El Intercambio De Programas De Estudio Es Posible


Publicado el 28/Diciembre/1998 | 00:00

Quito. 28 dic 98. La Universidad de Piura puede compartir
varios proyectos. Las áreas de apoyo serían hidráulica,
derecho, medio ambiente y rehabilitación infantil.

El pasado 26 de octubre, con la firma del acuerdo de paz entre
Ecuador y Perú, las fronteras se abrieron no solo para el
comercio, la economía, el turismo, el desarrollo social, sino
para la educación bilateral. Varios hechos lo evidencian.

Las opciones para mejorar la calidad de la educación son
muchas para los dos países. Ahora se habla de intercambios de
alumnos y profesores, de programas de estudio, nuevos
seminarios, desarrollo de proyectos conjuntos, pasantías en
las entidades que mantienen convenios con las universidades de
ambos países.

Los académicos creen que un termómetro sistemático para medir
el avance del proceso de paz es la educación.

En el evento denominado "Juntos hacia un encuentro compartido"
varios temas relacionados con la educación se presentaron como
una temática que tendrá que abordarse en el corto plazo.

La cita se realizó el 16 de diciembre y fue organizada por la
Universidad de Piura, Diario el Tiempo, la Asociación de
Cámaras de Comercio de Ecuador y Perú y PromPerú, cuya función
específica es promocionar al país vecino.

Si bien, fue un espacio para la opinión y el reconocimiento de
las sociedades, el sector educativo se mostró como una
necesidad mutua con problemas similares por resolver.

La primera alumna ecuatoriana que se graduó en la Universidad
de Piura es la actual Directora de Escuela de Comunicación y
Literatura de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador
(PUCE) con sede en Quito, María Graciela Crespo. Ella cree que
"por mucho tiempo se esperaba la paz y ahora la ruta -en la
educación superior- es más fácil para ambos países".

En junio pasado dos profesores y seis estudiantes de la
Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de
Piura participaron como expositores en la semana de
Comunicación y Literatura de la PUCE en Ecuador. En aquella
ocasión, un grupo de estudiantes ecuatorianos y peruanos
realizó prácticas periodísticas sobre el proceso de paz.
Luego, once estudiantes de Ecuador viajaron a Piura y
participaron en eventos que organizó el diario peruano El
Comercio.

Más que una presentación fue el comienzo para nuevas rutas de
integración, puesto que en la marcha se fueron descubriendo
problemas similares.

Según Ki Kyung Park, director de estudios de la U. de Piura,
los alumnos ecuatorianos que estudiaban en esa institución se
retiraron después de que se inició el conflicto de 1993. Con
ello se truncaron proyectos educativos trascendentes en ambos
países. "Las condiciones geográficas, económicas y culturales
nos obligan ahora a que resolvamos nuestros problemas que son
parecidos. Los estudiantes de Guayaquil, Loja y Machala no
tendrían dificultad de asimilar los proyectos del norte de
Perú y viceversa".

En la U. de Piura el factor del acuerdo de paz es clave. Los
múltiples proyectos que desarrollan sus estudiantes podrían
extenderse y fusionarse con nuevos alumnos del Ecuador.

El punto de partida es la autogestión, pues es parte de la
dinámica de la educación superior en Perú y hay una serie de
programas que podría aplicar o complementar el Ecuador. "Se
puede adaptar perfectamente a otras realidades cercanas", dice
Ki Kyung. Por ejemplo, la Defensoría del Pueblo en Perú recibe
a los estudiantes egresados de los últimos años de derecho
para prácticas en materia jurídica. La misión es respaldar a
la gente de escasos recursos para enfrentar problemas legales.

Asimismo, desde 1989 funciona un radar ST o "perfilador de
vientos" que permite estudiar la dinámica de los vientos de
altura y las alteraciones que están relacionadas con el
fenómeno de El Niño. Este forma parte de una cadena de radares
instalados por la Administración Peruana para la Atmósfera y
el Océano a lo largo del pacífico ecuatorial.

"El impacto del fenómeno climático se reduciría sin duda con
un trabajo técnico conjunto", expone un estudiante peruano.
Otro radar instalado es el denominado Boundary Layer Radar que
mide vientos a menor altura.

Además se realizan estudios geográficos y atmosféricos de la
Antártida y el polo sur, en donde Ecuador y Perú tienen
territorios soberanos.

Por ahora, la Armada Nacional de Ecuador maneja este tipo de
investigaciones, pero estas no cuentan con participación de
las universidades.

Otro proyecto universitario bilateral posible se basa en los
trabajos que ejecuta el Instituto de Hidráulica de la
Universidad de Piura.

Allí se realizan investigaciones con modelos a escala para
verificar los diseños de estructuras hidráulicas, como
desarenadores, bocatomas y represas. Entre los proyectos antes
elaborados consta el Chira-Piura para mejorar las condiciones
de la agricultura, el abastecimiento de agua potable, la
generación de energía eléctrica, recreación y el mantenimiento
biológico de la esa zona.

Dentro de los proyectos que se analizan en el acuerdo de paz
consta la construcción de una represa de generación eléctrica
en la zona limítrofe que podría aprovechar los ríos Puyango y
Tumbes.

Asimismo, el Centro de Rehabilitación Nutricional
Autogestionaria en Piura logró rehabilitar 120 niños piuranos
menores de tres años. El esquema del programa se adaptaría sin
dificultad en las provincias de Loja y El Oro.

Un poco de historia

De fuerte tradición católica * El fundador de la Universidad
de Piura es José María Escrivá de Balaguer, el primer Gran
Canciller del Opus Dei. Actualmente es una obra corporativa de
la Prelatura de esa institución. Inició sus actividades en
abril de 1969 y está ubicada el cálido desierto del norte del
Perú.

De alto nivel pedagógico * La institución cuenta con 39
doctores, 30 maestros, 22 profesores y 3.300 alumnos
distribuidos en 6 facultades.

Una polémica investigación * Entre las investigaciones
sociales de este centro educativo se destaca el caso de
políticas de control de natalidad que ejecutó el Gobierno
peruano en años recientes, con la supuesta esterilización de
más de 250 mil mujeres sin su autorización expresa ni
conocimiento. La denuncia estudiantil llegó a bloquear el
financiamiento que la AID (Agencia Internacional de
Desarrollo) de Estados Unidos por descubrir actos de violencia
contra la mujer y los derechos humanos.

Las pérdidas de energía eléctrica * En un departamento de
audiovisuales de la U. de Piura se diseño una investigación
que financió el gremio de Empresas Eléctricas Privadas del
Perú y descubrió el costo de las pérdidas para el Estado a
causa del contrabando de luz eléctrica en la zonas marginales.

Un radioprograma educativo * La campaña "Vamos a la Escuela"
realizada por Radioprogramas de la Facultad de Comunicación,
dirigido para zonas urbano marginales de Piura, Catacatos y
Curamori, comprende la entrega de textos escolares y la
estructuración de módulos de minibibliotecas para los niveles
primarios. El proyecto sería asimilable a la realidad
ecuatoriana.

Orientación legal a los marginales * En la población de Los
Algarrobos, de 18 mil habitantes, se instaló un consultorio
jurídico con permiso del Poder Judicial Peruano, para orientar
a los pobladores en materia legal.

Fuentes de energía alternativa * El proyecto de
"Electrificación rural mediante energía solar fotovoltaica",
con apoyo del Gobierno español, beneficia a 7 mil pobladores
de diez caseríos de Piura y lo diseñaron estudiantes.
Asimismo, se ejecutan proyectos de reforestación y protección
medioambiental. (Texto tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.