La Momep Trabaja Con Tecnologia De Punta


Publicado el 30/Enero/1998 | 00:00

Quito. 30 ene 98. La Misión vigila 760 kilómetros en la
frontera ecuatoriano-peruana. Para verificar el clima, que es
variable, cuenta con equipo de meteorología.

La Cordillera del Cóndor parece estar muy cerca del cielo.
Pero mientras sube el helicóptero la franja de montañas
amazónicas que mantiene enfrentados a Ecuador y Perú, por
décadas, solo deja ver más selva y densas, que aparecen con
rapidez. En el área, el viento y la violenta variación de las
condiciones climáticas dificultan los sobrevuelos que realizan
los observadores de la Misión de Observadores de los Países
GaranteS (Momep).

Esta zona, donde todavía hay áreas vírgenes, es vigilada desde
marzo de 1995 por observadores militares de los cuatro países
Garantes: Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos. Los
patrullajes a la Zona Desmilitarizada (ZD) se realizan pasando
un día, a veces más de tres a la semana. Todo depende del
clima.

Para verificar cuáles son las condiciones climáticas, la Momep
cuenta con un equipo modernísimo de meteorología y recibe vía
satélite la información de los diferentes destacamentos y
puestos de vigilancia que constan en la inspección del día. Si
la misión no puede iniciarse a la hora prevista por las
lluvias o por la falta de visibilidad se esperará una hora
para conocer si varió o no la situación. El procedimiento es
el mismo hasta las 14h00, si no hay cambio, se suspende el
patrullaje o la verificación.

A 2.200 metros, en las cumbres del Cóndor, el viento amenaza
con derribar al helicóptero; a ratos por la fuerza lo
convierte en una pluma metálica que se balancea. Más de una
vez, los pilotos del contingente brasileño, que conforman
parte del grupo de apoyo multinacional de la Momep, hacen
maniobras para mantener la nave fija. Pues los observadores
militares necesitan precisión para, a través del GPS, los
mapas y los croquis, ver las coordenadas y detectar en qué
cambió desde la última inspección dicho punto.

Los patrullajes se efectúan a pedido de Ecuador-Perú, quienes
hacen las denuncias sobre novedades. No obstante, pueden ser
sobrevuelos de rutina. El plan operativo para los patrullaje y
las verificaciones está a cargo del Jefe de Estado Mayor de la
Misión, cargo que cada treinta días se turnan entre los
coroneles de Argentina y Chile.

La ZD abarca 530 kilómetros cuadrados y para facilitar el
trabajo de los Garantes se la dividió en 16 cajas de 6
kilómetros cuadrados cada una. En todas, el viento es el peor
enemigo. Pero en los lugares más altos se suma el frío que
cala los huesos, la fuerza del viento roba todo cuanto no está
sujeto, el rozamiento de los cabellos en los rostros es tan
fuerte que obligaba a cerrar los ojos y respirar: es una
estrategia. Sin embargo, para los observadores, quienes se
turnan en esta tarea y para permanecer en los Centros de
Operaciones Permanentes (COP) Coangos (E) y PV1 (peruano), no
es un impedimento. La experiencia de dos años es evidente.

Arturo Ortiz, vicecomodoro de la Armada argentina, conforme el
helicóptero brasileño se acercaba a la zona, se equipó para
apaciguar el viento: chompa camuflaje, guantes, gafas
especiales que le facilitaban la visión; y, con resortes
alrededor del muslo sostenía los mapas y los croquis que luego
revisaba con mucha insistencia.

La cámaras fotográficas también iban sujetas en el uniforme
militar. Para los patrullajes, cerca de los objetivos, la nave
aterriza y se abren las puertas, pues es necesario tener una
visibilidad directa, se cierran una vez cumplida la
inspección.

La misión del jueves 23, era para verificar -según las
coordenadas- si una nueva construcción (pequeña casa de madera
con techo de zinc) estaba dentro de la (ZD). En el lugar,
denominada para facilitar el trabajo X13, el patrullaje aéreo
duró más de 20 minutos. Ortiz mantenía contacto con el piloto,
para saber las coordenadas, y con los oficiales de Ecuador y
Perú para recibir sus inquietudes.

Los oficiales de las partes viajan en cada una de los
patrullajes y verificaciones. El Garante es el jefe de la
misión.

Los observadores se volvieron expertos fotógrafos. En la
misión, un capitán argentino fue el encargado de fotografiar
los puntos requeridos en la denuncia, que ese día fue peruana.
Los representantes de Ecuador y Perú, también hacen tomas que
más tarde servirán como pruebas documentadas. Los dos
oficiales, a diferencia de los Garantes, en la misma nave
comparaban con la toma anterior y con precisión en sus hojas
de novedades anotaban las inquietudes que fueron expuestas, el
viernes 24, por los oficiales de Ecuador y Perú en la reunión
del Estado Mayor de la Momep. Alrededor de las 13h00, los
observadores comprobaron que la casa no estaba dentro de la
ZD.

Las reuniones del Estado Mayor se realizan de lunes a sábado,
a las 09h00, en un sala especial. Este organismo, además, está
conformado por los jefes de los contingentes de Brasil,
Argentina, Chile y EE.U.U. Al terminar las misiones, cada uno
de los observadores Garantes, elabora y entrega un informe
detallado al Coordinador de la Momep. El documento es
realizado a puño y letra para certificar su validez.

Para las verificaciones se utiliza el mismo procedimiento que
en los patrullajes. En las misiones viajan dos observadores,
el uno inspecciona las instalaciones para detectar si hay más
construcciones y el otro, comprueba el número de soldados
presentes, así como su armamento. También redactan un informe.


En los puestos o destacamentos, en los que no aterrizan,
sobrevuelan de sur-norte, igual por las cercanías. Esta tarea
se ejecuta en la Zona Alfa (kms).

Brasil contrató a la Sikorsky

El Ejército brasileño tiene el mayor número de efectivos en el
grupo de apoyo, que desde noviembre es multinacional.

Brasil aporta con personal militar, equipos y materiales. Para
el mantenimiento de los cuatro helicópteros Blajob contrató a
la empresa estadounidense Sikorsky. Esta firma entrega naves a
Corea, China, Hong Kong...

El mundo de los nueve ingenieros y técnicos es diferente al de
los Garantes en Patuca. Su trabajo empieza cuando las naves
aterriza, es decir, al terminar una misión y no importa la
distancia ni el tiempo de vuelo, ahí comienzan el chequeo
minucioso, que deben hacer para cada vuelo.

Con mucha rapidez y destreza dirigen al piloto para que la
nave ingrese al gran hangar que instalaron para este trabajo.
Esto les obligó a conformar turnos, diurnos y nocturnos.

La Sikorsky fabrica helicópteros para 25 años, pero según el
técnico Freeman con un buen mantenimiento pueden durar, en
perfectas condiciones, otros diez. La empresa ofrecerá un año
de mantenimiento.

Los nueve técnicos civiles, quienes para no desentonar usan
uniforme militar pero portan siempre sus credenciales, viven
en remolques individuales, tiene duchas y baños privados.
Ellos generan su propia energía y purifican el agua. Con los
observadores comparten el comedor. Además, se integran a las
reuniones, especialmente del contingente estadounidense.

Este personal permanecerá el años del contrato. Los nueve
técnicos trabajan tres meses seguidos y descansan 5 días,
algunos tienen viajarán a EE.UU. otros, esperarán a su familia
para conocer el Ecuador.

Los patrullajes duran tres a cuatro horas
En el plan de separación de fuerzas, Ecuador y Perú acordaron
dejar 80 hombres repartidos en los destacamentos que están en
la Zona Alfa (230 kilómetros cuadrados), es decir, en los hito
19 y 21 (Cusumaza-Bombuiza y Yaupi Santiago); en Teniente
Ortiz (E) y Chiqueiza (P), que están frente a frente, 30
hombres en cada uno; Cahuide (P) y Soldado Monge (E), 20
elementos; en Etza Viejo, Etza (E) y Pachacutec (P), 20
hombres: un oficial y 19 miembros del personal de tropa.

El personal, cuyo relevo se hace cada 60 días, solo debe
portar el armamento básico.

En la Zona Desmilitarizada, solo en Coangos (E) y en PV1
(peruano) hay 50 hombres. En ella, que está la vigilancia
absoluta de la Momeo, los patrullajes aéreos pueden ser dos y
hasta tres por semana, durante el día y la noche.

En el plan operativo, de acuerdo a las denuncias presentadas
por las partes o por decisión de la Misión, se selecciona dos
cajas de las 16, en la que está divida la ZD.

Sin embargo, puede cambiar debido al clima, por lo que se
señalan dos cajas alternativas.

No obstante, la misión que no se realizó se ejecuta a penas
las condiciones climáticas en el área lo permitan.

En esta tarea también se utiliza los cuatro helicópteros UH-60
Blajop, que Brasil adquirió a la empresa Sikosky. Los pilotos
brasileños efectúan vuelos de entrenamiento diurnos y
nocturnos, pues consideran que en cualquier momento puede
ocurrir alguna novedad. También realizan vuelos de apoyo
administrativo y de emergencia médica.

En Coangos y PV1 permanecen: un oficial ecuatoriano, un
peruano, uno de los Garantes y un Comunicador
estadounidense.Los relevos están previstos cada siete días,
pero como todo en la Amazonia, dependerá de las condiciones
climáticas.

Los relevos de Bagua (Perú), donde hay una representación de
la Momep, se realizan con un avión C-27 de EE.UU cada 21 días.
Ahí permanecen un oficial ecuatoriano, un peruano, un Garante,
quien el es jefe de esa oficina, un comunicador
estadounidense. Ellos tienen contacto con la Sexta Región
Militar del Perú.

También esta nave -que es apta para pistas cortas como la de
Patuca- lleva a los Garantes a las reuniones del Comité
Consultivo en Lima y Quito. Además, hace puente entre Patuca,
Quito, Guayaquil, Lima, Bagua y Panamá. En este avión, además,
desde Panamá, EE.UU. trae la mayoría de los productos
alimenticios. El restante se adquiere en el mercado
ecuatoriano. (Texto tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.