FARC dejan huellas de su presencia


Publicado el 07/Diciembre/2009 | 00:04

Patrullajes terrestres y fluviales, reforzados con apoyo aéreo, dan cuenta del control en la zona de la frontera



En lo que va de este año, los efectivos militares que recorren la zona selvática ecuatoriana en Sucumbíos, fronteriza con Colombia, han descubierto 70 campamentos guerrilleros abandonados.

Según el jefe de la Brigada de Selva 19 Napo, coronel Fernando Proaño, los campamentos eran pequeños y estaban desolados.

A criterio del uniformado, los patrullajes efectuados semanalmente han hecho que la presencia de miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) haya disminuido considerablemente.

Proaño mencionó que el control ahora es efectivo, ya que los batallones de selva 55 y 56 tienen sus destacamentos adelantados. Dos de ellos fueron inaugurados hace dos semanas: uno en Cantagallo (control del río San Miguel) y el otro en El Palmar (río Putumayo). Además, está el destacamento de Sansaguari, que custodia el eje principal.

Colaboradores de la guerrilla


El oficial manifestó que es política del Estado participar en el registro "ampliado" de los refugiados colombianos en esta zona de frontera, el cual se realiza con los representantes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). La finalidad del registro es legalizar la presencia de las personas que están en la zona. "Un refugiado es un ser humano que huye de su país (Colombia) porque no tiene protección", acotó.

Sin embargo, existen casos en los que se ha otorgado la calidad de refugiado sin el estudio del pasado judicial. Al respecto, el oficial sostuvo que se debe tomar en cuenta que las FARC están compuestas de guerrilleros (hombres armados), milicianos (colaboradores directos de la organización subversiva que hacen labores administrativas, de inteligencia y apoyo) y simpatizantes, lo cual haría difícil desmantelar a este grupo armado.

Según Proaño, al momento, no se sabe cuántos refugiados son parte de las FARC, pero se ha determinado, por ejemplo, que dos hermanos de Olidem Solarte, jefe financiero del Frente 48 de las FARC, fueron reconocidos como refugiados en Ecuador.

En la visita que hace un par de semanas hizo el presidente Correa a la zona para inaugurar dos destacamentos, se supo que de las 135 familias que hay en El Palmar, 95% es de colombianos. Anteriormente, esa cifra era del 80%, es decir, ha crecido 15%.

Esto refleja un fenómeno que lleva años: el desplazamiento de los ecuatorianos que vivían en la frontera hacia el interior del país.

Además, los extranjeros afirman ante las autoridades que son dueños de las tierras en las que viven, cosa que estaría prohibida por la ley, por lo menos en la frontera. (MP)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.