La Guerrilla Se Afinca En Sucumbios


Publicado el 13/Julio/2000 | 00:00

Quito. 13 jul 2000. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de
Colombia (FARC) escogieron a la provincia de Sucumbíos como su
zona de seguridad estratégica. Según un informe confidencial de
las policías de Ecuador y Colombia, al que este Diario tuvo
acceso, la estrategia de la guerrilla colombiana apunta a
garantizar en el norte de la provincia ecuatoriana la permanencia
y descanso de los guerrilleros, así como un espacio para
planificar el abastecimiento de material bélico.

Actualmente, persisten las incursiones de la guerrilla,
especialmente en el sector de Sucumbíos (Putumayo), Napo y
Francisco de Orellana (ver recuadro). El territorio de esas tres
provincias es considerado como un sector de conflicto.

La semana pasada, la Policía Nacional incautó trece cajas de
madera con 49 884 cartuchos de varios calibres. La captura se
realizó en la casa donde habita María Puruncajas, en el barrio
Julio Marín de Nueva Loja, provincia de Sucumbíos.

El coronel Marco Amores, comandante de Policía de Sucumbíos, dice
que estas municiones son de fusiles FALC y HK de uso militar. Está
comprobado que tenía como destino Colombia. El contrabando
pertenece a una banda internacional: están detenidas dos personas.

Una fuente de Inteligencia policial dijo que "en el lado
colombiano hay zonas liberadas, en donde los grupos guerrilleros y
narcotraficantes se encuentran en posesión de esas tierras. Allí
no existe autoridad alguna que imponga su normativa de Gobierno".
Con la llegada de los grupos subversivos, explicó el oficial,
seguramente habrá un incremento de la violencia (enfrentamientos
armados) y de la delincuencia (secuestro, asesinato, extorsión,
tráfico de drogas, químicos, lavado de dinero...). A esta
situación se sumarán un mayor número de campesinos desplazados a
tierra ecuatoriana.

Según la Policía, en la zona fronteriza de Sucumbíos la
delincuencia aumentó. "Al estar en la misma área de conflicto, los
ecuatorianos se ven involucrados en delitos, con las experiencias
traídas por los paramilitares, narcotraficantes, miembros de la
guerrilla y últimamente los disidentes que quieren dejar de
pertenecer a estas agrupaciones".

Incluso, la fuerza pública descubrió que algunos jóvenes
ecuatorianos ya son miembros de grupos guerrilleros. En el cantón
La Joya de los Sachas, provincia de Orellana, por ejemplo, la
población no tiene ningún problema en reconocer que hombres y
mujeres trabajan en la frontera. Algunos van a las cosechas de
droga, reciben unos 200 pesos de ganancia, pagan su impuesto a la
guerrilla (de 12 a 15 pesos) y regresan a Sacha. Según el informe
policial, el objetivo de los grupos subversivos, narcotraficantes,
paramilitares y las fuerzas militares colombianas, es controlar
esta extensa e inhóspita área y convertirla en una zona
estratégica para operaciones futuras, de acuerdo a sus necesidades
específicas.

Para este propósito táctico, las operaciones se realizan en base a
una zonificación. A Nueva Loja la utilizan para el abastecimiento
logístico y traslado de armas. En ese sector se almacena el
armamento, que luego es trasladado por corredores y trochas -
cruzan el río San Miguel- hasta llegar al poblado de Tetetés, en
Colombia. El arsenal está a cargo del frente 48 de las FARC, que
las reparte hacia el Bloque Sur. La zona de Piñuña Blanca y del
río San Miguel está destinada para el reposo de las tropas
guerrilleras.

Inteligencia de la Policía presume que las FARC realizan, desde
hace varios meses, permanentes incursiones al Ecuador para tomar
el control absoluto de la región sur-oriental en la frontera con
Colombia. El objetivo supuestamente es que así se consolida una
retaguardia militar para adiestramiento, recepción de material
bélico (o su fabricación), hacer política y convertirla en un
centro de despliegue militar. La Policía considera que ello
aseguraría ofensivas militares al resto del país, a través de
corredores estratégicos.

Incluso, en caso de que los diálogos de paz entre guerrilleros y
el Gobierno colombiano fracasen se teme que las FARC ingresarán
abierta o clandestinamente hacia el Ecuador, con la finalidad de
mantener su corredor de abastecimiento.

¿Qué papel tiene la Policía? Según el informe de Inteligencia, la
política de seguridad de Estados Unidos es clara: "poner mayor
énfasis a los conflictos fronterizos a través de la creación de
grupos subregionales que respondan a las necesidades de fin de
siglo y su intervención en el conflicto".

Tres meses de capturas

7 de febrero del 2000 * En el Puerto El Carmen, en Putumayo, los
policías ecuatorianos Joffre Guzmán Reyes y Carlos Borja fueron
asesinados presuntamente por disidentes de las FARC.

17 de marzo del 2000 * Un supuesto convenio se habría firmado
entre los miembros de las FARC y la Clínica González de Nueva
Loja. Allí serían atendidos los subversivos enfermos o heridos.
Los pagos aparentemente se realizan cada dos meses.

Marzo del 2000 * En la provincia de Sucumbíos aparecen hojas
volantes de un grupo autodenominado FARE-DP (Fuerzas Armadas
Revolucionarias del Ecuador-Defensores del Pueblo). El grupo
supuestamente era una célula de las FARC, más tarde la Policía
dijo que son disidentes.

1 de abril del 2000 * Tito Quito Salamea, Merys Romero, Víctor
Gaona Benavídez, miembros de Fuerza Terrestre pertenecientes al
GFE Rayos 24, y tres civiles, fueron detenidos en la vía a
Tetetés, cerca del río San Miguel. En su poder se encontraron 1
000 municiones de calibre 5.56 milímetros y un fusil chino. Se
presume que intentaban trasladar las armas a Colombia.

11 de abril del 2000 * Asimismo, Adrián Castillo Correa y Roberto
Tabarés Matasea fueron detenidos cuando iban a recibir 100
millones de sucres. Se trataría de una extorsión y para ello
enviaron cartas supuestamente reivindicadas por las FARC.

La emergencia no se dará

El hermetismo tradicional de las reuniones del Consejo de
Seguridad Nacional (Cosena) se rompió ayer con declaraciones del
secretario de Comunicación de la Presidencia, Alfredo Negrete. El
funcionario, en una rueda de prensa, anunció dos de las
resoluciones adoptadas en la cita de autoridades ayer en el
Instituto de Altos Estudios Nacionales.

La primera es la creación de la Unidad Ejecutora para el
desarrollo de la zona norte del país, por recomendación del Cosena
en pleno. En este sentido, la próxima semana se expedirá un
decreto de creación. La unidad deberá aprovechar los concursos
internacionales para el desarrollo económico y social en favor de
las comunidades que "viven una situación frágil por la convulsión
que azota al pueblo colombiano y que obliga al Gobierno a mantener
la seguridad indispensable para que nuestro país esté al margen
del conflicto".

La segunda resolución es que para el Gobierno, el Plan Colombia es
de incumbencia exclusiva de ese país y de sus relaciones con los
EE.UU. Además, definió como política de Estado la lucha contra el
narcotráfico. Y, bajo ese principio debe interpretarse los
convenios sobre la Base de Manta.

Negrette dijo que en caso de un evento en la frontera, las fuerzas
militares y policiales tienen para un operativo ordinario: el Plan
de Desarrollo Interno para Vigilancia de Fronteras e Interdicción
del Transporte de Precursores hacia Colombia y Droga desde
Colombia. Este Diario también conoció que no se decretará la
emergencia en la frontera norte.

Por su parte, el procurador José Ramón Jiménez, considera positivo
el uso de la Base de Manta para la lucha contra el narcotráfico.
"Si no tuviéramos la ayuda del Congreso estadounidense y la Base
estaríamos desprotegidos". La vicecanciller colombiana, Clemencia
Forero Ucrós, declaró que su país podría enviar una misión de
funcionarios "para que expliquen los aspectos que les interesa al
Ecuador", y evitar que las relaciones comerciales se rompan.
(Texto tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.