Ex Presidentes Evaluan A Alarcon


Publicado el 02/Agosto/1998 | 00:00

Guayaquil. 2 ago 98. Al tiempo de criticar la labor del
Gobierno interino, tres ex presidentes expresaron sus mejores
deseos para que el nuevo mandatario electo logre establecer
las bases para el desarrollo sostenido de Ecuador.

A ocho días de la culminación del período de interinazgo
presidencial que el Congreso encargó al alfarista Fabián
Alarcón Rivera, tres ex presidentes de la República evalúan su
gestión.

Rodrigo Borja Cevallos, quien dirigió los destinos del país de
1988 a 1992, y Carlos Julio Arosemena, hicieron las críticas
más duras al actual mandatario. Sixto Durán-Ballén, fue cauto
en sus declaraciones.

Osvaldo Hurtado y León Febres Cordero también fueron
requeridos para que formulen sus criterios, pero no
accedieron. Abdalá Bucaram no fue consultado.

De manera paralela a esas opiniones, que en determinado
momento pueden tener una carga de pasión, ofrecemos un detalle
de cifras que le otorgan equilibrio a las diversas posturas
expuestas.

Así puede establecerse que el peor legado que dejará Fabián
Alarcón al Presidente electo, Jamil Mahuad Witt, está en el
abultado déficit del sector público no financiero que bordea
el 6% del Producto Interno Bruto (PIB), esto es alrededor de
1.500 millones de dólares y la recesión del aparato
productivo.

Algo similar se presenta con la tasa inflacionaria que a
febrero de 1997 se encontraba en niveles del 30% anual,
llegará a niveles del 40%, de acuerdo con las proyecciones de
expertos.

De igual manera, el crecimiento de la economía no superará el
1%, según las propias previsiones del sector oficial.

En el campo financiero las presiones sobre el tipo de cambio
del dólar y las tasas de interés, son otros de los aspectos de
los que se deberá preocupar el próximo mandatario.

En el campo social la expansión de la pobreza, el crecimiento
del desempleo y el deterioro de los salarios reales para los
trabajadores, son también consecuencias preocupantes de la
crisis económica.

Si bien en el balance final de lo que ha significado en
materia socioeconómica debe tomarse en cuenta el impacto del
fenómeno El Niño y el derrumbe de los precios del petróleo
ecuatoriano en el mercado internacional, igualmente tiene que
considerarse que ambos factores fueron anunciados con
anticipación.

Rodrigo Borja: Faltó conciencia histórica

Para Rodrigo Borja Cevallos, Presidente del Ecuador de agosto
de 1988 a similar mes de 1992, la gestión que realizó el
Presidente interino, Fabián Alarcón, durante sus 18 meses de
mandato fue mala.

Alarcón -dijo el ex mandatario- no entendió que recibió el
poder para operar una transición sin sobresaltos, entre el
régimen de Abdalá Bucaram y el que advendría por el voto
popular.

"Lejos de comprender su papel de simple encargado del poder,
cuya misión era la de devolver al Ecuador la tranquilidad
perdida, restaurar la confianza de los agentes económicos,
investigar los actos de corrupción y entregar a sus autores a
la justicia, Alarcón llevó a Ecuador a varios embrollos
graves", agregó Rodrigo Borja.

Calificó al actual Ejecutivo como carente de liderazgo, de
capacidad de decisión e incluso de conciencia histórica,
consecuencia de lo que se profundizó la crisis dejada por la
anterior administración. "Político ambicioso aunque
inmediatista, sus maniobras y contramaniobras, sus esguinces,
solo han reportado inquietud y desánimo al país", agregó.

Por esos motivos, dijo que fue un error que se lo nominara
para el período de interinidad.

Entre los aspectos negativos que mencionó se encuentran: la
dilapidación de los dineros en "vanas consultas populares", la
convocatoria a una Asamblea nacional, "cuyas facultades
escamoteó más tarde", la inestabilidad y zozobra permanentes,
el mal manejo de las finanzas públicas.

Según el ex Presidente, Alarcón "generó y aupó bochornosos
episodios de corrupción".

Incluso sostuvo que Alarcón, "con ínfulas de Presidente
constitucional, la palabra interino parece molestarle mucho,
se ha comportado como un candidato en ejercicio de la
presidencia".

Pese a los aspectos negativos registrados en esta
administración, Borja considera que el Gobierno de Bucaram al
que denominó "pachanguero", ya no podía seguir.

"Lo triste del suceso îrememoróî, fue que los políticos
aprovecharon la coyuntura para sacar tajada de la situación y
traicionaron los designios de la movilización popular de
febrero, nombraron a un hombre comprometido hasta la tarde del
último día con el bucaramismo, como Presidente interino".

Esa es la razón, según Borja, por la que la corrupción siguió
y un manto de impunidad protege a quienes desfalcaron los
fondos públicos.

En el plano económico destacó que en medio de la tormenta el
Gobierno ha manejado aceptablemente bien el tipo de cambio,
que pudo desbocarse, y la reserva monetaria internacional.

En ese contexto, reconoce que el fenómeno El Niño y la caída
de los precios del petróleo causaron un grave daño a la
economía del país, pero sostiene que esos no son los únicos
motivos del descalabro. "Nada hizo el Presidente interino por
prevenir los efectos de El Niño, no obstante, que los círculos
científicos del mundo lo anunciaron con mucha anticipación",
argumentó.

Para Borja, el exceso de un "gasto absurdo e irresponsable" de
los recursos públicos tienen gran participación en el déficit
fiscal.

Frente a ese escenario, Borja manifestó que el futuro Gobierno
debe dirigir sus esfuerzos a restaurar la paz, la tranquilidad
y la confianza a fin de atraer la inversión y promover el
desarrollo.

Así también, sostiene que el combate contra la corrupción en
una doble vía (hacer un Gobierno honesto y suprimir la
impunidad de quienes han robado los recursos del Estado), la
reactivación de la economía, la reconstrucción de la Costa y
la ejecución de programas sociales compensatorios a favor de
los sectores de menores recursos, son otros de los aspectos de
los cuales debe preocuparse.

En ese ámbito, añadió que la seguridad jurídica no solamente
depende de que las normas sean claras y coherentes sino
también, que quienes las aplican sean capaces de dar a la
sociedad la certeza de que el cumplimiento de ellas será firme
y correcto.

Sixto: Se debió seleccionar objetivos

Sixto Durán-Ballén Cordovez, primer mandatario de agosto de
1992 a igual mes de 1996, manifestó que la acción de Fabián
Alarcón en los campos económico, social, político y jurídico,
fue de menor presencia en relación a lo que se anunció.

La razón talvez se deba îafirmóî, a que se presentó un plan de
trabajo como para un período normal de cuatro años de
ejercicio presidencial y no para un lapso reducido, lo que
hubiese sido más real.

Probablemente, adicionó como justificación al desempeño de
Alarcón, este régimen trató de reducir las actividades que
normalmente se realizan en circunstancias normales. "Esa es
una aspiración comprensible pero que no estaba basada en la
realidad, pues no se conocía la situación en que recibía el
país", enfatizó.

Según Durán-Ballén, el Gobierno hubiera tenido mayor éxito si
hubiese propuesto unos pocos objetivos de acción urgentes y no
tratase de competir con un período normal.

También, al analizar la gestión del mandatario interino, Sixto
Durán-Ballén dijo que había que considerar el impacto del
fenómeno El Niño y la drástica reducción de los precios
internacionales del petróleo, "que han tenido consecuencias en
todos los campos".

El ex mandatario también reconoció que la presencia de ese
evento natural fue anticipada con mucho tiempo, pese a que no
se tomaron las precauciones del caso.

Desde su punto de vista, los aspectos que el nuevo régimen
tendrá que abordar de manera prioritaria son los siguientes:
recuperar el empeño de reducir la inflación, proseguir el
proceso de reducción del tamaño del Estado, reducir el gasto
público y concentrar el esfuerzo del Gobierno en proyectos
prioritarios como los energéticos.

Asimismo, el propio Estado debe ajustarse los cinturones,
remarcó.

Agregó además, que se necesita simplificar los procesos
legales para que puedan concretarse mayormente las
responsabilidades porque el actual sistema de contratación
pública diluye las responsabilidades, demora los procesos
licitatorios de contratación y permite el perjuicio al Estado.
"Por eso he dicho que una de las primeras preocupaciones en el
Congreso es producir en consulta con el Ejecutivo una ley que
permita acelerar los procesos y evitar la corrupción",
mencionó.

Lo más criticable de este régimen, de acuerdo con
Durán-Ballén, son los movimientos extrapresupuestarios y haber
accedido a las excesivas demandas del sector laboral público.
Ambos aspectos contribuyeron al desfase fiscal, remarcó.

Sostiene que tanto el régimen de Abdalá Bucaram como el de
Alarcón contribuyeron al deterioro de la imagen del Ecuador a
nivel mundial.

Respecto a si se le debería otorgar una nueva oportunidad al
IESS y a las telefónicas ecuatorianas, respondió que son
problemas que deberán encararse en beneficio de los afiliados
en el un caso y de los consumidores de los servicios públicos
en el otro.

Anotó que el hecho de que el Presidente electo tendrá el
respaldo del Congreso hace suponer que se llegará a un
consenso sobre lo que se deba hacer al respecto.

Arosemena: Alarcón peor que Bucaram

Pésimo, fue el calificativo que utilizó el ex Presidente de la
República, Carlos Julio Arosemena, al evaluar la gestión del
gobernante interino, Fabián Alarcón, en el plano económico,
social y político.

Desde que se inició esta administración îargumentó Arosemenaî,
la pobreza ha aumentado, el desempleo se ha septuplicado y las
enfermedades se han multiplicado. "Si el bucaramato fue malo,
este no es que sea pésimo sino requetepeor, tanto que hay
ciudadanos que añoran los tiempos tan discutidos", manifestó.

El ex mandatario piensa que en el plano internacional se ha
fracasado, aun cuando existen ciudadanos patrióticos,
inteligentes, "pero ingenuos" que creen que se puede conseguir
algo con Perú.

Como otra razón para otorgarle el apelativo mencionado al
actual mandatario, mencionó que este Gobierno, durante la
primera vuelta electoral, presidió "el más escandaloso de los
fraudes electorales desde que yo tengo uso de razón".

Es una victoria pírrica en las elecciones de la primera vuelta
para diputados.

"Ahora hay que buscar con lupa qué sector no está corrompido
en Ecuador para tomarme una copa de champaña por su
descubrimiento", dijo Arosemena.

Para el ex mandatario las generaciones futuras, más que la
actual, son las que sufrirán las consecuencias de los sucesos
ocurridos de febrero de 1997, quienes maldecirán al
nombramiento de Alarcón.

La caída del precio del petróleo y el fenómeno de El Niño, no
son las causas del deterioro de la economía ecuatoriana,
simplemente porque ambos hechos que no se pueden discutir
fueron anunciados por organismos técnicos desde hace algún
tiempo y no se tomó ninguna precaución, ni siquiera se compró
cloro para desinfectar el agua. "O sea, que de lo único que se
preocuparon los actuales gobernantes es de gobernar a su
manera, un antigobierno de viajar todos los días y de mejorar
hasta con excesos su canasta familiar, como yo le llamo ahora
a los grandes robos", remarcó.

Indicó que el régimen interino hizo lo contrario de las
disposiciones dadas en la Consulta Popular.

En resumen, anotó que el panorama nacional no puede ser más
lamentable.

Desde la perspectiva de Arosemena, el deterioro de la imagen
internacional del Ecuador se debe más a esta administración
que a la de Abdalá Bucaram.

En esa tónica sostuvo que lo más criticable de este Gobierno
es que ha aumentado la pobreza, la legión de desocupados y el
precio de los artículos de primera necesidad.
Además, en este Gobierno "la libertad de sufragio se ha venido
abajo, se la llevó el viento".

Bajo esa argumentación, advirtió que al nuevo régimen le
depara una tarea no de romanos, sin mucho más difícil de lo
que esa frase implica. Sin embargo, "no hay que perder la
esperanza, porque si eso ocurre lo mejor sería pegarse un
tiro". (Texto tomado de El Universo)

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990