IISS: Cooperación multilateral en América Latina, más ambición que realidad


Publicado el 08/Marzo/2011 | 11:40

LONDRES. América Latina avanzó en la cooperación multilateral en el ámbito de la seguridad en 2010, alentada por un contexto económico mundial difícil, pero continúa existiendo "una brecha importante entre ambición y realidad", juzgó este martes el Instituto de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés)

"Las restricciones económicas resultaron importantes para fomentar mejores relaciones entre los Estados al alentar tanto limitaciones en el gasto militar como compromisos pragmáticos en la búsqueda de comercio y otros beneficios económicos", afirmó el IISS, en su balance estratégico anual.

Sin embargo, agrega, que pese a esta reactivación del "interés en la gestión multilateral de la seguridad regional, sigue habiendo una brecha importante entre ambición y realidad" en el subcontinente.

A pesar de la mejoría de las relaciones entre Colombia, Ecuador y Venezuela, que el IISS considera que "tuvo poco que ver con la mediación multilateral", la región hay todavía disputas pendientes entre gobiernos a nivel regional, incluida la fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua, e incluso internacional, como la reivindicación diplomática argentina sobre la soberanía de las islas Malvinas en poder de Gran Bretaña.

En el lado positivo, el informe destaca al Consejo de Defensa Sudamericano (CDS), la instancia de consulta, cooperación y coordinación en materia de defensa de los 12 países miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), y sus acuerdos para aumentar la transparencia en lo relativo a los gastos, las estrategias y las operaciones militares.

Esta creciente integración subregional quedó ilustrada en los esfuerzos conjuntos de asistencia humanitaria tras los terremotos de Chile y de Haití, y en la recuperación de Misión de Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH).

El IISS lamenta que no haya "el mismo impulso hacia un consenso regional en materia de defensa en centroamérica o el Caribe".

El informe señala por otra parte que, aunque Latinoamérica en general, con excepción de Venezuela, salió más airosa de la crisis que otros continentes, la situación económica global se reflejó en los presupuestos de defensa.

"Los presupuestos de defensa tanto en relación con el Producto Interior Bruto (PIB) como con los presupuestos globales siguieron siendo los mismos en términos generales", señala el informe.

La región gastó 58.736 millones en defensa en 2009, el año en que se basa el IISS, lo que representa en promedio un 1,38% de su PIB, contra 57.736 millones un años antes (1,35% del PIB).

Brasil, el gigante sudamericano, es responsable de casi la mitad de este gasto -25.984 millones-, en el marco de su Estratagia Nacional de Defensa, que incluye un importante plan de inversiones para modernizar sus fuerzas armadas.

Le siguen de lejos por Colombia (9 603 millones), Chile (5 044 millones), México (4 769 millones) y Venezuela (3 316 millones).

En el caso de Venezuela, el único país sudamericano en recesión en 2010, "la situación económica calamitosa obstaculizó su búsqueda de mejores capacidades militares", estimó el IISS.

A pesar de todo, el país siguió armándose debido a las entregas de "contratos existentes con España y China, y nuevas adquisiciones a Rusia facilitadas por la extensión de una generosa línea de crédito", según el IISS, que estima que la incapacidad para pagar las deudas "podría afectar su capacidad para firmar nuevos contratos" en el futuro. (AFP)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.