Entre La Resignacion Y Rechazo | Explored - Ecuador

Entre La Resignacion Y Rechazo


Publicado el 02/Julio/1999 | 00:00

Guayaquil. 02 jul 99. Dos posiciones se marcaron en el sector
comercial de Guayaquil durante el primer día de vigencia de las
nuevas normas de facturación: rechazo a la medida por parte del
sector informal y resignación ante ella por parte de los
propietarios de locales ante el temor de ver clausurados sus
negocios o decomisada su mercadería.

Para un tercer grupo, en cambio, no existen problemas, ya que
están acostumbrados al sistema.

A excepción de los obreros encargados del reordenamiento en la
bahía, los bancos y un grupo minúsculo de comerciantes, la bahía
no laboró ayer en señal de protesta a la facturación desde 10.000
sucres.

Encabezados por Daniel Córdova y William Galarza, dirigentes de
la Fedacomib, alrededor de 500 comerciantes del sector,
realizaron una marcha pacífica hasta la regional del Servicio de
Rentas Internas (SRI), en Diez de Agosto entre Pedro Carbo y
Pichincha.

Adelantándose a la manifestación, los dirigentes lograron entrar
al edificio y exigieron hablar con el Director encargado de la
institución, César Pazmiño.

Luego de las conversaciones que se prolongaron por espacio de una
hora, desde el tercer piso y por altoparlante, Córdova anunció
el compromiso del funcionario de no enviar a los fedatarios a
realizar trabajos de control en la bahía hasta que el Gobierno
analice las peticiones de los comerciantes.

'Facturar desde los 10.000 sucres significaría la quiebra de
nuestros negocios. Estamos dispuestos a facturar pero desde los
200.000 sucres', puntualizó Córdova.

El grupo después se dirigió hasta la gobernación, donde una
comisión de cinco dirigentes de la Fedacomib dialogaron con el
Jefe Político, Jorge Morales y le entregaron una comunicación con
sus peticiones.

Una vez cumplida su misión retornaron a sus actividades normales
en espera que sus demandas sean escuchadas.

Se preparan

Mientras tanto, el ambiente en el comercio informal fue de
capacitación del personal de los diferentes establecimientos,
donde se entregaba a los dependientes las libretas de facturas
y tablas de los productos por los que no se debía cobrar IVA.

Otros, como José Izquierdo, propietario de un local en el Correo,
recién esta semana empezó el trámite para obtener su Registro
Unico de Contribuyentes (RUC), porque 'esa es la base para
mandar a imprimir las facturas y empezar a cobrar el IVA',
explicó.

No obstante, en sus palabras se evidenció la resignación, ya que
al preguntársele si estaba de acuerdo con facturar dijo: 'Hay
que hacerlo, no es opcional'.

¿Y el control?

Debido a la tardanza en la expedición del Reglamento de
Facturación, las tareas de control todavía no han sido totalmente
planificadas.

La coordinación que deberá existir entre la Intendencia de
Policía del Guayas, que respaldará la labor de los fedatarios,
todavía no está en marcha.

El Intendente, Juan Bermúdez, indicó que si bien ya mantuvo la
primera reunión con los funcionarios del SRI, todavía no se ha
solicitado formalmente el apoyo para este propósito.
'Técnicamente debía arrancar hoy, no sé qué otra disposición
exista al respecto'. En su opinión, la marcha del comercio
informal no debe entorpecer las labores de control.

'Facturar desde los 10.000 sucres significaría la quiebra de
nuestros negocios. Estamos dispuestos a facturar pero desde los
200.000 sucres', puntualizó Daniel Córdova, de la Federación de
Comerciantes de la Bahía.

Arriendosde localespagan el IVA

Con la vigencia de las nuevas normas tributarias, entre la
ciudadanía y los propietarios de negocios de la ciudad se
evidenciaron los primeros inconvenientes. Algunos de ellos se
describen a continuación:
-- El costo de la impresión de las facturas.- Al venderse
productos por valores de 10.000 sucres, una factura por
triplicado (original y dos copias, según las disposiciones
legales) cuesta alrededor de 1.000 sucres si se imprime en papel
periódico, el más barato.

-- Gravamen al arrendamiento de establecimientos comerciales.-
Desde ayer este servicio debe pagar el 10% de Impuesto al Valor
Agregado (IVA), lo que encarece los costos para los comerciantes
que no poseen local propio.

-- Identificación del comprador.- Los compradores se niegan a
indicar su nombre para que conste en el comprobante de venta.
Esta actitud es común entre la ciudadanía por el desconocimiento
y falta de cultura tributaria.

-- Identificación de los fedatarios.- Temor ante la posible
presencia de falsos fedatarios que quieran incautar mercaderías
tanto al comprador como a los establecimientos comerciales.

El caos reinó en la Capital

QUITO.- El primer día de vigencia del Reglamento de Facturación
tuvo un matiz caótico: 8 de cada 10 personas consultadas no
sabían cuándo emitir documentos de venta. 'Es un proceso, no
todo el mundo está listo', admitió el Director de Normativa
Tributaria, Juan Francisco Jaramillo, al anunciar que en tres
semanas se empezará a aplicar las sanciones con todo su rigor.

¿La novedad? Todas las ventas de 10.000 ó más sucres, ya sean de
bienes o de servicios, deben estar respaldadas con facturas.

Inclusive las ventas de bienes que no están gravadas con el
Impuesto al Valor Agregado (IVA), como leche, pan y alimentos de
primera necesidad en las abacerías o tiendas de barrio, deben
tener un respaldo en documentos de venta en los que se
especifique cero como tarifa del IVA, explicó Jaramillo. Eso
implica que, aún la compra de alimentos en la calle debe tener
un documento de respaldo, en caso de superar los 10.000 sucres.

Hasta los taxistas

Según la disposición del reglamento, también los taxistas deben
emitir un documento que respalde el cobro de la carrera, la cual
está exenta del impuesto'. El comprador tiene derecho a exigir
el tipo de documento que requiera, ya sea una factura o una
boleta de venta', explicó Jaramillo. Si se trata de un
consumidor final, es suficiente con una boleta de venta, pero si
es un contribuyente del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que
recurre al crédito tributario, debe exigir una factura.

Las recaudaciones

La meta de las nuevas normas tributarias es alcanzar el 10% del
Producto Interno Bruto (PIB), esto es, 1.620 millones de dólares
durante el año por concepto de impuestos. 'Una economía sana
debe recuperar el 14% del PIB en impuestos', explicó Jaramillo.

El mecanismo será subir la base de contribuyentes. Por lo pronto,
las recaudaciones tributarias de mayo registraron un incremento
del 17% respecto del mes previo.

En lo que se refiere a las recaudaciones del Impuesto al Valor
Agregado, (IVA), cabe indicar que durante 1998, representaron
ingresos para el Fisco equivalentes a 4,5 billones de sucres. Ese
monto representa más de la cuarta parte del total de las
recaudaciones tributarias. De enero a abril del año en curso, los
ingresos por concepto del IVA sumaron 1,5 billones de sucres, de
acuerdo a datos del Banco Central.

Hoy facturan gasolineras

Por desconocimiento de los distribuidores de combustibles sobre
el procedimiento para facturar, ayer se produjeron problemas en
la comercialización.

Recién a partir de hoy, las gasolineras deberán emitir facturas
a sus clientes. En ellas deberá constar el desglose del Impuesto
al Valor Agregado.

Los administradores de las estaciones de servicio aclararon que
el precio al público no será alterado. 'En el precio para el
público ya está considerado el 10% del IVA, por lo tanto solo hay
que desglosarlo', precisó Jaime Salcedo, administrador de la
gasolinera Shell Machala-Norte.

'Los distribuidores que aumenten el 10% del IVA al precio
oficial, anunciado por Petrocomercial, deben ser denunciados
porque no están autorizados. El precio oficial ya incluye el
IVA', aclaró el director de Normativa Tributaria del Servicio
de Rentas Internas, Juan Francisco Jaramillo.

En el comprobante de venta debe mostrarse como suma total la que
corresponde al precio, pero en el desglose debe especificarse el
valor del IVA.

El inicio de la facturación se hace en cumplimiento del artículo
144-D del reglamento de aplicación de la Ley de Régimen
Tributario Interno, en el que se establece que Petroecuador y las
comercializadoras en las ventas de combustibles a los
distribuidores, deberán retener, además del IVA correspondiente
el 10% calculado sobre el margen de comercialización del
distribuidor.

Las empresas emisoras de tarjetas de crédito deben abstenerse de
retener el impuesto a los consumos de combustibles realizados en
las gasolineras.

Angel Celi, presidente de la Asociación de Distribuidores de
Combustibles, indicó que la facturación en su caso es diferente,
pues según el decreto 1010, vigente desde el 23 de junio, son
agentes de retención las comercializadoras y Petrocomercial. "Eso
libera a los distribuidores de estar emitiendo facturas
particulares, y se dará la factura y el recibo correspondiente
a quien lo pida conforme a los precios que marca el surtido, sin
desglosar', comentó. (Texto tomado de El Universo)

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990