"en Politica Trato De Ser De Centro Centro"


Publicado el 09/Marzo/1995 | 00:00

Quito. 03.09.95. Rosalía Arteaga, se ganó espacio, primero como promotora de
cultura, luego como funcionaria de gobierno, para finalmente
incursionar en la política con mucho éxito, hasta ahora.

Autora de varios libros, donde expresa una sensibilidad que la
aleja de toda contaminación neoliberal; fundadora de un nuevo
movimiento político: MIRA (Movimiento de Independientes por la
República Auténtica), que le posibilita a una diputación
nacional en Alianza con el sector político que apoya a Ricardo
Noboa Bejarano, que en el decir de los analistas políticos su
elección será una realidad. No por eso deja sus convicciones
políticas, religiosas, filosóficas, que le han dado
notoriedad. Su gran capacidad de verbalización de la realidad,
su atractivo físico y la permanente gesticulación de sus
manos, le confieren simpatía entre un electorado
principalmente joven que ve en ella su líder, no contaminada
de corrupción, de demagogia.

Rosalía, definitivamente Ud. Se convirtió en una política
profesional...

Consideró que me encuentro en una campaña de voluntariado
cívico que debo dar mi aporte no solo como mujer preocupada de
los problemas sociales, sino también ver la forma de
contribuir a dar respuestas a los grandes problemas que
aquejan a nuestra sociedad.

No teme caer en los viejos esquemas políticos, en la
demagogia?

Mi formación moral, familiar, intelectual, hará que no caiga
en esa justa preocupación suya. Además es un riesgo que hay
que correr. Estoy consciente de esos vicios como la demagogia,
el clientelismo, la violencia verbal, el enriquecimiento
ilícito son expresiones de nuestro que hacer político, pero le
garantizo que no daré motivo para que mis electores tengan
después que arrepentirse de haberme dado su voto, su
confianza.

Esta participación suya en la política definitivamente rompe
con sus esquemas hogareños.

Si, así es. Y eso lo hemos discutido en familia. Estamos
conscientes que la tranquilidad hogareña se ha roto
momentáneamente, pero estamos dispuestos, todos los miembros
de la familia dan su cuota de comprensión en esta cruzada
cívica y política.

¿Hasta que punto hay confiabilidad en su discurso político?

Mire, yo no tengo en política nada que me averguence. Debo
reconocer que soy una mujer joven que activa en política, y
por lo tanto mi discurso no esconde segundas intenciones.
Además, estamos cansado de los viejos modelos en que se ha
sustentado la actividad política en nuestro país. El tiempo
dirá si mi accionar fue sincero.

Entonces ¿Qué es para Ud. la política?

Una forma de servir al prójimo. De buscar el bien común, dando
preminencia a lo social.

Eso lo dicen todos los políticos y vea Ud. los resultados...

Estoy de acuerdo con su desconfianza, pero no todos podemos
pagar la culpa de quienes han defraudado en su accionar
político.

¿Qué hacer para sensibilizar a la clase política?

A veces creo que el problema está en la educación que se
adquiere desde las aulas escolares. Una educación deformada,
en todos los niveles, terminará dando elementos deformados. La
prueba está en los diputados que van al congreso. Claro que no
todos dan esa imagen de repudio. Existen caballeros tanto en
el que hacer político como en su misma personalidad. Y eso es
lo que desea la ciudadanía.

En cuanto al congreso ¿De que adolece?

De respetabilidad. La violencia y la demagogia campean. Pocas
veces se legisla en función de los grandes objetivos
nacionales. El pueblo, para muchos legisladores no importa. Y
eso es grave. El congreso tiene que adquirir respeto,
confianza, sabiduría. Si no posee estos elementos, su
desprestigio y el de la clase política continuará
profundizándose.

Como buscará dar repuesta a sus planteamientos políticos en el
congreso?

Uniéndome a aquellas fuerzas políticas que guarden afinidad
con nuestros planteamientos y que al ver la sinceridad de lo
que buscamos, nos brinden inmediatamente su respaldo. Así, en
comunión de ideales podemos sacar adelante todas las leyes que
llevamos al Congreso, pero para eso debemos elevar el nivel
del debate político.

A veces eso no es tan fácil...

Si, pero confío en que alguna vez prime el sentido común en
los legisladores y depongan sus personalismos. Por el bien del
país.

Sospecho que las agrupaciones de mujeres del país querrán
verse representadas por Ud. en el congreso...

Y lo voy ha hacer. Las mujeres, los jóvenes, los niños, pueden
tener la seguridad de que no los voy a defraudar.

Donde desea que la ubiquen en lo político y en lo ideológico?

En el centro centro.

Concuerda con aquel eufemismo de que han muerto las
ideologías?

No, no concuerda. Todos los seres humanos estamos provistos de
una ideología, de un pensamiento político. Aquel que rechace
aquello no sabe lo que está diciendo. el factor económico
tiene mucho que ver en las posiciones que la persona adopte en
sociedad.

Rosalía, se la critica por el hecho de haber realizado una
alianza política con aquel sector liberado por Ricardo Noboa
que fue quien planteó en el congreso la Ley de Libertad
Educativa, que Ud. se negó a aprobar y que finalmente la llevo
a renunciar del cargo de Ministra de Educación.

Las discrepancias son de conceptos y aspiro que prontamente
podamos entendernos en aquellos puntos que hoy son materia de
ligeras diferencias. Trataré de convencer Ricardo Noboa que
acepte el error de la ley de su paternidad.

Conoce que en una lista de adherentes a la campaña de Ricardo
Noboa estaban los sectores de sierra y costa mas poderosos en
lo económico y social?

Bueno, creo que también deberíamos mirar quienes son los que
componen el grueso de las adhesiones de otros candidatos.

¿Que separa y que une a Nebot y a Noboa?

Creo que ambos tienen el interés por servir al país. De sus
buenas intenciones no dudo. Son jóvenes, tienen un gran
conocimiento de la realidad del país.

¿Rehuye ubicarlos ideológicamente?

No. El país los conoce bien.

Ud. fue subsecretaria de Cultura y luego Ministra de Educación
de un gobierno que se ha caracterizado por su eficiente
neoliberalismo deshumanizador, corrupto. ¿Esta ahora en la
oposición?

Fui funcionaria de un gobierno que me confió determinados
puestos de trabajo. Creo que cumplí con mi cometido a pesar de
no haber contados con suficientes recursos económicos. Se
hicieron obras de hoy se las está viendo. Nuevo Rumbo
Cultural, ese una de ellas. El SINAB fue dotado de recursos
para que atienda la red de bibliotecas nacionales; la Reforma
curricular que fue un desafío impuesto en nuestro ministerio,
hoy parece estar naufragando. Claro, que no estoy de acuerdo
con aquellas líneas generales del trabajo del actual gobierno,
a pesar de la bondad y del patriotismo del Arq. Sixto Durán.

¿Confía Ud. en los procedimientos del Vicepresidente de la
República Alberto Dahik?

Creo que el pueblo, los partidos políticos, los medios de
comunicación están poniendo las cosas donde deberían estar.
Soy de la opinión de que donde haya pruebas de corrupción debe
haber un castigo ejemplar.

Volvamos a su accionar personal. Ud. dejó un Ministerio por
una Diputación?

Definitivamente no es así. Yo dejé un ministerio por
principios. Creía, y sigo creyendo que la forma en que actué
fue la correcta. No podemos pensar que a finales de este siglo
pueda vulnerarse una de las más grandes conquistas de la
revolución liberal como fue el laicismo. Volvería a actuar tal
como lo hice.

Ud. fue una mujer muy tentada en los últimos meses. ¿Por que
no se fue con Jaime Nebot.

Porque sus planteamientos no me convencieron.

¿Temía llegar a ser en la Vicepresidencia y en El CONADE una
simple figura decorativa?

A lo mejor.

¿Que queda de ese famoso documento de política cultural que
elaboró para el actual gobierno?

La satisfacción de haber cumplido con mi propuesta cultural.
Estoy consciente que no se ha cumplido como hubiese querido.
Las causas Ud. las conoce.

Documento duramente criticado y elogiado. Pienso en lo que
escribieron Javier Ponce y Claudio Mena.

Algunos fueron duros, otros comprendieron la realidad del
documento. Pero cuando se actúa en la función pública se
corren los riesgos de la crítica.

¿Sigue siendo la buena lectora que siempre ha sido?

No como antes. Extraño a mi Margarite Yourcenar, a Borges.

¿En la literatura ecuatoriana cerca de quien o quienes?

De Eliécer Cardenas, a él le debo mucho en mi formación de
escritora. Los libros de Jorge Enrique Adoum, de Efraín Jara,
me son indispensables.

¿Escribe Ahora?

No, la política me tiene un tanto limitada. Pero ya encontraré
el momento para retomar mi actividad literaria.

Tengo entendido que la ecología la seduce.

Siempre ha sido eso. Prueba de ello es un libro mio, titulado
ARBOLES DE CUENCA. Todo lo que pueda hacerse por preservar la
naturaleza, sería beneficioso para el ser humano.

Ud. es autora de libros que han marcado sendas de dolor.
Pienso en Jerónimo.

Está escrito con una experiencia traumática. Mi hijo afectado
con el síndrome de Down. El niño que más lágrimas me ha
arrancado. Pero el libro más alegre me ha brindado. Varias
ediciones demuestran que el público entendió mi mensaje. Doy
gracias a Dios, en ese sentido.

Rosalía ¿De que se arrepiente?

No tengo nada de que arrepentirme.

De haber pertenecido a un gobierno neoliberal ¿Por ejemplo?

Que se me juzgue por mis acciones. Que los otros respondan por
las de ellos. (Diario HOY) (9B)

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990