El Borrador Del Plan Economico De Fidel Jaramillo


Publicado el 27/Julio/1998 | 00:00

Quito. 27 jul 98. El Ministro de Finanzas escogido por Jamil
Mahuad da las pautas de lo que serán sus políticas al frente
de los fondos del país. Habla de la estabilidad
macroeconómica, impulsar la inversión en sectores económicos
claves, reformas al régimen previsional actual y en materia
tributaria, así como mejoras en la infraestructura del país.

La semana pasada, en la reunión con el equipo de asesores
económicos del Presidente electo, el economista estadounidense
Jeffrey Sachs recibió un documento que contenía los trazos
generales del plan económico del próximo Gobierno. Este Diario
ofrece extractos del citado documento de trabajo del equipo
económico.

Un aspecto de especial interés al que se refiere el documento
es que la modernización laboral será notoria. Según el plan
inicial, un mercado laboral moderno y flexible permitirá
asegurar que la expansión económica se traduzca en crecimiento
acelerado del empleo y en la reducción de la pobreza. Además,
mantendrá la competitividad de la producción nacional y
reducirá la inflación.

Se requiere flexibilizar los contratos y jornadas. En materia
de unificación salarial, se ve necesario introducir el salario
mínimo unificado por hora y rever la política de
indemnizaciones y negociación colectiva.

El combate a la pobreza es urgente. Se necesita un esfuerzo
inmediato y contundente de apoyo a los más pobres,
permitiéndoles satisfacer sus necesidades básicas y adquirir
las capacidades para surgir.

Eso requiere que también la calidad del gasto social mejore,
pues actualmente está relativamente bajo y mal enfocado. Es
importante aumentar su cantidad.

En cuanto a subsidios, se debe privilegiar las herramientas de
promoción individual (educación, salud, vivienda y nutrición)
por sobre las transferencias de recursos generalizados. Por
ejemplo, eliminar el subsidio al gas, pero substituirlo por
subsidio a la vivienda o por un bono educacional.

Es decir que tal subsidio procederá en otra forma. Los
recursos estatales se canalizarán a través de subsidios a la
demanda, concentrados en los más pobres. Ejemplos: vivienda,
salud, medicinas y educación.

La descentralización será promovida. Donde sea posible
traspasar recursos y competencias a los gobiernos locales se
lo hará. La gestión podría entregarse a entidades privadas sin
fines de lucro.

Pero siempre la estabilidad macroeconómica será la base para
todo. La estrategia para la estabilización tiene alta
prioridad, pero no se hará a costa de sacrificar la equidad
social ni de crear desequilibrios importantes en otras
variables macroeconómicas como es el caso de mantener
altísimas tasas de interés reales o utilizar anclas sobre las
divisas que produzcan rezagos cambiarios insostenibles.

El Banco Central tendrá independencia absoluta. Esto permitirá
que la política monetaria será consistente con las necesidades
de liquidez de la economía, de manera congruente con el
objetivo de bajar la inflación y fortalecer los equilibrios
macroeconómicos fundamentales. Con ello, el programa monetario
y financiero será diseñado por las autoridades monetarias con
este mandato. La independencia del banco emisor debe ser
preservada y fortalecida. Como contraparte, se establecerán
mecanismos de rendición de cuentas del cumplimiento de dichos
objetivos.

Sobre el tipo de cambio se establece que se fijará con
realismo. Esta medida busca mantener un mercado monetario
unificado, para favorecer una política cambiaria flexible,
regulada por intervenciones estabilizadoras a través de
sistemas como las bandas o subastas. El centro de la banda
corresponderá a la mejor estimación técnica que el Banco
Central establezca para el valor del tipo de cambio real de
equilibrio en el mediano plazo.

La solidez patrimonial es imprescindible y será medida por la
Superintendencia de Bancos que deberá continuar con esfuerzos
para fortalecer la estructura de las instituciones
financieras, prevenir potenciales crisis y proteger a los
depositantes.

En la práctica se plantea la creación de un seguro de
depósitos más amplio diferente al que consta en la Ley General
de Instituciones Financieras, para evitar que los pequeños
depositantes sufran pérdidas inesperadas y existan etapas de
alto riesgo.

Otro punto trata sobre el desarrollo bursátil y la relación
del mercado financiero y de valores. Esta estrategia será el
instrumento clave que permitirá hacer más eficiente la
intermediación financiera y poner recursos a disposición del
pequeño empresario y del agricultor a tasas y plazos
razonables. A tal efecto, el papel de las entidades públicas
de financiamiento, en especial la Corporación Financiera
Nacional (CFN) sera decisivo. Además, se indica que el
desarrollo del mercado de valores viabilizará la
democratización del capital de las empresas.

Las salidas a la deuda externa serán distintas, puestos que el
Ministerio de Finanzas como el responsable de las políticas de
crédito llevará adelante una estrategia para aliviar el peso
del servicio de la deuda y suavizar el perfil de pagos, a
través de iniciativas oportunas de la llamada ingeniería
financiera.

Ecuador deberá solucionar el problema de la deuda con el Club
de París, en condiciones que reflejen la disposición del país
a honrar sus compromisos y sus posibilidades de pago.
Adicionalmente, se plantea priorizar y hacer una gestión más
eficiente de los créditos de las entidades multilaterales. Sin
embargo, la solución definitiva del problema de la deuda
pública aparecerá cuando el sector público ahorre más, la
economía crezca vigorosamente y el sector externo se
fortalezca progresivamente.

Finalmente, sostiene que el precio del crudo no traerá
sorpresas, pues se establece la creación de un Fondo de
Estabilización Macroeconómica. Este ente evitará los efectos
adversos de las caídas inesperadas en los precios del petróleo
a nivel internacional y generan en las cuentas externas y
fiscales del país.

Una apuesta a los esquemas para la eficiencia

La austeridad y la eficiencia son vitales * El programa
económico planteado por Fidel Jaramillo propone ciertas
acciones para conseguir un equilibrio en las finanzas
públicas. A tal efecto se basará en la mejora permanente de
los ingresos fiscales, la austeridad en el gasto, la
utilización más eficiente de los recursos públicos y la
modernización de la estructura administrativa del Estado.

La evasión será penalizada * Se exigirá la aplicación estricta
y honesta de los instrumentos jurídicos vigentes en cuanto al
cobro de tributos y el establecimiento de penas contra la
evasión, especialmente en las Aduanas.

La carga tributaria se basará en el consumo * Se establecerá
una reforma tributaria que amplíe la base de contribuyentes,
simplifique la estructura y la administración tributaria y
endurezca las penas para los evasores. Uno de los aspectos
claves es reducir la carga tributaria sobre el ahorro y
alzarla sobre el consumo. Además se procederá a ajustar otros
impuestos que distorsionan las cuentas fiscales o desestimulan
la actividad de los agentes.

La burocracia del Fisco será seleccionada * Se plantea una
reforma administrativa que contemple una más estricta
selección del personal, entrenamiento intensivo e
incorporación de mejoras tecnológicas para contar con un
sistema óptimo de registro, seguimiento de los contribuyentes
y de las cuentas públicas.

El petróleo proveerá ingresos * Se buscará el incremento del
volumen de exportación de petróleo a través de la ampliación
del Sistema del Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), la
construcción de un nuevo oleoducto y la optimización
administrativa y del uso de recursos en la estatal
Petroecuador y en todas sus filiales.

Los subsidios serán para los pobres * Se plantea la
sustitución de los subsidios generales por otros más
eficientes concentrados en la población de más pobre del
Ecuador. En otras palabras, se trata de focalizar el apoyo a
los más necesitados.

El gasto público tomará nuevos rumbos * Se reducirá el gasto
corriente y disminuirán las inversiones en aquellos sectores
que no corresponden al ámbito de acción estatal. Se procurará
hacer un uso más eficiente del gasto a través del mejoramiento
de los procesos administrativos y productivos de las
instituciones encargadas de la educación, salud, vivienda y
medio ambiente.

El Estado cambiará sus responsabilidades * Se reorganizará la
administración pública y se definirán las áreas de
responsabilidad del Estado.

El mecanismo con que se procederá será el de una modernización
que contemple la optimización de los recursos invertidos, con
la incorporación del sistema de administración por logros de
calidad, cobertura y eficiencia en el gasto.

Dicha reorganización implicará la optimización de personal en
las áreas en las que se considere redundante la acción de la
administración pública o en los sectores en los que existen
instituciones que realizan las mismas actividades.

La deuda será racionalizada * Se definirá una política de
endeudamiento público en general y de endeudamiento externo
específicamente que contemple objetivos de solvencia,
racionalización de la estructura de la deuda y optimización de
las condiciones financieras.

El nivel de endeudamiento debe garantizar la viabilidad de la
economía a mediano y largo plazos, en función de una
programación macroeconómica coherente con un equilibrio
fiscal.

El uso imaginativo de nuevos instrumentos financieros deberá
permitir reducciones en el servicio de la deuda externa.

Las aspiraciones son bastante ambiciosas...

Fidel Jaramillo sostiene que la producción crecerá con los
reajustes planteados para mejorar la situación de la economía
nacional.

El Producto Interno Bruto (PIB) per cápita pasaría de algo más
de USD 1.600 en 1997 a casi USD 2.200 en el 2002.

Esto será posible gracias al sostenido crecimiento que
experimentará la actividad económica, que según las
proyecciones del Ministro de Finanzas de Jamil Mahuad
alcanzará una tasa del 4 por ciento en 1999 y llegará al 6 por
ciento en el 2002.

El costo de la vida será controlado, pues la inflación será
finalmente abatida, reduciéndose paulatinamente hasta llegar a
niveles de un dígito.

El empleo se expandirá, el desempleo bajará a un promedio del
6,3 por ciento de la Población Económicamente Activa (los
cálculos actuales de la encuestadora Cedatos sostienen que
está en 13,8 por ciento), mientras que el salario real crecerá
a un ritmo anual del 3.8 por ciento.

El comercio externo también es un componente clave dentro de
la futura política económica. Las exportaciones superarán los
USD 7.500 millones en el 2002. De este monto, más de la
tercera parte serán productos no tradicionales.

El déficit en cuenta corriente será reducido. Las
importaciones serán de USD 6.500 millones. La cuenta corriente
convalecerá hasta alcanzar niveles razonables en un déficit
del 2.5 por ciento.

La deuda pública será controlada, los niveles de endeudamiento
neto se reducirán sustancialmente, fruto del saneamiento de
las cuentas fiscales.

La recaudación fiscal mejorará con base en el incremento de
los ingresos tributarios, en especial el Impuesto al Valor
Agregado, que será al menos el 4,4 por ciento del PIB hacia
finales del período de gobierno. El gasto corriente bajará en
un 2 por ciento. La inversión pública subirá hasta el 8 por
ciento del PIB, fundamentalmente por mayor inversión social.
El gasto corriente bajará en casi 2 por ciento del PIB.

La inversión privada tendrá un mejor espacio de acción. El
protagonismo del sector privado se reflejará en mayores tasas
de capital, que subirán en al menos tres puntos del PIB.
Similares alzas experimentará el ahorro privado.

La eficiencia estatal será una prioridad. De redefinirse, como
se propone, el papel del Estado en la economía, no solo que el
mayor crecimiento económico permitirá disponer de recursos
suficiente para incrementar cuantitativamente la inversión
social, sino que un Estado más eficiente y mejor orientado
permitirá mejorar la calidad de esos gastos.

De esa manera, el gasto social por cada habitante subirá en un
76 por ciento. Según las proyecciones pasará de alrededor de
USD 127 anuales en 1998 a alrededor de USD 220 anuales en el
2002.

Más inversión

* Las siete bases del programa * El crecimiento económico
tendrá sus bases en: estabilidad macroeconómica y equidad
social; reformas estructurales; desarrollo del mercado
financiero y de valores; seguridad jurídica y estabilidad
institucional; eficiencia en la gestión pública y en la
actividad privada; sostenibilidad ambiental y apoyo de los
principales organismos internacionales.

* Inversión privada canalizada * De manera urgente e
inmediata, se impulsará la inversión privada, nacional y
extranjera, en sectores clave, en especial petróleo,
electricidad, telecomunicaciones e infraestructura vial. Se
consolidará la iniciativa en las exportaciones. En el mediano
plazo, la elevación del nivel de ahorro público y privado,
permitirá aumentar y financiar de manera sostenida a la
inversión. Se dinamizará la producción industrial, minera,
agrícola, comercio y servicios.

* El Estado cambiará * Una economía que combine crecimiento y
equidad social requiere de un cambio profundo de la acción
económica del Estado, dejando a la iniciativa privada muchas
actividades y sectores. La utilización eficiente de los
recursos del Estado, en especial los provenientes de
asistencia internacional, y la promoción de un vasto programa
de inversión en capital humano, mejorará la productividad del
trabajador y su calidad de vida. En el corto plazo, se
conseguirán mejoras en la situación social del país, al tiempo
que en el mediano, la inversión en capital humano redundará en
mejores ciudadanos, más sanos y educados, más productivos y
respetuosos.

* Más ahorro e inversión * Una economía estable, abierta y
libre es el mejor estímulo para la inversión privada. La
reducción de la inflación y las tasas de interés, el aumento
en la disponibilidad de crédito y la mantención de un tipo de
cambio competitivo son condiciones necesarias para aumentar
cantidad y eficiencia de la inversión.

La seguridad jurídica, la estabilidad institucional y otros
elementos intangibles como la credibilidad y la confianza dan
éxito al impulso a la inversión.

* La acción estatal es complementaria * La inversión del
sector público como porcentaje del Producto Interno Bruto
(PIB) podría permanecer en niveles similares a los actuales.
Para ello, deberá crecer aproximadamente al ritmo de la
producción. Sin embargo, deberá incrementar significativamente
su eficiencia, a través de la priorización de proyectos de
alta rentabilidad económica y social, destinados a
complementar y no sustituir, a la inversión privada.

* El sector privado es protagónico * Se prevé la activa
participación privada nacional y extranjera a través de la
privatización, concesión o prestación de servicios en áreas
claves como la exploración, explotación, transporte y
distribución de hidrocarburos; la generación, transmisión y
distribución de electricidad; las telecomunicaciones básicas,
móvil y satelital; vías, puertos y aeropuertos; agua potable,
alcantarillado y otros servicios públicos. Este formidable
esfuerzo inversor deberá tener fuentes de financiamiento
adecuadas y sostenibles.

* El sistema previsional tendrá cambios * Otra fuente de
ingresos para el Estado es la reforma al sistema previsional.
Esta se basará en la separación clara del régimen de salud y
el de pensiones, la capitalización individual de los aportes
de los afiliados y la participación del sector privado en su
administración.

Esta iniciativa es urgente. Empíricamente, se ha demostrado
que ahorro, inversión y crecimiento son interdependientes.
Consecuentemente se debe hacer un esfuerzo paralelo y
simultáneo para desencadenar círculos virtuosos de mayor
inversión y mayor crecimiento, lo que genera mayores ingresos
y ahorro y a su vez permite mayor inversión, impulsando
nuevamente la expansión.

* El sector externo será atendido * Todos los sectores son
potencialmente ganadores en un proceso de crecimiento
acelerado. Pero, una economía pequeña y abierta necesariamente
tiene que orientar sus esfuerzos productivos hacia el sector
exportador, que dinámico y complementado con adecuadas
políticas económicas, especialmente la tributaria, estimula a
su vez el mercado interno, haciéndolo atractivo a la inversión
y producción nacional. El mantenimiento de la estabilidad
macro, la disponibilidad de financiamiento a tasas de interés
bajas y un tipo de cambio real competitivo y estable son las
bases para la expansión y diversificación del sector
exportador ecuatoriano. No obstante, se pueden aplicar
acciones para promover exportaciones, aceptables en el marco
del libre comercio y los acuerdos con la Organización Mundial
de Comercio.

* Las trabas arancelarias disminuirán * Se buscará un arancel
más bajo y uniforme, así como la eliminación inmediata de la
sobretasa arancelaria o cláusula de salvaguarda introducida
por razones eminentemente fiscales. A pesar de que el nivel
arancelario ecuatoriano es bajo, es todavía muy disperso y
genera tasas de protección efectiva muy elevadas para ciertos
sectores, lo que constituye un sesgo anti-exportador. Se
trabajará con los socios andinos para bajar los aranceles y
hacerlos más dispersos.

* La asistencia técnica está prevista * El Estado apoyará la
promoción en el exterior de la oferta ecuatoriana, liderada y
administrada ésta por el sector privado, contribuyendo para
este fin con cantidades iguales a las aportadas por el sector
privado. En similar espíritu, se puede constituir un fondo
privado para asistencia técnica, así como para desarrollo y
transferencia de tecnologías en el sector de bienes
exportables, en el cual, los ámbitos privado y público,
participen en proporciones iguales. El fomento a las
investigaciones agropecuarias, agroindustriales u otro sector
en el que se perfilen necesidades y oportunidades de
exportación, podría ser cofinanciado por el Estado.

* La infraestructura será mejorada * Una mejor dotación de
puertos y la construcción de los nuevos aeropuertos deberán
contribuir a reducir los costos de operación de la
exportación. La estabilidad macroeconómica, la dotación de
infraestructura básica y las reformas institucionales
beneficiarán también a las inversiones turísticas. (Texto
tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.