Hacia Una Politica De Vivienda En El Centro Historico


Publicado el 26/Marzo/1991 | 00:00

Quito. 26.03.91. Una nueva política sobre la vivienda del
centro histórico es una de la metas del Municipio de Quito, en
la que trabaja al momento con el Banco Ecuatoriano de la
Vivienda, BEV.

La acogida a esta propuesta ha sido "excelente" porque se
"merece que las viviendas del centro histórico reciban un
tratamiento especial y que sus habitantes puedan acceder a
créditos" dijo a HOY Evelia Peralta, funcionaria de la
Dirección de Planificación del Municipio.

"Si esto no sucede las casas se desmejorarán, el ambiente se
empobrecerá y el patrimonio de la humanidad no se conservará".

En la actualidad el Municipio y la Dirección de Planificación
cuentan con un inventario de las viviendas y saben qué
problemas tienen: si son estructurales, de techos, en las
paredes, falta de servicios higiénicos.

El inventario ha establecido cuáles son las viviendas que
carecen de servicios higiénicos, y para ellas se ha abierto
una línea de crédito y el Municipio dará su asesoría para que
las remodelaciones sean adecuadas.

Reconstrucción sí, pero apropiada

Según Peralta, arquitecta profesional, algo que atenta contra
la conservación del centro es la introducción de técnicas
incompatibles con las constructivas originales en su
remodelación o reconstrucción. El uso de esas técnicas
incompatibles, como por ejemplo en un muro de adobe introducir
hormigón, conducen a su destrucción. "Resulta que se crean
resistencias diferentes que por el paso del tiempo o por un
sismo pueden constituir un peligro". Frente a esa realidad el
Municipio asesora a la población para que ejecute soluciones
adecuadas. La idea es conformar centros de asesoría técnica y
de gestión de crédito en forma conjunta con personal de la JNV
y del Municipio, analizar cada caso y atender las solicitudes.

El caso de la Loma Grande

El caso de la Loma Grande, visto en el contexto del centro
histórico, "no es de los extremadamente críticos en materia de
vivienda. En un panorama general del centro histórico vemos
que es muy alto el nivel de inquilinato, pero en la Loma es
algo más bajo. Es decir que hay un mayor índice de
propietarios que la media y eso da más posibilidades de
ejecutar un plan piloto en la Loma" precisó Evelia Peralta.

Aunque la Loma presenta los mismos problemas que el resto del
centro, algunos son menos agudos. Hay otras áreas del centro
que se han deteriorado mucho más, por haber sido convertidas
en bodegas.

Peralta dirige el programa de rehabilitación de la plaza de
Santo Domingo, su entorno y la Loma, un proyecto piloto
integral.

Es integral, comentó Peralta, porque ha enfocado no solo
factores de orden físico espacial sino de desarrollo. A la
par que interesa recuperar y conservar los edificios de valor
histórico y los espacios urbanos interesa también el
desarrollo, motivar a la población a que mejore sus
condiciones de vida, tanto en empleo y capacitación como en
medio ambiente.

Fue seleccionada la Loma para este proyecto por ser un barrio
que conserva sus características sociales, morfológicas y
urbanas como tal, y por su cercanía a la plaza de Santo
Domingo. La plaza forma parte de la zona de primer orden del
centro histórico y, junto con las plazas Grande y de San
Francisco, está entre las tres más importantes.

Rasgos especiales

Ciertas características especiales, además de las indicadas
tiene la Loma. En este barrio, según Peralta, se da un caso
que responde al proceso histórico de la Loma. Desde el arco
de Santo Domingo hacia la Mama Cuchara el tamaño de los lotes
y la superficie constructiva disminuyen su tamaño.

También en la Loma estuvo el primer barrio obrero de Quito,
hecho durante la alcaldía de Jacinto Jijón, entre 1930 y 1935.
Primero fue conocido como Villa Encantada, pero finalmente se
le denominó Barrio Obrero porque las características de las
casas hicieron que fueran ocupadas por asalariados y cambiaron
el nombre original de la zona.

Las casas eran pequeñas, modestas, la mayoría de una sola
planta, con alrededor de 70 a 100 metros de superficie. Sin
embargo hay muchas casas hermosas con jardines, patios;
muchísimos pasajes.

Aun hoy es un barrio hermoso con vistas increíbles.

La Loma desde el punto de vista de la vivienda presenta
iguales características. Ya en el año 1900 la calle Rocafuerte
estaba trazada y había casas bordeándola, al igual que
algunas calles transversales.

Planes de mejoramiento

Entre los planes de mejoramiento municipal en la Loma está el
proyecto para iluminación de pasajes pequeños y calles
principales. Y, por pedido de los moradores, el mejoramiento
de las escalinatas, ensanchamiento y arborización de los
taludes, pues hay un déficit de espacios verdes.

Evelia Peralta, coordinadora del proyecto, anunció que para
mejorar esta falta de zonas verdes y recreativas algunos
espacios serán adquiridos para destinarlos a zonas verdes,
deportivas, porque las canchas están en las calles.

Mientras más proximidad hay hacia la Mama Cuchara los espacios
verdes desaparecen. De las 660 casas del sector solo 12
conservan la huerta, como patio arbolado, con vegetación.

Casa cultural barrial

El proyecto también comprende la valorización del eje de la
Rocafuerte hasta la Mama Cuchara, a través de estudios de
color y de apoyo al mejoramiento de los servicios
que se dan allí (restaurantes, comercios). En el corazón de
la Loma Grande, para fortalecer la actividad barrial y
cultural, se creará en el antiguo local de la clínica Pasteur
la casa cultural barrial. La intención es que ella trascienda
el barrio y se dirija a la ciudad. En este sentido, este
centro cultural dará capacitación y desarrollará actividades
culturales para el barrio pero no morirá en esta dimensión
sino que servirá para actividades extrabarriales, pues un
barrio no es una isla. "Pensamos que esta casa de la cultura
tendrá actividades de danza, teatro abiertas a todo el
público, espacios destinados para capacitación de mujeres,
sala de uso múltiple, locales para asesoría legal, sicológica
y médica para los habitantes del barrio, etc." precisó Peralta.

Será una casa con administración tripartita, entre el barrio,
el Municipio y los artistas.

LA LOMA EN CIFRAS

Alrededor de 20 mil personas recibe la Loma, durante el día.
De ellas 10 mil son sus moradores habituales y el resto una
población flotante que acude a beneficiarse de algunos de los
servicios, especialmente educativos que ofrece ese barrio
quiteño.

Según los vecinos de la Loma el barrio tiene una vocación
cultural pues en él hay como 20 planteles educativos entre
jardines de infantes, guarderías, escuelas, colegios diurnos,
vespertinos y nocturnos. A ellos acuden niños y jóvenes no
solo del centro de Quito sino de otras zonas de la ciudad.

622 edificaciones existentes han sido identificadas en la
Loma, en un estudio hecho por el Municipio de Quito, que ha
aprovechado información del Proyecto Ecuabel.

El sector de estudio abarca un área de 40 hectáreas, y 510
viviendas, informó a HOY Patricio Guayasamín, arquitecto,
responsable de algunos proyectos de equipamiento comunitario
en el sector de la Loma.

Uno de los factores estudiados fue la presencia de
propietarios en el sector. Se detectó que de las 510 viviendas
apenas 250 son ocupadas por sus dueños.

"De alguna manera eso nos da la idea de que el grado de
deterioro no es tan crítico como en otros sectores donde las
casas están abandonadas por sus propietarios" dijo Guayasamín.

La mayoría de propiedades son de un solo dueños. Según el
régimen de propiedad siguen luego los propietarios religiosos
y luego los estatales.

De las 510 viviendas investigadas el 29 por ciento presentan
un estado de conservación regular; en mal estado se
detectaron pocas vivienda, el 2 por ciento, (12 viviendas), y
el 63 por ciento están en relativo buen estado.

Los materiales predominantes en las edificaciones también fue
investigado. El 79 por ciento de las 510 viviendas tienen
cubierta de teja. Un pequeño porcentaje son zinc y mixto como
teja más asbesto o losas de hormigón armado.

El 48 por ciento de las casas tienen una estructura de adobe,
eventualmente tapial; 22 por ciento una técnica mixta: adobe
más ladrillo; el 15 por ciento estructura exclusivamente en
ladrillo y apenas 70 edificaciones con elementos de hormigón
armado o bloque.

Eso no quiere decir que las adecuaciones al interior de las
viviendas hayan sido efectuadas con material tradicional sino
con técnicas nuevas de hormigón y losas.

Las nuevas edificaciones se hallan en la periferia de la Loma.

En cuanto a servicios higiénicos se detectó que en pocos casos
existe todavía el sistema de baterías sanitarias
comunitarias.

Sin embargo aún hay situaciones críticas, como que un inodoro
sirva para seis, siete familias.

Las lavanderías son en general de uso comunitario.

Existen redes de infraestructura sanitaria y agua potable,
pero sin ser su estado crítico son sistemas antiguos que
continuamente se dañan.

Pero no nay quejas sobre falta de agua potable.

Hay una línea de transporte que hace el recorrido desde la
plaza de Santo Domingo, sigue por la Rocafuerte, Rivera y
llega hasta su estacionamiento. Es la línea Vicentina -la Loma.

Durante el día hasta las 16h00 o 18h00 parece que sin ser
óptima la frecuencia de salida de buses sí cubre la demanda,
pero en la noche la gente se ve abocada a hacer su recorrido a
pie desde Santo Domingo.

Otro punto de acceso a la Loma es por la Marín, por
escalinatas y a pie. El barrio se caracteriza por la serie de
escalinatas. Actualmente no hay ninguna vía de comunicación
vehicular entre la Rocafuerte y la avenida Cumandá para ir al
terminal. Peatonalmente sí.

Hay muy pocos terrenos baldíos en el sector y también muy
pocas casas abandonadas.

Departamentos de dos dormitorios se arriendan en 60 mil
sucres, sobre todo en el sector este que es de vivienda
unifamiliar y bifamiliar.

Vivienda, educación, hotelería, restaurantes, cafeterías son
las principales funciones de uso de las viviendas en la Loma.

Predominan las casas de dos pisos y de un piso. hay pocas de
tres y cuatro pisos. Solo los multifamiliares de la Mutualista
Benalcázar tienen cuatro pisos.

En la Loma se hizo el primer taller de asesoramiento técnico
y capacitación para el mejoramiento de la vivienda. Asistió un
grupo de moradores de la Loma. algunos propietarios e
inquilinos y se les indicó como solucionar algunos problemas
en las viviendas.

Hay problemas sencillos que con medidas sencillas tomadas por
los propios moradores se arreglan y otras que requieren una
cierta inversión pero que mejorarían sustancialmente el
ambiente en que viven. (C-8)

Ciudad N/D



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990