El general de las mil batallas ahora dialoga con el enemigo


Publicado el 03/Diciembre/2012 | 00:06

Perfil de óscar naranjo, exjefe de la policía de colombia

Es el único policía colombiano que ostenta el grado de general cuatro estrellas. Por 36 años combatió sin tregua a las FARC, con cuyos cabecillas ahora busca la ansiada paz

El nombre de Óscar Naranjo, exjefe de la Policía de Colombia, no es desconocido en Ecuador. El general fue incluido en el juicio entablado contra Juan Manuel Santos en octubre de 2009, cuando era ministro de Defensa de Álvaro Uribe, su exjefe y antecesor en la Presidencia del vecino país.

La Justicia ecuatoriana incluyó a Naranjo, exdirector de la Policía de Colombia, en la misma investigación en la que ordenó su captura, la de Santos y del jefe militar Freddy Padilla, tras el ataque a un campamento que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían instalado en Angostura, dentro del territorio ecuatoriano.

En la incursión armada, que se realizó el 1 de marzo de 2008 y causó el rompimiento de la relación diplomática por parte de Ecuador, murieron 25 personas; entre ellas, alias Raúl Reyes, exnúmero dos del grupo ilegal., Naranjo fue clave en el diseño de la estrategia para debilitar a las FARC desde que inició su carrera policial, hace 36 años. Fue un colaborador clave del expresidente Álvaro Uribe y luego de Juan Manuel Santos.

El 9 de junio pasado, dos días después de que dejó el cargo, la revista Semana, en un extenso artículo titulado "Los secretos del general" contó los 10 momentos más difíciles de su lucha contra el crimen organizado.

Mientras empacaba en su oficina, el general reveló a la revista las intimidades de esos momentos cruciales en su vida y en la de Colombia, como la caída del cartel de Medellín, la muerte de Pablo Escobar, la captura de Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, de Helmer "Pacho" Herrera; las acciones contra los carteles del Norte del Valle y de la Costa o el hallazgo de las caletas de alias "Chupeta", entre otras operaciones que tienen su impronta.

La prensa colombiana cuenta que, cuando tenía 19 años, dejó atrás la idea de ser periodista o sociólogo, pues, la sangre de policía corre por sus venas. Su padre, Francisco Naranjo, general (r) dirigió la institución en los ochenta.

Contra la mafia, el apellido Naranjo aparece detrás de los más importantes golpes al narcotráfico y, por cuenta de sus resultados, el general se convirtió en un consentido de agencias de inteligencia como la DEA, el FBI o la CIA. Pero, al mismo tiempo, se convirtió en el enemigo número uno de las organizaciones criminales.

Su esposa, Claudia Luque, y sus hijas Mariana y María Claudia (de 21 y 18 años), enfrentaron con él los riesgos de su lucha contra el narcoterrorismo. Varias veces intentaron asesinarlo y lo acusaron de tener nexos con el narcotráfico.

Incluso, el excanciller de Venezuela, Alí Rodríguez, lo acusó de ser socio del narco Varela.

Naranjo dijo fue una estrategia para sacarlo del mando policial.

También participó en los golpes más importantes contra la guerrilla, como la muerte de sus exjefes alias "Alfonso Cano", el "Mono Jojoy" y "Raúl Reyes".

En el diálogo con Semana contó que la detención de su hermano, Juan David, en Alemania, por supuesto tráfico de estupefacientes, lo impactó.

Tiempo después, alias Guacamayo, lugarteniente del narco Wílber Varela, uno de los líderes del Cártel del Norte del Valle, confesó que fue una trampa tendida por orden de ese capo.

Según el general, el plan inicial era asesinarlo pero optó por enlodarlo para minar su credibilidad.

Aunque el episodio fue aclarado, confiesa que fue lo más doloroso durante sus casi cuatro décadas de carrera.

Cuando estalló ese escándalo, en rueda de prensa, él mismo le contó al país lo ocurrido, puso su cargo a disposición y ofreció cooperar con la justicia. El Gobierno le ratificó su confianza.

Su antecesor en la dirección de la Policía, Rosso José Serrano, le reconoce una capacidad extraordinaria para la estrategia, una aptitud especial para el manejo de la inteligencia y un gran olfato para la investigación.

Diario El Tiempo lo define como el policía que combatió desde Pablo Escobar hasta "Los Comba". En 2010 fue declarado El mejor policía del mundo.

Tras su salida de la Policía, el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, lo designó asesor en seguridad y, además, dirige el Instituto Latinoamericano de Ciudadanía.

El 24 de noviembre se incorporó como negociador plenipotenciario del equipo que representa al Gobierno de Colombia en el diálogo de paz con las FARC, que tiene lugar en La Habana (Cuba).

Álvaro Uribe, acérrimo crítico de la negociación con las FARC, dijo que tiene todo el respeto y la gratitud por los generales Óscar Naranjo y Jorge Enrique Mora (también negociador oficial), pero agregó: "No puedo ocultar la preocupación por ver a nuestros excomandantes en negociación con el terrorismo".

La web mundoalinstante.com califica a Óscar Naranjo como el policía más destacado en inteligencia del mundo, que dirigía 140 mil uniformados. Una especie de superhéroe que lidera la lucha contra el mal. Ahora, su nuevo reto es apoyar el proceso que busca ponerle fin a casi 50 años de conflicto armado, cuyo mayor costo es 600 mil colombianos muertos. (MEVO-EFE-AFP)

Otras acciones cotra el crimen

Informes de prensa señalan que gracias a su labor en inteligencia, el Estado colombiano se anotó éxitos contundentes.

Por ejemplo, el desmantelamiento de la estructura de los carteles de Medellín, Cali y la Costa.

Naranjo fue también el primer director de la Central de Inteligencia de la Policía y la convirtió en una de las entidades más avanzadas y profesionales en Latinoamérica.

Como jefe de la Dirección de la Policía Judicial (Dijín) luchó contra el cartel del norte del Valle y persiguió a los paramilitares.

 



Actualizado por

1

jesalazar - en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990