Guerra A Los Chulqueros!


Publicado el 23/Septiembre/1994 | 00:00

Quito. 23.09.94. Las financieras acaban de declarles la guerra a
los chulqueros. Grupos especializados comenzarán a rastrear a las
empresas y personas que se dedican a captar dinero y a prestarlo,
sin que esa sea su finalidad legalmente declarada, lo que a la
postre desemboca en muchas estafas a los depositantes y en la
extorsión a los prestatarios, argumenta ASOFIN, la entidad que
agrupa a más de medio centenar de financieras que operan en el
país. Será una guerra de difícil pronóstico respecto a su
desenlace porque los chulqueros son incontables y operan en la
clandestinidad, aunque muchos de ellos dan la cara con frecuencia
a través de los avisos clasificados que se publican en la prensa
del país. Pero una guerra necesaria para las financieras, cuya
imagen resulta afectada tras los escándalos de los últimos años.

Es que el chulco es una institución nacional. Claro que en los
últimos años han aparecido chulqueros "encorbatados", con
oficinas elegantes, en sectores donde opera la economía de élite,
pero no son extraños al país. El mercado Ipiales y el casco
colonial de Quito, por ejemplo, están llenos de chulqueros,
muchos de ellos que actúan detrás del membrete de oficinas
jurídicas.

A ellos acceden comerciantes informales, a quienes el acceso al
sistema bancario y financiero les ha estado vedado, por las
exigencias que estos hacen respecto a garantías y capacidad
económica del potencial prestatario. Esa es la razón por la que
el chulco no ha desaparecido.

Lo hacen también aquellas personas y empresas que han sido
expulsados del sistema bancario, por ser reincidentes en
operaciones irregulares.

El propósito es, una vez comprobada la actividad ilícita,
llevarlos hasta la justicia para que afronten sus
responsabilidades que pueden llegar hasta la prisión, según la
nueva ley de instituciones financieras.

Hay una doble razón para la existencia de los chulqueros y su
moderna versión. La codicia de los inversionistas, generalmente
medianos y pequeños, que se arriesgan a confiar su dinero a
entidades que no están legalmente constituidas para ese
propósito, por unos cuantos puntos más en las tasas de interés.

Pero los chulqueros existen también porque existen un mercado
potencial de prestatarios -especialmente comerciantes
informales-.

En efecto, no son una novedad en el país en el mercado Ipiales es
un escenario que, por la velocidad a la que se mueve el comercio,
es propicio para los préstamos a tasas de interés que rebasan el
70 por ciento anual en los actuales momentos.

Fuentes especializadas del sistema financiero formal sostienen
que los prestarios de esos espacios de informalidad económica,
finalmente terminan quebrados, pero esa afirmación no ha podido
ser comprobada en la práctica. Al contrario, "expertos" de ese
mercado explican que la velocidad con la que circula el dinero en
la compra y venta de mercadería permite a los prestatarios pagar
sus obligaciones, con los intereses respectivos, después de
lograr una ganancia por su actividad comercial.

En todo caso, lo nuevo del chulco en el país son los, o empresas
que, en lugar de buscar dinero en los bancos prefieren captarlo
directamente de inversionistas, que en los últimos tiempos han
proliferado por la venta de renuncias en el sector público y por
la afluencia de dólares de los ecuatorianos que trabajan en
Estados Unidos. Pero, ¿por qué los ahorristas o los
inversionistas acuden al chulquero, en lugar de hacerlo al
sistema bancario y financiero, a pesar del riesgo que ello
implica? Su codicia, responde el presidente de ASOFIN, Diego
Pallares, puesto que en esos puntos clandestinos se pagan tasas
de interés que oscilan entre el 70% y el 120%

Sin embargo, Pallares sostiene que en las actuales
circunstancias,alrededor de 140 instituciones legalmente
constituidas ofrecen una gama de servicios para toda las
posibilidades económicas, que los prestatarios no necesitan
recurrir a los chulqueros.

Pero en una economía como la ecuatoriana, en donde a pesar de
todos los esfuerzos por modernizarla, persisten rasgos de
informalidad, parece difícil que desaparezca el chulco. A lo
mucho, lo que parece seguro es precisamente la modernización de
sus formas de operación, para ponerse a tono con los tiempos.

Paradójicamente, es en este grupo en donde se han producido los
mayores escándalos en los últimos tiempos.

Según datos de la Superintendencia de Bancos, el monto de las
estafas de las que han sido víctimas cerca de dos centenas de
inversionistas oscilaría en alrededor de los siete mil millones
de sucres.De ellos, el mayor monto, unos seis mil millones de
sucres, corresponde al caso de Investfin, aunque según la propia
superintendencia ya se habría devuelto a los depositantes
alrededor de cuatro mil millones de sucres.

Los otros casos, según documentos sobre las demandas presentadas
por los afectados, llegarían a 900 millones en el caso de "L y L"
y a 650 millones en el caso de Consufin, mientras que el de
Churinsa, asciende a 457 millones de sucres y 39.644 mil dólares.

Promesas de las legales

El público tiene que estar consciente que el sistema formal le da
varias razones para invertir o solicitar préstamos en él.

- En las financieras la aprobación de un préstamo es muy rápida.

- El chulquero no le da seguridad alguna respecto a la fecha en
que le va a cobrar.

- El chulquero pide prendas e hipotecas sobre bienes corre el
peligro de perderlas cuando tenga alguna dificultad de pago,
porque va a ejecutarlas.

- Una financiera otorga un préstamo a tasas de interés de
mercado, que el prestatario puede compararla con aquella que
diariamente se publica en los medios de comunicación.

- Con el chulquero el inversionista recibe solo un cheque, que no
es un documento de respaldo de una inversión, sino un medio de
pago.

- En las financieras del sistema formal recibe un documento que
es un respaldo legal para el caso de que ocurra algo.

- Todos los negocios formales del sistema financiero están
controlados por la superintendencia de Bancos y tienen la
obligación de entregar reportes mensuales a esa entidad.

- Este tipo de control no existe en los chulqueros. Estos
invierten en activos que carecen de control alguno y cuando
fracasan, toman un avión y salen del país, cosa que no sucede
con las instituciones formales.

- La superintendencia de Bancos, de todas maneras parece no estar
en capacidad de ejercer un control efectivo. de este tipo de
anomalías.

Esa entidad está ejerciendo un control al respecto. Sin embargo,
no es sino desde mayo de 1994 que esa entidad tiene las armas
legales para proceder en este tipo de casos. Sí están controlando
entidades que están fuera de la Ley.

- Realizar una campaña de concientización para evitar que la
gente de invertir u obtener préstamos de los chulqueros.

Las sanciones para los infractores

La nueva Ley de Instituciones Financieras estipula lo siguiente
para el caso de personas o empresas que capten dinero y lo
presten, sin estar facultadas para ello.

- En caso de presunción de que una empresa opera sin
autorización, la Superintendencia de Bancos tiene facultad para
inspeccionarla.

- La Superintendencia de Bancos debe ordenar la suspensión de las
operaciones financieras que contravengan esas disposiciones.

- Aplicará a las personas que las efectúen una multa al diez por
ciento de las operaciones de captación de dinero que haya
realizado, la cual no podrá ser inferior a 10 mil UVC.

-Adicionalmente los responsables serán juzgados por el delito de
estafa, que será reprimido con prisión correccional de hasta 6
meses.

- También será considerado como delito de estafa el
incumplimiento de la orden de suspensión de operaciones, que será
reprimido con prisión correccional de 6 meses a 2 años y una
multa equivalente al 15% de las captaciones de dinero que haya
realizado, en todo caso no menor a 20 mil UVC.

- La imposición de sanciones, en ningún caso relevará al
infractor del cumplimiento de las obligaciones asumidas con los
depositantes.

- Cada uno de los que promoviesen públicamente la organización de
una institución financiera sin contar la autorización respectiva,
serán sancionados con una multa equivalente a 5 mil UVC.

INTERMEDIARIAS FINANCIERAS

ALTERFINSA FINANCORP
AMERICORP FINANRED
BANICREDIT FINASER
BANUNION FININCO
CODELCA FINVERORO
CONSULCREDITO GLOBAL
CORFINSA INCA S.A.
CREDINERO INMOEC
CREDINSA INTERDIN
DEFACTOR MM JARAMILLO
ECUACORP PAFISA
ECUAFACTOR PARFINSA
ESFISA PROFIN
FAC. AMAZON. PROINCO
FAC. PACIFIC. SEFINSA
FACTURINSA SOLINVERSIONES
FINAMBATO TRANSFIEC
FINANCONTI VALORFINSA

FINANCIERAS
COFIEC CONTINENTAL
ECUFINSA RESERVA
FIDASA AMERICAS
AMERAFIN MARAFINSA
FIDEC INVESPLAN
FIRESA OCCIDENTE
FILASA INTERMIL
FINAGRO FACTORANDINA
CORDITICORP (2A)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad N/D



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.