Javier no se olvida de la tierra sobre su rostro


Publicado el 06/Abril/2002 | 00:00

Cinco familias lo perdieron todo, luego del torrencial aguacero que cayó el miércoles por la noche en el sur de Quito y les dejó sin vivienda. Javier Guamán, de 7 años, es uno de los 17 damnificados que perdió sus pertenencias cuando la creciente arrasó con su casa, ubicada entre las calles Teodoro Gómez de la Torre y Moraspungo, en el sector El Calzado. Sus tres hermanos y su madre (empleada doméstica) vivían desde hace 10 años en la parte baja de la edificación de tres pisos. El entablado cedió a la presión de la gran cantidad de agua y lodo que inundaron los cuartos superiores que dan a la calle. La corriente arrasó con todo lo que encontró a su paso. Ese día, a las 19:00, Javier miraba televisión, recostado en la cama con su tío Juan, de 25 años, sus otros tres hermanos estaban cerca, el agua empezó a gotear y se escuchó un rechinar de madera como que se "quebraba", no tuvieron tiempo para salir del cuarto, "el techo me cayó encima, el agua con tierra me entró a los ojos y a la boca, avancé a gritar para que me salvaran, dicen que me he desmayado, solo sé que no tenemos nada", comentó. La mirada profunda resalta en su rostro magullado por la tragedia. Sus hermanos Henry, María y Juan no asisten a sus clases por la noche porque el agua destruyó los cuadernos y libros. María, su madre lamenta la tragedia. El jueves dejaron el albergue del coliseo del barrio El Carmen para irse con sus familiares. (GV)

Jamriska: "Es antitécnico fumigar en sitios anegados"

Según el ministro de Salud, Patricio Jamriska, mientras persistan las inundaciones no se realizarán fumigaciones extradomiciliarias en las zonas anegadas, porque no es técnicamente conveniente, de acuerdo a recomendaciones de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS). "A lo sumo haremos un rociado intradomiciliar", aseveró el ministro. De otro lado, el subsecretario de Medicina Tropical, Irrisarry Macías, afirmó que se han enviado lotes de medicamentos a las provincias en donde proliferan el dengue y el paludismo. (AM)

"Se dispone de $4 millones para reparar vías dañadas"

La destrucción del sistema vial, como consecuencia de las fuertes lluvias que caen en el Litoral, hizo reaccionar al Ministerio de Obras Públicas (MOP). El titular de esa cartera, José Macchiavello, señaló que de los 4 000 kilómetros bajo la responsabilidad del MOP se han averiado 700 kilómetros. "Para repararlos se invertirán $4 millones, fondos provenientes del presupuesto del MOP, aunque el monto total para estos menesteres llega a los $10 millones", dijo. Negó que en esas vías averiadas se hubiera interrumpido el tránsito vehicular por más de ocho horas "ya que maquinaria del MOP ha reparado los daños inmediatamente". El ministro anunció que agilizará un crédito con el Banco Interamericano de Desarrollo y Corporación Andina de Fomento, por $24 millones para invertirlos en la reparación total de las carreteras dañadas. Macchiavello anunció que recorrerá los sitios donde existen problemas, para determinar las soluciones a ejecutar. (AM)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad QUITO



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.