el pago de los sueldos de abril. Desde las 10:30 marcharon por las principales calles de la ciudad.

El paro en el resto del país

El paro no tuvo una acogida masiva

El paro no fue acogido por todos los maestros. Los centros educativos fiscomisionales como el Daniel Álvarez Burneo, San Francisco de Asís y La Dolorosa laboraron con normalidad. Pocos maestros acudieron a la asamblea convocada por la UNE, que se desarrolló en el Coliseo de la ciudad.

Tungurahua

El cierre de vías es la nueva amenaza

Más de 4 000 maestros paralizaron sus actividades en Tungurahua. Desde las 11:00 realizaron una marcha hacia la Gobernación para pedir el incremento de los salarios y el pago de abril. Carlos Torres, presidente de la UNE, amenazó con el cierre de las vías como forma de presión.

Imbabura

1 500 marcharon en las calles de Ibarra

Los miembros de la UNE hicieron una asamblea para analizar la situación del gremio. Luego, a partir de las 11:00, protagonizaron una marcha en Ibarra, en la cual participaron 1 500 educadores. Fernando Jiménez, presidente provincial, anunció más reuniones en los cantones de Imbabura para analizar la situación.

Santo Domingo

La lluvia paralizó la protesta en la calle

La lluvia impidió que los maestros de Santo Domingo realizaran su marcha de protesta. Permanecieron hasta el mediodía en los centros educativos y luego se retiraron a sus casas. Para hoy tienen previsto caminar por la calle Quito como apoyo al paro.

Carchi

30 000 estudiantes no fueron a clases

Cerca de 30 000 alumnos de las escuelas y colegios fiscales de Carchi no tuvieron clases por la huelga. Según un primer reporte de la Dirección de Educación, los profesores de todos los establecimientos fiscales se unieron a la medida.

Pastaza

154 centros fiscales también se unieron

En Pastaza, los maestros de las 154 instituciones educativas fiscales apoyaron el paro convocado por la UNE. En las comunidades del interior de la Amazonia las labores se realizaron con relativa normalidad.

Manabí

El llamado a la huelga tuvo éxito

En los 21 cantones hubo total apoyo al paro del Magisterio. Uno 200 maestros protestaron en los bajos de la Gobernación. Benito Zambrano, presidente de la UNE provincial, ratificó que la medida es indefinida. Mañana realizarán una asamblea en el coliseo Eloy Alfaro para evaluar la protesta.

Esmeraldas

La Dirección anuncia sanciones

La presidenta de la UNE de Esmeraldas, Lucía Sosa, señaló que la paralización de actividades es un medida de presión para lograr la sensibilidad del Gobierno. La Dirección de Educación por su parte señaló que se aplicarán sanciones a los maestros que no acudieron a laborar.

Chimborazo

La educación fue materia de análisis

La UNE de Chimborazo se reunió en el coliseo del Instituto Técnico Superior Riobamba para analizar la situación actual de la educación. Asistieron más de 1 000 profesores que luego recorrieron el centro de la ciudad hasta el edificio de la Gobernación para presentar su peticiones.

Entrevista

´El paro debe sensibilizar´
Ernesto Castillo
Presidente de la UNE Nacional


¿Cree realmente que el paro servirá para que el Gobierno haga la asignación?

Una paralización tiene que sensibilizar a estos que hoy pretenden aplicar un modelo macroeconómico sin importarles los seres humanos.

Pero el Gobierno dice que no tiene esos recursos.

Hay un excedente de la venta del petróleo de 239 millones de dólares del primer trimestre y por tanto hay recursos para entregarnos. Pero Pozo (el ministro de Economía) no quiere cumplir con la ejecución de la reasignación de los 165 millones, aduciendo que hay una Ley que lo impide.

¿No hay otra salida que no sea la paralización?

Hemos dialogado dos meses, pero no hubo ninguna respuesta. Entonces, ¿quiénes les están impidiendo a los niños que estudien?

Pero cada año y con cada Gobierno se enfrentan a lo mismo. ¿Cuál es la salida?

Creo que la sociedad pide que esto termine, y ello pasará cuando se cumpla con la Carta Política. Así habrían maestros con buenos sueldos y escuelas adecuadas.

Presupuesto: la inversión para Educación no llega

De los 732 millones de dólares considerados en el presupuesto de este año, hasta el momento se entregaron al Ministerio de Educación y Culturas 137 627 220,56.

La utilización de este monto que alcanza un 10,8 por ciento del Presupuesto General del Estado, según la Unión Nacional de Educadores, aún no está definido.

El informe presentado por la ministra de Educación, Rosa María Torres, tras cuatro meses de gestión, no incluye un detalle de inversión de estos recursos. Por lo que el presidente de la UNE, Ernesto Castillo, considera que "es un misterio".

La propuesta económica del Ministerio, incluida en el documento, se relaciona con los rubros considerados para la inversión de los 165 millones dólares reasignados por el Congreso Nacional.

Estos se destinarían para el fortalecimiento y reingeniería institucional del MEC en un monto de 73 millones y para el Plan de Inversión 2003, según la propuesta de utilización de la reasignación en un total de USD 83 550 000.

Pero, adicionalmente está pendiente un egreso de 12 millones de dólares para nivelar los sueldos de los cerca de 17 300 empleados del Ministerio y otros 80 para un incremento del salario docente.

La primera está sujeta a la reestructuración de la entidad y la segunda está condicionada por el compromiso del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional de no incrementar el gasto público.

Torres asegura que aún el incremento del 30 por ciento del presupuesto para la educación no sería suficiente. Y coincide con Castillo en la necesidad de lograr la reasignación para disminuir la brecha existente.

Frente al reclamo de la UNE de asignar rubros para capacitación, infraestructura, vivienda y otros, dice que el Plan de Inversión 2003 es una propuesta conjunta con el gremio. Sobre los 17 millones que plantea Castillo para partidas docentes aclara que existe un falso diagnóstico.

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.