El Plan De Contingencias Contra El NiÑo Esta Listo


Publicado el 31/Agosto/1997 | 00:00

Quito. 31 ago 97. 250 mil hectáreas podrían quedar bajo las
aguas. Las cuencas de los grandes ríos que desaguan en el
Pacífico son zonas de alto riesgo.

El Plan de Contingencia para afrontar el fenómeno de El Niño
entrará en discusión la semana próxima en las provincias
costeras del Ecuador.

El director nacional de la Defensa Civil, Gustavo Burbano,
manifestó que la presencia del fenómeno, con características
similares a las de 1982, podría generar fuertes impactos
negativos en amplios sectores del territorio ecuatoriano.

Por su parte, Roque Mendoza, coordinador de la Junta
Provincial de la Defensa Civil en Manabí, realizó una nueva
invitación para que se reúna el Comité de Operaciones
Emergentes, COE, el lunes próximo para analizar el Plan.

El documento afirma que la cuenca baja del río Guayas y zonas
aledañas presentan el máximo peligro de inundación y estima
que 250.000 hectáreas serán afectadas.

Los cultivos de ciclo corto como los de soya, fréjol, maní y
otras leguminosas sufrirán grandes pérdidas. De hecho, los
sembradíos de fréjol de algunas provincias de la Sierra ya
están afectados. El tomate de árbol y la naranjilla, dos
frutas de cultivo extensivo en las provincias del Azuay,
Cañar, El Oro y Morona también corren riesgo.

Obviamente, las inundaciones son el efecto más visible y
devastador del fenómeno. Y no solamente afecta al agro. En el
invierno del primer semestre de este año se destruyeron más de
400 casas en las provincias de Guayas, Manabí y Los Ríos.

Se consideran como zonas muy vulnerables a las inundaciones
producidas por el taponamiento de los drenajes, las cuencas de
los ríos Santiago-Cayapas, Ostiones, Mata, Río Verde, Muisne y
Esmeraldas, al norte del litoral ecuatoriano.

En la provincia de Manabí las cuencas de los ríos Chone y
Portoviejo son de alto riesgo. De igual forma los ríos
Jubones, Santa Rosa y Pangui, en El Oro. En Guayas, las
corrientes del Daule, Bulubulu y Jubones ya han causado
catástrofes.

Al centro de Rehabilitación de Manabí, CRM, se le asignó
cumplir con el mantenimiento y rehabilitación de albarradas,
reconstrucción de canales de riego, mantenimiento de presas y
limpieza de cauces de ríos, para lo cual deberá coordinar con
el Consejo Provincial de Manabí y los concejos municipales,
especialmente de Chone, Puerto López, Calceta, Tosagua y
Manta, considerados como vulnerables.

El presupuesto que se tiene para la rehabilitación y
mantenimiento de las obras es de 6.575 millones de sucres,
suma que puede ser revisada cuando se disponga de información
complementaria.

Sin infraestructura

Las inundaciones en varias ciudades del litoral ecuatoriano
son un peligro inminente por su ubicación a las orillas del
mar y de ríos tormentosos que causan destrozos materiales muy
significativos.

Las actividades que según Defensa Civil, deben realizarse en
la provincia son: el dragado de los ríos Chone, Carrizal,
Burro y Manta. Los requerimientos para el control de
inundaciones tienen un costo de 10.022 millones de sucres y
6.776 millones para el servicio de dragado a ejecutarse por la
Armada Nacional.

La situación se agrava en muchas urbes manabitas por su
obsoleta o ninguna infraestructura. En Portoviejo, por
ejemplo, el alcantarillado tiene una vida que bordea los
cuarenta años. Fue construido para servir a una población de
50 personas y, obviamente, es totalmente insuficiente para
servir a las casi 300.000 que residen actualmente en la
capital manabita.

7.000 millones en vías

Para prevenir y mitigar los posibles impactos en la
infraestructura vial, el Ministerio de Obras Públicas realizó
la siguiente programación para Manabí:

Reparación de cabezales de alcantarillado, calces de estribos
y pilas en puentes, compra de alcantarillas, construcción de
muros de gaviones y alquiler de equipos para encauzamiento,
todo a un costo de 1.293 millones de sucres.

La programación de mantenimiento y rehabilitación de caminos
vecinales está bajo la responsabilidad del Consejo Provincial
de Manabí. Este organismo requeriría para realizar una gestión
eficiente de 6.131 millones de sucres.

Pero no será tarea fácil. El equipo caminero de la Corporación
provincial es totalmente caduco. Además, de insuficiente. Y
qué decir de los concejos cantonales, todos sufren de un gran
déficit en este rubro.

Salud: las campañas

La programación para la prevención de brotes epidémicos abarca
campañas educativas sobre el tratamiento del agua potable,
residuos sólidos, higiene personal y control de alimentos.

También se implementa una campaña de información sobre la
forma de mejorar el medio ambiente y el manejo de drenajes,
así como programas de capacitación de personas e
inmunizadores.

Estas actividades de salud en Manabí tienen un costo de 193
millones de sucres y cuentan con el respaldo técnico del
Ministerio de Salud Pública y el Centro de Rehabilitación de
Manabí, CRM.

Un vector importante de la prevención en este ramo será la
campaña de vacunación antirrábica, que se inició en la
provincia de Guayas, pero que también se extenderá hasta todos
los cantones de la geografía manabita. Con este programa se
aspira a inmunizar a 500 mil personas. (Texto Tomado del
periódico El Comercio)



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990