Gutiérrez levanta estado de emergencia


Publicado el 16/Abril/2005 | 00:00

Esta iniciativa del ejecutivo propone la realización de una consulta
popular para que sea el pueblo el que escoja a los nuevos magistrados de la CSJ.
Empero, algunos sectores opositores como el Partido Social Cristiano del ex presidente León Febres Cordero anunciaron que no concurrirán al
Congreso el domingo.
El ministro de Gobierno, Oscar Ayerve, dijo que "en estos momentos el país está sin Corte Suprema" y urgió a los parlamentarios para que encuentren el mecanismo que permita designar una nueva que sea independiente.Mientras tanto, muchos quiteños recorrían las principales calles de la capital en sus automóviles mientras hacían sonar los pitos y las bocinas y lanzaban gritos de "abajo el dictador" y "Lucio fuera".
Además, el Palacio de Carondelet, sede del gobierno, en el centro histórico de Quito está cercado con cordones de alambre de púas y mallas metálicas en dos cuadras a la redonda, y unos 200 policías y soldados. Pese a haber revocado el estado de emergencia, sus opositores siguen pidiendo su renuncia."Por amor a Ecuador debe dar la salida digna que la crisis requiere, y esa salida es la presentación de su renuncia", afirmó el alcalde capitalino, Paco Moncayo. "Lucio se ha quitado la máscara y se ha mostrado en toda la dimensión de un dictador", dijo el constitucionalista y ex presidente de la Corte Suprema, Carlos Solórzano.A las voces de rechazo a las decisiones de Gutiérrez se sumó la del vicepresidente de la República, el médico Alfredo Palacios quien declaró a la AFP: "Rechazo, como el que más, el estado dictatorial a que se está sometiendo al pueblo ecuatoriano". Palacios mantiene un distanciamiento con el presidente, luego de que en 2002 fuera elegido como compañero de fórmula de Lucio Gutiérrez. (EFE)


Rodeado del alto mando militar de las Fuerzas Armadas (Ejército, Marina y Aviación), anoche, el presidente Lucio Gutiérrez cesó a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de facto y declaró el estado de emergencia en el Distrito Metropolitano de Quito.
A las 21:30, el primer mandatario, quien lucía la banda presidencial, apareció en una cadena nacional para leer el decreto 2752 en el cual también estableció a Quito como zona de seguridad y dispuso la movilización, desmovilización y requisiciones necesarias.
Dentro de los ocho artículos también se limita los derechos civiles establecidos en el artículo 23, numerales 9, 12, 13, 14 y 19 de la Constitución y dispone que la Fuerza Pública, a través del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, controle y mantenga el orden constituido. La responsabilidad del cumplimiento de este mandato recae directamente en los ministros de Gobierno, Óscar Ayerve, y de Defensa Nacional, Nelson Herrera, quienes también suscriben el documento.
Dentro de las argumentaciones que presentó, señala que, pese a que el Ejecutivo envió al Congreso Nacional el proyecto de Ley Orgánica Reformatoria de la Función Judicial, con el propósito de viabilizar la inmediata cesación de los magistrados, los diputados "hasta la presente fecha" no lo han resuelto y "resulta imperioso obedecer el pronunciamiento de la ciudadanía de Quito y de la República, que rechaza el funcionamiento de la actual CSJ"
El presidente Gutiérrez se amparó en los artículos 180 y 181, numerales 4, 6, 7, 8, 182, 183 y 184 de la Constitución y la Ley de Seguridad y su reglamento.
El artículo 180 expresa que el presidente podrá declarar el estado de emergencia en caso de "inminente agresión externa, guerra internacional, grave conmoción interna o catástrofes naturales".
El artículo 181 le da al presidente las atribuciones de: "Decretar la recaudación anticipada de impuestos y más contribuciones; invertir en la defensa del Estado ... los fondos públicos destinados a otros fines, excepto los correspondientes a salud y educación; trasladar la sede del Gobierno a cualquier lugar del territorio nacional. Además, el mandatario podrá disponer la censura previa en los medios de comunicación social; suspender o limitar algunos de los derechos ciudadanos, como el de libertad de opinión y de pensamiento en todas sus formas, el de inviolabilidad domiciliaria y de correspondencia y el derecho de transitar libremente por el territorio nacional, el derecho de asociación y reunión, entre otros.

Derechos que se pierden

En el artículo 23 de la Carta Política se establece cuáles son los derechos civiles de las personas y la obligación del Estado de reconocerlos sin perjuicio de los derechos establecidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales vigentes. Sin embargo, de acuerdo a lo que estableció el régimen en el decreto de emergencia, no está vigente en Quito las siguientes garantías:
"Numeral 9.- El derecho a la libertad de opinión y de expresión del pensamiento en todas sus formas, a través de cualquier medio de comunicación, sin perjuicio de las responsabilidades previstas en la Ley. La persona afectada por afirmaciones sin pruebas o inexactas, o agraviada en su honra por informaciones o publicaciones no pagadas hechas por la prensa u otros medios de comunicación social, tendrá derecho a que estos hagan la rectificación correspondiente en forma obligatoria, inmediata y gratuita, y en el mismo espacio o tiempo de la información o publicación que se rectifica
Numeral 12.- La inviolabilidad de domicilio. Nadie podrá ingresar en él ni realizar inspecciones o registros sin la autorización de la persona que lo habita o sin orden judicial, en los casos y forma que establece la ley.
Numeral 13.- La inviolabilidad y el secreto de la correspondencia. Esta sólo podrá ser retenida, abierta y examinada en los casos previstos en la ley. Se guardará el secreto de los asuntos ajenos al hecho que motive su examen. El mismo principio se observará con respecto a cualquier otro tipo o forma de comunicación.
Numeral 14.- El derecho a transitar libremente por el territorio nacional y a escoger su residencia. Los ecuatorianos gozarán de libertad para entrar y salir del Ecuador. En cuanto a los extranjeros, se estará a lo dispuesto en la ley. La prohibición de salir del país solo podrá ser ordenada por juez competente, de acuerdo con la ley.
Numeral 19.- La libertad de asociación y de reunión, con fines pacíficos".
Para que estos vuelvan a regir, el decreto de emergencia deberá ser derogado por el propio presidente o el Congreso. Para ello, el Pleno deberá reunirse para conocer el documento y negarlo. (SL-PBM)

Prensa internacional se hace eco de la crisis

Las páginas electrónicas de varios medios registraron los hechos

La prensa internacional inmediatamente recogió los hechos suscitados en el Ecuador, ante la declaratoria de emergencia en Quito, por parte del presidente Lucio Gutiérrez.
En la página web de El Comercio de Perú se tituló: "Miles de ecuatorianos desafían el estado de excepción" y en la nota se describen los hechos (marchas de los quiteños con cacerolas) previos y posteriores a la decisión gubernamental.
El diario El Tiempo de Bogotá, también en su versión electrónica, recoge la crisis política que atraviesa el país, y hace hincapié en el desafío del pueblo ecuatoriano que se congregó en la Tribuna de los Shyris en Quito. La nota salió bajo el título "Presidente de Ecuador declaró estado de excepción en Quito y disolvió la Corte Suprema de Justicia".
Las agencias internacionales de noticias informan con detalle lo actuado por el Gobierno nacional y exponen el significado del estado de emergencia. Estas informaciones emitidas por AFP y EFE, al cierre de esta edición, 00:30, fueron reproducidas por diarios europeos como El País de España.
En El Mundo (España) se recogieron las declaraciones del vicepresidente Alfredo Palacio, que rechazó el estado dictatorial que vive el país, y su demanda de que se regrese al estado de derecho.
A esto se sumaron una serie de llamadas de varios periódicos y noticieros de radio, como Radios Programas del Perú y la cadena RCN de Colombia, interesados en conocer, especialmente, el estado de las movilizaciones en toda la capital, así como las primeras reacciones de los dirigentes políticos, sociales y gremiales, y de juristas y especialistas, frente a la actual situación.
El Nuevo Herald (Miami, Estados Unidos), a más de contar lo sucedido, recuerda que el país atraviesa una serie crisis política, que ha sido constante en los últimos años.
Durante esta semana, The Miami Herald publicó, en primera página, una foto historia en la que se veía al alcalde de Quito, Paco Moncayo, tratando de evitar la lluvias de bombas lacrimógenas durante el paro de 24 horas de Quito, del miércoles anterior.
La revista The Economist también publicó un análisis frente al regreso de Abdalá Bucaram. (MDS-DC-SL)

Corte de facto deja un cuestionado legado

Se rumoreó que Guillermo Castro Dáger viajó a México ayer’

Luego de 127 días de que una mayoría del Congreso (Prian, SP, G-7, G-5, CFP, PRE) eligiera a la actual Corte Suprema de Justicia (CSJ) de facto, a través de una resolución, el presidente Gutiérrez decidió cesarla por medio de un decreto ejecutivo.
Durante estos cuatro meses, la Suprema de facto tuvo dos presidentes: Ramón Rodríguez, propuesto por el jefe de Estado, como aquel reconoció, quien duró un mes en el cargo y renunció aduciendo falta de transparencia en la elección de vocales de la Judicatura; y Guillermo Castro, amigo cercano de Abdalá Bucaram.
Castro, quien afirmó en su momento que solo lo removería Dios, permitió el regreso de Abdalá Bucaram, Gustavo Noboa y Alberto Dahik, sobre quienes pesaban procesos penales.
El 29 de marzo dictó las providencias respectivas con las cuales nulitó los juicios en contra de los dos ex mandatarios y del ex vicepresidente. En el caso de Bucaram argumentó que no hubo autorización por parte del Congreso para su enjuiciamiento penal. También decidió no dar paso a ningún recurso interpuesto por la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría, para garantizar que su decisión quede en firme. Luego de ello, ordenó el archivo de los casos.
Hasta ayer, no obstante, se tramitaba una recusación contra Castro, interpuesta por la Contraloría al presidente subrogante, Francisco Icaza (Prian), para impedir que el presidente de la CSJ continúe conociendo estos procesos.
En febrero pasado, en cambio, amenazó con enjuiciar a los detractores de la Suprema. Además, por tres ocasiones dictó orden de prisión en contra de José Gallardo, ex ministro de Defensa, dentro del juicio por la presunta adquisición de armas obsoletas en la guerra de Cenepa. Esto a pesar de que la Alcaldía de Quito le dictó los hábeas corpus a su favor.
En marzo también ordenó la libertad de Oswaldo Gallo, de Cero Corrupción, acusado de presunto intento de asesinato en contra del presidente de la Federación de Judiciales, Luis Muñoz. Y, esta semana, sancionó a José Robayo y Germáncio Maya, vocales de la Judicatura, por liderar el paro de los judiciales. También se destituyó a los ministros de cortes superiores Alberto Moscoso, Hugo Darquea, Alberto Palacios, Fernando Casares. (SL-MAR)

LAS REACCIONES DE LOS SECTORES POLITICOS Y SOCIALES DEL. PAIS

l "Es un día memorable, finalmente el dictador se sacó la máscara", aseguró Blasco Peñaherrera, presidente de la Cámara de Comercio de Quito. Afirmó que el Congreso debe revocar el decreto de emergencia y cesar a la Corte de facto por resolución. Aseguró que la chispa se encendió en Quito: "es la plena representación de la democracia"

l Fernando Cordero, ex alcalde de Cuenca, rechazó la medida de Gutiérrez: "Hizo público y visible un acto dictatorial". Se mostró crítico al asegurar que las movilizaciones de los quiteños son el síntoma de crisis de la clase política del país. Citó al maestro Simón Rodríguez: "Habrá que inventar algo, pero no es la asamblea -dijo- que tanto desgastaron los políticos".

l De "insólito" calificó el alcalde de Quito, Paco Moncayo, a la resolución del presidente de cesar la Corte de facto. Anunció que convocó al Concejo Metropolitano para analizar esta ilegalidad, pues "Gutiérrez no tiene ninguna competencia legal". Se mostró apenado de que el Mando Militar "haga presencia en la irregularidad". Expresó que hay dictadura desde que se nombró la Corte de facto; pero ahora se desenmascaró".

l El diputado socialcristiano Javier Neira no dudó en calificar al Gobierno de dictatorial: "El presidente está aterrado y el decreto de emergencia y cesación de la Corte no son más medidas para contrarrestar la efervescencia del pueblo". Además, dijo que el decreto pone al descubierto y "de cuerpo entero a un mandatario sin voluntad democrática".

l "Una estupidez no se cura con otra estupidez" fue lo primero que dijo el alcalde de Guayaquil ante la medida de Emergencia. Jaime Nebot convocó al Congreso Nacional a reparar este daño. Dio dos salidas: el cese de la resolución inconstitucional que designó la Corte de facto y dar paso a la designación de nuevos magistrados, quienes deben cumplir severos requisitos.

l El ex ministro de Defensa José Gallardo se mostró indignado al ver al Mando Militar "de escudo de un dictador desvergonzado, cuando las Fuerzas Armadas están llamadas para otros menesteres, ante todo estar al lado del pueblo". Gallardo permaneció durante la noche junto a los ciudadanos que exigían la salida del presidente Gutiérrez. Aclaró: "No hay razón para este decreto".

l El vicepresidente, Alfredo Palacios, expresó el respaldo a las protestas de Quito. "¿Quién le dijo al presidente Gutiérrez que tiene atribuciones para cesar a la Corte?", repitió varias veces en una entrevista en Canal Uno. Demandó al Congreso y al presidente a "tener una actitud digna para derogar este decreto. La inconstitucionalidad del 9 de diciembre no se justifica con la inconstitucionalidad de hoy (ayer)".

l Álvaro Noboa, ex candidato a la Presidencia, se dirigió "con Dios" al pueblo, rechazando la inconstitucionalidad y dictatorial actitud del presidente. Señaló que lo que pasa en el país ocurre porque los ecuatorianos no lo eligieron presidente a él. Concluyó aseverando que su partido seguirá trabajando por el pueblo para evitar "estas trincas".

l "No pasa absolutamente nada", dijo de manera tajante José Guerrero, asesor de la presidencia de la República: "El presidente Gutiérrez cumple con el mandato constitucional de respetar y hacer respetar la ley en el artículo 180. Se acabó el problema. Muerto el perro se acabó la rabia, ya no hay la Corte del "Pichi". Agregó que "el pueblo ecuatoriano está siendo manipulado".

l "Hace 5 días dije que el pueblo de Quito tumbaría a Gutiérrez y sucedió. Pues, el 75% de ecuatorianos quiere que se vaya. En homenaje a esto el Congreso Nacional debe autocombocarse para sesionar hoy en el Palacio Legislativo para revocar el decreto presidencial. El Alto Mando Militar es corresponsable de lo que ocurre en el país en estos momentos", dijo León Febres Cordero.

l El diputado del PSC Marcelo Dotti dijo: "Quito ha puesto contra la pared a Lucio Gutiérrez, él sabía que si esta actitud de la gente se repetía por unos pocos días más él se caería, por eso tomó esta decisión desesperada, tonta e inconstitucional". El Congreso Nacional puede revocar este decreto con 51 votos. Este momento deben estar haciendo maletas y regresar a Quito para salvar al país".

l El presidente del Congreso, Omar Quintana, rechazó cualquier posibilidad de convocar a un Congreso extra este fin de semana, como lo exige la oposición. "Pueden irse al Panecillo o dónde quieran. Hay que seguir ciertos procedimientos, no vamos permitir que estos golpistas (ID y PSC) sigan haciendo lo que quieran", dijo.

La cadena desata la dignidad quiteña

La tercera jornada nocturna de protestas fue más intensa que las dos anteriores: las principales vías se congestionaron, aumentó el número de personas de la tercera edad y niños que participaron en las manifestaciones. No se reportaron heridos de gravedad. La Policía actuó con prudencia. La congestión telefónica fue en aumento conforme avanzaban las horas de la noche y cuando se anunció el estado de emergencia para Quito

A las 21:30 el presidente Lucio Gutiérrez anunció el estado de emergencia para Quito. Entonces, los manifestantes capitalinos intensificaron la protesta: los pitos de los vehículos se hicieron sentir con más fuerza, se congestionaron las calles y los sitios de concentración recibieron a más ciudadanos.
A partir de ese momento, las llamadas telefónicas, los mensajes por celular, los avisos por las radioemisoras se incrementaron. Todo con un solo objetivo: rechazar la decisión de declarar la emergencia al Distrito Metropolitano.
Asimismo, la circulación vehicular se incrementó en la zona de La Mariscal y de La Carolina. Miles de personas se dirigieron a la avenida De los Shyris para expresar su inconformidad con la medida.
En los alrededores de las instalaciones de radio La Luna, alrededor de las 20:00, se dio una alarma: un grupo de 40 personas intentaban atacar a los periodistas de ese medio con armas y antorchas. Se dijo que estaban en estado etílico. Al parecer formaban parte del grupo Cero Corrupción y lo encabezaba el teniente coronel (en servicio pasivo) Eddie Sánchez, director del IESS y representante del presidente de la República ante el Consejo Directivo del Seguro Social.
Los llamados del director de La Luna para que la Policía, Cruz Roja y 911 acudieran al sitio fueron insistentes y un gendarme ofreció enviar un patrullero. Sin embargo, fueron los pobladores los que defendieron a la emisora e hicieron correr a los atacantes que habían llegado al sitio en tres buses del ORI y otras entidades estatales. Según Ataulfo Tobar comentó que hubo roces y puñetes antes de "poner pies en polvorosa".
Al caer la tarde, en las principales avenidas de toda la capital se escuchaban las bocinas de los vehículos. Lo mismo ocurrió en Sangolquí, Conocoto y San Rafael, donde se bloqueó la circulación por la presencia de manifestantes en los puntos de entrada a esas poblaciones.
En la avenida De los Shyris, desde las 18:00 se concentraron los manifestantes: la mayoría jóvenes entre 15 y 30 años, portando banderas del Ecuador y gritando consignas y canciones tomadas de las barras de los principales equipos de fútbol. A esa hora, unas 200 personas invitaban a los choferes a pitar en contra del Gobierno. A las 20:30 circuló el rumor de que habría una cadena nacional en la cual Gutiérrez se declararía dictador. Entonces, los gritos subieron de tono. Y cuando se escuchó la cadena nacional fue mayor la euforia y la rabia.
A las 21:30, en esa avenida del norte de Quito los manifestantes superaban los 5 mil, portando banderas tricolor, tablas, globos y pancartas y cartulinas. Todo ello sin descontar el desfile de vehículos. En los costados de la vía se parquearon más de un centenar de autos. En muchas de esas pancartas y camisetas ya se leía "¡Soy forajido y qué!"
Cristian Pazmiño, un ejecutivo de cuenta, de 23 años, junto a Ernesto de la Torre, estudiante universitario, con una camiseta del Ecuador, organizaron los cánticos y los gritos, hacían saltar y bailar. Ellos no pertenecen a ninguna organización política. Se conocieron ese instante y tomaron la decisión de organizar a la gente para ayudar a la protesta.
A las 23:30 unas 300 personas comenzaron a caminar hacia la radio La Luna, para apoyar a los periodistas de esa estación ante los rumores de que la podían clausurar.
A las 00:00 se entonó el himno nacional y poco a poco muchas personas comenzaron a abandonar la Shyris. Otras optaron por quedarse en la zona protestar y festejar por la protesta ciudadana. (OP/RGC)

INSTANTES

A las 09:30, cuando Lucio Gutiérrez declaró el estado de sitio, más quiteños salieron para unirse al resto de manifestantes que estaban concentrados, sobre todo en la Shyris y las afueras de radio La Luna.

Los reportes de la Cruz Roja y el 911 indicaron que no hubo heridos por represión policial. Solo se informó que dos personas fueron atendidas por antecedentes de problemas cardíacos.

Al sur de Quito, en El Pintado, se reportó que por lo menos 2 000 personas salieron a las calles, inmediatamente de la cadena nacional del Presidente de la República. Lo mismo ocurrió en La Villaflora.

A las 22:40, en Cumbayá, la gente empezó a llegar con cacerola en mano y tablas. También hubo concentraciones en Sangolquí y Conocoto. El "tablazo" empezó a las 21:00, en punto en todo el Distrito.

Los jóvenes se tomaron radio La Luna, a eso de las 23:00: por lo menos 10, de entre 14 y 18 años, entre chicas y chicos, seguían convocando a las más personas para que "se concentraran por el país".

A la convocatoria de movilización de radio La Luna, ayer se unieron otras emisoras: Canela, Democracia, Quito y Centro. Durante el día llamaron a la ciudadanía a participar en las marchas nocturnas.

Gabriela Espinoza (26 años), de San Isidro del Inca, de la clínica de DDHH, cree que ya no tenemos protección ni seguridad. "Ojalá se pueda convocar al resto del país y se pueda lograr algo".

Cerca de la medianoche, corrió el rumor de que el director de Radio La Luna, Paco Velasco, fue arrestado. Los rumores no fueron ciertos, pero no se hicieron esperar las llamadas de solidaridad de los oyentes.

INSTANTES

La capital se congestionó. Desde las 20:00, los habitantes empezaron a salir en sus vehículos y a pie. Como si se hubiesen puesto de acuerdo conductores de taxis y vehículos particulares pitaban.

Desde las 21:00, los radioescuchas de La Luna convocaban a las personas y lo mismo vía celular a encender las alarmas de los vehículos a las 22:30. Y así fue. Al norte y al sur sí se escucharon.

Al sur, en San Juan un grupo de 30 personas se concentró en una esquina. Escuchaban los sucesos por la radio. Más al norte, en Miraflores, se empezaron a quemar llantas luego de la medida de Emergencia.

Alrededor de 40 personas que apoyaban a Lucio Gutiérrez acudieron a Carondelet a las 20:00. Varios transeúntes gritaron en contra del Presidente y de la marcha pro Gobierno que se quedó poco tiempo.

Más entrada la noche, a la Plaza de la Independencia llegaron otros simpatizantes del Gobierno, que se identificaron como funcionarios del Ministerio de Bienestar Social y del Instituto de Seguridad Social.

En La Mariscal, luego del anuncio de la declaración de Emergencia, no se detuvo la movida típica de viernes en la noche: discotecas y restaurantes llenos. Lo que sí no dejan de sonar eran las bocinas.

A las 23:00, en La Shyris, se entonó el Himno Nacional. Hombres, mujeres, adolescentes y niños cantaron con toda su fuerza, con la mano derecha en el pecho. En un cartel se leía: "Fuera dictador".

La mayoría de manifestantes son mujeres. Por lo menos el 70%, según María T. que se comunicó a la radio para pedir al pueblo de Quito que no se deje amedrentar. Ella estaba con sus dos hijas (LM).

Las medidas de seguridad se incrementaron en los alrededores del Palacio de Carondelet. Un grupo de partidarios del presidente Gutiérrez se apostaron en los alrededores de la Plaza Grande.


Simpatizantes de Lucio llegan hasta la Plaza Grande

En el Centro Histórico se redujo el control policial. Los gendarmes tuvieron que dispersarse

A las 23:30, unas 250 personas estaban en la Plaza Grande, en la calle García Moreno, gritando consignas a favor del presidente Lucio Gutiérrez.
Media hora antes, el primer mandatario salió al balcón del Palacio de Carondelet para saludar a sus partidarios, muchos de ellos funcionarios del IESS y del Ministerio de Bienestar Social, que portaban antorchas y banderas de Sociedad Patriótica y del Ecuador.
Desde las 18:00, la seguridad se redobló en la zona con la presencia de unos 300 policías y militares. Solo dejaban circular a las personas. Los vehículos fueron impedidos de transitar por las calles García Moreno y Venezuela.
A pesar del control, por la calle Guayaquil, varios vehículos pasaron portando banderas del Ecuador y pitando en contra del Gobierno. Al caer la noche, el Centro Histórico lució tranquilo. No hubo vallas ni alambres y menos la Policía Montada. La Fuerza Pública se dispersó para poder controlar otras zonas de la capital.
En el sector sur de Quito, al llegar la medianoche, disminuyó la presencia de manifestantes. Solo pequeños grupos se dirigían hacia la Tribuna del Sur desde la av. Rodrigo de Chávez.
El servicio de transporte público también disminuyó. El Trolebús ya no circuló después de las 23:00. En el centro y sur no había servicio regular de taxis y por lo que la gente se conducía a pie hacia sus domicilios. En la zona norte, por la vía Occidental, a la altura de San Carlos, un grupo de 30 personas cerraron la vía con palos y llantas quemadas. (PAG)

La fiesta de Bisbal se convulsionó

Cuando los asistentes a la fiesta organizada por la empresa telefónica Movistar, en Cemexpo, en la vía a la Mitad del Mundo, se enteraron del decreto presidencial, a las 21:30, muchos de ellos empezaron a salir de allí.
El objetivo era avisar a los familiares que se queden dentro de la casa y tomen las medidas de seguridad más adecuadas por cualquier circunstancia.
Una de esas asistentes era la concejala Vilma Anbdrade. Ella indicó que el presidente de la Corte de facto, Guillermo Castro Dáger, había emitido providencia en favor de los dueños del Filanbanco y en contra de los dueños del Banco del Pichincha. Esos rumores no fueron confirmados.
La fiesta pasó a segundo plano porque la mayoría de los asistentes comenzó a hacer llamadas telefónicas para saber qué estaba ocurriendo en la ciudad. (PAG)

El resto de país, atento a lo que ocurre en Quito

Esporádicas manifestaciones se produjeron en las capitales de Azuay y Chimborazo

En el resto de ciudades del Ecuador la situación estuvo tranquila y a la expectativa de lo que ocurría en la capital. A través de varias emisoras se conoció que algunas personas se comunicaban con sus familiares para conocer qué realmente acontecía en Quito.
En los mensajes emitidos desde las emisoras capitalinas, se invitaba a las demás provincias a integrarse a la protesta del Distrito Metropolitano.
En el Austro ecuatoriano, hubo varias manifestaciones esporádicas durante la tarde. Unas 50 personas salieron a las calles del centro de la ciudad de Cuenca, en los alrededores del parque Calderón y frente a la Gobernación de Azuay.
El propósito era rechazar la presencia del presidente de la República y pedir la destitución del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Guillermo Castro Dáger.
Los manifestantes participaron con pancartas y globos. La Policía resguardó el edificio de la Gobernación con unos 60 gendarmes.
Según Paúl Granda, ex candidato a la prefectura de Azuay, dijo que las fuerza vivas de esa provincia van a salir todos estos días a realizar protestas por la salida de Lucio Gutiérrez y de los congresistas.
En Riobamba, a las 20:00 se realizó una marcha de las cacerolas vacías, por la avenida Diez de Agosto. La organización fue espontánea de los habitantes de los barrios y se extendió hasta las 22:00. La mayoría de los pobladores se concentraron en observar las imágenes de televisión para conocer qué ocurría en la capital.
Los servicios de transporte interprovincial no sufrieron alteración. Las estaciones de arribo llegaban los buses con normalidad. Tanto en Riobamba, Cuenca y algunas ciudades de Imbabura se conoció que, para hoy, se producirían asambleas de las diversas organizaciones para hacer varias protestas. (RMT/JP/OP)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad QUITO



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.