Invierno Ya Son 207 Las Victimas


Publicado el 21/Abril/1998 | 00:00

Guayaquil. 21 abr 98. Los efectos de las torrenciales lluvias
caídas en seis provincias del país, entre la noche del sábado
y todo el domingo, son devastadores. A 207 se incrementó el
número de víctimas mortales a consecuencia del fenómeno de El
Niño, que azota al Ecuador desde octubre del año pasado.

Este fin de semana fallecieron otras dos personas en la
población de Calvas, en la provincia de Loja, una al ser
sepultada por un alud de lodo y piedras; y, la segunda, al
recibir una descarga eléctrica.

Según los últimos datos de la Defensa Civil, existen hasta el
momento 112 heridos, 42 desaparecidos, 19.315 damnificados,
31.020 afectados, 1.388 viviendas destruidas y otras 7.233
deterioradas parcialmente. Las pérdidas económicas son
superiores a los 800 millones de dólares.

El descontento se suma al drama que viven las personas
afectadas por el temporal. Los damnificados también comenzaron
a expresar su protesta por lo que consideran desatención de
las autoridades.

En Guayaquil, cerca de cien familias se organizaron ayer para
reclamar una indemnización en Mapasingue Oeste por daños y
perjuicios contra los urbanistas de Ceibos Norte.

El desplome, en la madrugada del domingo, de una pared de seis
metros de alto, a causa del represamiento de aguas lluvias,
destruyó tres casas y afectó a otras cuatro en este sector
marginal de la ciudad.

"Nos salvamos de morir", fue lo primero que se le ocurrió
decir a Carlos Pérez, cuando la mañana del domingo miraba los
treinta metros de largo de la pared perimetral sobre el suelo.


"El agua subió en menos de dos minutos hasta 1,65 metros. No
podíamos ni abrir las puertas. Nos corrimos hasta el fondo de
la casa. Intentamos todo lo que era posible, creía que nos
moríamos ahogados. Mi hijo mayor se subió a una pared para
levantar el techo. Así nos salvamos".

El agua corrió en menos de treinta minutos por las salas,
dormitorios y patios de por lo menos cien familias en tres
manzanas. En ese trayecto reventó las paredes de la casa de
los Alvarez-Pérez, y mojó muebles, colchones, televisores,
equipos de sonido, refrigeradores en alrededor de 35 casas.

Mientras esto ocurría, en otro barrio de Guayaquil terminaban
las ceremonias fúnebres de Christian Antonio Calderón
Seminario, de 10 años, quien falleció la madrugada del domingo
por el desmoronamiento de una parte de las laderas de cerro
Santa Ana, donde viven 120 familias.

El menor se suma a la lista de las víctimas del trágico fin de
semana, caracterizado por las fuertes lluvias provocadas por
el fenómeno de El Niño, que rompieron los récord de
precipitaciones anteriores y originaron situaciones emergentes
en varios sectores de la ciudad y de la provincia.

El reporte de Defensa Civil provincial habla de cinco muertos.
Dos en Guayaquil y uno tanto en Daule, Colime y Santa Lucía.

En Guayaquil, once casas se desplomaron por la fuerza de las
lluvias. Tres en Santa Ana, tres en la cooperativa 4 de
Diciembre, en Mapasingue Oeste, dos en Guasmo Sur y tres más
en Isla Trinitaria, mientras que otras 18 casas fueron
afectadas por el agua y el lodo que ingresó a las viviendas.

Ayer los Calderón-Seminario enterraron a su hijo mayor.
Christian Antonio murió por el lodo, que tumbó una pared y lo
sepultó mientras dormía. Hasta ayer no llegaba la ayuda para
otras ocho familias que perdieron parte de sus casas y
pertenencias, durante la madrugada del domingo.

Tampoco se sabe con certeza sobre las medidas que deberán
adoptarse para poner fuera de peligro a 120 familias, que
ahora ocupan la ladera norte del cerro. Se hizo una evaluación
y se recomendó al departamento de Obras Públicas municipales
la construcción de muros de reforzamiento.

Para Defensa Civil, la posibilidad de una evacuación ahora es
imposible, pues las familias no quieren dejar sus casas,
aseguró Fernando Molina, coordinador provincial.

Las lluvias inundaron cerca de ocho cantones y pusieron en
alerta el sistema emergencia en cada uno de estos sitios. Dos
mil 776 familias fueron consideradas afectadas por las
inundaciones, según los reportes de las brigadas de socorro.

En Nobol se informó que cinco casas se cayeron, en Puná otras
cuatro. Mientras que en Daule, Santa Lucía y Colime, murieron
tres personas, una de ellas, Alfredo López Vera, en el recinto
Guale.

El mayor número de evacuados se dio en Daule, donde 14
familias fueron llevadas hasta los albergues provisionales; en
Santa Lucía los desplazados fueron 8, frente a los 6 en
Palestina.

El último reporte de la Defensa Civil da a conocer de nuevas
lluvias fuertes en varios cantones, pero no refirió de
emergencias ni familias evacuadas.

La provincia de Manabí quedó aislada del resto del país debido
al bloqueo de carreteras ocasionado por los deslaves
provocados por las fuertes lluvias.

El Ministerio de Obras públicas dispuso antier, para efectuar
las labores de reparación, el cierre de las vías
Portoviejo-Jipijapa-Guayaquil y Portoviejo-Chone-Santo
Domingo.

Más ayuda y problemas...

El BID promete más préstamos *

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, BID,
Enrique Iglesias, durante la II Cumbre de las Américas,
reiteró que dicha institución apoyará la reconstrucción de la
Costa ecuatoriana, afectada por el fenómeno de El Niño. El
desastre climático, presente en el Ecuador desde finales del
año pasado, ha dejado un saldo negativo de 1.500 kilómetros de
vías costeras (entre principales y secundarias), y más de
6.000 kilómetros de caminos vecinales destruidos.

A lo largo del presente Gobierno, el BID concedió empréstitos
equivalentes a 187 millones de dólares, a un plazo promedio de
25 años y con tres de gracia, con tasas de interés variable.

En diciembre pasado, el BID otorgó al Ecuador un crédito de
70.8 millones de dólares para enfrentar los primeros efectos
del fenómeno de El Niño.

El BID es la primera fuente de financiamiento internacional
del país. Ecuadoradio

Perú: las secuelas de El Niño *

El gradual alejamiento del fenómeno climático El Niño, cuyos
efectos causaron unos 300 muertos en Perú desde diciembre,
permite el regreso de algunas especies pelágicas, como la
anchoveta y la sardina.

La pesca, el sector que más divisas genera a Perú, cayó en
enero y febrero 78 y 46 por ciento, respectivamente,
básicamente por el impacto que la virtual desaparición de la
anchoveta tuvo en la industria harinera.

Según los estudios del Instituto del Mar del Perú, la
evolución de las condiciones oceanográficas en el Pacífico
Ecuatorial indica que El Niño está en su etapa de declive
desde febrero y está dando paso al afloramiento de aguas frías
y la reducción de las condiciones cálidas en el norte del
país. Ansa

Argentina: las cosechas se pierden *

La situación de miles de productores de todo el país sigue
siendo crítica por el avance de las aguas. En la mayoría de
las zonas que aún permanecen inundadas la característica común
es que las lluvias fueron el doble en cantidad respecto de los
registros normales para esas áreas actualmente afectadas.

El presidente Carlos Menem recibió en Olivos al gobernador
chaqueño Angel Rozas, que le hizo varios pedidos al primer
mandatario, casi todos concedidos.

Rozas solicitó al mandatario que se homologue la emergencia
agropecuaria para su provincia; que el banco de la Nación
atienda con líneas de créditos a los productores y que se
construya el tercer y cuarto tramo del canal Línea Paraná.

Chaco tiene perjudicadas por las inundaciones unas 135.000
hectáreas, en su gran mayoría de algodón. También en el sur de
Córdoba la situación es severa. Unas 543 explotaciones
agropecuarias están con el 50 por ciento más de agua y la
mayoría de las 100.000 hectáreas corresponden a girasol. La
Nación, GDA

180 millones para reabrir las escuelas *

Más de 180 millones de sucres. provenientes de aportes
nacionales e internacionales, serán destinados a la
reconstrucción de 632 establecimientos educativos, que fueron
afectados por el invierno.

La ayuda se enviará a los locales escolares de las provincias
del Litoral y de la Sierra, que han sido destruidas por el
temporal, según confirmó el director nacional de la Dinace,
Gustavo Porras.

En Esmeraldas serán rehabilitadas 43 escuelas´152 en Manabí,
84 en Los Ríos, 160 en Guayas, 58 en El Oro, 39 en Pichincha,
8 en Cotopaxi, 14 en Chimborazo, 27 en Bolívar, 34 en Loja y
13 en Cañar. Un préstamo entregado por el Gobierno de Japón,
por un monto equivalente a 30 millones de sucres, permitirá la
rehabilitación de otras 50 escuelas en la provincia de Guayas.


Reciclaje para obtener más fondos *

Para ayudar en la reconstrucción de escuelas afectadas por el
fenómeno de El Niño, Andrea Bernal, Reina de Guayaquil, invita
a la ciudadanía a unirse a su campaña de reciclaje.

Durante un mes, a partir del 18 de abril, Bernal, su
voluntariado y la empresa Reipa se dedicarán a recoger el
material reciclado en diversos sectores de Guayaquil. Con esta
medida se pretende colaborar con las escuelas perjudicadas a
más de desarrollar en la comunidad el hábito de separar papel,
plástico, vidrio y metal.

Este sábado se inicia la recolección en Urdesa. Quienes
quieran colaborar pueden ir al Parque de Urdesa donde estará
el camión de Reipa. La reina invita a las empresas públicas y
privadas, así como a las personas particulares que quieran
participar de esta campaña. La ofertas de material reciclable
pueden hacerse a través de los siguientes números telefónicos:
389257 ó 280381, en Guayaquil. Redacción Guayaquil

Esmeraldas: 200 damnificados exigen casas gratuitas

Más de 200 personas se reunieron el domingo en las afueras del
Municipio de Esmeraldas, para coordinar acciones y exigir a
las autoridades provinciales la atención y entrega de
artículos básicos.

El pedido mayor no son raciones alimenticias y ropa, pues
todos quieren que se les entregue tierras y viviendas
gratuitas. Clara Tobar, mientras jugaba con sus pequeños hijos
que parecían muñecos de ébano, repetía: "Yo no quiero esos
trapos, he lavado ropa ajena y luego de 25 años terminé mi
casita de madera en Iris Alto".

Ese barrio popular se ubica en la loma entre las calles 6 de
Diciembre, 10 de Agosto y 9 de Octubre. Allí, el Viernes Santo
la mayoría de las viviendas empezó a cuartearse. Y, tras el
aguacero que cayó la madrugada y casi todo el día domingo, las
casas se fueron al suelo. La vivienda de Clara es una de las
50 que hoy no son más que escombros.

Los damnificados también esperaron ayer al gobernador Marcos
Coronel durante 4 horas, para presentarle sus planteamientos.
Desde la puerta del edificio de la Gobernación, Coronel subió
acompañado por los dirigentes y decenas de afectados por la
severa temporada invernal.

El funcionario reveló que "el presidente Fabián Alarcón hace
las gestiones necesarias para conseguir un préstamo externo no
reembolsable". Los recursos se invertirían en la compra de 30
ó 40 hectáreas, para entregárselas a los evacuados.

Al principio de la reunión, los aplausos no se hicieron
esperar, pero fueron apagándose conforme Coronel anunciaba que
las casas no serían gratuitas y que cada posible beneficiado
deberá analizar su capacidad de pago.

Para la construcción de casas hay 2 opciones. Una, el programa
habitacional Cristo del Consuelo, que dirige el obispo de
Esmeraldas, Jaime Arellano. Y dos, con la colaboración del
Miduvi.

Aún no ha sido posible precisar el numero de evacuados. La
Facultad de Sociología de la Universidad Luis Vargas Torres
realiza esta tarea.

Los damnificados amenazaron con adoptar medidas de hecho, en
caso de ser engañados.

A causa de los aguaceros del domingo, las calles de la capital
esmeraldeña están cubiertas de lodo.

El alcalde encargado Oswaldo López dijo que es imposible
limpiar las vías de la ciudad por las constantes lluvias y por
la escasa maquinaria que dispone el Municipio. A esto se suma
el paro de "brazos caídos" que, desde hace tres meses,
mantienen los empleados municipales, que no han cobrado sus
sueldos atrasados. Redacción Esmeraldas

En Puyo falta el agua

Los efectos del aguacero que cayera durante ocho horas
consecutivas en el centro de la Amazonia, entre la noche del
sábado y la madrugada del domingo, son devastadores.

Ayer las autoridades de la Defensa Civil de las provincias de
Pastaza y Morona Santiago realizaron una evaluación inicial.

El coordinador de la Defensa Civil de Pastaza, Patricio
Jácome, confirmó que la cifra de damnificados en Puyo asciende
a 57. Todos residían en el barrio popular La Isla, pero fueron
obligados a abandonar sus viviendas para evitar posibles
riesgos.

El alcalde de Puyo, Raúl Valverde, alertó que es necesario
proteger el puente sobre el río Pindo Grande, en el barrio El
Recreo. Si no se adoptan las medidas para asegurar su
reforzamiento, esa estructura corre el riesgo de irse abajo y
dejar aislados a alrededor de 4.000 pobladores.

El Municipio de Puyo aprobó un contrato para la construcción
de un muro de gaviones para ese puente, pero los trabajos aún
no comienzan.

Puyo también sufre un desabastecimiento de agua. Desde antier,
este servicio se suspendió de forma parcial. La causa: un
deslave de grandes proporciones provocó los daños en la planta
de tratamiento de aguas y, además, enterró un tramo de los
ductos

Además de las pérdidas millonarias aún no cuantificadas, el
temporal destruyó seis viviendas y provocó la desaparición de
una persona. Se trata de Luis Sigüenza, morador del cantón
Palora, al norte de Morona Santiago, que fue arrastrado la
mañana del domingo por las correntosas aguas del río Pastaza.

Sigüenza intentaba cruzar el río en la gabarra, de propiedad
del Municipio de Palora, pero fue arrastrado por las aguas.
Redacción Puyo

La Central Paute, aislada

Las lluvias no dan tregua en Azuay. Esta vez un deslave de
proporciones dejó incomunicada a la Central Hidroeléctrica
Paute, la madrugada de ayer.

El derrumbe se presentó en la vía que permite el acceso al
campamento de Guarumales. Alrededor de 150 metros cúbicos de
tierra y otros materiales bloquearon la carretera.

Por las continuas lluvias caídas en la zona durante el fin de
semana, se estima que la montaña se vino abajo y los montones
de tierra cubrieron una de las bodegas y uno de los dormitorio
destinados a los guardias de seguridad.

En la bodega afectada permanecían los equipos de computación,
que guardan valiosa información técnica referente a la central
hidroeléctrica.

Las autoridades de la III División de Ejército Tarqui
señalaron que entre los escombros se hallaban cinco elementos
del servicio de guardia. Ayer se inició la remoción del lodo
para rescatar a las personas atrampadas. Se verificó que los
guardias presentan heridas de diversa gravedad.

Un transformador de energía eléctrica que abastece al
campamento también fue afectado.

El campamento permanece aislado. Tampoco existe paso a la casa
de máquinas de la Central Paute. Para evitar los problemas de
mantenimiento los técnicos que salieron durante el fin de
semana hacia Cuenca debieron retornar en helicóptero. El resto
del personal tendrá que esperar a la apertura de la vía.

Los funcionarios del Instituto Ecuatoriano de Electrificación
(Inecel) Cuenca se trasladaron hasta el lugar para realizar
una evaluación de los daños. Pero hasta el cierre de esta
edición no retornaron. Las comunicaciones telefónicas con la
Central también quedaron interrumpidas. Redacción Cuenca
(Texto tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.